alt

Alexander Khaldei

Ahora toda Internet está literalmente a tope con la noticia - en Moscú detuvieron a los hermanos Magomedov, de los clanes oligárquicos Daguestán, que tienen un poder muy extenso y esto provoca tensión en todos los niveles del gobierno. Es la metástasis de la corrupción en Daguestán que desde los tiempos de la presidencia de Medvedev penetró en el Kremlin y afecta no sólo a la situación en el Cáucaso, sino también al papel geopolítico de Rusia en el contexto de la transformación global en el que Rusia lucha desesperadamente por su supervivencia.

No es solo cuestión de la importancia de la lucha contra la corrupción, como tal, es evidenciar que la mafia de Daguestán está unida con altos representantes de la elite gobernante, la que se llama ala liberal del gobierno. Esto señala, antes que nada, al viceprimer ministro Arkady Dvorkovich y al primer ministro Dmitry Medvedev. Sin estas dos figuras icónicas y de apoyo, toda la estructura del campo liberal en el Kremlin pierde su vase y se desintegra en fragmentos no relacionados. Dvorkovich y Medvedev son la base de la facción liberal en el Kremlin.

Y este es el fondo que hay tras el golpe. La base financiera de Dvorkovich - el clan de Magomedovs - cae bajo la investigación y los arrestos. ¿Por qué y qué significa esto?

Las elecciones ganadas por Vladimir Putin son solo una excusa. La razón es mucho más profunda. Magomedov, entre otros activos, tenía una participación en el puerto de Novorossiysk, puerto marítimo comercial, con participación en el grupo de transporte FESCO, "United Grain Company", propiedad del operador de la terminal del puerto de Rotterdam para la recepción de granos. Es decir, tienen activos importantes en el negocio de transporte y logística. Y ya no es posible dejar estos puestos clave en manos de un clan liberal. No estamos enfrentando otra redistribución banal de la propiedad, sino una estrategia nacional de gran alcance para el Estado.

La elección de Putin fue el eslabón final en el proceso que ha estado desarrollándose durante mucho tiempo y en el cual los liberales rusos ya no tienen un lugar. Mencionaré solo los puntos de este proceso:

1. En los EE.UU., por primera vez, los globalistas fueron derrotados en las elecciones y Trump llegó al poder derrotando al clan Clinton, cuya victoria no fue incuestionable para nadie. Estados Unidos declaró a Rusia y China como el principal enemigo. Comenzaron la guerra de sanciones y la carrera armamentista.

2. China ha comenzado la construcción de la Segunda Ruta de la Seda, un proyecto de logística global que terminará con la destrucción de los Estados Unidos y Gran Bretaña como líderes mundiales cuyo dominio financiero se basa en el control de las rutas de transporte marítimo. No solo debe haber un corredor de transporte terrestre desde China a Europa, sino que a lo largo de la ruta de este corredor habrá poderosos centros de desarrollo económico ligados a China. A medida que la moneda mundial ceda terreno al yuán, el centro financiero mundial finalmente se mudará de Nueva York a Shanghai y Hong Kong. Estados Unidos se convertirá en una potencia regional y China se convertirá en una potencia global. Habrá varios centros en todo el mundo, pero el principal se trasladará a Asia.

3. Bajo este proyecto, en China se realizó un barrido general del "clan de Shanghai", un análogo del clan liberal ruso, orientado hacia las estructuras globalistas. Xi Jinping resolvió el problema del poder e hizo cambios en la legislación, lo que le permitirá gobernar de por vida y monitorear la implementación del plan principal de China.

4. La Ruta de la Seda se interconecta con el proyecto de integración ruso de la Unión Euroasiática, que se convierte en una parte esencial del plan global chino, y Rusia hará todo lo posible para implementar su proyecto geopolítico dentro del nuevo movimiento global lanzado por los chinos.

5. Es con el objetivo de estos planes que Vladimir Putin fue a las elecciones y ganó con confianza. Esta es una señal para China, que en Rusia la situación está bajo control y ambos estados pueden embarcarse con confianza en la implementación del plan.

6. Inmediatamente después de la victoria, Putin comenzó la lucha para privar a los liberales de las posiciones en el campo del transporte y las comunicaciones, donde los liberales podrían organizar un sabotaje mientras continúan recibiendo superganancias y las llevan al exterior. Putin no puede permitir la continuación de este "banquete".

Pero para quitar el asiento a los liberales, Vladimir Putin comenzó hace mucho tiempo. Comenzó en zonas lejanas con una campaña para limpiar el conjunto de Daguestán, y en el marco de esto consiguió aislar específicamente a los clanes Medvedev y Dvorkovich. La eliminación de Dvorkovich es casi una cosa establecida, Medvedev guarda silencio, se retira del juego y las principales batallas para el gobierno están por llegar, pero ya está claro que las posiciones de los liberales se debilitarán significativamente. El debilitamiento de los liberales será a largo plazo y en un proceso gradual, la finalización del cuál no puede limitarse a una campaña en Daguestán. Sin embargo, sus las posiciones clave se eliminarán gradualmente y se entregarán a los siloviki que controlan el Estado.

En cuanto a Putin, habla en serio sobre el tema de la Ruta de la Seda y el lugar de Rusia en ella, como dejó claro en su mensaje a la Asamblea Federal. Miremos un fragmento. Tema: el desarrollo de la infraestructura de transporte. Aquí están los datos del informe de Putin:

1. Se gastarán más de 11 billones de rublos en el desarrollo de carreteras en Rusia en 6 años. En 2012-2017, se asignaron 6,4 billones de rublos para estos fines. Se aumenta al doble. La participación en las autopistas de importancia federal en 2012 fue del 38,7%, en 2017 fue del 77,2%. Las obras viales se están llevando a cabo prácticamente en toda Rusia.

El estado de las carreteras locales y regionales debería ser ahora el centro de atención de las autoridades regionales. La tarea es garantizar el desarrollo de las ciudades mediante el aumento de la actividad comercial a través del crecimiento de la conectividad del transporte en todo el país. Unir a toda Rusia con comunicaciones de transporte modernas es la tarea principal.

2. Rusia será uno de los líderes mundiales en tránsito de carga entre Europa y Asia. Ya hay una construcción de una carretera, que pasará a formar parte del corredor "Europa-Asia-Pacífico". Durante 6 años, la capacidad aumentará en una vez y media, alcanzando un volumen de transporte de 180 millones de toneladas. Los contenedores desde Vladivostok hasta las fronteras occidentales de Rusia que ahora tardan de dos a tres semanas, se completarán en 7 días. Por lo tanto, aumentará el volumen del tráfico de contenedores a lo largo de los ferrocarriles.

3. La Ruta del Mar del Norte será la clave para el desarrollo del Lejano Oriente y el Ártico, vinculando estos proyectos en un todo único. Hasta 80 millones de toneladas para 2025 aumentarán el flujo de carga a través de la Ruta del Mar del Norte. Para esto, Rusia está construyendo una moderna flota de rompehielos nucleares, que será la más poderosa del mundo.

4. La infraestructura social del Lejano Oriente no debería quedar rezagada con respecto al crecimiento de la infraestructura de transporte. Las inversiones en la formación de centros de crecimiento social y económico en la región se verán atraídas desde todas partes.

5. Es necesario expandir y reconstruir la red de aeropuertos regionales. En 6 años, la mitad de los vuelos interregionales debe llevarse a cabo directamente.

Ante nosotros tenemos no solo una colección de medidas puntuales, tenemos toda una estrategia a largo plazo, interconectado en todos los niveles y con implicaciones significativas. Si lo queremos, será un gran proyecto nacional. ¿Crees que esos planes están hechos de populismo? Aquellos que piensan así, se han quedado atrás en la vida y no entienden la esencia de lo que está sucediendo. Todo lo anterior ha terminado. Quien no entiende, irá desorientado. El tiempo ha cambiado, los estereotipos habituales están desactualizados, y el hecho es que si ayer era precipitado, hoy es el momento. Para mañana será demasiado tarde.

Los liberales en este proyecto no solo no están tomados en cuenta, sino que están contraindicados con él. Su tiempo ha terminado. Gradualmente serán eliminados de las posiciones clave. Es inevitable, como el amanecer. Ahora vemos que todos los procesos están interrelacionados. Ruta de la Seda - mensaje a la Asamblea Federal - control sobre la logística - lucha contra la corrupción en una región clave - barrer del poder a los liberales.

Este es solo el comienzo del proceso. Cuando la corrupción se combate no para provecho de otro círculo del poder, sino por el bien de la geopolítica global, esto cambia fundamentalmente el asunto. La reforma del poder en Daguestán, la eliminación de Magomedov, la redistribución de la propiedad en el ámbito de los transportes y las comunicaciones, el debilitamiento de los liberales en el gobierno - todos esto son eslabones de una cadena: la concentración del poder y la propiedad en manos del Centro para la planificación y seguimiento de proyectos de integración a largo plazo para dirigir los flujos financieros con el objetivo de integrar Rusia en el proceso geopolítico global de redistribución de los recursos mundiales.

En este camino, Rusia ganará refuerzos y renovación, será una victoria sobre Occidente y asegurará la soberanía, las fuentes de financiación y el impulso para la modernización. Ya es imposible que alguien aparte a Rusia de este camino. Por cierto, el puente de Crimea entra completamente en esta estrategia: nadie piense que Putin construirá ese exceso de comunicaciones para Crimea solo para la actual zona de pasto Kherson-Nikolaev. No, es para el futuro

Postdata

Es una pena Ucrania, no se orientó en la situación que se estaba perfilando y se fue a otra trinchera. Para el año 2050, su historia terminará. Es una pena para Georgia, por lo mismo. Pensar en burlar a Rusia, construir un gasoducto desde Azerbaiyán a Europa bajo el dominio de América, no funcionó. Simplemente se peleó con Rusia para nada. Moldavia no parece tener otra opción tampoco: manos en la cabeza para marchar hacia Rumania. Los azerbaiyanos con su petróleo en algún lugar tropezarán. Los armenios, como siempre, saldrán, y Rusia les ayudará.

Los Estados Bálticos lo aceptarán, de buenas o de cualquier manera. Bielorrusia aún puede navegar entre Europa y Rusia, pero corre el riesgo de meterse entre dos sillas. Si Ucrania no ha logrado ser astuta, que juega a dos barajas, entonces es mejor que los ingenuos bielorrusos no se arriesguen. Pero su elección es su negocio. Y Ucrania lo sabe. Si permanece con Rusia, a mediados de siglo podría tener un destino completamente diferente al que ahora sufre.

La participación del Estado en la economía rusa aumenta hasta casi el 50%

Moscú, 5 abr (Sputnik).- La participación del Estado ruso en la economía aumentó en 2017 acercándose al 50 por ciento, declaró el ministro del Desarrollo Económico, MaximOreshkin.

"El año pasado, según las estimaciones de los expertos, la participación del Estado volvió a crecer y se situó muy cerca del 50 por ciento", declaró en una reunión del Consejo de Estado para la Competencia. (Sputnik)

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero