alt

Carlos Enrique Laidlaw

"Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta”

Sócrates

"El Estado debe conducir a la construcción de la Nación y, para conseguir éso, primero debe tener conciencia de su existencia y afirmarla"

El objeto del presente trabajo, basado en la realidad, es presentar un enfoque político de la misma, en función de conceptos filosóficos y científicos, vinculando al objeto político ontológico en su relación con el sujeto político del Estado.

LA INFORMACIÓN

La información constituye un conjunto de datos procesados y ordenados, para su mejor comprensión, que aportan nuevos conocimientos que resultan útiles, vigentes y confiables, para lograr la interpretación política de los mismos, en forma de preguntas, de acuerdo con la proposición:

a. ¿QUÉ ES LA ONTOLOGÍA?

La palabra ONTOLOGÍA es un neologismo acuñado en 1692 por el teólogo, Jean Le Clerc (1657-1736), usando las palabras griegas ὄντος (“ontos = el ser) y λογία (“logía” = estudio de) en síntesis es el Estudio del Ser

La Ontología, como disciplina, es una parte o rama de la Filosofía que estudia la naturaleza del Ser, la existencia y la realidad, tratando de determinar las categorías fundamentales y las relaciones del "Ser en cuanto ser", que responde al principio de Identidad ("lo que es, es lo que es"). Un principio clásico de la Lógica y la Filosofía, cuya finalidad se expresa en el primer epígrafe.

El término Ser se refiere, en Filosofía, a la esencia del Ser. Es el estudio de por qué existe y por qué  cambia, según el aspecto que se estudie. El principal problema de esta aproximación a la realidad está relacionado con el Ser Humano.

"Ser, es siempre el Ser de un Ente" pues no hay seres por sí solos, sino que el Ser se da siempre en un Ente y, por consiguiente, dentro de un conjunto de seres, porque según Aristóteles el hombre es un “animal político” una expresión que significa que el hombre se diferencia de los animales, entre otras cosas, porque vive en sociedades organizadas políticamente, en cuyos asuntos públicos participa en mayor o menor medida, con el objetivo de lograr el Bien Común: la felicidad de los ciudadanos

Tanto el Ser como el Ente, son cosas que poseen existencia y  autonomía.

El término Ente, del latín “ens”,  es un concepto filosófico que remite a lo que es, existe o puede existir.

Un Ente participa del Ser y tiene propiedades (atributos o cualidades) que, como tal, le son propias y permiten conocer su naturaleza.

La Ontología, interesa a diferentes clases o tipos de denominaciones, pero a los fines establecidos en el Título interesa solamente a la denominada “universal”, llamada así porque tiene propiedades, atributos o cualidades particulares, tal como es Estado.

De allí que interese, definir y determinar cual este Ente y sus partes constitutivas, mediante las siguientes preguntas:

b. ¿QUÉ ES EL ESTADO?

EL Estado es la sociedad política y jurídicamente organizada capaz de imponer la autoridad de la ley en su interior y afirmar su personalidad y responsabilidad frente a las similares del exterior.

Por su parte según Max Weber  (1919) es “aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el “territorio” es elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el “monopolio de la violencia” física legítima”. “Lo específico de nuestro tiempo es que a todas las demás asociaciones e individuos sólo se les concede el derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del “derecho” a la violencia.” [1]

De tal concepto surge la actual denominación de Seguridad Nacional, para enfrentar los conflictos y amenazas de la realidad actual, caracterizada por el desorden y el desborde de la violencia de grupos organizados o individuos aislados que responden a determinados Fines Políticos contrarios a la paz social y la vigencia de las Instituciones.

El conocimiento sistemático y ordenado del Estado y sus derivaciones, en su carácter de Ciencia Social que estudia la realidad política está relacionado con la Filosofía Política y la Ciencia Política, conformando una Teoría Política, para su posterior aplicación en la Acción Política. [2]

Establecidos los conceptos básicos del Estado y sus relaciones, corresponde considerar cada una de sus partes:

(1) ¿CUÁLES SON LOS FINES DEL ESTADO?

Los Fines del Estado son constituir una sociedad justa, promover el aprovechamiento sostenible y responsable de los recursos naturales, consolidar la unidad del país, preservar el patrimonio histórico y la cultura, mediante una Acción Política que el Gobierno adapta a la realidad del presente, de acuerdo con la Ética Política.

(2) ¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES DEL ESTADO?

Una función es una potestad de poder hacer (ejecutar acciones), previa toma de las decisiones adecuadas, asignada al Ente determinado, para desarrollar las atribuciones propias de éste, considerando que una atribución, es un deber concedido al Gobierno de un Estado para alcanzar determinada finalidad.

Las funciones principales del Estado están dirigidas al Desarrollo Nacional y a la Seguridad Nacional que son las estructuras de Poder sobre los cuales se asienta una determinada población, en un territorio

(3) ¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

Según el criterio aristotélico de la Filosofía Clásica  se distinguen cuatro causas que son, por orden de importancia:

La causa final que es “el fin que se procura o la realidad hacia la cual algo tiende a ser”, esto es la razón para la cual existe el Estado, cuya determinación se encuentra en los Objetos del Preámbulo de la Constitución Nacional (CN),  que constituyen el fin común publico de la comunidad.

La causa eficiente es “el principio del cambio o la condición que condiciona el propósito”, la cual es la propia naturaleza humana, inclinada a vivir en sociedad. Cada grupo social se organizará políticamente de un modo determinado, conformando una Estructura Política, dada la libertad insita en el hombre.

La causa material es “aquello de lo cual surge algo o mediante lo cual llega ser su elemento primario”, que es el conjunto de las personas humanas que integran la sociedad como necesidad de su propia convivencia.

La causa formal es “la idea o paradigma plasmado en el Poder y el ordenamiento jurídico que proporciona la constitucionalidad orgánica finalista”, esto es la materia que conforma su organización  como unidad, dado que el grupo social político necesita de ella para su convivencia pacífica, que determine los deberes y derechos que se asignan recíprocamente los miembros de la sociedad, a través de un documento esencial y trascendente que, cual Carta Magna, se materializa en una Constitución Nacional, que el mismo acepta respetar.

(5) ¿CUÁLES SON LOS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE UN ESTADO?

Ellos son:

Territorio, que es el espacio físico en donde los individuos conviven en sociedad, constituye uno de los elementos esenciales del Estado. El territorio es  necesario para que el Estado realice sus funciones y cumpla sus fines. El territorio es fuente de recursos, ámbito de desarrollo de actividades, hábitat de la población y se proyecta como parte del ecosistema terrestre.

Población, que es aquel grupo formado por personas que viven en un determinado lugar y la cual desempeña, desde el punto de vista jurídico, un doble papel. Puede ser considerada como objeto o como sujeto de la actividad estatal.

Poder Político, que es aquella facultad o potencia política  que tiene el aparato institucional para imponer  en la sociedad el cumplimiento y la aceptación de las decisiones del Gobierno u órgano ejecutivo del Estado. La teoría jurídica moderna identifica Poder con Soberanía y Organización Jurídica del Estado-Soberanía es la que esta asociada el derecho que ostenta un Estado para ejercer la autoridad en un cierto territorio el ejercicio de su Poder Nacional. La violación de la soberanía de un país puede tener trágicas consecuencias, entre ellas un conflicto bélico (Soberanía externa) o conflictos internos, hechos ejecutados por medio de la violencia (Soberanía interior)

Organización Jurídica del Estado es el sistema de normas que rigen la organización legal en un determino lugar y época, compuesta por la Constitución (la norma suprema de un Estado) los Tratados y Códigos, Leyes u otras normas de valor jurídico, cuya debida aplicación asegura la paz interior.

Gobierno es la autoridad que dirige una unidad política y cuya función es la de administrar y controlar el Estado y sus instituciones, ejercer autoridad y regular la sociedad. Requiere legitimidad de origen y legitimidad de ejercicio. Representa al Estado y actúa en su nombre.

2. LA INTERPRETACIÓN

La interpretación es el proceso que consiste en comprender la esencia de una Información compleja para deducir el sentido y las acciones resultantes que deben llevarse a cabo.

La complejidad de la Información precedente reside en el hecho de reflexionar sobre la relación de los términos que configuran el Título del trabajo.

Un Ente, tal como es el Estado que participa del Ser ontológico y tiene propiedades (atributos o cualidades) que, como tal, le son propias y permiten conocer su naturaleza, tal como se expresa en el apartado b) de LA INFORMACIÓN.

Para profundizar el conocimiento es necesario acudir a la Filosofía, en tanto ella distingue al “Sujeto” “como un ser dotado de conciencia y de voluntad, que conoce y actúa en conformidad con sus propios designios”, tal es el Estado, ejercido por un Gobierno responsable político de ejercer el Poder del mismo y la Administración General del país.

Al sujeto se contrapone, filosóficamente, el “Objeto”, “como una cosa exterior hacia la cual se dirige la conciencia” y la actividad del Gobierno que procura acrecentar las condiciones de bienestar, seguridad y libertad para el disfrute de los valores sustantivos de la vida social de la población, dentro de su territorio, mediante la Acción Política.

El Gobierno es la autoridad gobernante de una unidad política que tiene por objeto dirigir, controlar y administrar las instituciones del Estado correspondientes así como regular la sociedad política que la integra, dentro de su territorio, y ejercer la autoridad del Poder Ejecutivo, de acuerdo con la Constitución y, en especial, cumpliendo los Fines Nacionales Constituyentes del Preámbulo (denominados simplemente “objetos”) que constituyen la esencia de su hacer y como norma para su conducta.

El Poder Ejecutivo, en cualquier nivel, es un órgano constitucional y en consecuencia requiere legitimidad política de origen y de ejercicio.

La legitimidad política de origen y ejercicio se obtiene, dentro de un Estado, cumpliendo con la serie de normativas y procedimientos que dotan de autoridad a las personas para participar de una elección nacional, en sus diferentes niveles políticos, del cual surgen los funcionarios políticos.

Lo contrario, la ilegitimidad política en ambos conceptos, trae como consecuencia una crisis de legitimidad que deriva en una crisis política, pues los ciudadanos, al desconocer la legitimidad de quienes ejercen el poder político, se verían impelidos tampoco a conocer u obedecer su mandato.

Por su parte, la crisis política es un proceso donde se altera o rompe el normal funcionamiento del sistema político y de las relaciones entre los actores políticos y sociales que lo componen, produciendo, durante un determinado periodo de tiempo, momentos de incertidumbre e inestabilidad institucional, hasta producirse el reacomodo del sistema a las nuevas condiciones.

La legitimidad política de origen nace del concepto de Representatividad establecido en la Constitución, denominada comúnmente Democracia.

La legitimidad de ejercicio es cumplir con los Fines Nacionales Constituyentes del Preámbulo y la propia Constitución, haciendo cumplir las leyes que reglamentan su ejercicio que promueva o sean aprobadas por el Congreso

Un Gobierno que tiene legitimidad de origen, por diferentes razones, puede caer en una ilegitimidad de ejercicio por diferentes razones:

En materia de Desarrollo Nacional que incurra en los siguientes tipos de circunstancias:

  • De carácter económico financiero: i) Importante deuda externa; ii) Inflación; iii) Intereses elevados que afectan a la producción; iiii) Numerosos subsidios a servicios públicos; iiiii) carencia del valor de la moneda nacional que da origen a operaciones nacionales en moneda extranjera, etc.
  • De carácter social: i) elevado índice de pobreza; ii) elevado porcentaje de indigencia; iii) desocupación; iiii) proliferación de ocupaciones ilegales de casas y terrenos; iiii) falta de servicios de agua corriente y cloacas; iiiiii) escasez de viviendas etc.

2)   En materia de Seguridad Nacional: i) ausencia del monopolio de la violencia física legítima en asuntos de Seguridad Pública; ii) elevados costos en vidas y bienes como consecuencia de la violencia radicalizada individual o por grupos de delincuentes comprometidos con intereses particulares o políticos; iii) incremento del narcotráfico a pesar de algunas acciones policiales contra el mismo; iiii)elevados números de manifestaciones políticas y de las mal llamadas “organizaciones sociales”, altamente politizadas, que cortan calles y avenidas a discreción por reclamos de aumentos de subsidios; iiiii) numerosas marchas por cualquier motivo político en plazas y lugares de tránsito, por donde se desplazan causando destrozos y falta de seguridad; iiiiii) indiferencia en el mantenimiento de la Soberanía Interna, terrestre, marítima y aérea, totalmente controlada por organizaciones delictivas vecinas o barcos de países extraterritoriales, etc.

En síntesis, la Ontología -representada en forma organizada- como la Población está íntimamente relacionada con el Estado, representado por un Gobierno con Poder dentro de un territorio, en el cual ejerce su Soberanía y debe tener conciencia de su existencia y afirmarla porque es responsable de su bienestar y su libertad, así como de su paz interior, para lograr la unión nacional y afianzar la justicia, que constituye un valor fundamental, necesario para  mantener la armonía  entre los integrantes de Estado.

REFERENCIAS

[1]  Weber, Max; “La política como vocación”; Alianza Editorial 2009, Trad. Francisco Rubio Llorente; Páginas. 83-84.

[2]   La FILOSOFÍA POLÍTICA se ocupa de temas y problemas relacionados con el estudio y el análisis de los fenómenos políticos, desde una perspectiva normativa-prescriptiva. Algunos de esos temas son: el origen y las formas de la organización del Poder Político, el estudio de las Instituciones Sociales y la consideración de las normas, principios y valores que las justifican.

La CIENCIA POLÍTICA, es la disciplina que estudia y analiza los fenómenos políticos, desde el punto de vista práctico cuya actividad se desarrolla teniendo en cuenta las 3 operaciones del espíritu, según Aristóteles: El Saber (theoréin), el Hacer (prattein) y el Crear (poïein) Políticos. a fin de establecer un sistema de organización social donde se destaca el bienestar general y la seguridad, de la población en un determinado

Otras disciplinas permiten conocer, explicar, estudiar y analizar la realidad en la cual se desenvuelve un Estado y permite plantear Políticas que influyan de forma positiva en una sociedad.

Ellas se relacionan con la TEORÍA POLÍTICA que trata, por su parte, diversos temas como lo son: 1) La determinación de la naturaleza del ESTADO; 2) El estudio de su organización y funcionamiento; 3) La determinación de sus fines y función social así como la propia justificación para su existencia. Es el análisis normativo de los marcos institucionales.

La ACCIÓN POLÍTICA, finalmente, como principal actividad gubernamental, es el conjunto de actos dotados de sentido y significación política, o sea relacionados con la conquista y ejercicio del poder, para la construcción de un orden social deseable según la idea de quienes los realizan. Normalmente procura acrecentar las condiciones de bienestar, seguridad y libertad para el disfrute de los valores sustantivos de la vida social (poder, respeto, rectitud, riqueza, salud, educación, habilidades, afecto) para el individuo, su grupo o la sociedad en su conjunto

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente