Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Con la "revolución de colores" tramada en Bielorrusia perseguía, en particular, el objetivo de frustrar su integración con Rusia, conocida como Estado de la Unión, declaró el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú.

"Con el apoyo político y financiero de Occidente hace poco se intentó cambiar el poder en Bielorrusia. Eso se hizo, en particular, con el fin de frustrar la integración en el marco del Estado de la Unión y meter cuña en las relaciones ruso-bielorrusos", dijo en una reunión de altos cargos de los ministerios de Defensa de ambos países.

También señaló que su par bielorruso, Víktor Jrenin, y él condenan decididamente tal proceder y califican de inadmisible la injerencia en los asuntos internos de otros países.

Según Shoigú, EEUU usando la tecnología de "revoluciones de colores" aviva la tensión y desestabiliza la situación interna en varios países, menospreciando sus intereses soberanos.

"La República Belarus siempre ha sido nuestro vecino más cercano, fiel aliado y socio estratégico, lo cual adquiere una importancia especial en estos tiempos de inestabilidad mundial", agregó el ministro de Defensa ruso.

El titular de Defensa de Bielorrusia, Víktor Jrenin, a su vez reveló que tras el intento fallido de organizar una "revolución de colores" en Bielorrusia siguieron una guerra híbrida y una presión sin precedentes por parte de Occidente.

"El intento fallido de organizar una "revolución de colores" cedió lugar a una guerra híbrida y unas medidas sin precedentes de presión diplomática y político-económica", dijo.

El intento de cambiar el poder en la república se emprendió por "varias fuerzas destructivas" incitadas por dirigentes de varios Estados, pero fracasó gracias a la "actuación consolidada de los organismos administrativos y el pueblo bielorruso", declaró el general Jrenin.

Además expresó "un profundo agradecimiento a los dirigentes políticos y militares de la Federación de Rusia por la posición mantenida y la ayuda prestada a la República de Bielorrusia en este período complicado".

En Bielorrusia continúan las protestas por el escrutinio de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que otorgaron el sexto mandato a Lukashenko, en el poder desde 1994. La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exigió una repetición de los comicios, opción que Lukashenko descartó.

El 26 de octubre algunos medios y canales de Telegram afirmaron que los obreros supuestamente se sumaron al paro general convocado por la líder opositora Svetlana Tijanóvskaya que actualmente reside en Lituania.

Pero la portavoz del Gobierno, Alexandra Isáeva, aseguró que las compañías bielorrusas funcionan con total normalidad pese a la convocatoria de huelga masiva de la oposición.

La web del centro pro derechos humanos Viasna, que no cuenta con un registro oficial ante las autoridades bielorrusas, reveló la detención de al menos 345 personas, la mayoría en Minsk pero también en otras ciudades de Bielorrusia.

Eventos conjuntos en el ámbito de defensa

Además, Shoigú declaró que los Ministerios de Defensa de Rusia y Bielorrusia realizan más de 120 eventos conjuntos al año.

"Dedicamos atención especial a la formación de las Fuerzas Armadas y al incremento de las capacidades de combate de la agrupación regional de tropas, para lo cual realizamos cada año más de 120 eventos conjuntos", dijo Shoigú.

El ministro remarcó que las restricciones impuestas por la expansión del coronavirus no incidieron en la intensidad de la cooperación militar entre los dos países.

También relató que continúa la formación del espacio de defensa en las fronteras del Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia, se aprobó la doctrina militar conjunta y funcionan la agrupación regional de tropas y el sistema regional unificado de defensa antiaérea.

Refiriéndose a los eventos concretos, Shoigú destacó los entrenamientos conjuntos del Mando Unificado de la agrupación de nivel estratégico, los ejercicios Zapad ('Occidente') y Schit Soyuza ('Escudo de la Unión') y las maniobras conjuntas de distintos ejércitos y unidades especiales de Rusia y Bielorrusia.

El ministro mencionó, además, los ejercicios conjuntos Kavkaz 2020 ('Cáucaso 2020') desarrollados en el polígono de Kapustin Yar, en el sur de Rusia, y las maniobras Hermandad Eslava 2020 con la participación de paracaidistas bielorrusos.

La OTAN y las fronteras

Shoigú también habló de la situación en la frontera del Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia con la OTAN y dijo que sigue "intranquila".

"La situación sigue intranquila en la frontera occidental del Estado de la Unión donde la OTAN incrementa su presencia, y en esta situación el Ministerio de Defensa ruso considera su tarea prioritaria el fortalecimiento de la seguridad militar del Estado de la Unión", señaló Shoigú.

El ministro alertó que la OTAN sigue perfeccionando la infraestructura militar y acumula armamento y material bélico cerca de las fronteras del Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia, también va aumentando el segmento de la defensa antimisiles de EEUU y sus lanzaderas pueden servir de igual manera para el uso de armas ofensivas.

A su vez, el ministro de Defensa de Bielorrusia, Víctor Jrenin, comentó que en los países fronterizos con Bielorrusia crece el número de ejercicios de la OTAN y aumenta la presencia del Ejército estadounidense.

"En los últimos años, la agrupación de la OTAN en los países vecinos de Bielorrusia se multiplicó por 17 y alcanzó los 10.000 militares", precisó Jrenin.

Estados Unidos, apoyado por sus aliados de la OTAN, abandonó los tratados sobre la defensa antimisiles, cielos abiertos y misiles de alcance medio y más corto, y también se negó a ratificar el tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa.

Todo esto busca "socavar la seguridad internacional y regional y crear el marco jurídico para la militarización del continente europeo mediante la presencia constante de EEUU", constató el ministro de Defensa bielorruso.

El activista político bielorruso-estadounidense Shkliárov también huye de Bielorrusia

MINSK (Sputnik) — El estratega político bielorruso-estadounidense Vitali Shkliárov, liberado de la prisión preventiva a mediados de octubre, abandonó Bielorrusia, comunicó a Sputnik su abogado Antón Gashinski.

"Escribimos una solicitud para que a Vitali le permitieran salir de Bielorrusia, fue aprobada, por eso Vitali se fue con su familia, su esposa y su hijo, para recuperarse después del contagio de coronavirus", dijo el abogado.

Explicó que la investigación no está terminada, ni tampoco lo está el proceso penal contra Shkliárov.

Aseguró que Shkliárov planea volver "en un futuro próximo" a Minsk, donde quedó su madre, que padece una enfermedad oncológica y está en un hospital.

"Vitali volverá con ella, porque de hecho nada ha cambiado, todavía sigue bajo investigación, sujeto al secreto de sumario", afirmó.

Gashinski indicó que la aprobación de la solicitud sobre la salida de su cliente de Bielorrusia es, "sin duda, resultado de una llamada" reciente del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

"La liberación de Vitali fue el objetivo y la causa principal de esa llamada", agregó.

El estratega político fue detenido el 29 de julio en su ciudad natal de Gomel, Bielorrusia, se le imputan cargos de organizar acciones que atentan contra el orden público. Shkliárov figura en el caso penal abierto contra el opositor y exaspirante a la presidencia bielorrusa Serguéi Tijanóvski, que permanece en prisión preventiva desde finales de mayo.

Vitali Shkliárov es conocido por haber participado en las campañas electorales de Angela MerkelBarack ObamaBernie Sanders. En Rusia el politólogo trabajó principalmente con políticos de la oposición, en particular con Xenia Sobchak y Dmitri Gudkov.

Además, según la televisión bielorrusa ONT, que cita informes de inteligencia, Shkliárov asesoraba a grupos en distintas redes sociales reunidos bajo el nombre de 'País para la Vida' de Tijanovski, cuya esposa, Svetlana Tijanóvskaya, fue la candidata de la oposición bielorrusa en las presidenciales del 9 de agosto.

Los activistas de derechos humanos bielorrusos consideran a Shklíarov un preso político.

El 19 de octubre, Shkliárov fue liberado de la prisión preventiva y sometido a arresto domiciliario.

Lukashenko acusa a Polonia y Lituania de financiar huelgas en fábricas bielorrusas

MOSCÚ (Sputnik) — Los empleados de las fábricas bielorrusas que llaman a la huelga reciben financiamiento de Polonia y Lituania, declaró el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

"Sabemos que unas 10 o 12 personas, el núcleo de la fábrica, son pagadas y todavía reciben dinero de Polonia y Lituania", dijo el mandatario en una reunión gubernamental transmitida por el canal Belarus 1.

Biden: el mundo debe aumentar sanciones al círculo del presidente de Bielorrusia

WASHINGTON (Sputnik) — El candidato presidencial demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, considera que la comunidad mundial debe aumentar significativamente las sanciones contra el círculo cercano al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, por el manejo que hicieron de las protestas masivas en el país, según dijo en un comunicado.

"Ningún líder que tortura a su propio pueblo puede reclamar legitimidad; esta por eso que la comunidad internacional debe expandir significativamente sus sanciones sobre los secuaces de Lukasheko y congelar sus cuentas offshore, que es donde tienen sus riquezas robadas", manifestó Biden.

Las protestas opositoras masivas han tenido lugar en Bielorrusia desde las elecciones presidenciales del 9 de agosto, en las que Lukashenko se aseguró su sexto periodo consecutivo.

La oposición se ha negado a reconocer los resultados oficiales y continúa organizando actos regularmente.

Biden dijo que si es elegido presidente de Estados Unidos trabajará con sus aliados europeos para desarrollar un plan de ayuda económica para Bielorrusia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente