Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Los occidentales están preocupados por la eventual adhesión de Irán a la Unión Económica Euroasiática (UEEA), lo que le permitiría eludir las sanciones estadounidenses. Pero la verdadera preocupación proviene en realidad del creciente poder de Rusia, que lidera, entre otras cosas, esta Unión.

Después de la visita a Rusia del presidente del Parlamento iraní, Mohammed-Baguir Qalibaf, la revista israelí Israel Hayom examinó todas las preocupaciones de los países occidentales: “Los estados occidentales temen que la pertenencia a la Unión liderada por Rusia permita a Teherán eludir las sanciones estadounidenses y avanzar en su programa nuclear. El presidente del Parlamento iraní, Mohammad-Baguir Qalibaf, dijo el viernes que su país planea unirse a la Unión Económica Euroasiática (UEE) liderada por Rusia. Teherán daría sus primeros pasos para unirse a esta organización de naciones de Europa del Este y Asia Occidental y Central dentro de dos semanas”.

Qalibaf hizo las declaraciones luego de una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin durante un viaje de tres días a Moscú. También se reunió con miembros de la Duma rusa y discutió cuestiones económicas con altos funcionarios del gobierno.

Establecida en 2014, la UEEA adopta políticas comunes en temas como la macroeconomía, el transporte, la industria, las aduanas y las regulaciones antimonopolio y permite la libre circulación de mercancías. Sus miembros son Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Kirguistán y Armenia. Otros países podrían convertirse en miembros en el futuro.

“Los estados occidentales han expresado su preocupación de que Irán pueda aprovechar el comercio costero con Rusia y otros países de la UEEA para eludir las sanciones estadounidenses y avanzar en su programa nuclear. Rusia ha ayudado a Teherán a expandir y modernizar su programa nuclear en el pasado”, señaló Israel Hayom.

La preocupación occidental bien puede explicarse en el contexto de las recientes disputas entre Rusia y los países de la OTAN que habían anunciado nuevas sanciones contra este último país. Estas presiones destinadas a devolver a Rusia a sus fronteras y, como anunció recientemente el jefe del Pentágono, expulsarla del Medio Oriente. Obviamente, la perspectiva de una alianza Rusia-Resistencia es diabólicamente aterradora para estos sectores.

El viernes, el canciller ruso advirtió que su país incluso estaba dispuesto a romper las relaciones diplomáticas con la Unión Europea en caso de nuevas sanciones: “Estamos preparados para ello. Lo haremos si vemos … que se imponen sanciones en determinados sectores buscando paralizar nuestra economía”. La advertencia de Lavrov se produce tres días después de las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de la UE, Josep Borrell, quien recomendó nuevas sanciones contra Moscú tras ser tratado con dureza por su injerencia en los asuntos internos de Rusia.

De hecho, según el plan occidental, Putin debería haberse suavizado con las protestas pro-Navalny del 23 de enero, pero no fue así. Por el contrario, Putin ha mostrado una determinación sorprendente. Tres diplomáticos europeos fueron expulsados de Rusia por participar en las manifestaciones antigubernamentales durante la estancia de Josep Borrell en Moscú. Durante la conferencia de prensa final con Borrell, Serguei Lavrov dijo a los periodistas que Rusia no ve a la UE como un “socio confiable”.

Erdogan pide el levantamiento de las sanciones estadounidenses contra Irán

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo el domingo por la noche (21 de febrero) que había una “ventana de oportunidad” para el levantamiento de las sanciones estadounidenses contra Irán en una entrevista telefónica con su homólogo iraní Hassan Rohani.

“Queremos que la nueva administración de EEUU renuncie a las sanciones unilaterales contra Irán. (…) Las declaraciones recientes han abierto una nueva ventana de oportunidad en este asunto”, dijo el presidente turco en un comunicado.

El jefe de Estado turco también afirmó que la reactivación del Plan de Acción Integral Común (PAIC), el acuerdo nuclear firmado en 2015 por Irán y seis grandes potencias (China, EEUU, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania), fue “la actitud más razonable” a adoptar.

“El levantamiento de sanciones es una solicitud legal y lógica. (…) Irán volverá a sus compromisos (nucleares) después del levantamiento de las sanciones. La estrategia de Irán, como se ha anunciado repetidamente, será actuar de acuerdo con las acciones (de la otra parte)”, dijo el presidente iraní en un comunicado.

Turquía ha pedido repetidamente a EEUU que regrese al acuerdo nuclear de Irán de 2015 y ponga fin a las sanciones contra Teherán.

La nueva administración demócrata de Joe Biden ha declarado su disposición a volver a involucrar a EEUU en el acuerdo, abandonado en 2018 por Donald Trump, pero Washington y Teherán están esperando un primer paso del otro.

Irak revela detalles sobre drones de EEUU que mataron a Soleimani

Un alto cargo aeroportuario de Irak revela que, en vísperas del asesinato del general iraní Qasem Soleimani, 3 drones de EE.UU. violaron el espacio aéreo iraquí.

Hay un espacio aéreo abierto y sin restricciones para que los drones estadounidenses informen sobre las posiciones de sus fuerzas militares en Irak y, en este espacio aéreo, sólo pueden ingresar drones de inteligencia”, informó el sábado Ali Muhamad Taqi, director del Aeropuerto Internacional de Bagdad, la capital.

El funcionario dio a conocer detalles de los drones estadounidenses que ejecutaron los asesinatos del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y varios otros compañeros que cayeron mártires en un ataque aéreo de EE.UU., perpetrado el 3 de enero.

Taqi señaló que, tras producirse una serie de manifestaciones en rechazo a unas ofensivas aéreas letales de aeronaves no tripuladas (drones) y cazas F-16 de EE.UU. sobre varias posesiones del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataeb Hezbolá, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak en la provincia occidental de Al-Anbar, y los posteriores incidentes a la afueras de la embajada estadounidense en Bagdad, se inició la violación del espacio aéreo por parte de las fuerzas norteamericanas desplegadas en el territorio iraquí.

En concreto, anotó que tres drones de Estados Unidos habían entrado en el espacio aéreo iraquí el día previo al asesinato del estratega militar iraní, considerado por muchos como el abanderado en la lucha contra el terrorismo en Irak y la región de Asia Occidental.

“Se suponía que solo entrarían dos drones, pero los estadounidenses no respondieron a los reclamos del personal de la torre del control del aeropuerto de Bagdad para que explicaran los cambios de planes, que luego desencadenaron en la violación del espacio aéreo de Irak en ese momento”, especificó Taqi.

Después de este ataque, el pueblo iraquí exigió la retirada de las tropas estadounidense de su país por considerar que se había violado su soberanía, una decisión que fue ratificada posteriormente por el Parlamento de Irak.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES