Portada - Últimas noticias

BERLÍN (Sputnik) — Los participantes de la conferencia en Berlín acordaron un plan de solución integral para Libia que será aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU y formará parte del proceso político, declaró la canciller alemana Angela Merkel, al término de la conferencia internacional sobre Libia.

"Hemos acordado que habrá un plan de solución integral", dijo Merkel en una rueda de prensa.

La canciller afirmó que "los documentos que hemos acordado hoy deberán ser aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU" y tras la aprobación formarán parte del proceso político para resolver la crisis en Libia.

"Lo más importante es que los representantes libios, en particular el general Haftar y Sarraj acordaron los próximos pasos a seguir, propuestos por el secretario general de la ONU y el señor (enviado especial de la ONU para Libia Ghassan) Salame. Esto es, en particular, una comisión militar cinco por cinco", señaló Merkel.

Asimismo Merkel comunicó que los participantes de la conferencia se comprometieron a no brindar apoyo a las partes en conflicto.

"Se trata de la asistencia militar, asistencia de armas, por tanto se respetará el embargo de armas y la tregua", dijo.

Según la canciller, los participantes del foro hablaron por separado con al Sarraj y Haftar.

"Hemos hablado con ellos por separado ya que las discrepancias entre los dos lados son así que no les permiten hablar entre sí. Ellos no participaron en la conferencia, pero estaban allí, pero no en la misma sala", apuntó.

Lavrov: "En el amplio plan de arreglo del conflicto libio se destaca la necesidad de un alto el fuego sostenible"

Tras varias horas de negociaciones, los participantes de la conferencia internacional que ha tenido lugar este domingo en Berlín concertaron un plan de resolución del conflicto en Libia. El ministro en funciones de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, destacó en rueda de prensa que "el amplio plan acordado" incluye "la necesidad de un alto el fuego sostenible".

"El documento sobre Libia contiene apartados sobre la seguridad, el proceso político, económico, humanitario y la cooperación de la comunidad internacional", declaró.

El diplomático precisó que las partes del conflicto dieron "un pequeño paso adelante" y acordaron designar a cinco representantes que formarán parte de un comité militar. De acuerdo con sus afirmaciones, estos delegados trabajarán para "elaborar medidas concretas de confianza entre las partes del conflicto".

A pesar de calificar la conferencia internacional de "muy útil", Lavrov afirmó que sus participantes de momento no lograron alcanzar un diálogo sostenible entre las partes del conflicto. "Es claro que en última instancia los propios libios [deben] decidir; es claro que todavía no se logra entablar un diálogo serio y sostenible entre ellos, las diferencias en sus enfoques son demasiado grandes", señaló.

Sin embargo, el canciller en funciones dijo que las propuestas tras la conferencia en Berlín "engrosan la alcancía de ideas, sugeridas por la comunidad internacional para que las partes libias puedan acordar las condiciones que les permitirán sentarse a la mesa de negociaciones".

  • Tras el derrocamiento de Muammar Gaddafi en 2012, Libia vive un prolongado periodo de turbulencia política
  • Actualmente, las fuerzas principales son el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), que es reconocido por la ONU y controla la capital, Trípoli, y la Cámara de Representantes, con sede en Tobruk, apoyada por el Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal Jalifa Haftar
  • En abril del 2019, el ENL inició una ofensiva contra el GAN. Actualmente, controla la mayor parte del país e incluso se adentró en los suburbios de Trípoli
  • El 8 de enero, el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, llamaron a las partes en conflicto a que depusieran las armas a partir de la medianoche del 12 de enero
  • El 13 de enero, los líderes de las partes en conflicto se reunieron en Moscú. No obstante, Haftar se negó a firmar el acuerdo final
  • Este domingo, representantes de las dos partes beligerantes, así como de Rusia, Turquía, EE.UU., Reino Unido, Egipto, la ONU y la UE, participan en la conferencia en Berlín

El ministro alemán de Exteriores se opone a EE.UU. sobre Irán: "No queremos una tormenta de fuego en Oriente Medio"

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, afirmó que EE.UU. y Europa tienen un "enfoque diferente" sobre Irán y el acuerdo nuclear de 2015. Según sus palabras, en lugar de seguir la campaña de presión máxima de Washington contra Teherán, la UE optaría por la diplomacia, con el fin de evitar una mayor escalada de tensiones en la región.

"Al tiempo que EE.UU. abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear e impuso la máxima presión [sobre Irán], nosotros queremos lograr avances a través de las negociaciones. Francia, el Reino Unido y Alemania quieren mantener el acuerdo para evitar que Irán obtenga armas nucleares", declaró Maas en una entrevista a Bild, publicada este domingo.

El ministro agregó que las "amenazas puras" y la acción militar no han hecho "nada" para cambiar el comportamiento de Irán. "No debemos pretender que un cambio de régimen en Teherán inducido externamente mejorará automáticamente la situación. Eso ha ido mal en otros lugares, como en Irak", advierte.

"Queremos evitar una tormenta de fuego en Oriente Medio. La UE apuesta por la diplomacia en lugar de la escalada", subrayó Maas.

Este jueves, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauet, confirmó los reportes de que Washington presionó a Berlín, París y Londres para que acusaran a Irán de haber violado el acuerdo nuclear del 2015, amenazándolos con imponerles aranceles automotrices en el caso opuesto.

"Implicaciones no reversibles"

Este martes, Reino Unido, Francia y Alemania declararon que las acciones de Irán respeto al Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) "tienen implicaciones de proliferación no reversibles" y activaron el mecanismo de disputa, explicando que el "objetivo general" de esta medida es "preservar" el acuerdo.

A este paso, que podría conducir a la restauración de las sanciones de la ONU contra la República Islámica, Teherán reaccionó amenazando con dar una respuesta "seria y firme" a toda "medida destructiva" que tome cualquiera de los firmantes del JCPOA.

Este 19 de enero, el presidente del Parlamento iraní, Alí Larijani, advirtió que Irán podría revisar la cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) si aumenta la presión de la Unión Europea.

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, en un discurso durante las oraciones del viernes indicó que "no se puede confiar" en el Reino Unido, Francia y Alemania, firmantes europeos del pacto, del que se retiró unilateralmente EE.UU., y afirmó que las acciones de esos países para presionar a la República Islámica no funcionarán.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente