Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Desde julio, la popularidad del tema de Ucrania ha empeorado en los medios occidentales. No importa cuánto Zelensky lo haya lanzado, no ha llamado mucho la atención. Los países de la UE están sufriendo la crisis del gas natural, la inflación y el devaluación del euro.

El "Financial Times" británico reveló el 4 de agosto que el ejército ucraniano había abandonado el plan de contraofensiva alegando que no estaba suficientemente equipado y ni siquiera disponía del 30% de las armas necesarias. Si está completamente equipado el próximo año, habrá una contraofensiva.

Ahora se deja que el ejército ucraniano lleve a cabo ataques esporádicos contra Rusia con lanzacohetes "Haimas" para demostrar que todavía está "luchando", y el ejército ruso no ha tomado más acciones militares, y las dos partes permanecen en un cierto "estado quo".

Zelensky aprovechó este "período de tranquilidad" para no estar inactivo. Sin embargo, no estaban tratando de ayudar al pueblo ucraniano a restaurar la producción y la vida, sino que estaban ocupados vendiendo el resultado final.

El 3 de agosto, el primer ministro ucraniano, Shmegar, anunció repentinamente que Ucrania iniciará una nueva ronda de privatizaciones a gran escala a partir del 1 de septiembre.

Dijo que era una tarea propuesta por el presidente Zelensky y que la Verkhovna Rada había aprobado la legislación pertinente.

El enfoque de Zelensky incluso sorprendió a los medios europeos. Por un lado, Ucrania ha declarado un estado de guerra, y la economía, la producción y los recursos están controlados por el estado. Ahora, obviamente, es inapropiado participar en una nueva ronda de privatizaciones. Después de más de 20 años de privatización, solo quedan las industrias más básicas relacionadas con la economía nacional y el sustento de las personas, si estas se venden, ¿cómo sobreviviremos en el futuro?

Además, en la turbulenta situación actual, estas propiedades en Ucrania no se pueden vender a un precio elevado.

Por lo tanto, tan pronto como se anunció la noticia, Razumkov, el ex presidente de la Rada Suprema de Ucrania, salió y acusó a Zelensky: "Esto en realidad es vender el país a bajo precio".

Razumkov y Zelensky pertenecen al "Partido de los Servidores del Pueblo", y él es el presidente del partido. Incluso él sintió que Zelensky estaba vendiendo el país a bajo precio y se preguntó cuántos ucranianos saldarían cuentas con Zelensky en el futuro.

Si la privatización absoluta es el salvavidas de Ucrania, ¿cómo explica Zelensky el problema de Motorsich?

En febrero de 2021, fue Zelensky quien firmó una orden para confiscar el 100% de las acciones de Motorsich y transferirlas a la “Administración de Activos Criminales” de Ucrania para sabotear artificialmente la adquisición de empresas chinas por motivos de “nacionalización”.

La compañía china reclamó 4.500 millones de dólares estadounidenses (inicialmente 3.600 millones de dólares estadounidenses) de la parte ucraniana, pero Ucrania parece un cerdo muerto que no le teme al agua hirviendo, e incluso pide tímidamente a Estados Unidos que apoye la compensación por ello, porque esto es cooperar con la "seguridad de los Estados Unidos".

Recuperar MotorSich mediante la "nacionalización" y ahora llevar a cabo una privatización completa, ¿es un buen asunto?

A juzgar por el estilo de conducta de Zelensky, el dinero de la privatización no debe tener nada que ver con el pueblo ucraniano, sino que solo enriqueció a su "pequeño equipo de artes escénicas" y a los oligarcas detrás de él. Al terminar la presidencia, puede sacar varios pasaportes y la familia puede irse a otros países a nutrirse.

¿Qué más hay a la venta en Ucrania?

Antes del estallido del conflicto militar ruso-ucraniano, todavía había alrededor de 800 empresas estatales en Ucrania que realizaban actividades normales de producción y operación. Los campos involucrados incluyen energía eléctrica, conservación de agua, tratamiento médico, industria militar, refinación de petróleo, industria combinada de minería y química, etc.

Tal como están las cosas, Zelensky incluso tiene la intención de vender gasoductos y oleoductos de la era soviética enterrados bajo tierra.

En 2009, el régimen de Yushchenko no se atrevió a vender tuberías de energía subterráneas cuando llevó a cabo acciones de privatización, y el parlamento aprobó una prohibición de ventas.

Parece que a la pandilla de Zelensky ya no le importan las apariencias, y están saltando el muro a toda prisa.

Cuando hablábamos del caso Madasic, a fines del año pasado, Zelensky hizo lo contrario. Ucrania vendió la "Planta de construcción de maquinaria número 1 de Kyiv" a General Motors, y la subasta duró solo 10 minutos.

La fábrica se estableció en 1882 y alcanzó su apogeo durante el período soviético. Era una empresa líder en la industria soviética. GM compró el negocio por solo 5 millones de $.

¿Zelensky habló de "nacionalización"? ¿En el bolsillo de quién cae la diferencia de precio cuando las grandes empresas se venden tan baratas?

En 2019, todavía hay alrededor de 1500 empresas estatales en Ucrania ¿Qué tan rápido es su rápida privatización? Las subastas en línea se utilizaron para vender empresas estatales, y más de 700 de ellas desaparecieron de un solo golpe.

¿Qué dijo Kirill, su subjefe de gabinete, el año pasado? "Por primera vez en la historia de Ucrania, hay tanta perseverancia política y el proceso es irreversible".

Pero ¿y el dinero? En 2020, los ingresos de la subasta serán de 2500 millones de hryvnia (afectados por la epidemia), y en 2021 serán de alrededor de 5000 millones de hryvnia, que son 134 millones de dólares estadounidenses, y todavía están soplando. Incluso un tonto sabría que este número no es normal.

A partir del 1 de septiembre, Zelensky finalmente comenzó a operar en las industrias más estratégicas. La que lo ayudó a soltar fue la "Ley No. 4543" de la Verkhovna Rada (reinicio de la privatización a gran escala que había sido suspendida).

Según información de Ucrania, tres puertos en el Mar Negro: Puerto Belgorod-Dnistrovsky, Puerto Skadovsk y Puerto Ust-Danubio se han incluido en la lista de privatización.

El problema es que los compradores son difíciles de encontrar, porque una vez que los inversores han pagado, no saben si estos puertos seguirán siendo parte del territorio ucraniano el próximo año.

Los compradores de tuberías de energía subterráneas no son fáciles de encontrar. El cliente más buscado es Rusia. Desde 2008, varias compañías energéticas rusas han querido participar en la subasta. Posteriormente, se anunció el fin de la prohibición de privatización en Ucrania. Si fuera a vender a Rusia ahora, ¿Estados Unidos estaría de acuerdo?

Pero si no se vende a Rusia, Alemania y Francia no la comprarán, porque si la energía rusa no se envía desde Rusia, el gasoducto será inútil.

Zelensky también tiene la intención de privatizar todos los ferrocarriles de Ucrania. En 2019, anunció que privatizaría la empresa ferroviaria estatal. La razón es que el ferrocarril está en una situación desesperada y el gobierno no tiene dinero para renovarlo, reconstruirlo y mantenerlo.

Pero Alexander Gava, Viceministro de Infraestructura, advirtió que esto tendría consecuencias desastrosas para el sistema ferroviario de Ucrania.

Zelensky ni siquiera entendió los conceptos de privatización ferroviaria y operación comercial ferroviaria.

La propia infraestructura ferroviaria de Europa es propiedad del Estado, y son las operaciones de transporte las que se comercializan. Aun así, el capital privado se resiste a instalar acondicionadores de aire en todos los vagones del metro.

Si además se entrega el ferrocarril al capital privado, será como un país de América del Sur, donde se desmantelarán las dos terceras partes de las vías férreas y sufrirá la gente que necesita viajar barato.

También se privatizan esta vez la "Corporación Central de Energía" y las "Minas de Carbón del Estado", de las cuales se venderá el 100% a particulares.

Zelensky incluso lo pondrá a subasta universidades, escuelas secundarias y escuelas primarias de Ucrania.

El 5 de agosto, el Ministerio de Finanzas de Ucrania dijo que el país firmó un contrato de préstamo sin intereses de 200 millones de euros con Italia. El dinero se utilizará para pagar a los maestros ucranianos.

Anteriormente, los medios occidentales también dijeron que los Estados Unidos y la Unión Europea proporcionaron a Ucrania 5 mil millones de dólares estadounidenses al mes, entonces, ¿cómo podrían no pagarse los salarios de los maestros y a dónde fue a parar el dinero?

Los soldados pasan armas de contrabando al mercado negro, las agencias de inteligencia venden información a Rusia y Bielorrusia, y los que están en el poder venden la sangre vital del país. En el pasado, siempre se decía que las niñas ucranianas iban a varios países a hacer industrias especiales para ganar divisas, pero en comparación con personas como Zelensky, son mucho más limpias.

En mayo, el National Review, un medio australiano, reveló una noticia aún más sorprendente: tres grandes consorcios multinacionales estadounidenses (Cargill, DuPont y Monsanto) compraron 17 millones de hectáreas de tierras agrícolas ucranianas.

La veracidad de esta noticia no se conoce en este momento, ya que luego de que Zelensky llegara al poder, el 31 de marzo de 2020, la Rada Suprema de Ucrania aprobó la "Enmienda a la Ley de Transferencia de Tierras Agrícolas de Ucrania" en tercera lectura, permitiendo la libre venta de tierra cultivable, pero los ciudadanos extranjeros Y las empresas todavía no pueden comprar tierras ucranianas.

Por lo tanto, el gobierno ucraniano y los tres consorcios estadounidenses ciertamente se negarían a confirmar esto.

La Unión Soviética ha dejado a Ucrania con un legado tan rico que eventualmente será aniquilado.

Zelensky quiere vender el último sustento de Ucrania para recibir dinero con el fin de cubrir el déficit fiscal. Es decir, no existe tal cosa como Ucrania.

Pero la pregunta sigue siendo, ¿quién lo comprará? Una empresa de un país debe cumplir dos condiciones si se atreve a comprar industrias ucranianas:

Primero, la empresa tiene suficiente solidez económica y capacidad para operar puertos, zonas mineras y campos de transporte;

En segundo lugar, el país donde se encuentra la empresa debe tener una buena relación con Rusia, de lo contrario, será muy problemático si la situación cambia.

En cuanto a Zelensky, ¿quién le puede creer? Después de que se realizan los actos traicioneros, ¿cómo puede haber medicina de arrepentimiento?

Si Zelensky quiere encontrar un comprador, debe ir al oeste para encontrar un compradores.

"Encerrarlos en su propio mundo": Kiev cambia de política hacia los rusos

Daniil Pevzner

MOSCÚ (Sputnik) — En las primeras semanas de la operación militar de Rusia en Ucrania, el Gobierno ucraniano reiteró en varias ocasiones que los ciudadanos rusos a pie no eran sus adversarios y que saludaba cualquier manifestación de protesta contra las acciones de sus militares en el suelo ucraniano.

Pero las hostilidades continúan, y esta política de Kiev ha cambiado.

El 24 de marzo pasado —cuando se cumplió un mes de la operación militar iniciada por el presidente ruso, Vladímir Putin, para, como el mismo dijo, desnazificar a Ucrania— el líder ucraniano, Vladímir Zelenski, se dirigió en un videomensaje a los rusos con un llamamiento a emigrar para no financiar las acciones bélicas.

"Protejan a sus hijos de la guerra. Cuenten la verdad sobre la guerra. Y, si pueden abandonar Rusia para no pagar los impuestos a la guerra, háganlo", dijo.

La operación militar no se ha parado. Las fuerzas rusas han logrado tomar bajo su control casi toda la región de Donbás y algunas otras zonas, entre ellas parte de la provincia de Zaporiyia.

Continúan los bombardeos. El Ministerio de Defensa ruso asegura que todos ellos están dirigidos contra la infraestructura militar, aunque reconoce que los militares ucranianos a menudo utilizan instalaciones civiles para establecer sus posiciones.

Kiev acusa a Rusia de llevar miles de ataques de misiles contra edificios residenciales, además de masacrar en las zonas que controla a los habitantes locales que protestan contra la presencia de los rusos. Moscú niega estas acusaciones y las califica como parte de una guerra informativa en su contra.

Quizás fueron todos estos sucesos los que forzaron al Gobierno ucraniano a cambiar la política hacia los ciudadanos rusos de manera drástica. El lunes 8, Zelenski puso sobre la mesa —por ahora solo mediática— para sus aliados occidentales una propuesta totalmente diferente: dejar de recibir a los rusos y enviar de vuelta a aquellos que emigraron.

Los rusos deben "vivir en su propio mundo hasta que cambien su modo de pensar, (...) Dirán que esta [operación militar] no tiene nada que ver con ellos. ¿Toda la población no puede ser responsable, sí? Pues sí que puede. Esta población ha elegido este Gobierno y no está luchando contra ello", dijo en una entrevista con el diario The Washington Post.

El líder ucraniano subrayó que "da igual qué tipo de ruso, (...) hagan que todos vuelvan a Rusia".

Esta tolerancia cero hacia los rusos se manifestó también en las declaraciones de uno de los asesores de Zelenski, Serguéi Léschenko, ofrecidas durante una entrevista concedida el martes a la cadena de televisión rusa Dozhd, medio considerado como agente extranjero por el Gobierno de Moscú y que suspendió sus transmisiones tras el inicio de la operación militar en Ucrania, pero hace pocas semanas las reanudó desde el extranjero.

La periodista y presentadora rusa Ana Mongáit le preguntó a Léschenko si iba a seguir el juicio en la República Popular de Donetks sobre los soldados ucranianos del batallón Azov (proscrito en Rusia), tomados prisioneros durante la operación para conquistar la ciudad de Mariúpol en mayo.

"Voy a encontrar otros espectáculos que ver, tenemos unos canales de Telegram interesantes donde muestran tanques y otros vehículos blindados rusos ardiendo, aviones estrellados, y esto me da más placer", dijo el asesor presidencial.

Como respuesta, Mongáit le expresó la esperanza de que en un futuro próximo "ninguno de esos espectáculos le de placer a nadie".

"No, créeme, gracias a Putin los ciudadanos ucranianos durante las próximas decenas de años van a disfrutar de los vídeos con rusos muertos, rusos asesinados, y le confieso que los disfruto incluso yo, una persona bastante pacífica, quien en los últimos años hablaba mucho en ruso, llevaba las redes sociales en ruso, y ahora disfruto de las crónicas donde se ven los cadáveres de los soldados rusos", pronunció con una calma aterradora.

Recepción escéptica

Hablando de los periodistas rusos que desde el inicio de la operación militar han protestado en contra de ella, criticando al Gobierno ruso y apoyando a Kiev, incluso estos cuestionaron la nueva iniciativa de Zelenski.

"Llevé mucho tiempo tratando de encontrar una explicación y justificación de esta réplica extraña. Por ahora no las he encontrado. Les recuerdo que casi todos los periodistas de Rusia abandonaron el territorio del régimen de Putin y le han declarado una guerra ideológica hasta la última gota de sangre", comentó el llamamiento del presidente ucraniano Alexandr Nevzórov, periodista calificado como agente extranjero en Rusia, quien después del comienzo de la operación abandonó su país y recibió la nacionalidad ucraniana por un decreto de Zelenski.

La periodista y columnista del periódico Novaya Gazeta —Premio Nobel de la Paz Dmitri Murátov— Yulia Latínina, crítica feroz del Gobierno de Putin, tachó de "inhumana" la idea del líder ucraniano.

"La propuesta del presidente Zelenski, de que varios millones de personas que huyeron del régimen de Putin deberían ser enviados de vuelta [muchos de ellos serán asesinados o arrestados] es inhumana y muy divisoria. Socava el apoyo abrumador de estos refugiados a la lucha justa de Ucrania", tuiteó.

La Comisión Europea, al comentar la iniciativa, afirmó que la UE está dispuesta a examinar la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Rusia, pero al mismo tiempo dio a entender que no sería fácil implementarlas.

"El código de visados, que regula la emisión de visas de corta duración, no estipula procedimientos para prohibirlas, (...) siempre habrá categorías de personas a las que se debe conceder los visados, por ejemplo en los casos humanitarios, así como para los familiares, periodistas y disidentes", dijo en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo Europeo, Anita Hipper.

Sin embargo, Hipper apuntó que cada miembro de la UE tiene el derecho a tomar las decisiones al respecto a su juicio.

De hecho, algunos países, como Letonia, Lituania, Estonia, la República Checa, Eslovaquia y Países Bajos ya anunciaron que dejan de emitir visados para los rusos, no obstante, no se trata de una suspensión total, en casi todos los casos hay excepciones, por motivos de estudio o para asistir al funeral de un familiar cercano.

Parece que no puede ser un cierre de fronteras total, como lo pide Kiev, pero sí que puede tratarse de la suspensión de los visados de turista.

Así, la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, el martes afirmó que "visitar Europa es una privilegia, no un derecho humano".

"Los vuelos de Rusia quedan suspendidos. Eso significa que mientras los Estados del Acuerdo de Schengen siguen emitiendo visados [a los rusos], son los países vecinos con Rusia [Finlandia, Estonia, Letonia] los que soportan la carga. Es hora de poner fin al turismo de Rusia", escribió en su cuenta de Twitter.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Hebestreit, reveló este miércoles 10 que la posible suspensión de los visados Schengen para los turistas rusos es una de las medidas que la Unión Europea baraja a la hora de debatir el nuevo y séptimo paquete de sanciones contra Rusia.

Desde Moscú advirtieron que dicha acción violaría los principios de la democracia.

"Basándose en sus propios compromisos, simplemente no pueden restringir la concesión [de visados] a un grupo de personas determinado, y más aún cuando se trata de una nación o un pueblo entero. Entonces, eso mataría toda la idea de la democracia, el liberalismo y la libertad", declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

El vicepresidente del Consejo de la Federación ruso (Cámara Alta) Konstantín Kosachov, coincidió con la diplomática, subrayando que "la iniciativa de privar a todos los ciudadanos rusos del derecho a obtener un visado contradice los actos normativos de la UE, las obligaciones internacionales de la UE en materia de derechos humanos".

Para el senador, la medida sería también "una discriminación por motivos de nacionalidad", en otras palabras, una medida nacionalista. Rusia afirma que uno de los objetivos fundamentales de su operación en Ucrania es luchar contra el nacionalismo, pero como resultado este fenómeno, por lo menos ahora, se manifiesta aún más.

Jalife-Rahme: Zelenski está en su agonía política

Medios occidentales de Estados Unidos, Chile y Alemania, junto a la organización Amnistía Internacional, han criticado al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, por retratarse en la revista 'Vogue' en plena guerra, acusó el politólogo Alfredo Jalife-Rahme.

Espacios periodísticos como CBS, The New York Times y Die Welt, además del reportero de guerra chileno Gonzalo Lira, cuestionaron al líder ucraniano por su frivolidad en pleno conflicto con Rusia, añadió el internacionalista en su columna de La Jornada de este 10 de agosto.

En tanto, subrayó que aunque Aministía Internacional ha sido muy críticada por ocultar atrocidades perpetradas por Estados Unidos durante sus guerras en el siglo XXI, ahora denuncia que el ejército ucraniano amenazó a civiles al colocar bases militares en zonas pobladas y en inmediaciones de hospitales y escuelas.

Jalife-Rahme apuntó que el organismo defensor de derechos humanos acusó a las fuerzas armadas de Ucrania de violar la ley humanitaria internacional con esas acciones y convirtió a los objetivos civiles en objetivos militares.

Con su postura, no hay que entender que Amnistía Internacional esté renegando de su pasado amnésico ante las violencias militares del Reino Unido y Estados Unidos, consideró el internacionalista, sino que la denuncia exhibe una fuerte presión contra Zelenski.

El editorialista mexicano consideró que el mandatario ucraniano está en agonía política y calificó de inverosímil que Washington cometa los mismos errores que cometió durante sus incursiones militares en Afganistán, Irak y Siria, perpetradas todas en este siglo.

Además, mencionó el documental de CBS Arming Ukraine (armando Ucrania, en español) que acusa que el 70% de las armas que el Departamento de Defensa estadounidense ha enviado al país europeo en conflicto con Rusia no alcanzan los frentes de batalla, debido a la corrupción del gobierno de Zelenski, el dispendio y los negocios del mercado negro.

Jalife-Rahme también informó que el canal estadounidense de televisión se desdijo luego de la publicación del documental, lo que derivó en que el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmytró Kuleba, acusara al medio de desinformar.

Ucrania es el país más corrupto de Europa, un hecho que no puede ocultar ni siquiera la prensa británica en espacios como The Guardian, pese a que son favorables a Zelenski, acusó el internacionalista.

Subrayó que Zelenski tiene una casa en Tel Aviv, Israel, valuada en 8 millones de dólares, una villa en Miami, Florida, de 34 millones de dólares y figura en los Pandora Papers, además de cuentas bancarias en Belice, Chipre y las Islas Vírgenes Británicas.

Además, el mandatario ucraniano posee un departamento en Londres de 7,5 millones de dólares, lo que problematiza a la prensa occidental luego de defenderlo al inicio del conflicto, consideró Jalife-Rahme.

Aplastan a política de Estonia por su tuit "visitar Europa es un privilegio, no un derecho humano"

La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, se convirtió en epicentro de una polémica tras un llamado que hizo en las redes sociales para dejar de emitir visas turísticas a los rusos.

"Visitar Europa es un privilegio, no un derecho humano", escribió en su cuenta de Twitter la primera mujer en asumir el cargo de primera ministra en el país báltico.

La política europea agregó que mientras los vuelos en Rusia están cerrados para la Unión Europea, los países del área Schengen emiten visas "asumiendo la carga ", por lo que llamó a acabar con el turismo ruso.

Cuestionan a Kallas por sus declaraciones

Algunos usuarios respondieron a la ministra estonia con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 13 establece que todas las personas tienen derecho a salir de cualquier país, incluido el suyo, así como regresar a su país de origen.

"Entonces, ¿estamos hablando de derechos humanos y privilegios ahora? ¿Qué hiciste exactamente para tener el privilegio de visitar otros países europeos? Oh espera... simplemente naciste en uno de ellos", cuestionó a la política otro usuario.

A su vez, el jefe del buró europeo de China Daily, Chen Weihua, quien también trabajó anteriormente en EEUU, indicó que "castigar a ciudadanos de a pie inocentes no es una buena idea para nadie".

"La xenofobia en el espacio de la UE debería ser un delito independientemente de la ciudadanía de la comunidad prevista por tal intolerancia. ¿Son estos los llamados "valores de la UE"?", se dirigió a la política el reconocido analista, experto en temas de política y seguridad Alexandre Guerreiro.

"Este es un claro ejemplo de FASCISMO. Esta guerra es una cuestión entre políticos de Ucrania y Rusia. No incluye la ciudadanía de estas dos naciones. Estonia y Letonia deben ser un ejemplo de paz y gente acogedora y no un ejemplo de fascismo y racismo modernos. ¡Esa es la verdad!", escribió otro usuario.

"Hola, tengo una idea. Hagamos que los rusos lleven algún símbolo en la ropa y confinemos a los turistas en zonas específicas. Llamémoslos campamentos, por ejemplo. Alemania tiene mucha experiencia en ello", comentó otro usuario en alusión a la Alemania nazi.

"Consumir gas ruso es un gran privilegio. Es hora de pensar en ello", ironizó otro al hacer referencia a la crisis energética que vive Europa tras implementar varios paquetes de sanciones contra Rusia.

"¿Pudo sugerir lo mismo para los estadounidenses cuando su guerra causó aproximadamente 1 millón de muertes en Irak? ", fue otro comentario.

"Así que también deberíamos dejar de emitir visas a israelíes y saudíes, ¿no? Y deberíamos haber hecho lo mismo con los ciudadanos estadounidenses cuando invadieron Irak, ¿no?", respondió otro usuario.

Las declaraciones de Kaja Kallas se dieron luego de que el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, aseguró que Occidente debería prohibir a los rusos entrar a sus países al menos durante un año.

En una entrevista con The Washington Post, el líder ucraniano tildó de débiles las sanciones contra Rusia y volvió a pedir que Occidente endurezca las acciones contra el pueblo ruso. El presidente de Ucrania incluso subrayó que no le importa que haya rusos que no están de acuerdo con la operación militar.

"Cualquiera que sea el tipo de ruso (…) hay que hacer que se vayan a Rusia", declaró Zelensky. Y agregó que "entonces lo entenderán. Dirán: esta operación no está relacionada con nosotros. No se puede responsabilizar a toda la población, ¿verdad? Se puede. La población eligió a ese Gobierno y no lucha contra él, ni discute con él, ni le grita.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente