Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Un atentado terrorista se ha producido en el interior de la Basílica de Notre Dame, en pleno centro de Niza. Sobre las 9 de la mañana, un individuo armado con un cuchillo ha entrado en la iglesia y matado a tres personas, dos mujeres y un hombre.

Al menos una de la víctimas, una de las mujeres, ha sido decapitada. El varón fallecido podría ser el sacristán de la basílica. Dos de los muertos perecieron en el interior del templo. El tercero, en un bar cercano donde había buscado refugio tras haber sido herido.

Según medios locales, el cuerpo de una primera mujer fue encontrado dentro de la edificación religiosa, mientras que una segunda mujer había logrado refugiarse en un café cercano antes de perder la vida. La tercera víctima mortal del apuñalamiento sería un hombre.

Varios usuarios de redes sociales también han compartido videos que muestran a policías y socorristas actuando en el lugar después de la masacre.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista (PNAT, por sus siglas en francés) ha tomado el caso y ha abierto una investigación por "asesinato en conexión con actividad terrorista", "intento de asesinato en conexión con una actividad terrorista" y "asociación criminal terrorista".

VIDEO

El autor ha sido detenido por la policía municipal no lejos del lugar a las 9:10. Ha resultado herido de gravedad. El alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, ha informado que "no paraba de gritar en árabe 'Alá es grande' mientras era atendido por los médicos que le trasladaron al hospital".

Aunque se desconocen la identidad y motivaciones concretas, las autoridades no dudaron en calificarlo desde el principio de terrorismo. De hecho, la Fiscalía ha abierto su investigación bajo los cargos de "asesinato" y "asociación de malhechores y terrorista".

Varios medios recuerdan las recientes amenazas de una rama de Al Qaeda en relación con la polémica de las caricaturas de Mahoma. Fuentes policiales confirman que la policía había ordenado reforzar la vigilancia a las iglesias durante Todos los Santos. No obstante, no había protección policial en la basílica de Niza.

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció que ha elevado el nivel de alerta terrorista en todo el país tras el atentado. Ante la Asamblea Nacional, Castex consideró "innoble, bárbaro y abyecto" el atentado y prometió una respuesta "firme, implacable e inmediata". El primer ministro anunció un Consejo de Defensa extraordinario para mañana, viernes.

La Asamblea Nacional ha guardado un minuto de silencio. En la tribuna, el primer ministro defendía el confinamiento anunciado anoche por el presidente Emmanuel Macron. Terminado su discurso, Castex ha abandonado el hemiciclo para sumarse a la célula de crisis abierta en el ministerio de Interior. A ella ha llegado el presidente de la República, quien viajará hoy mismo a la ciudad de la Costa Azul.

La basílica de Notre Dame está cerca del Paseo de los Ingleses, la cornisa marítima de Niza, donde un ataque suicida provocó 86 muertos en 2016 mientras la muchedumbre contemplaba los fuegos artificiales del 14 de julio.

El alcalde atribuyó el atentado al "islamofascismo" y aseguró que ha hablado con el presidente, Emmanuel Macron, que tiene previsto trasladarse al lugar de los hechos en las próximas horas.

"Trece días después de Samuel Paty, nuestro país ya no puede estar satisfecho con las leyes de paz para aniquilar el islamofascismo", ha asegurado el regidor en Twitter.

UN HOMBRE ABATIDO EN AVIÑÓN

Un hombre que este jueves por la mañana amenazaba con un arma en la calle a los transeúntes en la ciudad francesa de Aviñón, en el sureste del país, fue abatido por la policía, según los medios locales citados por Efe.

Fuentes policiales citadas por "La Provence" indicaron que el hombre, que llevaba una pistola, ha muerto y no hay heridos. La prefectura (delegación del Gobierno) indicó a Efe que la policía intervino desde poco antes de las 11.00 horas y que el fiscal se ha desplazado al lugar de los hechos, en el barrio de Montfavet. Se ha abierto una investigación oficial.

Algunos medios indicaron inicialmente que el hombre gritó "Alá es grande", pero no hay confirmación oficial de ese extremo ni del carácter terrorista de lo ocurrido.

Segundo atentado en Francia: un hombre ataca a transeúntes con un cuchillo al grito de "Allahu Akbar"

Un hombre armado con un cuchillo habría intentado atacar a transeúntes en las calles de la ciudad francesa de Aviñón, informan medios locales.

Según reportes, el atacante habría gritado "Allahu Akbar" y amenazado a las personas con un cuchillo. La Policía, que llegó al lugar, respondió abriendo fuego y abatió al sospechoso.

Las autoridades han abierto una investigación al respecto.

Este atentado se produjo dos horas después del ataque en la basílica de Notre-Dame en Niza, en el sur del país, donde tres personas murieron a manos de un hombre armado con un cuchillo. Se presume que una mujer fue decapitada durante el ataque.

"Evitaron una nueva tragedia" en Francia: La Policía de Lyon arresta a un hombre armado con un "cuchillo largo"

Un hombre armado con un arma blanca ha sido detenido por la Policía nacional en la ciudad francesa de Lyon, tras el presunto atentado terrorista en una iglesia de Niza y un ataque con cuchillo en Aviñón.

Pierre Oliver, alcalde del distrito lionés de Perrache, informó a través de Twitter que las fuerzas de seguridad habían arrestado a un hombre que portaba un "cuchillo largo". "¡Gracias a la Policía por su eficaz intervención que hizo posible evitar una nueva tragedia!", escribió el funcionario.

El sospechoso era un ciudadano afgano armado con un cuchillo de 30 centímetros, informaron medios locales. Fue detenido tras intentar subir a un tranvía.

Policía francesa frustra un presunto atentado terrorista en Sartrouville tras los ataques en Niza y Aviñón

La Policía francesa ha arrestado a un hombre en posesión de un cuchillo cerca de la iglesia de Saint-Martin de la ciudad de Sartrouville tras los ataques con arma blanca ocurridos en Niza y Aviñón este jueves.

Según medios locales, el sospechoso fue detenido aproximadamente a las 13:00 (hora local) después de que supuestamente afirmara que tenía intenciones de imitar el ataque que tuvo lugar en un iglesia de Niza en horas de la mañana y que dejó tres víctimas mortales.

El padre de sujeto habría sido quien alertó a la Policía y los oficiales actuaron de inmediato. Se ha establecido un cordón de seguridad en la zona alrededor del templo mientras se llevan a cabo las investigaciones.

Un equipo de especialistas en explosivos inspeccionó el automóvil del sospechoso, pero no encontraron rastros de bombas.

Macron anuncia el aumento de los militares involucrados en operaciones antiterroristas en Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado que aumentará el número de militares involucrados en operaciones antiterroristas en Francia para proteger sitios clave del país, como lugares de culto y escuelas.

De esta manera, el número de tropas desplegadas en el territorio nacional como parte de la Operación Centinela pasaría de 3.000 a 7.000 soldados.

La medida ha sido tomada tras la cadena de ataques perpetrados esta jornada en varias ciudades del país. El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció que la alerta en el país se ha elevado al nivel de "urgencia atentado" tras lo ocurrido.

Conflicto entre Francia y el mundo musulmán

Los ataques se producen en medio del creciente conflicto entre Francia y el mundo musulmán tras el asesinato del maestro francés Samuel Paty. Ese educador fue decapitado por un alumno el 16 de octubre después de mostrar en clase las caricaturas del profeta Mahoma que provocaron el atentado yihadista a la revista Charlie Hebdo en enero de 2015.

A raíz de ese crimen, el presidente Emmanuel Macron prometió intensificar la luchar contra el "separatismo islámico" en Francia y defender la publicación de las caricaturas de Mahoma. A principios de este mes ya manifestó que el islam era una religión "en crisis en todo el mundo".

Por su parte, el líder de Turquía, Recep Tayyip Erdogan declaró que Macron necesita "atender su estado psíquico" por sus palabras sobre el islam. Además, hizo un llamado a la ciudadanía de su país para boicotear los productos franceses.

A su vez, el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, acusó al presidente de Francia de "atacar al islam". El mandatrio enfatizó que "Macron ha atacado y herido los sentimientos de millones de musulmanes en Europa y en todo el mundo".

Francia afirma que no renunciará a sus valores y libertades pese a las amenazas

Francia "nunca renunciará a sus principios y valores", empezando por la libertad de expresión, más allá de las amenazas que reciba, ha comentado este miércoles el portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, durante una sesión informativa.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, hizo este lunes un llamamiento a la ciudadanía de su país para que boicotee los productos franceses, al tiempo que ha señalado que los líderes europeos deben poner fin a la agenda "antiislam" que, supuestamente, impulsa Emmanuel Macron.

A raíz del el asesinato del maestro francés Samuel Paty, decapitado por un alumno el pasado 16 de octubre después de mostrar en clase caricaturas del profeta Mahoma, Macron destacó el compromiso de su país con la libertad de expresión. "No renunciaremos a las caricaturas y los dibujos", dijo la semana pasada. Y añadió dirigiéndose a todos los maestros de Francia: "continuaremos esta lucha por la libertad y la razón, de la cual ustedes son la cara".

Turquía denunciará la caricatura de Erdogan en “Charlie Hebdo” en calzoncillos

 

El Gobierno turco anunció este miércoles que tomará las medidas “legales y diplomáticas necesarias” contra la revista francesa Charlie Hebdo, por haber publicado una caricatura del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

“Turquía tomará todas las medidas legales y diplomáticas necesarias en respuesta a una caricatura del presidente Tayyip Erdogan en el semanario satírico francés Charlie Hebdo”, señaló la presidencia turca en un comunicado enviado a los medios. “Nuestra lucha continuará hasta el final, de una forma sana pero decidida, ante estas medidas maliciosas e insultantes”, añade la nota.

Ya ayer, martes, Erdogan interpuso una denuncia contra el diputado ultraderechista neerlandés Geert Wilders por haber difundido una caricatura del mandatario turco que lo muestra con una bomba en la cabeza.

El abogado de Erdogan, Hüseyin Aydin, entregó la denuncia de “injurias contra el presidente” a la Fiscalía de Ankara, solicitando que se juzgue a Wilders acorde al código penal turco, según informó la agencia turca Anadolu.

La caricatura en la portada de la más reciente edición de Charlie Hebdo muestra a Erdogan con camiseta interior y calzoncillos, levantando la falda de una mujer que va cubierta con un hábito islámico.

Las autoridades turcas condenaron anoche el dibujo por “difundir racismo y odio cultural” y acusaron de nuevo al semanario francés de “xenofobia e islamofobia”.

Las tensiones diplomáticas entre Ankara y París se han intensificado desde el atentado el pasado 16 de octubre contra el profesor francés de Historia Samuel Paty, decapitado por un islamista checheno en plena calle en la localidad de Conflans Sainte Honorine (afueras de París) diez días después de haber enseñado unas caricaturas del profeta en una clase sobre la libertad de expresión.

Esas caricaturas publicadas hace más de cinco años por Charlie Hebdo, víctima de un atentado islamista en 2015 en el que murieron doce personas, han sido defendidas por París al considerarlas legítimas como expresión.

Turquía ha condenado el uso de las caricaturas en protestas en Francia por el asesinato de Paty y en defensa de la libertad de expresión.

Erdogan ha llamado al boicot de los productos galos en Turquía y ayer martes tuvieron lugar pequeñas protestas contra Francia en varias ciudades del país, convocadas por un sindicato cercano al Gobierno.

Líder de Irán cuestiona la libertad de expresión en Francia

El Líder de Irán cuestiona la libertad de expresión en Francia, donde encarcelan a quién dude del Holocausto, pero está autorizada la profanación del Profeta.

El presidente francés, Emmanuel Macron, no solo no condenó la publicación de unas caricaturas blasfemas del Gran Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), publicadas en la revista satírica gala Charlie Hebdo, sino que las consideró el pasado miércoles en consonancia con la libertad de expresión.

En una reacción desde Irán, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha emitido un mensaje en lengua francesa para denunciar la postura islamófoba del mandatario galo.

“Jóvenes franceses; pregunten a su presidente ¿por qué apoya la profanación al Profeta de Dios y lo considera parte de la libertad de expresión? ¿Ese es el significado de la libertad de expresión insultar y profanar a figuras eminentes y santas? Este acto ridículo ¿no supondría un insulto a la consciencia de una nación que le ha elegido como presidente?”, se lee en el mensaje publicado este miércoles en la página oficial del ayatolá Jamenei.

Otra pregunta, prosigue la nota oficial, será ¿cómo es que dudar del Holocausto es considerado un delito, por el que encarcelan a quién escribe algo sobre el tema, pero no está prohibido profanar al Profeta?

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, ha condenado la islamofobia fomentada por el Occidente y ha cuestionado la democracia que los países occidentales proclaman defender.

“Sorprende que los que proclaman (defender) la cultura y la democracia, de alguna manera, aunque no deseada, estén incitando a la violencia y el derramamiento de sangre”, ha señalado este miércoles el presidente persa.

Un día después del apoyo de Macron a actos islamófobos, una pareja francesa atacó a dos hermanos jordanos por hablar entre sí en árabe mientras esperaban un autobús en la ciudad de Angers (oeste), según informó una de los agredidos en su cuenta en Facebook.

Varios países islámicos, incluidos Irán, Paquistán, Irak, El Líbano, Palestina, Bangladés y Turquía han sido escenarios de protestas contra las declaraciones islamófobas de Macron.

La misma jornada del miércoles cientos de manifestantes iraníes se congregaron frente a la embajada de Francia en Teherán, capital persa, para denunciar las declaraciones islamófobas del presidente francés.

Análisis: El liberalismo ya no puede hacer frente al islamismo. O hay respeto mutuo o habrá que poner fin a la “multiculturalidad”

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se negó recientemente a condenar el ultraje al Profeta del Islam, Muhamad, actos profanos que se practican desde hace un tiempo en este país europeo, so pretexto de la libertad de expresión.

En concreto, Macron, en el homenaje realizado el 21 de octubre al profesor Samuel Paty, decapitado por un joven checheno tras mostrar en clase una de las caricaturas blasfemas del Profeta del Islam, publicadas en el mes de septiembre en la revista satírica francesa Charlie Hebdo, dijo que no iba a “renunciar a la publicación de las caricaturas” porque iría en contra de lo que él entiende por “libertad de expresión”. También urgió a combatir lo que llamó el “separatismo islamista” y abogó por “estructurar el Islam” en Francia.

Posteriormente, las autoridades galas adoptaron una serie de medidas islamófobas, entre ellas, redadas y el cierre de una mezquita en París, la capital francesa. Sin embargo, Macron consideró que no era suficiente y anunció una ley, que se presentará a principios del próximo diciembre, para luchar contra “los separatismos” en el país europeo.

La indignación generada por los comentarios islamófobos del dirigente galo se ha ido intensificando hasta alcanzar un rechazo generalizado en Francia, donde el Islam es la segunda religión con mayor número de fieles.

Francia es el país de Europa Occidental con más musulmanes, principalmente debido al número de inmigrantes que viene absorbiendo desde la década de 1950, mayoritariamente desde países del Norte de África y de Asia Occidental.

La República Francesa oficialmente se declara como un Estado laico y secular, siendo este un sistema que se rige por la separación entre el Estado y las religiones, aunque la libertad religiosa está recogida como un derecho constitucional.

La base y el propósito de este principio de laicidad, establecidos en la Carta Magna francesa, contempla tres derechos fundamentales, a saber, la libertad, la igualdad y la fraternidad, los cuales significan lo siguiente:

  • La Libertad: la ley de separación entre la religión y Estado significa que ninguno de los dos se influirá uno sobre el otro; la laicidad deja a cada persona la libertad de creer o no creer.
  • La Igualdad: el Estado laico es un Estado imparcial, que no privilegia a nadie; la laicidad contribuye a la igualdad de los ciudadanos ante la ley.
  • La Fraternidad: la laicidad impone el respeto del otro, de sus elecciones, de sus creencias, al tiempo que recuerda que todo el mundo debe encontrarse en un mismo ideal de ciudadanía que implica el respeto de las leyes comunes.

Ahora bien, considerando lo expuesto, se puede decir que muchos musulmanes franceses creen que el sistema político que rige en este país europeo trata de limitarles en sus creencias y costumbres religiosas por medio de eso que llaman “secularismo”; Por ejemplo, se prohíbe el uso de hijab (velo islámico) en los espacios públicos.

Este tipo de normativas, promovida por los altos cargos políticos, incluido el presidente de la República francesa, ha demostrado que, en la práctica, ha separado al Islam de las otras religiones y esto va en contra de los musulmanes que viven en Francia.

En cuanto a la pretensión del Gobierno galo de “estructurar el Islam” en Francia, pues bien, desde el Palacio del Elíseo se quiere imponer restricciones adicionales a los musulmanes en el país, incluidos el cierre de algunos centros islámicos, restricciones a la educación en el hogar, monitoreo estricto de las organizaciones y asociaciones deportivas, prohibiciones de enviar misioneros de otros países a Francia y control de la financiación de las mezquitas dentro del territorio francés.

El Gobierno de Macron ha clausurado 74 mezquitas y centros islámicos desde el mes de enero de este año. Un ejemplo reciente ha sido el cierre de la mezquita llamada Gran Panteón en los suburbios de París, por la crítica de sus feligreses al maestro que enseñó en uno de sus clases las polémicas caricaturas blasfemas de Charlie Hebdo sobre el Profeta del Islam. Las autoridades galas han adelantado que en relación a este episodio planean deportar a 231 personas extranjeras a sus países de origen.

La citada publicación, sumada a la reciente posición del inquilino del Elíseo, ha provocado una respuesta unánime de repudio de la mayoría de los países musulmanes, en los que sus líderes como Irán, Turquía y Paquistán, Marruecos, Argelia, etc., han mostrado su total desacuerdo con las ofensas a la comunidad musulmana y a sus santidades.

De hecho, precisan que la libertad de expresión no implica en absoluto lanzar “insultos a los valores del Islam y las creencias de los musulmanes”, y advierten que este tipo de mensajes blasfemos, en realidad, intensifican el odio y el extremismo en el mundo.

En esta línea, el primer ministro paquistaní, Imran Jan, publicó en su cuenta de Twitter: “La característica de un líder es que une a las personas en lugar de dividirlas, como [Nelson] Mandela (...) Ahora, habría sido un buen momento para que el presidente Macron pudiese haber optado por un discurso conciliador y dirigido a cortar las alas del extremismo, en lugar de polarizar aún más y haber evitado la marginación que conducirá inevitablemente al extremismo”.

Con su mensaje, Imran Jan deja entrever que Macron en lugar de unir a personas de diferentes cleros, incluidos los musulmanes, busca dividirlas y crear un ambiente polarizado entre los musulmanes y no musulmanes.

Tal tendencia, que podría llevar a la marginación de los verdaderos musulmanes y el refuerzo de las corrientes extremistas en Francia, quizás sea lo que en realidad pretende lograr el presidente galo con su discurso islamófobo, con el objetivo de recurrir al uso estricto de normativas que limiten el espacio para movimientos islámicos.

No se puede seguir escondiendo la realidad. Un estudio realizado por el centro independiente norteamericano Pew Research Center recoge que la tasa de cambio en las poblaciones religiosas muestra que, entre 2015 y 2060, los musulmanes tendrán el mayor crecimiento demográfico, con un 70 por ciento. El segundo rango pertenece a los cristianos, cuya tasa de crecimiento de la población es de aproximadamente el 34 % e incluso menos de la mitad del crecimiento de la población musulmana. Vea la imagen a continuación.

 

El mismo análisis de Pew Research Center anota que las tendencias globales pronostican que la población musulmana en todo el mundo será mayor que la población cristiana después de 2070.

La creciente difusión del Islam y de los musulmanes han hecho más visible la contradicción en las palabras y los hechos del liberalismo, un fenómeno que marca el declive del liberalismo y luce un cuadro fascista de este modelo político.

Todo tipo de ultraje a las figuras de las santidades islámicas se topa, en general, con una respuesta de condena unánime por parte de la población y los líderes de los países musulmanes. En el caso reciente, la indignación generada por los comentarios del dirigente galo ha provocado que, desde hace unos días, entre los usuarios musulmanes de las redes sociales de los países de Asia Occidental se esté haciendo una llamada a boicotear los productos franceses.

En Catar, las cadenas de distribución Al Meera y Suq al Baladi anunciaron que retiraban los productos galos de sus tiendas. Internautas de Kuwait compartieron en las redes sociales imágenes de los quesos La Vaca que Ríe (Kiri, en francés) y Babybel que eran retirados de algunas tiendas.

La gama de reacciones va más allá del ámbito económico y geográfico de los países musulmanes y se está expandiendo por todo el globo terráqueo.

Entre tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia pidió a los países islámicos que pusieran fin a su boicot contra la venta de productos galos. Más tarde, Macron tuiteó en árabe: “Nada nos hace retroceder. Respetamos todas las divergencias en el espíritu de paz. Nunca aceptaremos el discurso de odio y defenderemos el razonamiento racional. Siempre mantendremos la dignidad humana y los valores universales”.

Quizás ha llegado el momento de que el mundo occidental y el liberalismo, en decadencia, se den cuenta de que las blasfemias y agravios contra las santidades islámicas y su coacción contra los musulmanes ya no les aportará rédito alguno.

Ahora se recoge lo que se ha sembrado durante años. El dilema es evidente: o las sociedades occidentales dejan de ser liberales y entienden el debido respeto a todas las creencias y se evita herir sus sentimientos, o acabemos de una vez con el mito cancerígeno de las supuestas bondades de las sociedades multiculturales. De lo contrario, de seguir así, solo se llegará a la guerra civil…

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente