Portada - Últimas noticias

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado este 25 de marzo su decisión de aplazar la fecha del referéndum a las enmiendas a la Constitución rusa, como una de las medidas para detener la propagación del coronavirus por el territorio del país. La consulta estaba prevista para el próximo 22 de abril.

Además, el mandatario ruso ha decidido que la próxima semana no será laboral en todo el país, aunque se garantizará el cobro del salario. No obstante, todas las estructuras de soporte vital, incluidos el transporte, el Gobierno, las instituciones médicas, continuarán funcionando a pesar de esta medida.

"Estas vacaciones se proporcionan para reducir la velocidad de propagación de la enfermedad", ha explicado el presidente. "Hago un llamamiento a todos los ciudadanos del país […] por favor, no piensen: 'Esto no me afectará'. Puede afectarnos a todos", ha reiterado.

Putin ha destacado que hay que entender que debido a su ubicación geográfica Rusia no puede aislarse totalmente de la amenaza del covid-19.

"Cerca de nuestras fronteras se encuentran Estados que ya están seriamente afectados por la epidemia, y es objetivamente imposible bloquear completamente su penetración en nuestro país", aseveró.

Medidas económicas

Además, el presidente ha anunciado una lista de medidas económicas para aliviar el impacto en la economía nacional y la vida de los ciudadanos:

Coronavirus en Rusia

Durante las últimas 24 horas, en Rusia se han registrado 163 nuevos casos de infección con coronavirus. De esta manera, la cifra total de contagios se ha elevado a 658.

En 55 regiones del país se han detectado casos positivos. Al mismo tiempo, el número de pacientes que se han recuperado ha ascendido a 29, mientras que 112.000 personas aún están en aislamiento, bajo observación médica.

Multas millonarias y penas de prisión

Diputados de la Duma Estatal rusa han presentado este miércoles un proyecto de ley para endurecer el castigo a las personas que violen la cuarentena por el coronavirus, bajo el artículo 236 del Código Penal de Rusia sobre la violación de las normas sanitarias y epidemiológicas.

Se estudia:

El individuo cuyas acciones por negligencia causen la muerte de una persona, o en caso de una acción deliberada que provoque la amenaza de una enfermedad en masa o el envenenamiento de personas, sería multado con hasta 2 millones de rublos (casi 26.000 dólares) o puesto en prisión hasta 5 años.

Mientras tanto, las personas cuyas acciones provoquen por negligencia la muerte de 2 o más individuos, podrían ser encarceladas por un período de hasta 7 años.

El proyecto de ley ya ha recibido el apoyo del Gobierno y del Tribunal Supremo del país.

Medidas de contención

Este 24 de marzo, el Gobierno ruso ordenó a las autoridades de las 85 regiones de Rusia suspender las actividades de clubes nocturnos, cines, salas de juegos infantiles, centros de entretenimiento para niños y otras instalaciones de entretenimiento y ocio para contener la propagación del coronavirus en el territorio ruso.

Este decreto también insta a las autoridades a tomar medidas diversas, entre las que destacan:

Este 21 de marzo, el primer ministro firmó  un decreto para asignar 10.000 millones de rublos (casi 124 millones de dólares) del fondo de reserva gubernamental con el fin de afrontar la pandemia y organizar "la producción y compra de equipos y productos para el diagnóstico, detección, prevención y tratamiento de enfermedades epidémicas, equipos de protección personal, medicamentos y dispositivos médicos".

Anteriormente, el Gobierno ruso restringió la entrada a los ciudadanos extranjeros y personas apátridas en el territorio del país desde el 18 de marzo hasta el 1 de mayo y las autoridades de las 85 regiones de Rusia introdujeron un régimen de alerta máxima debido a la amenaza de propagación del coronavirus.

Por su parte, la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia anunció que a partir de la medianoche del 23 de marzo limita temporalmente los vuelos de pasajeros desde Rusia a otros países. Además, las autoridades rusas cerraron las fronteras con varios países para prevenir la propagación del covid-19.

Impuesto a los dividendos en las cuentas extranjeras

Asimismo, el presidente sostuvo que todos los pagos en ganancias (en forma de intereses y de dividendos) que van a parar al extranjero desde Rusia y que acaban en Estados con ventajas fiscales deben estar sujetos al impuesto correspondiente.

"En estos momentos dos tercios de estos pagos proceden de personas físicas concretas. Debido a diversos tipos de esquemas conocidos como 'de optimización', estos ingresos están sujetos a una tasa impositiva real de solo el 2%. Y ello mientras los ciudadanos, incluso aquellos con pequeños salarios, pagan un 13% de impuestos. Esto, por decirlo suavemente, no es justo", afirmó.

"Por eso propongo a todos aquellos que acumulan ingresos en forma de dividendos en cuentas extranjeras contemplar una tasa impositiva para dichos dividendos del 15%. Naturalmente, esto requiere modificar los acuerdos sobre exención de doble carga impositiva que mantenemos con terceros países. Solicito al Gobierno iniciar los procedimientos necesarios. Si nuestros socios extranjeros no aceptan nuestra propuesta, Rusia abandonará estos acuerdos unilateralmente. Y empezaremos con aquellos países a través de los cuales circula un volumen significativo de recursos procedentes de Rusia, lo cual es especialmente sensible para nuestro país", dijo Putin en su discurso a la población.

Rusia ayudará en la lucha contra el coronavirus a los países que más lo necesiten

MOSCÚ (Sputnik) — El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, anunció que Rusia ayudará a los países que más lo necesiten  a combatir la epidemia de coronavirus.

"Rusia ya ayuda y seguirá ayudando a los Estados que más necesiten un apoyo en la lucha contra la propagación masiva de la infección (COVID-19), lo hará, en particular, para impedir su ulterior penetración en nuestro territorio", dijo a los periodistas.

Al constatar que el nuevo virus llegó a Rusia desde el exterior, Patrushev señaló que la tarea consiste hoy día en "aunar los esfuerzos en la lucha contra la pandemia" tanto dentro del país como a escala mundial.

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

A escala global, los casos detectados de infección por el nuevo patógeno se aproximan a 423.000, incluidos alrededor de 19.000 decesos y 74.000 altas médicas, según la Universidad estadounidense Johns Hopkins.

En Rusia se han confirmado 658 casos de coronavirus, según los últimos datos.

Rusia envía ambulancias a Siria para luchar contra COVID-19

Rusia desafía las sanciones impuestas por EE.UU. contra Siria y le ayuda para contrarrestar la rápida propagación del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19).

Un buque de carga de la Armada rusa cruzó el martes el estrecho del Bósforo, cerca de la ciudad turca de Estambul, transportando tres ambulancias militares a Siria, país que se prepara para hacer frente al brote cruel del COVID-19, según recoge la agencia británica de noticias Reuters.

Además de las ambulancias, un contenedor​ para el transporte marítimo también se veía en la cubierta del buque auxiliar Dvinitsa-50, que se dirigía rumbo a Siria, de acuerdo con el medio británico.

Moscú ofreció en 2015 su primer ayuda militar al país árabe para contribuir a la lucha antiterrorista de Damasco. Ahora, ante el brote del COVID-19, Rusia no pretende dejar sola a Siria, que anunció el domingo el primer caso de contagio del temible virus, señala Reuters.

El ministro de Sanidad sirio, Nizar Yazigi, afirmó que el virus fue detectado “en una persona procedente del extranjero”.

En los últimos días, el Gobierno sirio ha ido tomando una serie de medidas para confinar a su población, como el cierre de fronteras y negocios salvo los de primera necesidad, para así evitar la propagación de la pandemia, pese a duras sanciones impuestas en su contra por EE.UU. y la Unión Europea (UE).

El COVID-19, que fue detectado por primera vez en diciembre en la ciudad china de Wuhan, ha contagiado a casi todos los países del mundo. Actualmente, los datos globales indican que la rápida propagación del virus ha infectado a 425 059 personas, de las cuales 18 944 han muerto.

Ante la gravedad de la situación que amenaza a toda la humanidad, Rusia ha enviado miles de kits de diagnóstico “de calidad” a Irán, China e Italia, países más azotados por el temible virus.

Italia, en concreto, ha recibido hasta el momento, una avalancha de ayuda médica para combatir el virus, que incluyen 10 aviones IL-76 cargados de especialistas rusos, un laboratorio militar, 20 vehículos de desinfección y 66 militares para combatir la pandemia, según ha comunicado el comandante de las Unidades de Protección Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas rusas, el general teniente Ígor Kirílov.