Portada - Últimas noticias

Un grupo de científicos ha elaborado un test de sangre para responder a la pregunta sobre cuántos son los casos de coronavirus que han pasado desapercibidos.

Las pruebas existentes pueden aclarar si una persona con síntomas de gripe tiene coronavirus en ese momento pero no puede aclarar si esa persona ya sufrió la enfermedad en el pasado. Los especialistas no saben cuántas personas están realmente infectadas o fueron infectadas. Por ejemplo, nunca pasaron ningún test, nunca fueron a un hospital o nunca tuvieron síntomas especiales.

La importancia de la pregunta es vital ya que permite entender varias incógnitas sobre el coronavirus, entre ellas tener la respuesta sobre la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus.

Un grupo de científicos de la escuela médica Icahn en Nueva York ha desarrollado una prueba que busca los anticuerpos específicos que aparecen en la sangre del organismo que lucha contra el coronavirus. Estos anticuerpos permanecen incluso después de que la infección desaparezca. Es muy parecido a algunos de los test que ya se usan para detectar el VIH, señala Technology Review.

Los autores del estudio afirman que el método se puede usar apenas tres días después de que la persona a la que sometieron a la pruebas se infectó. Y aunque haya tenido el coronavirus meses atrás, el test detectará el virus.

El nuevo test presentado en una prepublicación científica podría servir a los gobiernos para poder entender si sus medidas preventivas valen para parar al pandemia.

Lo importante también es que el nuevo test serviría para detectar el coronavirus en los que se enfrentan a la enfermadad diariamente, o sea profesionales de salud.

Además, según las palabras del especialista en virología que lideró el estudio, Florian Krammer, el nuevo test puede detectar a los que superaron la enfermedad. Estos podrían donar su sangre que ya contiene los anticuerpos especiales a la gente en la unidad de cuidados intensivos para fortalecer su inmunidad.

Un estudio demuestra el alto porcentaje de transmisión de coronavirus de los pacientes sin síntomas

Un estudio, liderado por especialistas de la Universidad de Hasselt de Bélgica, ha demostrado el alto porcentaje de transmisión del coronavirus de las personas infectadas mientras no tienen síntomas. La investigación fue publicada a inicios de marzo en la revista MedRxiv.

Los expertos analizaron datos de grupos contagiados en dos ciudades de China y encontraron que probablemente el 48 % de los casos en Singapur y el 62 % de los casos de Tianjin se propagaron a través de personas asintomáticas.

Los resultados se obtuvieron a partir del estudio de las proporciones de transmisión pre-sintomática y las cifras de reproducción de la enfermedad. De este modo, también se conoció que el periodo de incubación en estas regiones fue aproximadamente 5 días para Singapur y casi 4 días para Tianjin.

Los autores dijeron que sus hallazgos fueron preliminares porque no han sido ampliamente revisados ​​por otros científicos. Sin embargo, sugieren que la transmisión invisible del SARS-CoV-2 hará que sea mucho más difícil de contener que otras epidemias similares.

En los casos de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS), la transmisión pre-sintomática "no jugó un papel importante", escribieron los investigadores.

Los científicos logran aislar una enzima del coronavirus y crean un compuesto para inhibirla

Un grupo de científicos de la Universidad de Lübeck ha conseguido exitosamente aislar la principal enzima del COVID-19 y generar un componente que evita que el patógeno multiplique su genoma.

El equipo de científicos que está trabajando sin tregua para combatir el COVID-19 comprobó mediante ensayos en células pulmonares de ratones la eficacia del compuesto capaz de inhibir al coronavirus.

​El compuesto creado puede administrarse por inyección intravenosa pero se ha comprobado que es más efectivo suministrarlo por inhalación debido a que al ser inhalado el compuesto llega directamente a los pulmones, el órgano más afectado por el virus.

Los científicos también han podido comprobar que el compuesto no resulta tóxico. Según el estudio publicado en la página de la Universidad de Lübeck, los investigadores también están trabajando en el estudio de la principal enzima del COVID-19 no solo para aislarla, sino también para atacarla e impedir que esta se multiplique en el organismo humano.

"Si logramos inhibir [esta] proteasa principal, podremos detener la replicación del virus", explicó el profesor Rolf Hilgenfeld, autor del estudio.

A pesar de que este logro es un gran avance para combatir el coronavirus, los científicos confiesan que aún quedan más etapas que se deben superar para que este compuesto se convierta en un medicamento para lo que se requerirá financiamiento y tiempo.

"Sin duda, tomará varios años para que nuestro compuesto se convierta en un medicamento contra el coronavirus. Si todo sale bien, este medicamento podría estar disponible para el SARS-CoV-3, pero ciertamente no durante el brote actual", confesó el profesor Hilgenfeld.

Se prevé que la investigación científica continúe en el Centro Alemán de Investigación de Infecciones con apoyo de la Comisión Europea desde el 1 de abril.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente