alt

Pepe Escobar

Mientras los perros de la guerra ladran, la Antigua (y Nueva) Ruta de la Seda se prolonga eternamente, y una civilización con una larga y orgullosa historia sigue adelante con su vida.

En el momento en que uno pone un pie en las calles de Mashhad, el olor a azafrán en el aire y una fina brisa emanando de las montañas, lo golpean; uno se encuentra en el corazón de la Antigua Ruta de la Seda y la nueva Iniciativa del Cinturón y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés). 

Hacia el este, se encuentra la frontera afgana a sólo tres horas de viaje por una excelente carretera. Al norte, la frontera de Turkmenistán se halla a menos de cuatro horas. Al noroeste está el Mar Caspio. Al sur está el Océano Índico y el puerto de Chabahar, el punto de entrada para la versión india de la Ruta de la Seda. El ferrocarril de Teherán a Mashhad está siendo construido por los chinos.

Un grupo de nosotros, incluyendo a amigos estadounidenses, cuyas visas fueron aprobadas en los niveles más altos del gobierno iraní, nos habíamos reunido en Mashhad para la Conferencia Nuevos Horizontes de pensadores independientes. Inmediatamente después de una tormenta, estaba en una furgoneta de camino al espectacular santuario del Imam Reza con Alexander Dugin, a quien los sospechosos de siempre aman describir como "el filósofo más peligroso del mundo", o el Rasputín de Putin.

Tiempo de debate y discusión

Debatimos en profundidad, aunque no sobre geopolítica, sino... sobre bossa nova. Terminamos con Sun Tzu y Machiavelli, comenzamos con Tom Jobim y Joao Gilberto.

En la conferencia, después del almuerzo, algunos de nosotros decidimos comenzar nuestro propio debate geopolítico, sin cámaras, ni micrófonos encendidos. Dugin amplió sobre lo que podría ser la multipolaridad; no se trataría de universalidad; sino de pluriversalidad; un reino de antropología pluralista en el que todos los polos son soberanos. Debatimos acerca de las trampas de la identidad euroasiática, la identidad islámica, los subpolos, la India, Europa y África.

Unos minutos más tarde, el académico iraní Blake Archer Williams (su seudónimo) profundizó acerca de "La comunidad sagrada del Islam chiíta y su dispensación del pacto".

Karaj es una ciudad bulliciosa de tres millones de habitantes, a una hora de Teherán por autopista. Una mañana temprano entré a la habitación de una hawza, un seminario islámico.

En mis viajes anteriores había visitado hawzas en Qom, pero nunca una escuela únicamente de mujeres. Esta escuela alberga a 2.275 alumnas activas de toda la provincia de Alborz hasta el nivel de doctorado. Estudian filosofía, psicología, economía y política. Después de graduarse, algunas se irán al extranjero, para enseñar en naciones islámicas y no islámicas.

Nuestra sesión de preguntas y respuestas es estimulante. Muchos de mis interlocutores ya son profesores, y en su mayoría se convertirán en académicos. Sus preguntas son ingeniosas; algunos están extremadamente bien informados. Hay mucho afán de conocer cada detalle de la vida en Occidente.

Elevados estándares académicos

Al día siguiente visité la Universidad Islámica Azad; tiene más de cuatro millones de egresados, 1.4 millones de estudiantes actuales, 29.000 miembros de la facultad, 472 campus y centros de investigación y 617 escuelas secundarias afiliadas. El campus de Karaj es el segundo más importante en Irán.

Es una experiencia extraordinaria. El campus de la ladera puede que no sea UCLA, pero avergüenza a muchas universidades prestigiosas de toda Europa. Sin mencionar las tasas de matrícula anuales, en un promedio de 1.000 dólares. ¿Sanciones? ¿Qué sanciones? Puede que la mayoría de los equipos sean de la década de 1980, pero tienen todo lo que necesitan. Como atestigua el jovial maestro arquitecto Alí Kazemi, que pasó 16 años en París después de graduarse en Nanterre, el nivel académico es muy alto.

El rector Mohammad Hasan Borhanifar, anteriormente de la Universidad de Kirguistán en Bishkek, abre todas las puertas del campus. Fui guiado por Mohammad Hashamdar, de la Facultad de Lenguas. Hablé con los decanos de todas las facultades y tuve una entrevista con los estudiantes, principalmente acerca de relaciones internacionales.

Incluso antes de la proclamación de las "sanciones más duras de la historia", todos querían detalles sobre el nuevo modelo de guerra financiera del Tesoro estadounidense, aún más mortal que una guerra caliente. En poco más de dos meses, la compra de dólares estadounidenses, acero, carbón y metales preciosos, será prohibida; no habrá más importaciones iraníes a Estados Unidos, y las industrias de la aviación y automovilística estarán sancionadas.

Es posible que Airbus tenga que cancelar pedidos multimillonarios de Irán. Un profesor de informática me dijo que Irán puede comprar excelentes aviones fabricados por Sukhoi. ¿No habrá Peugeot? "Compraremos Hyundai".

Mis interlocutores me informaron sobre las inversiones de Total, Airbus, BASF, Siemens y Eni: su filial Saipem, firmó un acuerdo de 5.000 millones de dólares con la National Iranian Oil Company (NIOC) para desarrollar yacimientos de petróleo y gas y, en última instancia, suministrar energía a Europa. Ellos confirmaron que si Total se retira del desarrollo de la undécima fase del yacimiento de gas South Pars, el CNPC chino (Corporación Nacional de Petróleo de China) asumirá el puesto.

Casi el 70% de las exportaciones iraníes de petróleo van a China y Asia, y un 20% a Europa. Casi el 90% de lo que la UE compra a Irán es petróleo, el cual es enviado principalmente a España, Francia, Italia, Grecia, Alemania y los Países Bajos. Irán sigue siendo EL Gran Premio, como bien sabía Dick Cheney; con unos asombrosos 45 billones de dólares en reservas de petróleo y gas.

Un amplio patrimonio genético

Me alarmé un poco cuando, mientras hablaba con el imán de las oraciones del viernes (que es el representante actual del Alí Jamenei en Karaj), él no tiene ni la menor idea de las Nuevas Rutas de la Seda. Así como la antigua Ruta de la Seda permitió que budismo fertilizara la cultura china; está última, Irán e India están destinados a fertilizarse mutuamente otra vez. Imagínese un laboratorio trans-euroasiático, equipado con un amplio patrimonio genético y una armada joven y bien cualificada en busca de soluciones creativas.

El infierno de la autopista de Los Ángeles palidece en comparación con estar atrapado en un embotellamiento monstruoso de tres horas desde Teherán hasta Karaj, a sólo 25 kilómetros. Incorporé debidamente una imprecación persa a mi vocabulario; kharab beshe, que en una traducción educada significa "ir a ningún lado". Me perdí de la requerida cena geopolítica con el profesor Marandi de la Universidad de Teherán; pero la hicimos más tarde por Whatsapp, al igual que MBS y Jared Kushner.

La vida diaria en Teherán, una ciudad congestionada hasta la muerte, con 17 millones de habitantes, básicamente revela el nivel de vida de una nación emergente de nivel medio. Todo el mundo tiene un coche, y los teléfonos inteligentes y el wi-fi son omnipresentes. Paralelamente, en todos lados sentimos insinuaciones de una civilización persa que se jacta de tener una historia fabulosa, de al menos un milenio antes de que naciera el Islam. Y cuando hablamos con la élite intelectual secularizada, está claro que para ellos, en comparación, los árabes no son más que problemas.

Donde quiera que vaya, estoy de vuelta en los años 70; la infraestructura parece tener décadas de antigüedad, pero todo funciona. A excepción del tiempo. Irán también podría ser la tierra del realismo mágico 2.0, donde lo inesperado sucede cuando toda esperanza ya ha sido pérdida.

Una generación joven e inteligente

En Mashhad, fui el invitado de un programa de debates políticos por canal Khorasan TV, en un estudio inmaculadamente preservado de los años 70. Sí, este es el corazón del legendario Khorasan, "donde sale el sol", que paralizó a Alejandro el Grande. Me pasé media hora examinando el PAIC (Plan de Acción Integral Conjunto); mi traductor es un experto sobrecalificado en importación y exportación. El gran éxito de Khorasan TV es un espectáculo policial al estilo estadounidense que básicamente cubre accidentes de tráfico en tiempo real; después de todo, la tasa de criminalidad es insignificante.

Por ahora, la inflación real se sitúa en el 16% anual. La inflación de divisas es mucho mayor. El desempleo juvenil real es de un elevado 30%, en un país de 80 millones de habitantes donde la edad promedio es de 29 años y el 40% de la población tiene menos de 24 años. Uno de mis traductores en Karaj, Alí, tiene 24 años; está desempleado, aprendió inglés viendo DVDs y no puede permitirse alquilar su propia casa.

Bajo la nueva devaluación del rial, el salario medio regional cayó a unos $250 dólares mensuales. Uno no puede alquilar un apartamento de 40 metros cuadrados cerca de la Universidad de Azad por menos de $200 al mes.

Me detuve a comer una pizza a media noche en Mashhad. La cuenta muestra una impresionante cantidad de 200,000 riales; que es un poco más de $3. El euro en el mercado negro aumentó a casi 80,000 riales.

Redes sociales

Telegram ha sido bloqueado, pero aún así, todos utilizan tanto Telegram como WhatsApp. Algunas VPN funcionan, otras no. El bloqueo no está necesariamente vinculado a la propagación de rumores antigubernamentales durante las protestas callejeras de enero, que en realidad comenzaron en Mashhad.

Elaheh, que hizo su maestría en idiomas en Francia; Bojan, que tiene un doctorado en economía de la Universidad Estatal de San Diego; o Ayoub Farkhondeh, que trabaja en estudios sobre el terrorismo, en el instituto de investigación Habilian, se divierten con la "extraña" cobertura de los medios occidentales de comunicación acerca de todo lo relacionado con Irán.

El análisis de personas bien informadas tanto en Mashhad como en Teherán tiende a calificar las protestas como esencialmente disturbios del FMI, que ocurren cuando el Consenso de Washington obliga a los gobiernos a reducir los subsidios. Las verdaderas revoluciones, en Irán, involucran a clérigos, intelectuales de clase media y a los comerciantes.

Esta vez la atención se centró en la base de la sociedad; la clase obrera en las pequeñas ciudades provinciales. Millones de personas en Irán, después de todo, dependen de los salarios y subsidios del gobierno. En contraste, Rouhani y su equipo son esencialmente neoliberales.

Por supuesto, hay críticas al gobierno, dirigidas más hacia los clérigos que hacia el equipo neoliberal de Rouhani. Los empresarios me hablaron de una corrupción incalculable a nivel ministerial, pero es virtualmente imposible verificar los números. Los Pasdaran, como se conoce al IRGC (Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica), continúan controlando gran parte de la economía y gestionando un sistema de bienestar y clientelismo que distribuye favores a millones de personas, pero que también impone un riguroso control social.

A la vez, mirando a Irán desde su territorio y no desde una cabina sin ventanas en Washington, está claro que el plan del asesor John Bolton del NSC (Consejo de Seguridad Nacional), de revivir a los Mujahedin-e Khalq, conocidos como MEK (Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán), para lograr una revolución de color, fracasará miserablemente. El MEK es despreciado universalmente. La sociedad iraní no culpará ni a Jamenei ni a Rouhani por la guerra económica que se aproxima.

Europa en el punto de mira

La cortesía, la hospitalidad y la gracia persa siempre dan una impresión conmovedora al visitante. Todo eso combinado con una obsesión con la imagen que Occidente tiene de Irán. Este último no busca el "aislamiento"; son las políticas de Washington las que lo aíslan.

Por lo tanto, no es de extrañar que Europa esté en el punto de mira. La UE activará una ley de 1996 que prohíbe que las empresas europeas cumplan con las sanciones de EE.UU., protegiéndolas "contra los efectos de la aplicación extraterritorial de la legislación adoptada por un tercer país". Aún así, la pregunta es omnipresente: "¿Los europeos se pondrán de nuestro lado o del de Estados Unidos?"

Paralelamente, los iraníes no quieren ser como Occidente. Y la mejor manera de comprenderlo es visitando el santuario del Imam Reza una y otra vez: fui temprano por la mañana, después de una tormenta por la tarde, y a la noche.

El santuario del Imam Reza, conocido como Astan Qods-e Razavi, es una maravilla envuelta en cúpulas doradas y turquesas, con alminares lujosos y 12 patios distribuidos sobre un millón de metros cuadrados. En él se encuentra la mayor ONG iraní; una estructura administrativa centenaria que abarca ocho directorios generales, más de 50 empresas industriales, agrícolas y de servicios, más de 15 instituciones culturales y de investigación y más de 12.000 estudiantes.

La biblioteca del siglo XII en el santuario es una de las más antiguas del mundo, junto con Alejandría, el Vaticano y Topkapi. Ruhollah Jomeini ordenó su preservación. La biblioteca pública cuenta con cuatro millones de libros en más de 90 idiomas. Incluso hay un laboratorio para "curar enfermedades de libros". Mashhad dirige una biblioteca en la India y un centro de documentación con más de 18 millones de documentos, incluyendo un documento de 1.300 años de antigüedad vinculado al Imam Ali.

Antes de partir en un vuelo nocturno a Doha, visité el santuario por última vez con dos excelentes observadores italianos, cargados de historia: el as del periodismo Giulietto Chiesa y el escritor Roberto Quaglia. Era el primer día del Ramadán. Nos quedamos sin palabras frente a la mezcla de belleza estética, iluminación espiritual y la diversión sin más.

Familias enteras se reúnen, improvisan un picnic, charlan, se sacan fotos y los niños vagan por ahí jugando. En lugar de estar pegados a una versión poco fiable del Gran Hermano como hace la mayoría de la gente en occidente, ellos prefieren vivir su vida en un santuario. De hecho, es un "tercer día" orgánico, como me dijo un informante del gobierno en Teherán.

En tanto, un tren chino serpentea de Mongolia a Teherán llevando semillas de girasol. Mientras los perros de la guerra ladran, la Antigua (y Nueva) Ruta de la Seda se prolonga eternamente.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS