Otro barco iraní ha llegado a las aguas territoriales de Venezuela y se espera que atraque en un puerto del país latinoamericano en los próximos días, señalan los medios estadounidenses.

Según un informe de Associated Press el sábado, el petrolero de bandera iraní Golsan salió del puerto de Shahid Rajaee, en la ciudad de Bandar Abbas, en el sur de Irán, a mediados de mayo y se dirige ahora hacia las costas venezolanas.

Russ Dallen, jefe de la firma de inversión Caracas Capital Markets, con sede en Miami, dijo que el buque de carga “está llevando piezas para continuar reparando las refinerías dañadas de Venezuela”, lo que puede “allanar el camino para la autosuficiencia venezolana en términos de gasolina”. “Los cinco petroleros iraníes han entregado lo suficiente para satisfacer las necesidades de Venezuela durante un mes, pero parece que, sobre todo, han traído lo suficiente como para restaurar las capacidades de refinamiento de Venezuela, un importante productor de petróleo”.

Dallen agregó que se espera que el buque iraní, que navega a una velocidad de aproximadamente 13,1 nudos, se fondee en un puerto venezolano el domingo o el lunes. El barco se acercó a las aguas del Caribe el viernes después de un largo por mar desde Irán.

A principios de mes, cinco petroleros iraníes que transportaban millones de barriles de gasolina y componentes para las refinerías atracaron en puertos del país sudamericano y ahora están regresando a Irán tras depositar su carga.

Caracas dice que su profunda escasez de gasolina ha disminuido desde que los petroleros iraníes entregaron el combustible.

La agencia de noticias Reuters informó que Irán puede continuar enviando combustible a Venezuela, afectada por las sanciones, a razón de aproximadamente dos o tres cargas por mes.

“Teherán planea mantener los envíos, según cinco fuentes comerciales y de la industria cercanas al Ministerio de Petróleo”, dijo la agencia de noticias.

Venezuela está lidiando con la escasez de gasolina debido a las sanciones impuestas unilateralmente por EEUU no solo contra Caracas sino también contra Irán.

Relaciones estratégicas

Según The Washington Post el envío del Golsan muestra la “estrecha relación entre los dos países”, que se profundizado por el hecho de ambos están sometidos a sanciones estadounidenses.

El viaje de Golsan a Venezuela marca, subraya el periódico, “una profundización en las relaciones entre los dos países” en desafío a las sanciones draconianas de EEUU.

Este sexto barco parece tener la tarea de consolidar el corredor marítimo del Golfo Pérsico y el Caribe para que estas entregas sean constantes. Además, Irán parece haber abierto las puertas del jugoso mercado sudamericano donde podría vender no solo su petróleo, sino especialmente sus derivados.

Las entregas iraníes han provocado una ola de desobediencia hacia EEUU en la zona del Caribe. Ya México se ha ofrecido a romper las sanciones de EEUU y vender gasolina en Venezuela, señalando, como hace Irán, que no va a sacrificar su independencia ni su comercio legítimo para satisfacer los deseos de la administración Trump.

El viernes 19 de junio, el embajador venezolano en Teherán, Carlos Antonio Alcalá Cordones, dijo, en una entrevista con los medios de comunicación iraníes, que su país pudo encontrar una solución para eludir las sanciones de EEUU. “Venezuela está decidida a profundizar sus relaciones con la República Islámica de Irán en estos momentos críticos”, dijo.

Agregó: “El apoyo de Irán a la República Bolivariana desafía la campaña de animosidad de EEUU y es un duro golpe para el imperialismo. Estos envíos tuvieron lugar cuando Washington creyó que podría aislar a Venezuela, pero hemos demostrado que podemos encontrar una solución para romper el punto muerto y eludir las sanciones unilaterales y extraterritoriales de EEUU. Lo que ha sucedido es una señal de la profundización de las relaciones entre Irán y Venezuela en los últimos 70 años”.

Al preguntarle cómo el auge de las relaciones entre Irán y Venezuela podría afectar los lazos entre Irán y los vecinos de la República Bolivariana, Carlos Antonio Alcalá Cordones respondió: “La transferencia de combustible de los barcos iraníes a Venezuela se ha transformado en un modelo a seguir para los países de la región y para otros países del mundo porque los iraníes y los venezolanos demostraron que era posible crear una “ruta comercial” que sirva a los intereses de ambos países. Esta es una experiencia valiosa para muchos países cuyas economías se ven afectadas por el coronavirus y que, además, están sujetas a sanciones de EEUU”.

El embajador de Venezuela en Teherán dijo que las sanciones impuestas por EEUU buscan impedir el desarrollo natural de un país rico en recursos. “Esta es una barrera que debe romperse”, dijo el embajador insinuando claramente que Irán y Venezuela están trabajando en un proyecto de corredor de energía en un contexto del debilitamiento del dólar en el continente americano.

‘Libro de Bolton prueba robo ilegal de oro venezolano por Londres’

Venezuela condena el “robo ilegal” por parte del Reino Unido contra sus intereses, un hecho registrado en las memorias escritas por John Bolton, en su libro.

Según revela un libro aún no publicado escrito por el exasesor de Seguridad Nacional de EE.UU. John Bolton, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, estaba encantado de cooperar en las medidas que pudieran tomar para presionar financieramente al Gobierno del presidente venezolano, Nicolas Maduro.

Según el exasesor de Seguridad Nacional de Trump, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido estaba feliz de cooperar con EE.UU. para presionar a Venezuela congelando nuestros depósitos de oro en el Banco de Inglaterra”, ha escrito el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en un mensaje a través de Twitter.

Para el jefe de la Diplomacia venezolana, lo revelado por Bolton en su polémico libro “The Room Where It Happened: A White House Memoir” (La habitación donde sucedió: una memoria de la Casa Blanca) es una prueba del “robo ilegal” del que es víctima la nación Bolivariana.

El viernes, el representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, denunció la intención de EE.UU. de anexionarse la nación caribeña, y calificó la idea de “racismo colonial”.

Moncada hizo hincapié en que las autoridades de la Casa Blanca, tratan de invadir a la nación bolivariana a través de “una anexión militar colonial tipo Puerto Rico”, para luego agregar que el objetivo de Washington es “la guerra de anexión” en este país.

El país bolivariano, según subrayó el embajador venezolano en mayo pasado, combatirá con todas las armas legales vigentes contra los delincuentes internacionales que saquean el patrimonio de los venezolanos.

Desde 2018, Caracas ha intentado en varias ocasiones retirar el oro que tiene en la institución británica, para poder enfrentar las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados.

El rechazo del Banco de Inglaterra a devolver el oro de Venezuela se debe a los intentos del país norteamericano, que desde 2019, con su firme respaldo al líder opositor Juan Guaidó, ha tomado diferentes acciones para aislar a Maduro: desde restricciones de visados a funcionarios venezolanos, sanciones contra empresas de petróleo, tratar de “asesinar” y secuestrar al presidente chavista, y hasta amenazar con usar la fuerza militar en Venezuela.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue