alt

Marina Valero

(España) - La compañía aprovecha el escaparate de las farmacias para promocionar su café ecológico, bebida de arroz y zumo de manzana bajo el eslogan de 'saludable', pese al escepticismo de algunos expertos

Coca-Cola vuelve a los orígenes. "La bebida nació en una farmacia y no se inventó para envenenar a la gente", solía decir Marcos de Quinto. El que fuera vicepresidente mundial y responsable de Marketing de la empresa hasta mayo de 2017 defendió su territorio después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propusiera gravar las bebidas azucaradas con un tributo del 20%. Han pasado casi dos años desde aquello y no solo no hay impuesto en España, sino que las farmacias han abierto la puerta a ese tipo de productos.

Las bebidas vegetales de arroz, soja, avena o almendra con zumos de frutas (marca Ades), el café o té 'bio' listo para consumir (Honest) o el zumo de manzana carbonatado Appletiser son la gran apuesta de Coca-Cola este año: ya están presentes tanto en supermercados como en la entrada de algunas farmacias, para asombro de las organizaciones de consumidores. El líder de las burbujas se sumó a la moda 'healthy' en abril, aprovechando que el mercado de las bebidas ecológicas había crecido un 17% en el último año y tras constatar que tres de cada cuatro consumidores están preocupados por su dieta.

"Estamos buscando nuevos espacios y canales para llegar al consumidor", justifican fuentes de Coca-Cola tras confirmar que no es la primera vez que trabajan mano a mano con las farmacias. De hecho, ya existen neveras con café ecológico Honest, bebidas vegetales Ades, refrescos Aquarius (del mismo fabricante) o incluso palés de Coca-Cola Zero, un hecho que sorprende a los propios farmacéuticos consultados por este periódico. ¿Acaso todo vale en las farmacias? ¿Qué mensaje se está mandando a los ciudadanos?

También es chocante para la Fundación Española de Nutrición (FEN), desde donde dejan claro que las citadas bebidas no son en absoluto terapéuticas. "No deberían tener cabida en las farmacias. Empiezan ofreciendo barritas o batidos milagrosos y acaban vendiendo Coca-Cola", añade Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Esta organización de consumidores también se muestra muy crítica con "la carta de legalidad" del Gobierno a los productos homeopáticos, que podrán seguir siendo vendidos por farmacéuticos pese a que la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, reconoció que no existe evidencia científica de que curen.

"Estamos completamente en contra de la venta de este tipo de productos en las farmacias (...) Está fuera de lugar y no responde al trabajo que están desarrollando estos establecimientos sanitarios, con una hoja de ruta definida hacia una labor más asistencial, centrada en las necesidades sociosanitarias de los pacientes, que proporciona servicios para mejorar el resultado de la farmacoterapia y la salud pública", sostiene Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

No obstante, ni Coca-Cola ni los farmacéuticos están cometiendo una ilegalidad, puesto que el primero no incluye 'de venta en farmacias' en su letra pequeña y los segundos, de momento, no deben lidiar con una regulación restrictiva. El Confidencial se ha puesto en contacto con el Ministerio de Sanidad para averiguar si planea endurecer la ley o intensificar los controles, tal y como piden Facua y los profesionales sanitarios, pero aún no ha recibido respuesta.

"Las marcas quieren potenciar una imagen de salud, belleza, estética o delgadez; echan mano de las farmacias" para reforzar ese mensaje y hacer que cale en los clientes, indican fuentes del sector tras plantear que esos centros cada día se parecen más a las grandes superficies.

En ellas ya se venden cremas reductoras, barritas energéticas, batidos, cepillos de dientes, toallitas, cuchillas de afeitar, plantillas, compresas, vitaminas, complementos alimenticios, caramelos, cacao de labios, champú... y todo aquello que tiene cabida en la sección de parafarmacia de cualquier centro comercial.

Coca-Cola no es la única que se ha sumado a esta estrategia. Véanse otras grandes multinacionales como L'Oreal o Nestlé, que acaba de lanzar sus primeros productos 'bio' en España: se integrarán en la gama de alimentos infantiles Naturnes, tomate frito Solís, café molido Bonka Ecológico o cápsulas NescaféDolce Gusto, como informó la compañía este miércoles. ¿Cuánto tardarán en llegar también a las farmacias?

Fuente: El Confidencial

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente