Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

PEKÍN (Sputnik) — El Gobierno de China llamó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a investigar el origen del coronavirus SARS-CoV-2 no solo en el país asiático sino también en otros Estados.

"La OMS debe realizar investigaciones similares también en otros países", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian.

Este 11 de enero, las autoridades chinas anunciaron que la llegada de una delegación de expertos de la OMS estaba prevista para el 14 de enero.

China fue la primera nación en detectar el coronavirus a finales de diciembre de 2019.

El grupo de la OMS está integrado por expertos de Alemania, Australia, Catar, Dinamarca, Estados Unidos, Japón, Países Bajos, el Reino Unido, Rusia y Vietnam.

Zhao indicó que su Gobierno apoya a los científicos del mundo entero en la investigación del origen del coronavirus y las vías de transmisión de la enfermedad COVID-19, remarcando que desde el inicio de la pandemia China mostró transparencia en la cooperación con la OMS.

"China está dispuesta a colaborar estrechamente con la OMS y los expertos internacionales para hacer una aportación en este ámbito", apostilló el diplomático.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que la entidad saluda la declaración de las autoridades chinas sobre la fecha de la visita de sus expertos al país y espera lograr una estrecha cooperación con Pekín para identificar la fuente del COVID-19.

"Damos la bienvenida a la declaración de China con respecto a un grupo internacional que estudia el origen del virus que causa el COVID-19. Esperamos trabajar estrechamente con nuestros colegas chinos en esta importante misión", escribió el jefe de la OMS en su cuenta de Twitter.

Rusia y China se imponen a EEUU en la carrera de las vacunas con sus aliados en Oriente Medio

China y Rusia extienden la aplicación de sus vacunas y forjan nuevos lazos con algunos de los aliados más cercanos de Washington en Oriente Medio, escribe Foreign Policy.

En los últimos años, Egipto ha gastado más dinero en equipos de defensa rusos que desde principios de los 70. El Cairo también ha forjado una relación económica sustancial con Pekín. En 2017, Turquía compró el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia y ha ampliado sus relaciones comerciales y diplomáticas con China. Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) también buscan acuerdos con Vladímir Putin y Xi Jinping.

Más recientemente, sin embargo, apareció un nuevo instrumento de influencia: las vacunas contra el coronavirus.

De esta manera surgió la así llamada diplomacia de las vacunas por analogía con la diplomacia de las máscaras que promovió China mediante el suministro de equipo de protección personal, asegura el medio Foreign Policy.

El editorial sugiere que existe una conexión entre la receptividad a la vacuna rusa y china y los cambios más amplios que se producen en el orden regional. Además enumera los logros de la diplomacia de la vacuna en los países de Oriente Medio.

A finales de diciembre, Egipto comenzó a vacunar a los trabajadores de la salud con la vacuna Sinopharm. El medio explica la elección de este fármaco por la magnitud de la inversión de Pekín en el país árabe y el deseo de los dirigentes de mantener fuertes vínculos con China.

"La rápida aceptación de la vacuna Sinopharm por parte de Egipto es también parte del impulso de El Cairo para convertirse en un centro regional de producción y distribución de vacunas, incluyendo Sputnik V de Rusia", asegura el autor Steven Cook.

El Cairo también recibirá unos 50 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, lo que, según el medio, refleja la forma en que los egipcios ven sus relaciones generales con China, Rusia, EEUU y Europa.

"No quieren que se les pida que escojan un equipo porque ya no ven la necesidad de elegir un bando", señaló.

Del mismo modo, Turquía también ha comenzado a inocular a sus ciudadanos una vacuna hecha en China. Asimismo anunció que produciría Sputnik V a nivel nacional. El país otomano se ve distanciado de sus socios tradicionales en Europa y EEUU y aunque recibe un modesto lote de la vacuna de Pfizer, el Gobierno de Ankara parece más dispuesto a trabajar con Rusia y China, indica Foreign Policy.

El editorial admite que Turquía y Rusia se encuentran en extremos opuestos de diversos conflictos regionales, pero han logrado contener y compartimentar esas diferencias al servicio de sus objetivos más amplios, ya que la producción conjunta de la vacuna promueve los objetivos estratégicos.

En lo que respecta a China, los funcionarios turcos quieren beneficiarse de los lazos comerciales y de un posible contrapeso a EEUU, aunque ello signifique transigir con sus principios respecto a los uigures, opina Cook.

Por su parte, los países del golfo Pérsico usan todas las vacunas disponibles. Arabia Saudí, Omán y Kuwait han obtenido la vacuna de Pfizer, Catar usa tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna. Bahréin y los EAU utilizan el desarrollo de Sinopharm. El gobernante de Dubái, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktum, fue fotografiado recibiendo la vacuna de Sinopharm.

El avance rápido de Sinopharm entre los países del golfo Pérsico que pueden permitirse los productos más caros de Pfizer y Moderna refleja la situación en general en la región, indica el medio.

"Los países se protegen contra la retirada de EEUU y la polarización de la política estadounidense que hace de Washington un socio diplomático, militar y económico menos eficaz, dejando a China y Rusia como alternativas plausibles", escribió Cook.

El editorial constata la ausencia de EEUU en la lucha contra el coronavirus en una variedad de lugares importantes, incluyendo Oriente Medio. "Nunca antes nadie había querido realmente productos rusos o chinos, pero parece que ya no es así, al menos con estas vacunas", finalizó.

Argelia aprueba la vacuna rusa Sputnik V

MOSCÚ (Sputnik) — Argelia se convirtió en el primer país africano en autorizar el uso de la vacuna rusa anticoronavirus Sputnik V, comunicó la cuenta oficial del fármaco en Twitter.

"El Fondo Ruso de Inversión Directa informa sobre el primer registro de Sputnik V en África. El Ministerio de Industria Farmacéutica de Argelia registró Sputnik V el 10 de enero", dice la publicación.

El país espera empezar la vacunación masiva ya en enero, según el ministerio argelino.

"Un logro genuino": Periodista de The New York Times explica por qué decidió vacunarse con la Sputnik V

Andrew E. Kramer, un reportero de The New York Times, ha relatado en un artículo para ese diario estadounidense cómo y por qué "dejó de lado" sus dudas y decidió vacunarse contra el coronavirus con el antídoto ruso Sputnik V, cuya primera dosis recibió el lunes pasado.

El periodista recuerda que "durante meses", muchos científicos occidentales cuestionaron la Sputnik V, en primer lugar, por su pronta aprobación y por una aparente 'carrera de vacunas' con fabricantes de otros países.

Sin embargo, cuando se completaron los ensayos de última etapa, el fármaco mostró una tasa de eficacia del 91,4 %, lo que sugiere que "ofrece 9 de cada 10 posibilidades de evitar el covid-19", enfatiza Kramer, quien destaca que incluso el escepticismo de los expertos occidentales se centró principalmente en la aprobación temprana, y no en el diseño de la vacuna, que es similar a la producida por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Otro argumento a favor que recoge el periodista es que Rusia ya ha vacunado a alrededor de un millón de sus propios ciudadanos y exportado la Sputnik V a Bielorrusia, Argentina y otros países, "lo que sugiere que cualquier efecto secundario nocivo que se haya pasado por alto durante los ensayos ya habría salido a la luz".

"Una práctica larga e ilustre"

El periodista destaca que "los resultados esencialmente buenos" del ensayo parecen ser "un logro genuino para los científicos rusos, que continúan con una práctica larga e ilustre de desarrollo de vacunas". En este sentido, recuerda que, en el período soviético, combatir las enfermedades infecciosas "era una prioridad de salud pública" en el país y exportar vacunas al mundo en desarrollo, "un elemento de la diplomacia de la Guerra Fría".

Finalmente, otra razón por la que Kramer decidió vacunarse "con un producto de la ingeniería genética rusa" es su disponibilidad, pues las clínicas rusas "no se han visto afectadas por las colas o los problemas logísticos reportados en los sitios de vacunación en EE.UU. y otros países", constata.

La campaña de vacunación en Rusia comenzó con trabajadores médicos y de la educación, y ahora está abierta a personas mayores de 60 años o con enfermedades subyacentes que las hacen vulnerables, además de las que trabajan en una lista "cada vez mayor" de profesiones consideradas de alto riesgo, incluidos los periodistas, explica el reportero, que indica que él incluso "tuvo la suerte" de evitar "algunos de los efectos secundarios comunes de la Sputnik V, como un dolor de cabeza intenso o fiebre".

Sputnik V

La Sputnik V, que recibe su nombre del primer satélite artificial, lanzado por la URSS en 1957, es la primera vacuna rusa contra el covid-19. Desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú, fue registrada el pasado 11 de agosto.

La vacuna utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5 que se aplican en dos inyecciones. Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud. De hecho, el fármaco se basa en una plataforma de dos vectores ya existente con la que ya se crearon otras vacunas.

Según los resultados obtenidos durante la tercera fase de los ensayos clínicos del fármaco, la eficacia de la vacuna Sputnik V es del 91,4 %. El cálculo se basó en el análisis de datos de 22.714 voluntarios.

El Ministerio de Salud de Rusia autoriza pruebas clínicas de la vacuna Sputnik 'light'

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Salud de Rusia autorizó la realización de ensayos clínicos de la versión 'light' de la vacuna rusa contra coronavirus Sputnik V, según el registro ministerial.

"Ensayos abiertos de seguridad, tolerancia e inmunogenicidad del fármaco Sputnik Light en la prevención de la infección causada por el virus SARS-CoV-2", dice el documento.

Según el texto, las pruebas incluirán a 150 voluntarios y finalizarán el 31 de diciembre del año en curso.

El pasado 11 de agosto Rusia registró la primera vacuna contra el COVID-19, llamada Sputnik V y desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya.

El fármaco, producido en cooperación con el el Fondo Ruso de Inversión Directa, usa dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y prolongada que las vacunas basadas en un mismo vector para dos dosis, según los desarrolladores.

La versión light de la vacuna consiste en el primer componente y se administrará solo una vez, lo que permitirá inmunizar a decenas de millones de personas en medio de las capacidades industriales limitadas.

Según lo previsto, el fármaco tendrá una eficacia de hasta el 85% y un periodo de protección más corto en comparación con Sputnik V que demostró una eficacia del 91,4%.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente