Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La Guardia Civil está llevando a cabo una amplia operación policial en Cataluña contra otra de las estructuras independentistas: Tsunami Democràtic, un movimiento utilizado por los radicales para mantener las tensiones en la calle tras el referéndum ilegal. En concreto, los agentes del Instituto Armado de la Policía Judicial de Cataluña están practicando una veintena de detenciones, fundamentalmente de empresarios, de los que se presume que fueron los que apoyaron económicamente este movimiento.

Los detenidos formarían parte de una trama perfectamente organizada, según explican fuentes de la Guardia Civil que, además, vinculan a estos empresarios con Junts per Catalunya y ERC. Están investigando también si desde esta trama de empresarios se han desviado fondos a Bélgica para el mantenimiento allí de Carles Puigdemont.

Se investiga si esta trama, por sus cercanías a los partidos del poder en Cataluña, han logrado también obtener fondos públicos de la comunidad.

Entre los primeros arrestados se encuentra el exdirigente de ERC Xavier Vendrell, antiguo militante del grupo terrorista Terra Lliure y consejero de Gobernación con el tripartito de Pasqual Maragall. Ocupó la Secretaría de Organización de la formación republicana entre 1996 y 2006. En los últimos años tenía intereses en los sectores inmobiliario y sanitario, entre otros.

También ha sido detenido el exdirigente de CiU David Madí, secretario de Comunicación con Jordi Pujol y mano derecha de Artur Mas. Tras dejar la política estuvo en nómina de Deloitte, Telefónica y Endesa y en la actualidad era presidente ejecutivo de la compañía Aigües de Catalunya, además de administrar su propia consultora de negocios. Otros de los apresados son Oriol Soler, un empresario de la comunicación de la órbita de ERC que desempeñó una labor fundamental en la campaña de propaganda del 1-O, y el historiador próximo a Puigdemont y ya investigado Josep Lluis Alay. Completan la lista otros industriales, altos cargos del Govern y dirigentes municipales que presuntamente participaron en el amaño de concursos para favorecer los intereses de esta red.

Además, según informan desde eljuzgado que dirige la operación, también han sido detenidos Xavier Vinyals Capdepon, Oriol Soler Castanys,

Antonio Fuste Piñol, Roc Aguilera Vaques, Pilar Contreras Llanas, Marta Molina Álvarez, Alcalde del Ajuntament de Cabrera de Mar y Jordi Serra, Interventor Delegado. Oriol Soler es empresario y uno de los ideólogos del proceso independentista, financiando encuentros con Asange.

Las pesquisas de la Guardia Civil están dirigidas por el juzgado número 1 de instrucción de Barcelona que ha autorizado además 31 entradas y registros, repartidos en 8 partidos judiciales de Cataluña.

Las investigaciones se han tramitado en una pieza secreta durante un año y medio hasta el día de hoy en el que se ha levantado el secreto.

La pieza secreta deriva de las Diligencias Previas 111/2016, referentes al presunto delito de corrupción en la Diputación de Barcelona.

Lo que parecía una de las operaciones habituales de desvío de fondos públicos irrumpió con novedades importantes fruto de los pinchazos telefónicos. El juez y la Guardia Civil descubrieron las conexiones con el entorno de Puigdemont, anotaciones en la agenda de encuentros y reuniones. Esta es la parte que la Guardia Civil está explotando hoy. Entre los detenidos hay hombres fuertes de CDC como David Madi (que tiene causas abiertas por fraude fiscal) o Xavier Vendrell, que fue cargo de Erc.

Se investiga si se ha producido el amaño de contratos públicos para favorecer a los empresarios que forman parte de esta red que impulsó económicamente a Tsuami, según confirman desde la Guardia Civil.

Los delitos que han podido cometer los ahora detenidos son malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, prevaricación, tráfico de influencias, cohecho y desórdenes públicos, precisan estas fuentes consultadas.

Los investigadores han detectado como algunos de los ahora detenidos se han desplazado al extranjero para reunirse con Puigdemont y sospechan que estaban preparando nuevas maniobras para relanzar la ofensiva nacionalista.

Tsunami Democràtic se sirvió de las redes sociales para convocar manifestaciones y protestas en las calles de Cataluña tras la sentencia del 1-O. Una de las protestas que convocó se produjo en el aeropuerto de El Prat, que fue una de las situaciones que se ha vivido en Cataluña durante todos los disturbios y que estuvo a punto de superar a las Fuerzas de Seguridad.

En las pesquisas abiertas por el juzgado y que han dado pie a esta operación se investigaba si dinero de la diputación de Barcelona era desviado a proyectos de una Ong en Sarajevo.

El dispositivo está dirigido por el Juzgado de Instrucción número 1 de la Ciudad Condal y tiene su origen en unas diligencias abiertas en 2016 por la presunta malversación de dinero de la Diputación de Barcelona para inyectar recursos en el proceso secesionista a través de fundaciones y mercantiles del entorno de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Vendrell, Madí y Soler ya tuvieron un papel destacado en la preparación del referéndum ilegal de 2017, reuniéndose incluso con Puigdemont, Oriol Junqueras y otros miembros de aquel gabinete en las fechas previas a la consulta, como acreditó el Instituto Armado. Integraban el llamado frente empresarial del procés, actuando como un consejo de sabios o sanedrín del Govern. Los tres mantenían una estrecha relación con Víctor Terradellas, el alto cargo de CDC que se encargó de buscar apoyos internacionales al 1-O y que se encuentra en el epicentro de esta causa. Sin embargo, ni Vendrell, ni Madí, ni Soler habían sido investigados hasta ahora.

Nuevas diligencias habrían acreditado que seguían trabajando en la sombra en una nueva ofensiva independentista. En el curso de la investigación se les detectó desplazándose al extranjero para mantener reuniones con el propio Puigdemont y con la exdirigente de ERC Marta Rovira, huida a Suiza. Además, ejercían una gran influencia sobre los actuales líderes de JxCAT, ERC y el nuevo PDeCAT.

Vendrell y Soler, además, habrían desempeñado funciones directivas en Tsunami Democràtic, una entidad sin responsables reconocidos que en octubre del año pasado utilizó las redes sociales y aplicaciones móviles para desencadenar manifestaciones masivas contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre los líderes del 1-O. La Audiencia Nacional abrió una investigación para identificar a los responsables que se escondían tras la plataforma. El Juzgado número 1 de Barcelona ha llegado hasta ellos por otra vía.

Entre las movilizaciones organizadas por Tsunami Democràtic destaca la toma del aeropuerto de El Prat y los disturbios de la plaza de Urquinaona. Los investigadores de la Guardia Civil también sospechan que Vendrell y Soler diseñaron el lanzamiento de pelotas de plástico durante el partido FC Barcelona-Real Madrid disputado en diciembre de 2019 y la fallida exhibición de una pancarta en el interior del Camp Nou que debía ser introducida por varios drones.

La delirante historia de los 10.000 soldados rusos y, además, Putin pagando toda la deuda catalana

Los detenidos en la denominada operación Volhov (esto ya es para reírse) formarían parte de una trama perfectamente organizada. Precisamente, están investigando también si desde esta trama de empresarios se desviaron fondos a Bélgica para el mantenimiento del ex presidente catalán Carles Puigdemont.

Pero todo se vuelve delirante cuando la instrucción judicial da crédito a la astrakanada de la que presumían los detenidos en sus conversaciones: que Rusia llegó a ofrecer apoyo a Puigdemont para que avanzase en sus ansias de independencia. Es más, según relataban, llegó a poner a su disposición hasta 10.000 soldados y a pagar la deuda catalana.

Estos datos constan en grabaciones que fueron realizadas a dos de los detenidos con motivo de una investigación por presunta corrupción en la Diputación de Barcelona y que dio pie a una pieza separada y secreta que este miércoles ha sido explotada por la Guardia Civil.

Las órdenes de entrada y registro detallan los contenidos de las citadas conversaciones, advirtiendo de encargos realizados por Puigdemont para llevar a cabo la plataforma de criptomonedas con la que la Generalitat pretendía garantizarse estabilidad financiera y evitar el control del Estado en movimientos económicos.

En este sentido, se señala la existencia de un supuesto grupo ruso que estaba interesado en participar en los temas de comunicación que dos de los ahora detenidos mantenían con el empresario en telecomunicaciones Jaume Roures. Estaban dispuestos a invertir entre 100 y 300 millones de dólares o euros. Este grupo ruso, según apunta el juez en las órdenes, quería hacer de Cataluña un país como Suiza. La disparatada conclusión del juez es que en otoño de 2017 Rusia habría ofrecido al ex presidente catalán apoyo con 10.000 militares si hubiese declarado la independencia de Cataluña.

Asimismo, el juez advierte de que desde ese mismo entorno ruso se pretendía, presuntamente, participar en una estrategia de desinformación y desestabilización para actuar contra la Unión Europea con noticias falsas sobre su debilidad y su riesgo de colapso. Es decir, la habitual tesis que vomitan los think tank de la OTAN para legitimar su belicismo en Europa.

Prueba de ello es que repite hasta el mínimo detalle la sarta de insensateces publicadas en la prensa española o por el Instituto Elcano respecto a la “desinformación” rusa para el 1-O, una tesis absolutamente defenestrada pues no se ha presentado la más mínima prueba después de dos años: El magistrado considera que la estrategia coordinada de comunicación que se puso en marcha durante el referéndum y en la que participaron Oriol Soler y Julian Assange dio lugar a la combinación de diferentes instrumentos mediáticos en redes coordinadas con medios de comunicación rusos, como Sputnik y Russea Today, y medios de comunicación catalanes tanto públicos como privados. Esa estrategia de comunicación se enmarca en la guerra de información a la que se refería el general Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas. ¿Qué se refería dónde? ¿Puede el magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre dar la fuente o se lo ha inventado?

Dice el auto: «De haber aceptado, probablemente los acontecimientos habrían sido trágicos y habrían desencadenado un conflicto armado con el Estado con un incierto número de víctimas mortales», recoge el auto al que ha tenido acceso ABC, y en el que autorizó los registros que la Guardia Civil ha practicado este miércoles.

Todo viene de una charla de los oligarcas corruptos catalanes ahora detenidos. Según aquella charla telefónica, Vendrell había sugerido a David Madí, mano derecha de Artur Mas, que comentase con Xavier Vinyals -que se encargaba de los temas internacionales de Puigdemont- la utilización de criptomonedas con las que la Generalitat pretendería garantizar su estabilidad financiera y evitar el control del Estado en los movimientos de fondos. Terradellas llevaba cinco meses de delegado con un grupo de Rusia que se había creado en la época de Gorbachov para el desarrollo de esa plataforma de criptomonedas, según el juez. Es más, Terradellas tenía previsto viajar a Rusia el 28 de mayo de ese año y Vendrell se ofreció para acompañarle. Ese grupo ruso quería participar en los temas de comunicación, que, conjuntamente, estaban realizando Vendrell, Madí y el productor de televisión Jaume Roures.

De esa relación, el desquiciado Terradellas empezó a soñar o a montar una historieta para darse importancia, inventándose que el jefe de grupo ruso había ofrecido a Carles Puigdemont el 24 de octubre de 2017 -tres días antes de la declaración unilateral de independencia- «contar con 10.000 soldados y pagar toda la deuda catalana», pero que entonces el presidente de la Generalitat «se cagó en los calzoncillos», según dijo literalmente Terradellas. Vendrell mostró su preocupación porque dijo estar bajo vigilancia de los servicios secretos y quería garantizar la máxima seguridad para que no trascendiesen las relaciones con Rusia.

El propio Soler, según el juez, habría viajado a San Petersburgo el 5 de junio de 2017 y, «actuando de enlace de Puigdemont, habría trasladado a Serguéi Markov, un exdiputado y profesor de universidad, respecto al reconocimiento de Crimea a cambio del apoyo ruso a la independencia de Cataluña«. Todo un disparate…

Siempre de acuerdo con la investigación, los detenidos tras haber participado de forma activa en la financiación de la consulta ilegal de otoño de 2017, y que encebezaría Víctor Terradellas, quien, a su vez, fue una pieza central en la estrategia internacional del 1-0.

Del desvío de dinero de la Diputación al Tsunami Democràtic

Las detenciones de los responsables de Tsunami Democràtic responden a una pieza separada de la investigación que, hace dos años, abrió el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona, en relación al supuesto desvío a CDC de fondos inicialmente destinados a ayudas al tercer mundo.

En aquella ocasión fue detenido Salvador Esteve (CiU), expresidente de la Diputación de Barcelona junto a otra treintena de personas. Entre ellos Víctor Terradellas, presidente de la fundación CATmón, y el diputado de JxCat Francesc de Dalmases, que fue director de la fundación. Estaban acusados de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad documental y fraude de subvenciones. También fue arrestado Gerard Figueras, secretario general de Deportes de la Generalitat.

Transcripción de la conversación de Víctor Terradellas que contiene el sumario

Según ese sumario, al que tuvo acceso Crónica Global, Tarradellas aparecía como el cerebro de toda una operación para mantener vivo el procés pues, a su juicio, “Puigdemont ha sido un fracaso”.

En sus conversaciones con Miquel Casals, exmiembro de Terra Lliure condenado por asociación con banda armada, recuerdan los viejos tiempos de la MDT y hablan de la necesidad de formar un nuevo partido porque “con todos estos ‘mandorrinos’ de Puigdemonts y Jordis Sànchez no saldremos adelante”. Terradellas asegura estar preparando “un acontecimiento bélico”.

"Cortar carreteras"

Respecto a Quim Torra, afirmaba que es “un hombre que se comprometió a guardar la silla mientras tú has ido a comprar palomitas”. “Torra es otro error”, dice. “Hemos desaprovechado la gran oportunidad que teníamos”, “lo teníamos ganado”, dice Casals, mientras que Terradellas asiente asegurando que del 1 al 27 de octubre lo tenían “ganado” y que “si él hubiera dicho 'chicos, declaro la independencia y venga, a cortar carreteras...'”. “Pero nos ha tocado un líder, chico… que no… que nada”, dice el exmiembro de Terra Lliure.

En el marco de la operación de este miércoles, la Guardia Civil ha detenido a Xavier Vinyals, David Madí, Xavier Vendrell, Oriol Soler, Antonio Fuste, Roc Aguilera, Pilar Contreras, Marta Molina, el alcalde de Cabrera de Mar, Jordi Mir, y al interventor delegado, Jordi Serra.

Corrupción

Pero los arrestados no solo están investigados por allegar fondos a la causa independentistas, sino también por participar amaños y beneficiarse de contratos del Govern que hasta hace unas semanas lideraba Quim Torra. Durante la investigación de la Guardia Civil se descubrió la supuesta prevaricación en la recalificación de terrenos rústicos para la construcción de un centro de negocios, un restaurante y una escuela concertada en la localidad Cabrera de Mar (Barcelona), en la zona denominada Compleix Villabugatti.

Además de la recalificación se constataron adjudicaciones de obra por procedimientos no reglados, irregularidades por parte del Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya en la concesión del concierto de la escuela y la modificación irregular del terreno de rústico a urbanizable, mediante la recalificación municipal aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Cabrera de Mar.

Madí, Soler, Alay... los oligarcas capitalistas detenidos por la Guardia Civil

David Madí, padrino de Mas

Este es quizás el más mediático de los arrestados de este miércoles. David Madí i Cendrós (Barcelona, 1971) es nieto de Joan Baptista Cendrós, fundador de Òmnium Cultural e inventor del famoso «aftershave» Floïd. Tal y como explicó ABC en 2015, Madí es considerado un hijo del «pujolismo» más irredento. Convencido independentista, militó en la «Crida a la Solidaritat», donde conoció a Jordi Sánchez, hoy secretario general de Junts per Catalunya, el partido de Puigdemont. La figura de Madí ha estado ligada durante lustros a Artur Mas, a quien catapultó del Ayuntamiento de Barcelona a la presidencia de la Generalitat. Madí ha sido la mano derecha del exlíder de CDC y destacado dirigente de Convergència. Tras abandonar la política en 2018 fundó su propia empresa, la consultora Nubul Consulting.

Oriol Soler, las campañas del «procés»

Si Madí ha hecho su carrera en el ecosistema de partidos del catalanismo, Oriol Soler (Barcelona, 1969) ha hecho lo propio en el denominado «espacio catalán de comunicación». El empresario ha fundado, entre otros, la editorial «Ara Llibres», la revista de historia Sàpiens y la franquicia barcelonesa de «Time Out». Uno de sus mayores éxitos fue diseñar los EGM catalanes, conocidos como «Barómetros de la Comunicación y la Cultura», junto a Salvador Cardús, excandidato de Junts pel Sí. Otra de sus gestas fue la creación del diario «Ara», del que fue presidente, consejero delegado y editor y que goza de una notable implantación en Cataluña. Soler también ha hecho pinitos en la política: en 2014 fue el director de la campaña de Òmnium y la ANC para la consulta del 9-N y codirector de la campaña de Junts pel Sí, que unió a ERC con CDC.

Josep Alay, sombra de Puigdemont

Josep Alay (Barcelona, 1966) es, seguramente, uno de los más cercanos colaboradores de Puigdemont de entre los detenidos de este miércoles. De hecho, este historiador estaba junto al expresidente catalán cuando este fue detenido y encarcelado en Alemania. Especialista en historia del Tibet, Alay ha ostentado varios cargos institucionales en la Generalitat y en el Ayuntamiento de Barcelona durante la etapa en que fue gobernado por Xavier Trias (CiU). En junio de 2018 Junts per Catalunya lo rescató y fue nombrado brevemente «coordinador de Políticas Internacionales de Presidencia» del gobierno de Quim Torra. Dejó el cargo a las pocas semanas para pasar a ser responsable de la oficina de expresidente de Carles Puigdemont.

Xavier Vendrell, exconsejero de ERC

Xavier Vendrell (Barcelona, 1966) fue diputado de ERC y, durante apenas dos meses, también consejero de Gobernación de la Generalitat, cargo que dejó en 2010 cuando los republicanos fueron expulsados del Govern por el propio Pasqual Maragall. Vendrell es otro de los investigados por la Guardia Civil, pero no está entre los detenidos.

Fuentes: El Mundo, El Español, ABC, La Razón

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente