Portada - Últimas noticias

ROMA (Sputnik) — Las autoridades sanitarias italianas detectaron dos nuevos casos del coronavirus en las ciudades de Florencia y Palermo, comunicó el diario La Repubblica.

Se registran los "primeros casos en Florencia y Palermo", informó el rotativo, advirtiendo que la información todavía debe ser confirmada por el Instituto superior de Sanidad.

En Florencia este 25 de febrero un emprendedor de 60 años que posee empresas en el Oriente dio positivo en la prueba del coronavirus.

En Palermo la infectada es una turista proveniente de la región de Lombardía, donde se concentra la mayor parte de los casos positivos del virus, descubiertos en los últimos días.

El grupo de turistas del que formaba parte y todas las personas con las que contactara fueron puestos en cuarentena.

Mientras tanto, las personas contagiadas con el nuevo coronavirus en Italia ya son 229.

Todas las víctimas mortales, que de momento son siete, eran personas ancianas con patologías previas.

Dos nuevos casos de coronavirus en España: una mujer en Barcelona y la esposa del médico italiano en Tenerife

La Generalitat de Cataluña ha activado el protocolo por coronavirus tras resultar positiva la prueba practicada a una paciente, residente en Barcelona y que había viajado en los últimos días al norte de Italia. El Centro Nacional de Microbiología practicará la prueba de confirmación en las próximas horas

Se trata del primer caso en la península y el cuarto en España de personas contagiadas por el Covid-19, tras los tres casos de Canarias. Dos de ellos ya están curados, mientras que el tercero ha sio detectado en un médico que se encontraba de vacaciones en Tenerife. El quinto caso es el de la esposa del médico contagiado en Tenerife, ya que también ha dado positivo.

En Canarias, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha activado el protocolo tras conocerse que las pruebas realizadas que confirmaban el primer positivo. A lo largo de este martes se le realizarán unas segundas pruebas en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

La Consejería de Sanidad ha activado una línea de teléfono gratuita 900 112 061, desde la que un equipo de enfermería, bajo la coordinación del Servicio de Urgencias Canario (SUC), atenderá las solicitudes de información de la ciudadanía sobre medidas de prevención, posibilidades de contagio y falsos conceptos relacionados con el virus.

España aísla a mil turistas que compartían hotel con italiano contagiado por coronavirus

MADRID (Sputnik) — Alrededor de un millar de turistas que compartían complejo turístico con el ciudadano italiano diagnosticado con coronavirus en la isla de Tenerife han sido puestos en aislamiento, según informa el diario El País citando a fuentes policiales.

"Se están realizando controles sanitarios a las personas que pudieron tener contacto con el infectado", señala el citado diario.

En la noche del 24 de febrero las autoridades sanitarias de las islas Canarias confirmaron que un turista italiano que se encontraba en Tenerife de vacaciones junto a su mujer dio positivo en coronavirus.

Una vez confirmado el positivo, el Gobierno de Canarias señaló que "se activó el mismo protocolo que se ha puesto en marcha ante otros casos sospechosos en otras partes de España".

Sin embargo, las autoridades no señalaron de forma específica que esto supondría dejar aislados a alrededor de mil turistas, tal y como informan medios locales que se procedió a hacer.

El positivo de este turista italiano, médico de profesión, es el tercer caso confirmado de coronavirus que se registra en España.

Las otras dos personas afectadas fueron un turista alemán y otro británico que contrajeron el virus fuera de España y que ya fueron dados de alta.

A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía causada por una nueva cepa de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (centro-este).

La nueva infección, denominada COVID-19, traspasó las fronteras de China y se detectó en una treintena de países hasta la fecha.

A nivel global, el nuevo coronavirus infectó a más de 80.100 personas y provocó 2.701 muertes, incluidas 38 fuera de la China continental.

La Organización Mundial de la Salud, que mantiene desde el 30 de enero una emergencia internacional por la propagación del nuevo coronavirus, advirtió que la ventana de oportunidades para contener la epidemia se está cerrando.

Análisis: El coronavirus. ¿Con qué estamos lidiando realmente?

Vladimir Odintsov*

La aparición de una nueva cepa de coronavirus en la ciudad china de Wuhan el mes pasado, que desde entonces se ha extendido a más de 28 países, ha provocado el pánico provocado por las redes sociales en todo el mundo. Las personas están buscando información en Internet sobre este brote de coronavirus, que la Organización Mundial de la Salud ha declarado una emergencia de salud mundial, y están siendo bombardeadas con información que trata tanto de las razones por las que apareció, como de si podría propagarse o no. pandemia mundial.

Actualmente se cree que el mortal coronavirus novedoso (2019-nCoV) se originó en animales salvajes como los murciélagos, pero esta teoría aún no se ha demostrado científicamente.

La organización de medios American Project Syndicate ha publicado propaganda anti-china sin entrar en detalles sobre el lado médico del problema, alegando que la aflicción de la autocracia china es responsable de la epidemia de coronavirus.

Un artículo disponible en el portal de noticias turco en línea OdaTVdeclara que "la epidemia en China puede interpretarse como un ataque biológico", subrayando que el brote de coronavirus de China está directamente relacionado con los intereses geopolíticos de Estados Unidos, un país que durante mucho tiempo ha estado utilizando estrategias indirectas en su guerra con China. La pieza proporciona puntos para apoyar este argumento, señalando que Washington está tratando de detener el crecimiento de China, evitar que el país implemente su iniciativa One Belt One Road y reducir la producción económica china. Estados Unidos está utilizando su flota naval y sus aliados para rodear a China en el Pacífico, evitando que eluda el Estrecho de Malaca, fomentando disturbios, impidiendo que China acceda a Eurasia por tierra a través del Turquestán Oriental,

Se toma una posición similar en el medio de comunicación noruego Steigan , sugiriendo que reflexionemos sobre el hecho de que Estados Unidos ahora se siente muy intimidado por el rápido crecimiento de China, ya está librando una guerra comercial contra China, y no es demasiado descabellado que ciertos políticos estadounidenses bien podrían haber recurrido a la guerra biológica. La publicación hace otro punto para respaldar el argumento de que esta es una posibilidad, recordando a las personas que Estados Unidos ya está trabajando en una serie de planes militares para garantizar la dominación mundial de Estados Unidos. De particular interés es el plan de Estados Unidos para hackear la red eléctrica de Rusia y cerrar las centrales eléctricas, sobre lo que The New York Times publicó en 2019, y los Estados Unidos están intensificando sus ataques cibernéticos. La estrategia estadounidense que se ha implementado desde 2012 ha entrado en una fase ofensiva, con la introducción agresiva de malware potencialmente paralizante y del que nunca se había probado antes. Incluso si no cree que el coronavirus se haya creado intencionalmente, el hecho de que hubiera sido posible debería ser suficiente para hacer sonar las alarmas para muchos.

Los investigadores indios han puesto en duda si el nuevo coronavirus podría tener un origen natural, y han cuestionado segmentos de su ARN, ya que son diferentes a los de otros coronavirus como el SARS, y en cambio parecen estar más cerca de los del VIH. Los científicos descubrieron que los picos que forman la "corona" del virus en regiones cortas de proteínas son insertos genéticos que se parecen a los fragmentos del virus de la inmunodeficiencia humana, el VIH-1. Los investigadores señalaron que este tipo de insertos no se encuentran en otros coronavirus. En otras palabras, si el virus hubiera mutado de forma natural, no habría podido recibir inserciones del virus de inmunodeficiencia.

Por extraño que parezca, también debe tenerse en cuenta que el nuevo coronavirus (2019-nCoV) es similar a otros coronavirus, como el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS), que se descubrió por primera vez en Arabia Saudita (2012) y luego se extendió a otros países en Oriente Medio y África subsahariana. El nuevo coronavirus también comparte similitudes con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que se descubrió por primera vez en China en 2002 y se extendió a países de todo el mundo, pero el SARS fue rápidamente controlado y contenido, y no hubo más casos de contagio registrados después de 2004. MERS y SARS son ambos coronavirus. Hay sospechas de que estos virus fueron creados en laboratorios, probados en animales, y solo podrían haberse transmitido a las personas a través de la intervención humana. Luego, la bioingeniería en los virus hace posible su propagación de humano a humano. Tanto el SARS como el nuevo virus 2019-nCoV también tienen una característica a la que los chinos étnicos Han son más susceptibles.

Considerando esta información, no es sorprendente que varios medios de comunicación en diferentes países hayan comenzado a explorar el vínculo entre el brote del nuevo virus 2019-nCoV en la ciudad china de Wuhan y las actividades patrocinadas por la CIA y el Pentágono en más de cien laboratorios biológicos secretos y oscuros dedicados a la fabricación y prueba de agentes de guerra biológica. Hace unos años, se descubrió uno de estos laboratorios en Ucrania, que estaba trabajando en un virus al que los rusos étnicos serían susceptibles. Como no hay una "raza rusa" y Rusia es un estado multiétnico, se informó que las pruebas iniciales fallaron.

Sin embargo, estas sospechas de que la CIA o el Pentágono podrían haber planeado en secreto usar el nuevo virus 2019-nCoV como arma biológica no aparecieron de la nada. No olvidemos la Operación secreta Big Itch, que la CIA intentó implementar en 1954. En aquel entonces, llevaron a cabo las pruebas de armas biológicas en una remota instalación del Ejército de los EE. UU. en el desierto de Utah. Su objetivo era determinar si sería posible utilizar las pulgas de ratas tropicales (Xenopsy llacheopis, una especie descubierta en Egipto en 1901 y llamada así por el faraón Cheops) en la guerra biológica como un vector de enfermedad. Las pulgas eran portadoras de bacterias de la peste, y los "investigadores" querían determinar cómo podían usarse para la infección en masa. Incluso se desarrollaron dos submuniciones de bombas de racimo biológicas simultáneamente: la bomba E14 diseñada para contener 100,000 insectos,

En cuanto a los murciélagos, y si podrían haber sido utilizados en programas secretos de armas biológicas, hay fuentes búlgaras que señalan que no debemos olvidar que los murciélagos son una fuente de Ébola, el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y otras enfermedades mortales. La Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa de EE. UU. (DTRA), que financia los biolabs secretos de Estados Unidos, está llevando a cabo una serie de estudios sobre patógenos de importancia militar en murciélagos como parte de la investigación de armas biológicas en su Programa Cooperativo de Compromiso Biológico (CBEP), y también hay proyectos para armas biológicas de origen étnico (armas biogenéticas), que atacan principalmente a grupos étnicos o genotipos específicos. Aunque nunca ha habido una confirmación pública oficial de que estas armas se estén desarrollando, los documentos muestran que Estados Unidos ha estado recolectando material biológico de ciertos grupos étnicos, particularmente de rusos y chinos.

*politólogo experto

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente