Expertos y periodistas de medios financieros occidentales están dando la voz de alarma e instan a los líderes estadounidenses a contenerse para no acelerar el proceso de desdolarización de la economía y el comercio mundiales.

El periódico británico Financial Times publicó un artículo titulado 'Ten cuidado, EEUU: la supremacía del dólar no es eterna'.

"La caída del valor de las transacciones en otras monedas y el auge de las divisas de mercados emergentes como el yuan de China ya están reduciendo el papel del dólar en la denominación y liquidación de transacciones transfronterizas. China y Corea del Sur están realizando operaciones comerciales usando sus propias monedas en lugar de depender del dólar. La lógica de contar en dólares prácticamente todos los contratos de petróleo y otros productos básicos está en declive", destaca la publicación.

Asimismo, con la Administración Trump, EEUU está siendo visto cada vez más como un socio poco confiable para muchos acuerdos como los comerciales y los militares. El nuevo presidente ha dañado su credibilidad internacional y también ha sembrado el temor de que puede usar su moneda nacional como un arma de control sobre otros países. En consecuencia, China y Rusia, entre otros actores, están estableciendo sus propios sistemas de pago y canales que eludan EEUU, prosigue el periódico británico.

La revista TheEconomist, que pertenece a influyentes y acaudaladas familias —incluyendo los Rothschild—, también escribe acerca de los efectos negativos que pueden tener las sanciones y el no respeto a los acuerdos diplomáticos.

"Es poco probable que el dólar domine por siempre. A medida que la participación de Estados Unidos en la producción mundial se reduzca, es probable una evolución hacia una mezcla de monedas de reserva", dice la publicación.

El dólar reina en parte porque los extranjeros confían en las instituciones estadounidenses y porque los aliados piensan que sus intereses coinciden con los de EEUU. Si las alianzas se vuelven principalmente transaccionales, los esfuerzos de estos actores para apartarse del dólar se intensificarán e inevitablemente se extenderán a las relaciones militares y de inteligencia, advierte TheEconomist.

El columnista de Sputnik Iván Danílov señala que estas conclusiones son razonables y que el dólar es el elemento crucial para el control de la escena internacional por parte de Washington.

"Si este vínculo desaparece, la desaparición de la OTAN y otras organizaciones internacionales que aseguran la influencia de Estados Unidos en la política mundial es solo cuestión de tiempo", aseguró Danílov.

El proceso de transición es mucho más rápido de lo que pudiera parecer a primera vista. Por ejemplo, la Bolsa de Metales de Londres planea lanzar futuros para metales con cálculos en yuanes. Actualmente el yuan funciona no solo para la compra-venta de petróleo, sino también para los pagos de aluminio, zinc, cobre y otros metales.

La Bolsa de Londres es el principal mercado mundial para estos metales y uno de los puntos clave para el mercado del oro.

La agencia estadounidense Bloomberg también señala las consecuencias negativas de la política de sanciones de Trump con respecto a Irán y Rusia. En un artículo titulado 'El poder de las sanciones de EEUU podría estar llegando a su límite', un columnista escribe que "la capacidad de Estados Unidos para imponer sanciones financieras en todo el mundo depende de la voluntad de China y Europa de obedecer, algo que podría estar disminuyendo".

Empresarios estadounidenses en Rusia reconocen el efecto negativo de las sanciones

SAN PETERSBURGO (Sputnik) — Un 84% de las empresas consultadas por la Cámara de Comercio de EEUU en Rusia (AmChamRussia) reconocen que las sanciones repercuten negativamente en su negocio, según un estudio presentado en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF).

En la encuesta, que AmCham realizó en cooperación con la multinacional EY en abril pasado, participaron 72 de las más de 500 empresas afiliadas. También se consideraron en el estudio las estadísticas oficiales y otra información pública.

"Un 84% de las compañías consultadas, en relación con el 69% el pasado año, dicen percibir el efecto negativo de las sanciones estadounidenses sobre su negocio en Rusia", consta en el estudio.

El principal factor negativo, con el 35% de las menciones, es que las empresas estadounidenses no pueden competir en condiciones de igualdad con sus rivales de otros países debido a las sanciones.

El 25% de los empresarios dice haber tenido que congelar ciertos proyectos, el 15% aduce dificultades a la hora de la financiación y otro 11% señala que las sanciones llevan a la contracción del mercado.

Entre otros factores negativos se indican los cortes en la cadena logística, el deterioro del clima empresarial, el problema de la homologación de leyes rusas y estadounidenses, los crecientes riesgos reputacionales y la dificultad a la hora de contratar a ejecutivos de otros países.

El 65% de las empresas consultadas definen a Rusia como un mercado estratégico para su negocio y otro 24%, como uno de los mercados clave.

El Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), se desarrolla del 24 al 26 de mayo bajo el lema 'Creando una economía de confianza'.

Rusia pasará del dólar al euro en el comercio con la UE si esta rechaza nuevas sanciones

 

Rusia está preparada para pasarse del dólar al euro en su comercio con la Unión Europea si el bloque comunitario se declara en contra de ampliar las sanciones a Moscú. Así lo ha declarado el ministro ruso de Finanzas, Antón Siluánov, citado por RIA Novosti.

"Las restricciones impuestas por los socios estadounidenses son de naturaleza extraterritorial", ha observado Siluánov. El titular ruso de Financias ha explicado que la decisión sobre si las transacciones entre Rusia y la UE serán en euros en vez de dólares depende de "la voluntad de Europa de mostrar su posición a los socios estadounidenses".

El ministro ha indicado que Moscú no descarta utilizar infraestructuras europeas para realizar transacciones financieras, pagar y cobrar por bienes y servicios. Ha constatado —refiriéndose a las sanciones— que hoy en día a menudo estas transacciones "están sometidas a diversos tipos de restricciones".

Este martes, la Duma Estatal (la Cámara Baja del Parlamento ruso) aprobó la ley sobre las contramedidas a las sanciones de EE.UU. y países inamistosos. De acuerdo con la ley, por decisión del presidente ruso, se le concede al Gobierno el derecho de introducir distintas contramedidas, que, sin embargo, no deben afectar las mercancías vitalmente importantes que no tengan análogos en Rusia ni en otros países. Estas decisiones pueden ser tomadas por el presidente a partir de las propuestas del Consejo de Seguridad de Rusia.

Merkel: algunas empresas europeas tendrán que abandonar Irán debido a las sanciones de EEUU

PEKÍN (Sputnik) — Algunas compañías europeas tendrán que abandonar el mercado iraní debido al restablecimiento de las sanciones estadounidenses, admitió la canciller de Alemania, Angela Merkel.

"En lo que respecta al acuerdo con Irán, no es ideal desde luego, pero otras opciones son todavía menos estables, así que vamos a acatarlo", declaró Merkel tras reunirse en Pekín con el primer ministro de China, Li Kequiang.

Al mismo tiempo, Merkel reconoció que el restablecimiento de las sanciones estadounidenses en relación con Irán obligará a algunas empresas europeas a abandonar el mercado iraní.

"Es probable que una parte de las empresas europeas se vean obligadas a abandonar Irán a causa de las sanciones", dijo.

En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, EEUU, Reino Unido, China, Francia y Alemania- firmaron el denominado Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) que estableció una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

A pesar de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que Teherán cumplía con el tratado, el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció el 8 de mayo que EEUU se retira del PAIC, acusando a Irán de seguir desarrollando armamento nuclear, y ordenó restablecer todas las sanciones suspendidas en el marco del acuerdo.

Al retirarse del PAIC, EEUU formuló una serie de exigencias adicionales a Irán, aparte de no producir jamás las armas nucleares, entre ellas abandonar el desarrollo de misiles con capacidad nuclear y dejar de proporcionar proyectiles balísticos a otros, cesar el apoyo a Hizbulá y Hamás, renunciar a las amenazas de destruir Israel, no incitar el conflicto en Yemen y poner fin a los abusos contra los derechos humanos.

Trump amenaza a Merkel con la guerra comercial si apoya el gasoducto ruso Nord stream 2

Tyler Durden

«Como mucha gente sabe, el gobierno de los EE.UU. nos oponemos al proyecto Nord Stream 2», Dijo la portavoz del Departamento de Estado, HeatherNauert, durante una conferencia de prensa realizada a fines de marzo y agregó que «el proyecto Nord Stream 2 socavaría la seguridad y estabilidad energética general de Europa. Proporcionaría a Rusia otra herramienta para presionar a los países europeos, especialmente a países como Ucrania «. Y hablando de Ucrania, recuerden que en 2014, poco después de que el Departamento de Estado de EE. UU. facilitara el golpe presidencial, Hunter, hijo de JoeBiden, se unió a la junta directiva de Burisma, la mayor compañía de petróleo y gas de Ucrania. Seguramente eso fue “solo” una coincidencia.

Nauert también dijo que Washington podría introducir medidas punitivas contra los participantes en el proyecto del oleoducto, que podría implementarse utilizando una disposición en la Ley Contra las Adversas a través de Sanciones de los Estados Unidos (CAATSA).

Avance rápido hasta el día de hoy, cuando el actor terrible llamado CAATSA acaba de hacer su aparición; cuando Europa dejó claro que desafiaría abiertamente las sanciones de Trump contra Irán, el WSJ informó de acuerdo con Fuentes alemanas, estadounidenses y europeas que Trump le dijo a Merkel que si ella quiere evitar una guerra comercial transatlántica, el precio sería anular el proyecto del Nord Stream 2.

Los funcionarios afirman que Trump le dijo en abril a la canciller alemana, Angela Merkel, que Alemania debería dejar de apoyar al Nord Stream 2, un ducto marítimo que traería el gas directamente desde Rusia a través del Mar Báltico. Esto sería a cambio de que EE.UU. comenzara conversaciones con la Unión Europea sobre un nuevo acuerdo comercial.

Si bien durante mucho tiempo se había sospechado que Trump presionaría mucho para desmantelar Nord Stream 2 para que los exportadores estadounidenses de gas natural pudieran tomar una porción del pastel del mercado europeo, la actual agresividad es una sorpresa, y como señala el WSJ, «la Casa Blanca refleja sus tácticas de dureza en el comercio, movimientos que han contribuido al aumento de las tensiones entre Europa y EE. UU. y ha aumentado los temores en una Alemania dependiente de las exportaciones sobre los aranceles que podrían afectar a su industria automovilística «.

El proyecto Nord Stream II (o NS2), iniciado en 2015, es una empresa conjunta entre Gazprom y los socios europeos, que incluye a German Uniper, la austriaca OMV, la francesa Engie, Wintershall y la multinacional británica-holandesa Royal Dutch Shell. La tubería está programada para operar desde Rusia a Alemania bajo el Mar Báltico, lo que duplica la capacidad de la tubería existente de 55 metros cúbicos por año y, por lo tanto, es fundamental para las futuras necesidades energéticas de Europa.

NS2 es la segunda fase de una tubería existente que ya canaliza una cantidad menor de gas desde Rusia a Alemania. La construcción de la segunda fase comenzó esta semana en Alemania, luego de que los inversionistas comprometieran € 5 mil millones ($ 5,9 mil millones) para la empresa.

Trump ha criticado públicamente el gasoducto Nord Stream 2 y ha dicho en una reunión con los líderes de los estados bálticos en la Casa Blanca este año que «Alemania conecta un oleoducto a Rusia, donde Alemania va a pagar miles de millones de dólares en energía a Rusia … Eso no está bien.»

«Donald Trump es un fabricante de acuerdos… hay un acuerdo por hacer si alguien (en Alemania) se pone de pie y dice ‘Ayúdenos a proteger a nuestra industria automotriz un poco más, porque somos geniales y vamos a ayudarlo con el Nord Stream 2 ‘», dijo un funcionario estadounidense, quien estuvo presente en la reunión de abril entre Merkel y Trump.
Aumentando aún más la presión, Sandra Oudkirk, una diplomática estadounidense de alto rango, dijo a los periodistas en Berlín el jueves que, como proyecto energético ruso, el oleoducto podría enfrentar sanciones de Estados Unidos, poniendo en riesgo a cualquier compañía que participe en él.

El Kremlin respondió inmediatamente y el portavoz DmitryPeskov calificó los esfuerzos de Estados Unidos como «un esfuerzo inútil para obstaculizar un proyecto energético internacional que tiene un papel importante en la seguridad energética».

«Los estadounidenses simplemente están tratando de promocionar a sus propios productores de gas», dijo.

Esa es, por supuesto, la verdad, incluso si la explicación oficial es que Washington se opone al oleoducto porque haría que Ucrania, actualmente la principal ruta de tránsito del gas ruso hacia el oeste, y otros aliados de EE.UU. en la UE sean más vulnerables a la presión rusa. Los funcionarios también dicen que Estados Unidos está ansioso por desplazar a Rusia como proveedor de gas a Europa, lo que confirma el portavoz ruso.

Por supuesto, al final todo es cuestión de apalancamiento, y quién tiene más, y en este momento Trump cree que al amenazar a las exportaciones de automóviles de Europa como rehén, lo tiene todo.

Aún así, Trump cree que puede interponerse después de tres años de negociaciones comerciales con una demanda abrupta sin proporcionar alternativas, lo que es bastante sorprendente, pero comprensible. Como escribió Alex Gorka de la Strategic Culture Foundation, el 15 de marzo, un grupo de 39 senadores encabezado por John Barrasso (R-WY) envió una carta al Departamento del Tesoro.

Se oponen a NS2 y piden a la administración que lo entierre. ¿Por qué? No quieren que Rusia esté en condiciones de influir en Europa, lo que sería «perjudicial». Y, como escribió Gorka, su herramienta preferida para implementar esta política obstruccionista es el uso de sanciones, precisamente lo que estamos viendo actualmente.

Para estar seguros, 39 de 100 es un número que ningún presidente puede ignorar ya que la poderosa presión que emana de las corporaciones y lobbies estadounidenses se estaba aplicando a la administración. Incluso antes de que los senadores escribieran su carta, KurtVolker, el enviado de Estados Unidos a Ucrania, había afirmado que NS2 era un proyecto puramente político, no comercial.

Como dijimos en marzo, «sin dudas, seguirán otros pasos para aumentar la presión sobre Europa». Poco sabíamos que en menos de 2 meses después, los EE.UU. y Europa se verían envueltos en una contienda comercial en la que el destino de NS2 es de repente la variable clave.

Entonces triunfará Trump, y ¿Y el gas americano reemplazará las exportaciones rusas?

Aunque Merkel aún no ha abandonado su apoyo al gasoducto, dijo el jueves que la UE acordó en una cumbre el miércoles por la noche ofrecer a Estados Unidos una «cooperación más estrecha» en el campo del gas a cambio de una exención permanente del acero y el aluminio, lo que sugiere que Nord Stream 2 pronto podría ser una víctima de guerra comercial.

Si Europa se retira, debería esperar un aumento en la inflación de la energía: el gas licuado de EE.UU. debe enviarse sobre el Atlántico y sería considerablemente más caro que el gas ruso entregado a través de tuberías. Un alto funcionario de la UE que trabaja en la regulación energética dijo que el gas ruso sería al menos un 20% más barato.

«La estrategia de Trump parece ser obligarnos a comprar su gas más caro, pero mientras el GNL no sea competitivo, Europa no aceptará ningún tipo de imposición y pagar precios exorbitantes», dijo un funcionario de la UE.

Lo cual es precisamente lo que es la oferta comercial de Trump: un alboroto global.

El plan de oleoducto de Alemania ha sido durante mucho tiempo controvertido con Ucrania, así como con varios países de la UE en el extremo oriental del bloque que temen dar al presidente ruso Vladimir Putin poder sobre las entregas de gas, que Berlín ha ignorado hasta ahora.

Trump ha estado presionando por un mejor acceso para las empresas estadounidenses a un mercado de la UE al que ha criticado por estar excesivamente protegido. Salvo una oferta de la UE para rebajar las quejas del Sr. Trump, los EE.UU. golpearán a Europa con tarifas punitivas para el acero y el aluminio el 1 de junio. La UE ha prometido tarifas de represalia.

Ahora que el balón está en la cancha de Merkel, ¿cómo responderá? El viernes, la canciller alemana viajó a Rusia para reunirse con Vladimir Putin con la esperanza de negociar un compromiso que satisfaga a los EE.UU. y sus socios europeos.

Ella le pidió a Putin un trato que preserve el lucrativo comercio de tránsito por el que Ucrania siga recibiendo una comisión por dejar que el gas ruso atraviese su territorio en su camino hacia Europa oriental, incluso después de que Nord Stream 2 entre en funcionamiento en 2019, dijo un funcionario alemán.

Mientras tanto, los funcionarios del gobierno alemán dicen que dado que se han emitido todos los permisos para Nord Stream 2, el WSJ señala que no hay forma legal de detener el proyecto, que es operado por Gazprom, el gigante energético ruso, en virtud de acuerdos de financiación con empresas internacionales como Engie, OMV, Shell, Uniper y Wintershall.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero