Portada - Últimas noticias

NUEVA DELHI (Sputnik) — La Policía de Nueva Delhi extremó la alerta debido a la tensión que persiste tras los disturbios que se saldaron con al menos cinco muertos y decenas de heridos, justo durante la visita del presidente estadounidense Donald Trump.

"La situación es muy tensa. Recibimos continuamente llamadas relacionadas con incidentes de violencia en el noreste de Nueva Delhi", cita la agencia ANI al comisario de la Policía.

En algunas zonas de la capital volvieron a registrarse enfrentamientos la mañana de este 25 de febrero.

El servicio de bomberos municipal recibió entre el 24 de febrero y las 3:00 de este 25 al menos 45 llamadas, por brotes de violencia e incendios intencionales. Tres efectivos del ente resultaron heridos y a uno incluso le intentaron quemar vivo.

El ministro principal de Nueva Delhi, Arvind Kejriwal, convocó a funcionarios y concejales de las áreas afectadas por la violencia a una reunión urgente en su residencia.

Según el canal NDTV, al menos 7 personas murieron y casi un centenar resultaron heridas en los enfrentamientos en el noreste de la capital entre partidarios y detractores de la polémica ley de ciudadanía, conocida como CAA (por las siglas en inglés de Citizenship Amendment Act).

"Siete personas, incluido un policía, murieron y casi 100 resultaron heridas en la violencia sin precedentes del lunes [24 de febrero]. Más de 48 policías resultaron heridos y han sido hospitalizados. El ministro del Interior de la Unión, Amit Shah, se reunirá con el ministro principal [de Nueva Delhi] Arvind Kejriwal, el teniente gobernador y representantes de los partidos políticos al mediodía", informó el canal.

Kejriwal, citado por la agencia ANI, señaló durante una rueda de prensa que los agentes de seguridad en algunas áreas no dan abasto y que la Policía no puede tomar medidas hasta que reciban órdenes de sus superiores.

Según el ministro, a los hospitales se les ha pedido que estén preparados para brindar asistencia médica de calidad a los heridos; y a los bomberos, que se coordinen con la Policía y lleguen a tiempo a las áreas afectadas.

Kejriwal insistió asimismo en sellar las fronteras y realizar arrestos preventivos, alegando que mucha gente llega a las zonas afectadas por los disturbios desde fuera.

Al noreste de Nueva Delhi, según la Policía, se han enviado refuerzos desde otros distritos y se han desplegado 35 compañías de fuerzas paramilitares.

Desde las redes sociales, el ministro principal de Nueva Delhi instó a restablecer la paz en la capital.

"Estoy muy preocupado por la situación que persiste en ciertas partes de Delhi. Todos juntos debemos hacer todos los esfuerzos para restaurar la paz en nuestra ciudad. Insto nuevamente a todos a evitar la violencia", publicó Kejriwal en su cuenta de Twitter.

Los brotes de violencia en Nueva Delhi coinciden con la visita de Estado del mandatario estadounidense, Donald Trump, quien llegó a la India el 24 de febrero.

La controvertida ley de ciudadanía simplifica el proceso de naturalización para las minorías "perseguidas" —budistas, sijes, hindúes, parsis y cristianos— de Pakistán, Afganistán y Bangladés.

Algunos críticos de la normativa, que provocó escenas de violencia a lo largo de la India a finales de 2019, alegan su carácter discriminatorio que excluye a los musulmanes, a pesar de que representan más del 10% de la población total del país, y podría allanar el camino para deportaciones de millones de adeptos del islam que se instalaron en el país hace tiempo, pero no han regularizado su situación.

En los estados del noreste de la India, que se enfrentan con el flujo de migrantes bangladesíes a través de una frontera porosa, hay recelos de que millones de indocumentados se establezcan legalmente en la región relegando a las etnias autóctonas a la condición de minorías culturales.

Las manifestaciones a favor y en contra de la Ley de Enmienda de Ciudadanía alcanzaron un nuevo nivel el lunes en Nueva Delhi cuando siete personas murieron y más de 100 sufrieron heridas durante enfrentamientos violentos en las áreas de la ciudad de Maujpur, Jaffarabad y Gokhulpuri.

Con órdenes prohibitivas vigentes en la capital nacional de India el martes, la situación sigue siendo tensa en las zonas afectadas por la violencia.

Un día después de que estallaran los enfrentamientos por la Ley de Ciudadanía (CAA), los esfuerzos de la policía para detener la violencia están siendo desafiados, con manifestantes que favorecen la ley y se oponen a que se acerquen y se dirijan unos a otros en el área de Maujpur de la ciudad.

La policía está usando gases lacrimógenos contra los manifestantes, apoyando la Ley de Enmienda de Ciudadanía (CAA). Mientras tanto, también han surgido informes de lanzamiento de piedras entre los dos grupos de Bhajanpura.

Imágenes recientes de las áreas afectadas por la violencia muestran humo negro que emana de las tiendas y edificios incendiados en las áreas sensibles. Se están realizando esfuerzos para apagar las llamas en algunos lugares.

Hasta siete personas, incluido un policía, murieron y más de 100 resultaron heridas durante los violentos enfrentamientos en Maujpur, Jaffarabad y Gokhulpuri.

Las personas, predominantemente musulmanas, han estado realizando manifestaciones en diferentes partes de Delhi desde diciembre de 2019 contra la ley de ciudadanía. Este último prevé otorgar la ciudadanía india a los inmigrantes hindúes, sij, cristianos, budistas, jainistas y parsis de Pakistán, Afganistán y Bangladesh.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente