Portada - Últimas noticias

CARACAS (Sputnik) — La Armada venezolana anunció que realiza la escolta del cuarto buque iraní denominado Faxon que llega a aguas de ese país caribeño cargado con gasolina.

"La Armada de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) escolta al buque tanquero FAXON procedente de la República Islámica de Irán, siendo el cuarto Buque cargado con combustible", indicó la Armada en Twitter.

​De los cinco buques que están previstos que lleguen a Venezuela, el primero en arribar fue el Fortune el 23 de mayo, que atracó en la mayor refinería del país El Palito, en el estado Carabobo (centro), donde realiza la descarga de combustible.

Luego arribaron Forest y Petunia para igualmente descargar gasolina y adictivos para reactivar las refinerías en el país, de acuerdo a lo que ha informado el Gobierno.

El último buque en llegar será Clavel y se espera que arribe a aguas venezolanas entre el fin de semana y el próximo lunes 1 de junio.

El presidente Nicolás Maduro agradeció a su homólogo Hasan Rohaní por el envío de combustible, como parte de los acuerdos energético que mantienen ambas naciones.

Venezuela hace frente a la escasez de combustible, lo que ha ocasionado largas colas en las estaciones de servicios para poder abastecer los autos.

El 14 de mayo canciller Jorge Arreaza, comunicó que los buques que llevan gasolina a Venezuela son perseguidos por el Gobierno de EEUU.

Entre tanto, tres días después el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, advirtió que Teherán tomará represalias si Washington amenaza a los petroleros de ese país asiático que transportan combustible a Venezuela.

El pasado 3 de abril, el Gobierno venezolano anunció un plan especial de distribución de gasolina para garantizar el suministro a los sectores priorizados que se encuentran exentos de la cuarentena por la enfermedad COVID-19.

Combustible iraní permite reanudar la actividad de la refinería venezolana de El Palito

El combustible iraní ha alimentado a una de las refinerías más importantes de Venezuela, permitiendo que la instalación estratégica de El Palito reanude la producción de gasolina después de que se viera obligada a reducir en gran medida sus actividades bajo la presión de las sanciones draconianas de EEUU.

La cadena de televisión venezolana Telesur informó el lunes que la producción y distribución de gasolina se reiniciaron en El Palito, situado en Puerto Cabello, en el estado norteño de Carabobo, después de recibir aditivos químicos y combustible del petrolero iraní Fortune, que atracó en una de los lados de la instalación el sábado después de un largo viaje.

El Forest, el segundo petrolero de la flotilla, atracó el martes en un puerto que sirve a la segunda refinería más grande de la Compañía Venezolana de Petróleo (PDVSA), Cardon, en la costa occidental del país.

El Fortune y el Forest son parte de una flotilla de cinco petroleros iraníes que transportan 1,53 millones de barriles de gasolina y alquilato a Venezuela para ayudar al país a enfrentar su crisis de combustible.

El Petuania, el tercer petrolero iraní, ya ha llegado a aguas venezolanas y los otros dos barcos restantes de la flota -el Faxon y el Clavel – están programados para llegar al país latinoamericano en los próximos días.

La refinería de El Palito tiene una capacidad de refinación de más de 140.000 barriles por día (bpd), por lo que es la cuarta instalación de procesamiento de combustible más grande de Venezuela. La refinería proporciona combustible a la zona centro-occidental del país a través de tuberías, que van a Valencia, la capital provincial de Carabobo, antes de llegar a otras partes de Venezuela.

El año pasado, la administración del presidente de EEUU, Donald Trump, impuso sanciones contra el Ministerio de Petróleo de Venezuela y la compañía petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) como parte de una campaña para derrocar al gobierno venezolano e imponer en el poder a su peón, Juan Guaidó.

Las sanciones han dificultado que Venezuela importe combustible, lo que ha provocado una escasez generalizada de gasolina.

El ministro venezolano de Petróleo, Tareck El Aissami, agradeció al gobierno iraní por enviar los barcos y subrayó que su atraque muestra la autodeterminación de las dos naciones.

“Somos muy afortunados de tener Irán en estos tiempos”, dijo. “Los hechos como este deberían ser algo normal, no una expresión de resistencia frente a las pretensiones hegemónicas de EEUU”.