El secretario general de la OTAN acusa a Rusia y China de diseminar información errónea sobre COVID-19 para “desestabilizar el orden mundial prevaleciente”.

Los actores, algunos de los cuales están asociados con las autoridades de la Federación de Rusia y China, han difundido una gran cantidad de información errónea y propaganda, tratando de distorsionar los hechos. Tales acciones son incorrectas”, ha declarado el secretario general de Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en una entrevista con el periódico italiano La Repubblica.

Stoltenberg ha agregado que no ve otra razón para tal “propaganda y desinformación” de Rusia y China que los intentos de influir en los procesos políticos en la alianza y la Unión Europea (UE) y “desestabilizar el orden mundial”.

El jefe de la Alianza Atlántica también ha dicho que los miembros de la OTAN “han demostrado que están unidos y se ayudan mutuamente”, lo que, a su juicio, junto con el trabajo de los medios independientes, es la mejor respuesta a tantas falsificaciones.

Asimismo, EE.UU. otro miembro de OTAN ha acusado en reiteradas veces a las autoridades chinas de “ocultar información crucial” sobre el desarrollo del brote del coronavirus en el país asiático durante las primeras etapas. Según Washington, Pekín no ha informado abiertamente la cantidad de infectados y enfermos.

Además, el pasado febrero funcionarios estadounidenses del Departamento de Estado de EE.UU. lanzaron acusaciones contra Rusia, según las cuales, Moscú estaría detrás de la proliferación de información errónea sobre el brote de COVID-19. Sin embargo, Moscú desmintió estas falsas acusaciones.

Esto, mientras que el pasado marzo, a pesar de todo lo expuesto, el Gobierno chino había asegurado que el origen de COVID-19 se hallaba en realidad en EE.UU., señalando que el Ejército del país norteamericano podría haber llevado el coronavirus a la ciudad china de Wuhan, que se conoce como la fuente de la pandemia.

La pandemia de la COVID-19 sigue propagándose muy rápido por el mundo. Hasta el momento, la enfermedad ha sido contraída por cerca de 4,5 millones de personas en todo el orbe.

Trump, sobre China: "Podríamos cortar toda la relación"

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha hecho uno de sus comentarios más fuertes respecto a China a raíz de la gestión de la pandemia de coronavirus por parte de Pekín.

"Hay muchas cosas que podemos hacer", ha señalado el mandatario en una entrevista con FOX Business. "Podríamos cortar toda la relación", agregó.

La Administración Trump ha estado analizando vías para posiblemente castigar o buscar una compensación financiera de China por lo que considera retención de información sobre el SRAS-CoV-2 y su negativa de cooperar.

En la entrevista, el presidente planteó el impacto de poner fin a las relaciones bilaterales. "Ahora, si lo hicieras, ¿qué pasaría?", preguntó Trump. "Ahorrarías 500.000 millones de dólares si cortaras toda la relación".

Trump contra China

Las acusaciones del líder estadounidense contra Pekín se han repetido constantemente a lo largo de la crisis sanitaria. Hace unas semanas, Trump afirmó que estaba convencido de que el patógeno fue creado en un laboratorio de Wuhan. Más adelante, se pronunció de nuevo sobre el tema y declaró que "dentro de un tiempo" su país publicará un informe que detallará el origen del virus.

Asimismo, el mandatario comentó que no cree que China liberara el coronavirus intencionalmente. "Hicieron algo terrible. No creo que lo hicieran a propósito, pero ocurrió, tal vez debido a la incompetencia. Es posible que [el virus] se liberara y no supieran cómo decirlo", sugirió.

China responde a 24 "acusaciones absurdas" de EE.UU.

La Cancillería china publicó la semana pasada un artículo de 30 páginas en el que refuta lo que denomina como 24 "acusaciones absurdas" de algunos políticos importantes estadounidenses sobre la forma en que Pekín manejó el brote del SARS-CoV-2.

Entre otras cosas, desde Pekín mostraron un cronograma que refleja cómo China ha ido proporcionando información a la comunidad internacional de una manera "adecuada, abierta y transparente", pese a que EE.UU. afirma lo contrario. Además, aseguran que el SARS-CoV-2 no debería llamarse "virus chino" o "virus de Wuhan", tal y como sugieren desde la Administración de Trump, ya que la OMS indicó que el nombre de un virus no debe ser específico de un país.

¿Nuevas sanciones?

Mientras tanto, el senador estadounidense Lindsay Graham presentó esta semana un proyecto de ley que permite a Trump imponer sanciones si Pekín no proporciona un informe completo sobre el brote de covid-19. La legislación fue apoyada por otros ocho senadores republicanos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China criticó la legislación propuesta e instó a Washington a centrarse en proteger la seguridad de sus propios ciudadanos y contribuir más a la cooperación global para controlar el virus.

EEUU y China se acercan a un "monstruoso enfrentamiento"

China protestó contra un proyecto de ley presentado por los senadores de EEUU para imponer sanciones contra el gigante asiático por COVID-19. El experto Alexéi Máslov, consultado por Sputnik, advirtió que la competencia entre las dos potencias desencadenaría una verdadera guerra fría económica del siglo XXI.

EEUU ha estado pensando en unas sanciones contra China desde hace tiempo y necesitaba alguna razón para imponerlas, opinó Máslov, director en funciones del Instituto del Lejano Oriente de la Academia Rusa de Ciencias.

"Muchas decisiones, adoptadas tanto por el Gobierno de Estados Unidos como por sus instituciones todavía en 2019, indicaban que el país estaba tratando de introducir un nuevo lote de sanciones, y ahora ha aparecido una oportunidad para hacerlo", dijo el analista en declaraciones a Sputnik.

Según Máslov, Estados Unidos está atacando a China desde varios frentes.

"Lo acusa de haber advertido a la OMS sobre una nueva epidemia en el momento supuestamente equivocado, como lo cree EEUU, o dice que China creó un nuevo virus en sus propios laboratorios o que se escapó de los laboratorios chinos. Es decir, hay varios ataques a la vez, cada uno de los cuales no tiene mucho sentido en sí mismo, pero juntos forman una presión evidente sobre China", comentó el experto.

En su opinión, los intentos de presionar a China significan que EEUU es incapaz de competir económicamente con el gigante asiático.

"Es impresionante que en medio de la lucha contra coronavirus y el estancamiento de la economía mundial, cuando se supone que los países deben negociar, EEUU, por el contrario, esté entrando en una situación crítica, tratando de separarse lo más posible. Eso significa que EEUU no tiene formas económicas ni de mercado para competir con China. Por lo tanto, trata de bloquear a China", explicó Máslov.

Para el analista, China continuará protestando contra las acciones de Estados Unidos.

"En este momento, China tiene una ventaja de tiempo para restaurar su economía después de la epidemia. Y si China consigue adelantar a Estados Unidos, por ejemplo, en la propagación de su concepto y ayuda económica, principalmente entre los países de la iniciativa china de la Franja y la Ruta, creo que veremos un monstruoso enfrentamiento económico, que se podría llamar una verdadera guerra fría económica del siglo XXI", concluyó Máslov.

El pasado 13 de mayo, el Ministerio chino de Exteriores expresó una decisiva protesta después de que varios senadores estadounidenses presentaran un proyecto de ley que prevé sanciones contra Pekín por la epidemia del COVID-19.

El 12 de mayo el senador estadounidense Lindsey Graham había anunciado la presentación de un proyecto de ley contra China denominado "sobre la responsabilidad por el COVID-19" que propone al presidente, Donald Trump, introducir sanciones si China no presenta un informe pleno sobre el brote del coronavirus.

El conflicto UE-Alemania: ¿busca Soros gobernanza multimillonaria contra el pueblo?

En el tenso contexto que viven las relaciones entre Bruselas y el Tribunal Constitucional de Alemania a causa de los nuevos planes para el BCE, George Soros se abre paso para alertar sobre los peligros que amenazan a la Unión Europea en esta etapa de pandemia. ¿Consejos o presión? Sputnik habla con el experto Pierre-Antoine Plaquevent al respecto.

El multimillonario húngaro europeísta y totalmente antagonista de Viktor Orban se dice preocupado por la supervivencia de la UE, puesto que esta es "una unión incompleta", lo que hace a Europa vulnerable, especialmente en una situación en que son necesarias respuestas rápidas para combatir el coronavirus, tal y como comentó a The Independent.

El experto en el inversor húngaro y autor del libro George Soros et la société ouverte, métapolitique du globalisme (George Soros y la sociedad abierta, metapolítica del globalismo) opina que George Soros es un "actor político que considera estar a cargo de una misión para la que no ha sido elegido, a pesar incluso de que la gente se pregunta de dónde ha salido".

En la entrevista al medio británicoel magnate critica la actitud de Alemania, cuyo Tribunal Constitucional emitió el 5 de mayo una polémica sentencia en la que pedía que el Banco Central Europeo justifique la proporcionalidad del programa por el que la UE va a comprar con dinero común deuda de los países más obligados, como Italia, cuya deuda soberana asciende al 135% de su PIB.

¿Qué impacto pueden tener estas declaraciones sobre el curso que tome la política de la UE? Según Plaquevent, mucho.

George Soros "es un actor que ha avanzado disimuladamente, de forma furtiva, durante décadas, ante los ojos del público, y que ahora ha decidido emerger más cada vez. El problema es la legitimidad que tiene para influir en las grandes decisiones, sobre todo en las instituciones europeas", opina el experto.

Pierre-Antoine Plaquevent se muestra preocupado ante esta realidad, en la que la presión que ejercen multimillonarios como Soros sobre la política europea emerge como una seria amenaza a la democracia. Según el especialista, a medida que la UE va hundiéndose en sus problemas, aparece su naturaleza antidemocrática, que prioriza los grupos de presión ante la voluntad del pueblo.

En el caso de Soros, esa presión se materializa a través de su fundación Open Society Foundation, sus ONG y otros think tanks afiliados, con lo que pretende promover sus valores mundialistas que defienden un mundo sin fronteras y una "sociedad abierta" sin Estado como "marco" del ejercicio democrático.

"El proyecto de Soros es una forma de gestionar la humanidad mediante personalidades no elegidas. Bill Gates es una especie de ministro que se ocupa de la salud sin ningún título médico y promueve la vacunación en todo el mundo, George Soros se ocupa de la filantropía a favor de los migrantes. [...] Es una especie de gobierno que pasa por encima de los Estados", explica Pierre-Antoine Plaquevent.

El mundo pospandemia: "En el futuro nos esperan guerras económicas"

MOSCÚ (Sputnik) — El papel que desempeñan los Estados y las economías nacionales tras el fin de la pandemia de coronavirus se puede fortalecer, afirmó el politólogo alemán Alexander Rahr.

"Queda claro que en el futuro nos espera el fortalecimiento del papel de los Estados y economías nacionales; en el futuro los Estados van a desempeñar más el papel de regulador; nos espera el proteccionismo", afirmó Rahr en una sesión del consejo del Centro ruso de Estudio de la Opinión Pública (Vtsiom, por sus siglas en ruso) dedicada al tema del coronavirus. 

El experto añadió que actualmente el mundo se encuentra en una fase en que los países están calculando sus pérdidas y solo en unos días o semanas se podrá entender cuán grave es la crisis económica que enfrentan.

"Temo que en el futuro nos esperen guerras económicas, y una ya se está iniciando por EEUU contra China; (...) los conflictos actuales pueden solo agravarse (...) Es decir el coronavirus ha sido el catalizador de muchos conflictos", dijo Rahr.

Además afirmó que es posible una guerra de tecnologías entre EEUU y China de la cual ya advierten muchos expertos.

"Ahora queda más claro que precisamente estos dos gigantes van a intentar apoderarse de la producción tecnológica en el mundo y de hecho controlar al mundo", afirmó Rahr al añadir que el hecho tendrá consecuencias para países como Rusia y la India, así como para la Unión Europea.

Rusia llena las arcas con oro y agrega $ 2.5 mil millones a las reservas de divisas durante el pico del coronavirus

Las tenencias rusas de oro y divisas han alcanzado los $ 566 mil millones al 1 de mayo, según los últimos datos publicados por el banco central del país. Los fondos internacionales crecieron en $ 2.53 mil millones, o 0.4 por ciento, el mes pasado.

El regulador dijo que las tenencias de divisas disminuyeron un 0,8 por ciento en abril, a $ 440 mil millones. Al mismo tiempo, el valor del oro monetario aumentó en 5.2 por ciento, llegando a más de $ 126 mil millones.

Las reservas internacionales del estado son activos extranjeros altamente líquidos que comprenden acciones de oro monetario, monedas extranjeras y activos de derechos especiales de giro (DEG), que están a disposición del Banco Central de Rusia (CBR) y el gobierno.

El nivel actual de tenencias es casi un 20 por ciento más alto que el objetivo de $ 500 mil millones establecido por el CBR hace varios años.

Rusia ha estado aumentando las reservas durante cuatro años consecutivos. El año pasado, el crecimiento totalizó casi $ 86 mil millones, mientras que en 2018 y 2017 se registraron aumentos de alrededor de $ 33 mil millones y $ 55 mil millones, respectivamente.

En los últimos años, Rusia ha estado remodelando sus tenencias internacionales, reduciendo la participación del dólar estadounidense en favor de otras monedas y oro. El año pasado, el Banco de Rusia informó que la participación del dólar cayó del 43.7 por ciento al 23.6 por ciento en doce meses a partir de marzo de 2018.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue