Libros Recomendados

Ya dijo el presidente de la Generalidad de Cataluña, Tarradellas: “en política se puede hacer de todo, menos el ridículo”. Y eso es lo que ha hecho, con avaricia, el alcalde de Madrid, ofendiendo con sus bravuconadas a todos los madrileños y españoles.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, habló con dos bromistas rusos, Vladímir Kuznetsov y Alekséi Stoliarov, apodados 'Vován' y 'Lexus', que se hicieron pasar por su homólogo de Kiev, Vitali Klichkó. Durante la conversación, que fue presentada este miércoles, el político del Partido Popular llamó "bastardos" a los rusos residentes en España y dijo que era posible enviar de vuelta a su país a los refugiados ucranianos para que luchen en el frente.

Los dos humoristas rusos fingen ser el alcalde de Kiev y llaman a nuestro inteligente y preparadísimo alcalde José Luis Martinez Almeida… Un personaje más falso que Judas, que cualquier día se apuñala a sí mismo

Más abajo está el video completo de la llamada del supuesto alcalde de Kiev y las respuestas de nuestro héroe dispuesto a deportar ucranianos para combatir a la fuerza y a priorizar jorobar a los rusos antes que beneficiar a los españoles… ¡¡¡de traca!!!

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la conversación dijo que la capital española está dispuesta a deportar a los hombres que volvieron de Ucrania para luchar allí si es necesario. La conversación con él se publicó el miércoles en el canal de Telegram de Vovan y Lexus.

El falso "Klitschko, en particular, dijo que "muchos hombres se han ido a Occidente en lugar de luchar por Ucrania" y pidió al alcalde español que ayude a deportar a los hombres con ciudadanía ucraniana de Madrid a su país de origen.

"Madrid apoya el envío de ucranianos de vuelta a Ucrania para luchar", respondió Martínez-Almeida. Creo que ciertamente es necesario que más soldados participen en la lucha contra Rusia. Y Madrid tiene actualmente la capacidad de transporte, si surge esa necesidad, para deportar personas a Ucrania".

Además, los bromistas plantearon la posibilidad de confiscar bienes inmuebles en Madrid a ciudadanos rusos. "Hemos desplegado todos nuestros recursos para cumplir con todas las resoluciones de la UE relativas a los rusos en España y aquí en Madrid, pero no hemos identificado más propiedades de rusos en nuestra ciudad", dijo el alcalde de la capital española. También expresó su deseo de "castigar a los rusos" en España y en Madrid en particular.

"Creo que es necesario castigar a los bastardos rusos aquí en España y en Madrid", dijo, al ser preguntado sobre su postura al respecto.

Además, Martínez-Almeida reconoció durante la conversación que en Madrid están preocupados por la subida de los precios de la energía y que el gas se ha convertido "en un problema para toda Europa en estos momentos". Al mismo tiempo, para él, a pesar del aumento de precios sin precedentes en España, "es más importante apoyar a Ucrania que comprar recursos naturales a Rusia".

Cabe señalar que, a finales de junio, fuentes de EFE en el Ayuntamiento de Madrid señalaron que las autoridades capitalinas presentaron una denuncia ante la Policía por un presunto delito de suplantación de identidad de Klichkó. Desde el Consistorio indicaron que la conversación fue interrumpida cuando quedó claro que se trataba de un impostor.

Según la agencia, Martínez-Almeida calificó de "absolutamente intolerable" este tipo de acciones.

Anteriormente, los bromistas rusos publicaron conversaciones similares en nombre de "Klitschko" con los alcaldes de Budapest y Viena.

Lo único que no ocurrió durante la conversación es el ofrecimiento de Almeida para ir él personalmente a luchar por las libertades de los ucranianos.

VIDEO COMPLETO

Tras hacer el ridículo, el Ayuntamiento de Madrid nos toma por imbéciles y tacha de «propaganda rusa» la falsa llamada del alcalde de Kiev

El Ayuntamiento de Madrid atribuye a una «estafa múltiple de propaganda rusa» la videollamada que hicieron al alcalde de la capital de España, José Luis Martínez-Almeida, los humoristas rusos Vovan y Lexus, que se hicieron pasar por el alcalde de Kiev (Ucrania), Vitali Klitscko, y cuyo vídeo han divulgado en internet.

«Cuando se observó el tono y contenido de la llamada, además de cortarla, se puso una denuncia inmediatamente ante la policía, que sigue investigando», han recordado a Efe fuentes municipales, que atribuyen los hechos a una «estafa múltiple de las herramientas de propaganda rusa». El Ayuntamiento «no va a dar pábulo a ninguna de las estrategias desestabilizadoras de Rusia», añaden.

Ya con anterioridad engañaron en llamadas similares en 2017 en España a la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la que aseguraron ser miembros de Ministerio de Defensa de Letonia que advertían de que Carles Puigdemont era un espía ruso.

En palabras de un veterano de PP, Luis Fraga: “Es obvio que el tal Almeida es persona de escasas luces.  No se puede ser menos inteligente para caer en esa burda trampa. Pero, tras la estulticia supina (extendida plaga en la política actual) hay, además, una notoria falta de talla política en sus improvisadas sandeces dichas a un entrevistador o interlocutor o farsante ficticio que le está tomando el pelo. Y, además, baja talla personal de quien, sumándose al "mainstream" como hacen muchos cobardes o zotes sin criterio propio, demuestra, el tal Almeida, que no analiza (ni quiere ni puede) las cosas en profundidad. Siempre, lo más fácil, es ir al cómodo pesebre de lo "políticamente correcto".  Muchos estamos hartos de politicastros del montón. Hartos.   Y, ojo: el término "bastardos”, podría ser, ay, notoria injuria. ¿Habría delinquido, entonces, el tal Almeida? Al parecer, me dicen, el tal Almeida ostenta el cargo de alcalde de Madrid:  la Capital del Reino de España. Cosa seria. Gravísimo. Mal vamos en el PP con demasiadas personas  con poca cabeza. Por último: El tal Almeida habla un pésimo inglés. ¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!”.

Análisis: Almeida y la ruina de Europa

Liu Sivaya

Me encantaba Almeida. Muchas cosas cambiaron en mí con el inicio de las hostilidades europeas hacia mi país natal. Esta también. Me encantaba Almeida. Así, en pasado.

Una vez más esto va mucho más allá de Almeida que ha resultado ser un tonto más. Un político que no para de asistir a actos sobre Ucrania sin saber siquiera que Bandera, lejos de ser un icono gay, fue un colaborador nazi… Un mediocre más. A mí me sorprendió, pero ¿realmente debería haberme sorprendido?

Europa está perdida precisamente por eso. Por Almeida en sí no: pero sí por mil y uno como él. Y sobre todo, no nos engañemos, por nosotros, por los ciudadanos.

Podemos mirar para otro lado y contarnos lo hábiles que han sido, llevándonos a la letárgica colectiva. ¿Hábiles ellos? ¿Von der Leyen, Borrell, Sánchez y compañía? Mírenlos bien. Son un perfecto atajo de anormales. Si la película esa sobre personas ¿cómo se dice hoy? con “diversidad de capacidades”, se grabara sobre política, podría participar literalmente cualquiera de los nuestros. Sí, son a cada cual más “diverso”…

Pero la culpa no es suya. Es nuestra. Hemos permitido que el hablarnos como a un grupo de adultos que se supone que somos se sustituya por balbucear chorradas desde un atril. Hemos dejado que lo políticamente correcto se apodere de nuestras vidas para dejar lo auténtico y lo esencial para otra vida, esperemos que mejor.

Hemos abandonado el Estado-Nación y con él tiramos alegres a la basura todo aquello que nos identificaba de alguna forma medio sensata. Hemos dejado que nos llamen seres menstruantes. Que nos impongan todos los “noes” del mundo y no nos dejen ni un solo “sí”. Y hasta que nos regulen la temperatura del aire acondicionado.

¿Hasta cuándo y en beneficio de quiénes? Pregunto.

Almeida realmente no debería sorprender. Ha resultado ser un sin sustancia más dispuesto a lamer los huevos políticos que hagan falta con tal de no desentonar de la causa que otros tan mediocres como él han decidido convertir en nuestra. Sin preguntarnos, claro. ¿Acaso hemos hecho algo para que tuvieran que hacerlo? ¿Acaso hubo alguna acción u omisión que hiciera de una vez por todas que nos miraran de reojo como al temible Leviatán capaz de despertarse del largo y plácido sueño en fascículos para devorar a cualquier bichejo político que se le pusiera por delante?

Europa está perdida. El Leviatán eligió el bozal. Bajó la mirada y estiró el cuello para que un perfecto conjunto de imbéciles funcionales rodearan su cuello de un rintintineante collar de pinchos de hojalata.

Estamos gobernados por mediocres. Por cobardes. Por los peores. Y así seguiremos hasta que queramos darnos cuenta del enorme dragón que somos en realidad.

Hoy estamos dormidos porque aún tenemos los últimos resquicios del bienestar que conservar. Un día no quedará ni eso. Y entonces el Leviatán moverá impaciente la cola. Primero con desgana y después con rabia.

Querido pueblo, sé que aguantarás lo que te echen. Pero cuando no te echen más y tengas que despertar de un salto, recuerda que en ti jamás hubo ningún rebaño de ovejas.

Y desplegarás las alas. Y exhalarás fuego. Y volarás alto. Y te mirarán con miedo. Con recelo. Y con admiración.

Y mientras esperas, mientras aguantas, por favor, no olvides. Que tú jamás fuiste otra cosa. Que tú naciste para ser un dragón.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue