Portada - Últimas noticias

Llevaba 14 años como arcipreste de Casnigo, una localidad de unos 3.000 habitantes de la provincia de Bérgamo, una de las más afectadas por el Covid-19. El padre Giuseppe Berardelli falleció la semana pasada, con su muerte, ya son 50 los curas que han muerto en Italia desde que se desató el brote de coronavirus, hace ya un mes.

Giuseppe, a sus 72 años, murió en un hospital en Lovere (Lombardía), después de haberse infectado por coronavirus. Desde su círculo reconocen que el año pasado ya había tenido problemas de salud. También recuerdan su “sonrisa perenne” y su disponibilidad y amabilidad hacia todos, creyentes y no creyentes.

De hecho, cuando sus feligreses se enteraron de que se había contagiado de coronavirus, no dudaron en intentar ayudarle y le compraron un respirador. Este equipamiento es vital cuando el Covid-19 entra en la peor fase, atacando a los pulmones e impidiendo al paciente respirar con normalidad.

Sin embargo, desde el hospital donde estuvo ingresado han contado ahora al medio local “Araberara" que Giuseppe se lo donó a un paciente más joven que él, que estaba ingresado en el mismo hospital.

Con los sistemas sanitarios desbordados por la pandemia, la edad y las patologías previas se miran con lupa en la lucha contra el coronavirus.

No hubo funeral, pero los residentes de Casnigo aplaudieron desde sus balcones en honor a su querido párroco.

“Era amado por todos, incluso sus antiguos feligreses seguían viniendo desde Fiorano para visitarlo”, recuerda el alcalde de Casnigo, Giuseppe Imberti. “Tenía una capacidad increíble para resolver problemas económicos, para llamar a las puertas correctas en busca de ayuda”.

Marineros de EEUU en portaviones Roosevelt dan positivo en COVID-19

Tres marineros de la Armada de Estados Unidos a bordo del portaviones USS Theodore Roosevelt, desplegado en el Pacífico, dieron positivo por COVID-19.

Estos son nuestros primeros tres casos de COVID-19 en un barco durante un despliegue”, dijo el martes Thomas Modly, secretario interino de la Armada norteamericana.

Modly precisó que la Marina ha identificado a todos los miembros de la tripulación que han estado en contacto con los marinos infectados y los ha puesto en cuarentena.

El USS Roosevelt, uno de los grandes buques de la Marina, cuya base es San Diego, lleva a bordo unas 5000 personas y no existe plan alguno de dirigir la embarcación a tierra, señaló. Por el momento, se descarta que haya casos en submarinos, según informaciones de la cadena de televisión Fox News.

Informe israelí afirma que la entidad sionista se dirige a un colapso económico

La oficina del defensor del pueblo israelí emitió un informe para detallar las frágiles condiciones de la entidad de ocupación en medio del brote de coronavirus, destacando que el gobierno no elaboró planes suficientes para enfrentar una epidemia o acumular una cantidad suficiente de medicamentos y ventiladores, entre otras deficiencias.

El informe espera que el número de casos de coronavirus llegara a 1,5 millones en “Israel”, destacando la importancia de proclamar el estado de emergencia.

En el mismo contexto, los analistas sionistas esperan un colapso económico en la entidad, destacando el hecho de que alrededor de 550.000 colonos han perdido sus empleos.

En este sentido, la industria turística israelí está al borde del colapso debido a la inexistencia de visitas de extranjeros a la entidad sionistas en estos días y en el inmediato futuro.

Los analistas israelíes también se preguntaron si este informe cambiaría la dura realidad de la entidad sionista, creyendo que es demasiado tarde para hacer frente a la epidemia de coronavirus.