Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El opositor venezolano Leopoldo López calificó como "cordial" y "positiva" la reunión que sostuvo este martes con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en Madrid, donde se encuentra tras fugarse de Venezuela el pasado fin de semana.

"Veo en Pedro Sánchez mucha empatía con la causa de Venezuela, veo en él, en su gobierno y en su partido la intención de acompañar a nuestro país", dijo López, en una conferencia de prensa en la capital española. Según el político prófugo, después de ese encuentro le quedó "clara" la posición del mandatario —que lo recibió en su calidad de secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en la sede de la tolda política— respecto al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de quien opina que es "un dictador".

López también considera que Sánchez "va a ser muy proactivo" en el "proceso de liberación" que supuestamente encabeza.

El también miembro del partido de extrema derecha Voluntad Popular (VP) dijo que había hablado con Sánchez sobre las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre en Venezuela. "Le dije que no podrán reconocerlas porque son un fraude, al igual que no lo hicieron en 2018 con las elecciones de Maduro. Y espero que esa sea la política de España y la Unión Europea", señaló.

"Comisionado de Guaidó"

López llegó a España, según dijo, como Comisionado para el Centro de Gobierno del Gobierno Interino de Venezuela, es decir, como 'representante' del diputado y autoproclamado mandatario interino Juan Guaidó.

Indicó que no se quedará en ese país europeo, sino que tiene "la intención" de ir a otras naciones.

Detalló que en su calidad de comisionado tiene tres objetivos, que son "promover" que el Venezuela se pueda "materializar una elección presidencial libre, justa y verificable"; llevar a "responsables de violaciones de los derechos humanos" a la justicia internacional; y "garantizar" ayuda humanitaria para el pueblo venezolano.

La complicidad de España

López salió el pasado sábado de la Embajada de España en Caracas, donde se encontraba desde abril de 2019, luego del intento fallido del golpe de Estado en Venezuela y tras violar el arresto domiciliario que cumplía, por la condena a 15 años de prisión por delitos de instigación pública, asociación para delinquir, y daños e incendios durante hechos de violencia desatados durante una manifestación opositora en febrero de 2014, que dejó un saldo de 43 muertos.

Un día después llegó a Madrid. En la conferencia de prensa evitó dar detalles de su salida del país sudamericano y dijo que no lo hacía "para proteger la integridad de las personas" que lo ayudaron. Aunque, confirmó que del viaje solo sabían cinco personas y que fue organizada por él mismo.

Venezuela ha señalado al embajador de España en Caracas, Jesús Silva, como el "principal organizador y cómplice confeso de la anunciada fuga de territorio venezolano del delincuente Leopoldo López".

Al respecto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció "la flagrante violación integral de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por parte del Gobierno del Reino de España, al facilitar, con notable complicidad, la fuga del terrorista".

"Comisionado de Guaidó"

López llegó a España, según dijo, como Comisionado para el Centro de Gobierno del Gobierno Interino de Venezuela, es decir, como 'representante' del diputado y autoproclamado mandatario interino Juan Guaidó.

Indicó que no se quedará en ese país europeo, sino que tiene "la intención" de ir a otras naciones.

Detalló que en su calidad de comisionado tiene tres objetivos, que son "promover" que el Venezuela se pueda "materializar una elección presidencial libre, justa y verificable"; llevar a "responsables de violaciones de los derechos humanos" a la justicia internacional; y "garantizar" ayuda humanitaria para el pueblo venezolano.

La complicidad de España

López salió el pasado sábado de la Embajada de España en Caracas, donde se encontraba desde abril de 2019, luego del intento fallido del golpe de Estado en Venezuela y tras violar el arresto domiciliario que cumplía, por la condena a 15 años de prisión por delitos de instigación pública, asociación para delinquir, y daños e incendios durante hechos de violencia desatados durante una manifestación opositora en febrero de 2014, que dejó un saldo de 43 muertos.

Un día después llegó a Madrid. En la conferencia de prensa evitó dar detalles de su salida del país sudamericano y dijo que no lo hacía "para proteger la integridad de las personas" que lo ayudaron. Aunque, confirmó que del viaje solo sabían cinco personas y que fue organizada por él mismo.

Venezuela ha señalado al embajador de España en Caracas, Jesús Silva, como el "principal organizador y cómplice confeso de la anunciada fuga de territorio venezolano del delincuente Leopoldo López".

Al respecto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció "la flagrante violación integral de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por parte del Gobierno del Reino de España, al facilitar, con notable complicidad, la fuga del terrorista".

Leopoldo López promete "ejercer máxima presión" contra Maduro desde España

MADRID (Sputnik) — El opositor venezolano Leopoldo López prometió que ejercerá la "máxima presión" contra el Gobierno de Nicolás Maduro desde España, donde se encuentra tras huir clandestinamente de su país.

"Salgo de Venezuela con el corazón arrugado, triste de dejar la tierra que me vio nacer", dijo López en su primera comparecencia pública tras su huida.

Pese a su salida, López se mostró convencido de que tarde o temprano acabará volviendo a "una Venezuela libre" de Nicolás Maduro.

"Vamos a regresar a Venezuela, a una Venezuela libre, como nos merecemos. Pero no será fácil y requiere que articulemos todo el esfuerzo dentro y fuera de Venezuela para ejercer la máxima presión que permita salir de la dictadura", insistió.

López explicó que intentará sacar el máximo provecho de su estancia en Madrid para presionar contra Maduro, llegando incluso a plantear que en los próximos meses hará una gira por las distintas capitales europeas para promover acciones en contra del Gobierno venezolano.

"Me voy a dedicar a tres cosas", dijo López antes de resumir sus objetivos en "impulsar una elección presidencial libre", "llevar a los responsables de violaciones de derechos humanos ante la justicia internacional" y "garantizar la llegada de ayuda humanitaria" para Venezuela.

Durante la rueda de prensa ofrecida este martes López fue cuestionado en distintas ocasiones sobre cómo abandonó Venezuela y quiénes le ayudaron a hacerlo.

Sin embargo, el líder opositor se negó a ofrecer ningún tipo de detalle al respecto.

"La verdad es que prefiero no dar detalles. En algún momento dado me tocará hacerlo, pero no lo hago porque debo proteger la integridad de las personas que me ayudaron y también debo de proteger la forma de cómo salí para que otros lo puedan hacer", señaló.

López se limitó a negar los rumores sobre que su salida fue negociada con México, afirmando que solo cinco personas conocían sus planes.

"Lo sabíamos cinco personas. Más nadie. Ni siquiera mi esposa lo sabía. La articulé y negocié con las personas que me ayudaron, a quienes voy a proteger", dijo López, negándose a revelar la identidad de estas personas.

El opositor venezolano evitó en todo momento relacionar con su huida al embajador español, Jesús Silva, aunque sí le dedicó palabras de agradecimiento por apoyar a la oposición venezolana.

"Quiero aprovechar para darle mi más profundo agradecimiento al embajador Jesús Silva. Es un gran diplomático que supo llevar de forma muy firme la política de su país pero entendiendo claramente los equilibrios que tenía que ir construyendo y la firmeza que tenía que tener con la causa por la libertad de Venezuela", afirmó.

López fue condenado a casi 14 años de prisión en Venezuela, acusado de participar en un plan de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, conocido como "La Salida", y por la muerte de 43 personas durante las protestas de 2014.

El 30 de abril de 2019, López se fugó de su casa, donde cumplía una pena de prisión domiciliaria, apoyado por un grupo de militares que se alzó contra el presidente Maduro.

Desde ese momento, el dirigente opositor se asiló en la residencia del embajador español, donde permaneció hasta el pasado sábado, antes de emprender su huida a Madrid.

Dos unidades de comandos israelíes participaron en el fallido golpe de Estado en Venezuela

Dos unidades de comandos israelíes participaron en el fallido golpe de Estado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó la Sala Penal de la Audiencia Nacional de Venezuela.

Según Al Mayadin, que se refiere al diario venezolano Utimas Noticias, dos unidades de comando israelíes estuvieron implicadas en el fallido intento de golpe de Estado del pasado mes de mayo contra el presidente de Venezuela. Los agentes israelíes tenían la misión de secuestrar a Nicolás Maduro y trasladarlo a un lugar fuera del país, dijo la fuente.

El líder de la Asamblea Constituyente y vicepresidente del partido gobernante (Partido Socialista Unificado de Venezuela, PSUV), Diosdado Cabello, era la segunda persona, después de Maduro, en la lista de secuestros del comando israelí, agregó la fuente.

Nicolás Maduro había dicho anteriormente que estos operativos se llevaron a cabo bajo la orden de Donald Trump, y agregó que Caracas tenía un expediente completo sobre este tema que muy probablemente presentaría a los órganos judiciales internacionales.

El legítimo presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció en mayo un “intento de incursión armada” patrocinado por Washington contra Venezuela y prometió que los mercenarios y traidores involucrados en el intento de golpe ciertamente serían castigados.

A principios de agosto de 2018, mientras pronunciaba un discurso durante una ceremonia militar en Caracas, Nicolás Maduro escapó a un intento de asesinato.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente