Portada - Últimas noticias

EEUU se empeña en mantenerse en el puesto líder en el mundo ante la pandemia del nuevo coronavirus y ya empieza a tergiversar la realidad para evitar que China o Rusia se perciban como vencedores en la lucha contra el COVID-19, escribe Víktor Marajovski, columnista de la edición en ruso de Sputnik.

Las mascarillas y los médicos chinos y el equipo y los especialistas militares rusos están en Europa ayudando a los países más afectados a luchar contra el coronavirus, mientras que los Estados vecinos europeos y EEUU "se atrincheraron y están enviando mensajes de apoyo a través de videoconferencias", observa el periodista.

En este contexto, Estados Unidos, líder de la OTAN, cuya unidad está sometida a la primera prueba de emergencia común real, no tiene opciones: necesita ocultar la realidad y desacreditar las noticias que llegan desde Rusia y China acusándolos tradicionalmente de propaganda mediática.

Así, Lea Gabrielle, coordinadora del Centro de Participación Global del Departamento de Estado, acusó a Rusia, China e Irán de difundir presuntamente desinformación sobre el coronavirus.

En particular, Gabrielle aseguró (sin presentar pruebas) que "Rusia se está aprovechando del caos y la incertidumbre que genera la pandemia, y el Kremlin continúa sus imprudentes intentos de propagar la desinformación, poniendo en peligro la salud mundial al socavar los esfuerzos de otros gobiernos".

Mientras tanto, es Rusia quien envió a Italia 14 aviones de equipo médico y un grupo de especialistas militares para ayudar al país a hacer frente al coronavirus. Y son ciertos medios occidentales, como La Stampa, quienes acusaron a Rusia de la inutilidad de esta ayuda y su politización. El propio gobernador de Lombardía tildó a estos periodistas de "chacales" y agradeció a Rusia su ayuda.

Al mismo tiempo, Gabrielle mencionó "el esfuerzo de China para convertir la crisis en una noticia que resalte la supremacía del Partido Comunista Chino en el manejo de la crisis sanitaria".

Bueno, las acusaciones es lo único que le queda a la coordinadora del Centro estadounidense, mientas que las estadísticas hablan por sí solas.

Estados Unidos ya superó a China y se convirtió en el país con más contagios de COVID-19 confirmados. Actualmente, hay más de 140.000 infectados en el país frente a unos 80.000 de China.

Algunos medios rusos esperan que la pandemia releve quién es quién y cambie la percepción de Rusia y China y su papel en el mundo. Pero los oponentes también entienden que esto puede pasar y se preparan para tomar medidas para evitarlo y tergiversar la realidad, señala Marajovski.

El analista pronostica que pronto el espacio mediático occidental se llenará de "noticias extremadamente negativas" sobre Rusia y China y un "flujo masivo de historias sobre el heroísmo de los médicos y voluntarios occidentales (estadounidenses, franceses, alemanes, italianos y británicos)".

Dentro de un año, como máximo, "veremos un hermoso y dinámico thriller, protagonizado por Brad Pitt" que "salvará al mundo del coronavirus".

Desde hace tiempo, las élites occidentales están usando un botón para apagar la realidad, señala el periodista. Quizás ahora sea más complicado hipnotizar a todo el planeta como lo hicieron hace años. Pero al menos aún son capaces de editar la realidad para su propio pueblo y los países satélites.

El columnista recordó uno de los ejemplos más destacados del intento de cambiar la realidad por parte de ciertos países occidentales que reducen el papel de la URSS en la victoria sobre el nazismo. "Mencionan la captura de Berlín cien veces menos que el desembarco en Normandía".

"La fábrica estadounidense de ilusiones agresivas está funcionando sin cesar", advierte el analista.

El científico que lideró la lucha contra el coronavirus en China revela el "gran error" que cometen EE.UU. y Europa

El director general del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, George Gao, asegura que no implementar el uso generalizado de mascarillas para protegerse del covid-19 es un "gran error" que está cometiendo tanto Estados Unidos como los demás países del mundo en su respuesta a la pandemia.

"El gran error en los Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan mascarillas. Este virus se transmite a través de gotas y contacto cercano", manifestó Gao en una entrevista a la revista Science. "Las gotas juegan un papel muy importante: hay que usar una mascarilla, porque al hablar, siempre salen gotas de la boca", y dicho accesorio puede evitar que las gotas que transportan el virus infecten a otras personas, explicó.

Para Gao, el uso de mascarillas debería ir acompañado por otras medidas, como la instalación de termómetros en los accesos de todos los lugares públicos, con el fin de detectar en una etapa temprana a las personas con fiebre alta y aislarlas para evitar que propaguen el virus.

"La estrategia esencial"

"Las personas infectadas deben estar aisladas. Eso debería suceder en todas partes. El covid-19 puede ser controlado solo si se logra eliminar la fuente de la infección. Es por eso que [en China] construimos hospitales modulares y transformamos estadios en hospitales", subrayó.

Asimismo, el entrevistado manifestó que el distanciamiento social "es la estrategia esencial" para el control de cualquier enfermedad infecciosa, en especial para las infecciones respiratorias. Gao hizo hincapié en la necesidad de aislar "cualquier caso" sospechoso y a todos sus contactos cercanos, así como suspender las reuniones públicas y restringir la circulación mediante cuarentenas masivas.

Todas esas medidas son las que han ayudado al gigante asiático a neutralizar la propagación del nuevo coronavirus, subrayó. "Por el momento, no tenemos ninguna transmisión local, pero el problema para China ahora son los casos importados", dijo Gao, añadiendo que la estrategia ahora es ganar tiempo mientras la comunidad científica trabaja tanto en vacunas como en medicamentos contra el covid-19.

Primer ministro italiano: "En este momento en Europa se juega una partida histórica"

ROMA (Sputnik) — El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, advirtió que la respuesta que la UE está dando a la crisis del COVID-19 podría mermar la confianza de los ciudadanos en la idea europea, destaca en una entrevista publicada en el diario El País.

"Si la UE no está a la altura de su vocación y de su papel en esta situación histórica, ¿los ciudadanos tendrán más confianza en ella o la perderán definitivamente?", dijo Conte.

En sus palabras, "en este momento en Europa se juega una partida histórica. No es una crisis económica que haya tocado a algunos países menos virtuosos que otros".

La crisis puede atizar los instintos nacionalistas "en Italia, pero también en España y en todos lados, (…) si Europa no está a la altura", enfatizó el jefe del Ejecutivo italiano.

Conte opinó que la negativa de los países del norte de Europa a crear los así llamados "coronabonos" se debe al hecho de que "algunos países no se dan cuenta de las fuertes restricciones que esta emergencia producirá en el plano económico. Italia y España son los más expuestos en este momento, pero todos lo estarán".

Además de los bonos, Conte propuso lanzar el Plan de Recuperación Europea y Reinversión cuyo objetivo consistiría en apoyar a toda la economía europea en su conjunto.

En cuanto al cierre de las actividades productivas, el primer ministro consideró que es una medida económica muy dura que no puede prolongarse demasiado, sin embargo, todavía es prematuro decir cuándo volverán a abrir las empresas consideradas no esenciales.

Al hablar de la actitud de las autoridades italianas frente a la crisis, el jefe del Gobierno la calificó de adecuada: "En Italia hay un gran debate público, pero nunca he escuchado una solución alternativa a las que hemos adoptado que haya tenido una base y un apoyo verdadero. Si volviese atrás haría de nuevo todo igual. Ahora es el momento de la acción y la responsabilidad. Luego ya vendrá el de hacer cuentas y las críticas".

Médicos chinos llegan a Venezuela

Primera misión médica de la República Popular de China en América Latina y el Caribe llega a la República Bolivariana de Venezuela para fortalecer lucha contra el COVID-19.

 

Venezuela recibe a un equipo de expertos de China en prevención del coronavirus

CARACAS (Sputnik) — El Gobierno de Venezuela recibió a un grupo de expertos de China que ayudarán en la prevención y control del nuevo coronavirus.

"Este 30 de marzo, el canciller Jorge Arreaza y el ministro para la Salud, Carlos Alvarado, recibieron a un equipo de expertos en la prevención y el control del coronavirus de la República Popular China, en el marco de la cooperación entre el Gobierno bolivariano con el gigante asiático", informó la Cancillería en la red social Twitter.

​Los médicos especialistas arribaron en horas de la madrugada al aeropuerto internacional de Maiquetía, en el estado La Guaira (norte).

El equipo de expertos "presentará el mecanismo de China para la prevención y el control del COVID-19 a escala regional y nacional, y los criterios y procedimientos del trabajo de investigación epidemiológica en la nación sobre la pandemia", informó Cancillería.

​Según la agenda de trabajo, la comisión de expertos se reunirá con el ministro de Salud, el personal especializado y la comisión presidencial venezolana para prevención del coronavirus, que encabeza la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

El 28 de marzo, China envió a Venezuela 55 toneladas de ayuda técnica para hacer frente a la pandemia.

Es el segundo cargamento que recibe Caracas desde Pekín; el primero fue el pasado 19 de marzo, a través del cual la nación asiática envió a Caracas 4.000 kits de pruebas para la detección del coronavirus.

El 29 de marzo, el Gobierno venezolano elevó a tres los fallecidos por coronavirus y a 129 la cifra de personas contagiadas.

China entrega a Francia 10 millones de mascarillas

PARÍS (Sputnik) — Un avión de China con 10 millones de mascarillas médicas llegó al departamento francés de Marne, en el norte del país, informó el canal de televisión BFMTV.

"Un avión de carga con 10 millones de máscaras médicas aterrizó el 30 de marzo en el aeropuerto de Paris-Vatry en el marco del 'puente aéreo' entre China y Francia", comunicó el medio.

La semana pasada, el ministro de Solidaridad y Salud francés, Olivier Véran, declaró que Francia había ordenado 1.000 millones de mascarillas a China.

Según el titular de la cartera, los profesionales de salud en el país necesitan 40 millones de máscaras por semana.

Hasta la fecha Francia ha registrado más de 40.700 casos de coronavirus y más de 2.600 fallecimientos.

El Gobierno cerró los restaurantes, cines y centros comerciales, salvo las tiendas de alimentos. Las restricciones al movimiento de personas entraron en vigor el pasado 17 de marzo.

El 27 de marzo, las autoridades francesas extendieron dos semanas más, hasta el 15 de abril, el confinamiento domiciliario por la epidemia.

Ningún país europeo le ha ayudado a otro de su "Comunidad Europea", China es la que ha estado socorriendo a todos.

Desde China partió un tren con más de 160 toneladas de insumos médicos hacia Alemania, y todos los medios lo esconden...

 

Ejército iraní levanta en solo 48 horas un hospital de 2000 camas

Irán es unos de los países severamente afectados por el brote de coronavirus, pero no ha escatimado ningún esfuerzo para frenar este virus letal.

Además de todas las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno iraní, el Ejército del país ha construido recientemente un hospital de emergencia en Teherán, la capital persa, donde ha instalado solo en 48 horas tres unidades, 2000 camas y varias salas de aislamiento.

Los altos oficiales del Ejército persa han asegurado que seguirán movilizando todos los recursos a su alcance para construir más centros médicos a fin de tratar a las personas contagiadas con el nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

Si los hospitales se congestionan, tenemos los recursos para crear nuevas instalaciones con 8000 camas en cualquier parte del país. Esto es, por supuesto, gracias a la tecnología y los recursos que podemos proveer”, así lo ha comentado el general Ali Yahanshahi, coordinador adjunto del Ejército de Irán, durante su visita al citado hospital.

Por su parte, los científicos iraníes han logrado fabricar un kit de prueba que puede detectar a la persona contagiada en cuestión de horas. Las farmacéuticas persas también están dispuestas a suministrar estos kits de fabricación nacional al mercado.

De acuerdo con las autoridades persas, Irán actualmente puede producir 80 000 kit cada semana.

Irán, pese a enfrentar sanciones ilegales de EE.UU., incluso contra su industria farmacéutica, ha implementado varias contramedidas para contener la rápida propagación de la epidemia, incluida una mayor producción e importación de artículos de higiene y protección, así como la aplicación de medidas de diagnóstico en todo el país.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el país persa está bien preparado para controlar el brote del CONID-19, que no para de propagarse rápidamente en el mundo.

El pasado 12 de marzo, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá SeyedAliJamenei, ordenó a las Fuerzas Armadas a movilizarse para un “ejercicio de defensa biológica” ante la hipótesis de que el brote del COVID-19 sea “un ataque biológico”.

Asimismo, ha pedido a la nación persa que contribuya a contener la pandemia, que hasta el momento ha dejado más de 770 000 personas contagiadas en todo el mundo y casi 37 000 víctimas mortales.

VIDEO

'Luchen contra el virus, no contra nosotros': Las sanciones de EE.UU. privan a iraníes de fármacos básicos

Las sanciones de Estados Unidos hacen "imposible" que los iraníes de a pie tengan acceso a medicamentos esenciales durante la pandemia de covid-19, denunció el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, en un artículo publicado por el diario ruso de negocios Kommersant.

"El bloqueo ilegal de los recursos financieros de Irán dentro las amplias sanciones de Estados Unidos hace imposible el acceso a medicamentos y equipo médico", escribió Zarif, en un artículo de opinión titulado 'Luchen contra el virus, no contra nosotros'.

"Esto está llevando a una catástrofe humanitaria", advirtió el diplomático, señalando que la campaña de Washington de "máxima presión" sobre Teherán socava los esfuerzos de la república islámica para tratar a los pacientes de covid-19 y ralentizar la propagación del virus mortal.

Mientras tanto, Irán sigue siendo uno de los países más afectados por la pandemia, con casi 41.500 casos confirmados de covid-19 y más de 2.750 muertes.

A primeros de marzo, el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, culpó a los dirigentes del país de ser "cómplices" del coronavirus, y los acusó de incompetencia en el manejo del brote.

"Aunque Irán es un país con ricas reservas de minerales, incluidos petróleo y gas, debido a las sanciones de Estados Unidos no cuenta con los recursos financieros necesarios para ayudar a las personas afectadas por el coronavirus", explica Zarif.

Canallas al mando de las redes sociales: La red social Twitter bloquea las cuentas del Líder de Irán

En otra acción de censura contra Irán, la red social Twitter suspende las cuentas del Líder de la Revolución Islámica bajo falsos pretextos.

Twitter ha cerrado la amdrugada de este martes las cuentas del Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en lengua árabe, inglés y persa, bajo la excusa de contener “violar las reglas” de esta red social sin ofrecer más detalles al respecto.

Poco después, las cuentas en inglés y persa han sido activadas, pero la de idioma árabe sigue suspendida.

El acto de censura se produce después de que, en una carta enviada el pasado febrero, los senadores estadounidenses Ted Cruz, Marco Rubio, Tom Cotton y Marsha Blackburn instaran a la plataforma de las redes sociales Twitter a que dejara de prestar servicios al ayatolá Jamenei, y al canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Pretextaban que la existencia de esas cuentas viola una orden ejecutiva firmada en junio por el presidente de EE.UU., Donald Trump, que imponía “contundentes” sanciones a altos cargos iraníes, incluido el despacho del Líder iraní.

La cuenta bloqueada pertenece al portal Khamenei.ir, el cual fue lanzado en 2003 y comenzó sus labores en el mundo virtual en versiones en persa, árabe e inglés, con publicaciones relacionadas con el Líder, como sus comunicados, comentarios y observaciones. En agosto pasado, esta página web inició tres nuevas versiones en español, francés y ruso.

Las páginas y cuentas del Líder de Irán han sido blanco, en varias ocasiones, de restricciones y bloqueos ilegales en redes sociales como Facebook y Twitter.

En el caso más reciente, Facebook eliminó en diciembre pasado la página en árabe de la Oficina de Preservación y Publicación de las Obras del Líder iraní, que contaba con más de 100 000 seguidores.

El Gobierno persa ha denunciado el sistemático bloqueo de Facebook, Twitter, Google y YouTube de cuentas vinculadas a funcionarios y medios de comunicación iraníes y atribuye tales comportamientos ilegales a intentos del Occidente para acallar voces que hablan de la verdad y revelan sus mentiras.

Putin y Trump discuten la pandemia y los precios del petróleo

Los presidentes ruso y estadounidense Vladímir Putin y Donald Trump mantuvieron una larga conversación telefónica y discutieron la lucha contra la pandemia del coronavirus y la situación en el mercado petrolero, informó el servicio de prensa del Kremlin.

“Los jefes de Estado expresaron una seria preocupación por la magnitud de la propagación del coronavirus en el mundo y se informaron mutuamente sobre las medidas que se están tomando en Rusia y Estados Unidos para contrarrestar esta amenaza”, señaló el Kremlin.

“Se discutieron las posibilidades de una interacción más estrecha entre los dos países en esta dirección”.

Los líderes también discutieron el estado del mercado mundial del petróleo.

Acordaron llevar a cabo las consultas ruso-estadounidenses sobre este tema entre los ministros de Energía.

“Vladímir Putin y Donald Trump acordaron mantener el contacto personal”, señaló el Kremlin.

El 30 de marzo, el precio del petróleo retrocedió a mínimos de noviembre de 2002, provocando la depreciación del rublo frente al dólar de EEUU y el euro y tiñendo de rojo el mercado del valores ruso.

Trump tiene que reconocer que Rusia envió a EEUU un avión con suministros para luchar contra el COVID-19

WASHINGTON (Sputnik) — Rusia y China enviaron a Estados Unidos varios suministros, entre ellos equipos médicos, para combatir el brote de coronavirus, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a periodistas.

"China nos envió algunas cosas, lo cual fue fantástico; Rusia nos envió un muy, muy grande avión cargado de cosas, equipo médico, lo cual fue muy agradable", dijo Trump en una reunión informativa de la Casa Blanca.

Trump dijo que los servicios de salud de su país realizaron más de un millón de test para detectar la enfermedad COVID-19.

"Hoy alcanzamos un hito histórico en nuestra guerra contra el coronavirus. Más de un millón de estadounidenses han sido testeados, por lejos más que cualquier otro país", dijo el mandatario a la prensa.

El presidente también dijo que su país enviará a Italia unos cien millones de dólares en equipos médicos de protección, para ayudar a la nación europea a hacer frente al COVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

"Acabo de hablar con el primer ministro de Italia (Giuseppe Conte) y tenemos (…) productos extra que no necesitamos; vamos a estar enviando aproximadamente cien millones de dólares en equipos médicos y quirúrgicos a Italia", dijo el mandatario durante una conferencia de prensa.

El coronavirus mostró la debilidad de EEUU y Europa

 

El brote del COVID-19 ha revelado que a pesar de la riqueza, el avance científico y la relativa seguridad, el Occidente se ha arrodillado ante un enemigo extraño.

El diario estadounidense The National Interest, en un artículo escrito por Ali Demirdas y publicado el sábado, ha señalado que el mundo está presenciando con asombro la imagen desmenuzada de los gobiernos occidentales, que creían que tenían la fuerza para ofrecer la máxima protección, seguridad y prosperidad a su gente.

Miles de millones de dólares de inversión en defensa, desde misiles hipersónicos hasta aviones de combate furtivos supersónicos, se están volviendo realmente obsoletos contra este enemigo porque las personas no podían obtener guantes, mascarillas y kits de prueba que cuestan solo unos pocos dólares”, ha ironizado.

De acuerdo con el texto, los europeos por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial se sienten invadidos, y por primera vez en casi dos siglos, Estados Unidos está luchando por derrotar a un invasor en su territorio. “Considerando todas estas cosas, la pandemia probablemente tendrá un impacto social, económico y político monumental en Europa y EE.UU.”, afirma.

El documento enfatiza que la amarga realidad que se dio cuenta la mayoría de los europeos es que el lema “Unidos en la diversidad”, que significa el deseo común de “trabajar juntos por la paz y la prosperidad”, es bueno siempre y cuando la burbuja de seguridad y riqueza esté intacta. La pandemia reveló que el preciado ideal de la unidad europea puede ser fácilmente reemplazado por “todos para sí mismos”.

A juicio del autor del artículo la situación al otro lado del Atlántico no es diferente. Estados Unidos, la superpotencia mundial con un presupuesto de defensa superior a los nueve Estados combinados ($ 618 mil millones), está severamente paralizado por un enemigo invisible, tal y como reconoce el presidente de este país, Donald Trump.

La noción de orgullo, libertad, invencibilidad y prosperidad a la que el pueblo estadounidense está tan acostumbrado ha desaparecido abruptamente. La nación se siente humillado por el miedo al contagio, confinado en sus hogares por las órdenes de cierre y por la realidad de que están a punto de perder su trabajo o ya han perdido sus empleos”, ha aducido.

El coronavirus, detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan, se ha propagado por más de 195 países del mundo y Estados Unidos encabeza la lista de las naciones con más contagiados por el virus y se convirtió el viernes en el primer país del mundo en superar los 100 000 casos del COVID-19.

Italia y España, los países de la Unión Europea (UE) más afectados por el nuevo coronavirus, han condenado la demora de los países miembros del bloque en ayudar a superar la pandemia y ven la postura de Bruselas ante la actual crisis como una “prueba del compromiso de la UE hacia ellos”.

Análisis: La pandemia causa síntomas de colapso en la UE neoliberal

Sergio Hernández-Ranera Sánchez

La crisis desatada por el nuevo coronavirus ha supuesto una bofetada de realidad al discurso de prosperidad global que brindaba el neoliberalismo a través de la globalización. Con la economía paralizada y los planes de ayuda atascados en la UE, se cuestiona la idoneidad del modelo neoliberal imperante.

Las consecuencias del desmoronamiento de la actividad económica a causa de las medidas de paralización adoptadas por la pandemia de COVID-19 revelan también fallos estructurales del modelo económico en sí. El nuevo coronavirus ha acelerado una crisis que venía larvándose desde el otoño de 2018, cuando las previsiones de diversos organismos internacionales empezaron a ser cada vez más pesimistas. Y ahora, con España, Europa y medio mundo parados, se cuestiona la validez del modelo económico vigente y su expansión. Es decir, del neoliberalismo y su globalización.

La crisis económica y financiera global iniciada en 2008 no se llegó a solucionar del todo. En Europa se controló mediante rigurosos programas de austeridad que sufrieron las poblaciones, especialmente las clases medias y populares. La prosperidad prometida por el modelo neoliberal implantado en buena parte de Occidente desde hace casi 40 años y en casi todo el mundo desde la caída del muro de Berlín, no ha culminado felizmente. Así lo afirmó en otoño pasado el economista estadounidense y premio Nobel, Joseph Stiglitz, quien incluso fue más allá y aventuró el fin del neoliberalismo. "La credibilidad de la fe del neoliberalismo en los mercados sin restricciones como vía más segura hacia la prosperidad común está actualmente en cuidados intensivos", dijo.

El modelo neoliberal, en entredicho

Sin embargo, aun cuando parece evidente el declive del modelo neoliberal, ¿cuán realista es darlo por finiquitado? ¿Qué perspectivas surgen a cambio? "No estamos ante el fin del neoliberalismo. Llevamos desde 2008 diciendo que es el fin del neoliberalismo y no lo es. Y no lo es por una razón: porque el fracaso de un proyecto no significa que este proyecto se caiga, tiene que haber una fuerza política que lo rompa", declara a Sputnik el politólogo español Manolo Monereo.

Este experto asegura que no cabe reducir la cuestión política a un debate académico como el de Stiglitz: "La política es correlaciones de fuerzas y relaciones de poder. Y, hoy por hoy, estas están en manos de los que deciden las políticas neoliberales. Mientras ellos no pierdan el poder y este no sea destruido, no cambiarán",  señala, al tiempo que remarca la diferencia entre la pérdida de legitimidad del neoliberalismo a ojos de la población, y su desaparición:

"El neoliberalismo no desaparecerá hasta que haya otra estrategia alternativa que sea vencedora y que tenga capacidad de imponerse en la realidad".

La propia Unión Europea está cuestionada. En su seno se discute el plan de ayuda, para el que no hay consenso. Se alude a la solidaridad como motor del acuerdo, pero las posiciones férreas de Alemania y el grupo de países de su influencia desbaratan la aprobación de los llamados coronabonos. Que cada cual se las componga como pueda, parecen decir. Y si alguien quiere un paquete de ayuda financiera, será con condiciones. Tal es el durísimo plan de austeridad que se avista en el horizonte. La situación exaspera a buena parte de la opinión pública, sobre todo la de los países periféricos. ¿Podrá entonces sobrevenir un cambio en la praxis económica de la UE?

El cambio en la política económica

"Algo se mueve, y es el grupo de países que están planteando que los riesgos y los desafíos sean compartidos, porque hasta ahora la postura inflexible de Alemania, Holanda y otros países hacía imposible ese debate", comenta el economista Fernando Luengo. En sus declaraciones a Sputnik, este especialista en Economía Aplicada incide en que la tozudez alemana parte de su idea de la ineficiencia de los países del sur.

"En cualquier caso, las medidas más audaces ni siquiera están planteadas: que el BCE tome conciencia de que hay una situación de emergencia que obliga a comprar deuda pública directamente de los gobiernos, y a retirar deuda y convertirla en deuda perpetua, de interés cero. Esto inyectaría liquidez inmediatamente en los gobiernos, pero es algo que el BCE no va a hacer", afirma. Luengo señala la imposibilidad de emitir un pronóstico con los datos a día de hoy, pero estima que la emisión de los llamados "coronabonos", la deuda mutualizada, al menos sería un primer paso.

"Los imprescindible ahora es que el BCE, que tiene capacidad de crear liquidez y que hasta ahora le ha dado el dinero a los bancos y a las grandes corporaciones, actúe directamente sobre la deuda pública de los gobiernos. No en el mercado secundario, comprando los bonos que tienen los bancos y las corporaciones, sino comprando deuda pública en el mercado primario", señala.

¿Conducirían unas medidas de esta naturaleza a redefinir el modelo neoliberal? Hay quien augura una reestatalización de la economía, el neoliberalismo vigente podría asumir pautas keynesianas. "Yo no creo que vaya a suceder", discrepa el politólogo Monereo. "Hay que tener memoria, esto ya se planteó en 2008. ¿Y qué ocurrió? Pues que una vez el sistema controló la crisis, vino el plan de austeridad. Y ahora estamos en lo mismo", afirma, apoyando su tesis en que al final se impondrá la correlación de fuerzas:

"Hoy por hoy, esa correlación de fuerzas beneficia claramente al gran capital, porque las élites políticas y las grandes fuerzas políticas están con él. O hay una rebelión de las poblaciones, o se impondrán irremediablemente estas salidas de la derecha".

La UE hace frente a esta contingencia atrapada dentro de sus rígidos mecanismos. Como dice el economista Juan Torres, recurrir al Mecanismo Europeo de Estabilidad "convierte a los países que lo reciben en rescatados, como si hubieran fracasado por mala gestión económica".

Ante esta situación, el primer ministro de Portugal, António Costa, estalló en su crítica a la actitud germana, que calificó de "repugnante". Fernando Luengo lo expresa del siguiente modo: "La opinión pública muestra una desafección total hacia la construcción europea. El problema es qué panorama tendremos después de esta batalla. El proyecto europeo está hoy en coma", afirma. Y subraya:

"Pero esto no viene de ahora, sino de mucho antes. Desde que se aplican políticas neoliberales, la historia de Europa es una historia de fracaso para la gente y de beneficio para la industria financiera y grandes corporaciones. Pero ahora es mucho más que eso; está al borde del precipicio".

Si es cierto que el neoliberalismo se halla ahora en su declive, su modificación o sustitución por algo nuevo pasa primero por traducir su desprestigio en capital político. "La gente, más que articulada políticamente, está sobreviviendo para resistir. Pero su ánimo se transluce en preguntarse dónde está Europa y qué va a hacer. La gente ya es consciente de que lo que está haciendo Europa es claramente insuficiente. Más que insuficiente, es una verdadera vergüenza", resume Fernando Luengo.

"El cambio verdaderamente cualitativo", prosigue, "sería una intervención estratégica del BCE". "Pero sus estatutos no se lo permiten, habría que decirles que estamos en una situación de emergencia, al borde de la catástrofe, por lo que tendría que actuar de forma excepcional, si es que se sigue apostando por Europa", explica.

Las esperanzas de un nuevo modelo

Hay una parte de la opinión pública que, tal vez ingenuamente, alberga esperanzas de que la pandemia obre en el futuro un cambio socioeconómico a mejor.

Al respecto, Manolo Monereo es claro: "Es un placebo. Cuando la realidad no da, tú te inventas una mejor. Y ese papel siempre lo había cumplido la UE. Pero para que las cosas se hagan, tiene que haber una correlación de fuerzas favorable. Y esta siempre se compone de un conflicto entre las clases dirigentes, y de un proyecto de las clases subalternas. En las clases dirigentes puede haber en estos momentos un conflicto importante. La discusión en el seno de la UE sobre las medidas de ayuda demuestra que ese conflicto existe", señala.

"Ahora bien, si desde abajo no hay una presión popular sostenida y una rebelión, el sistema volverá a articular la gestión de la crisis a su servicio. Es lo que hay que meterle en la cabeza a las personas. Si no hay una sublevación de la opinión pública y la gente no dice basta, el neoliberalismo va a durar eternamente".

El profesor Fernando Luengo es de la misma opinión. "Todo depende de la correlación de fuerzas y de que haya un actor que sea capaz de condensar todo el malestar. Lo público, lo común, lo colectivo, la cooperación, esto es el elemento vertebrador de la economía. Y eso no es el neoliberalismo". Él explica que el Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento de la UE "es toda una lógica económica basada en la expropiación de las mayorías sociales, y esa lógica está hoy fuera de juego".

¿Hacia un nuevo modelo que incorpore medidas socialistas?

No parece que el modelo neoliberal esté amenazado de sustitución, "pero  sí pueden plantearse políticas que defiendan la soberanía nacional y sectores estatales de la economía fuertes, una política que defienda una banca pública y la socialización de la inversión, una política que demande una democracia económica en el país y en la empresa, una política que constitucionalice los derechos sociales", apunta Monereo.

En su opinión, esas políticas sí podrían colaborar a definir un nuevo tipo de Estado. "Ahora mismo lo que hay encima de la mesa es la necesidad de una democracia económica y social. Esto tal vez pueda alumbrarse con la crisis", razona. "Pero la prioridad es la rebelión. Si no hay una protesta de las poblaciones y de la clase trabajadora contra las políticas de austeridad que se nos vienen encima, estas se impondrán razonablemente o irrazonablemente", constata.

"Lo harán por las buenas, o por las bravas. Ya lo hizo Zapatero y ya lo hizo Rajoy. Y no tengo ninguna duda de que este presidente [Pedro Sánchez] lo volverá a hacer", concluye Monereo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19