Portada - Últimas noticias

El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, contradijo este domingo la versión del presidente Donald Trump sobre por qué el pasado 2 de enero el Pentágono mató al general iraní Qassem Soleimani, según unas declaraciones realizadas este domingo a CBS sobre la crisis entre Washington y Teherán, informa The New York Times.

"No vi ni una [sola evidencia] respecto a las cuatro embajadas", aseguró Esper sobre la afirmación de Trump acerca de que el general iraní planeaba ataques contra cuatro sedes diplomáticos de EE.UU. en Oriente Medio antes de ser asesinado, amenaza que el mandatario tildó de "inminente".

No obstante, Esper añadió que comparte el punto de vista del inquilino de la Casa Blanca acerca de cómo Teherán "estaba yendo tras sus embajadas", ya que las sedes diplomáticas son "la muestra más destacada de la presencia estadounidense en un país".

"No provoquen una escalada": Revelan los mensajes encriptados entre EE.UU. e Irán tras el asesinato de Soleimani

El día del ataque aéreo de EE.UU. en Irak que acabó con la vida del general iraní, Washington envió a través de intermediados suizos una advertencia a Irán para que no lanzara represalias que pudieran desatar una acción militar mayor por parte del presidente Trump.

En medio de los tambores de guerra que esta semana resonaron en Oriente Medio, un país europeo desempeñó un papel clave a la hora de evitar una escalada aún mayor del conflicto entre Irán y EE.UU. Se trata de Suiza, país que sirve de intermediario entre ambos países desde que éstos rompieran sus vínculos diplomáticos en 1980.

Según The New York Times The Wall Street Journal, tras el asesinato el pasado 2 de enero del general mayor iraní Qassem Soleimani en Irak, el Gobierno estadounidense recurrió a intermediarios de la Embajada suiza en Irán para instar a Teherán a no tomar represalias tan duras que pudieran provocar una reacción más dura del presidente Donald Trump.

The Wall Street Journal apunta que solo horas después del ataque estadounidense que acabó con la vida de Soleimani, la Administración norteamericana envió a Teherán un fax encriptado a través de la embajada suiza. La nota decía "No provoquen una escalada", según recoge la revista.

"Si quieren vengarse, háganlo de forma proporcional"

The New York Times informa que aquel día el embajador de Suiza, Markus Leitner —diplomático que representa los intereses de Washington en Irán— visitó dos veces el Ministerio iraní de Exteriores. En su primera visita, justo después del ataque aéreo contra las bases en Irak, los funcionarios estadounidenses trasladaron a las autoridades iraníes una advertencia para que no lanzaran represalias que pudieran desatar una acción militar mayor por parte de la Casa Blanca.

El 3 enero, el contraalmirante Ali Fadavi, un comandante de la Guardia Revolucionaria iraní, dio una entrevista a un canal de televisión local en la que declaró que los estadounidenses "recurrieron a la diplomacia" y pidieron al Gobierno iraní que respondiera "de forma proporcional". "Dijeron que, 'si quieren vengarse, háganlo de forma proporcional a lo que hicimos'", afirmó Fadavi, sin precisar cómo exactamente fue recibido el mensaje de EE.UU.

La madrugada del pasado 8 de enero, Irán lanzó 22 misiles balísticos contra dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses.

Según el The New York Times, la mayoría de los proyectiles fueron dirigidos contra la base aérea Al Assad, donde operan unos 2.000 soldados norteamericanos. El ataque causó daños materiales, pero ningún militar resultó afectado.

Poco después del bombardeo, Irán envió a través de la embajada suiza en Irán un fax encriptado, en el que instaban a EE.UU. a no planear más represalias.

Las tropas de EE.UU. en Irak supieron del ataque iraní con dos horas y media de antelación

Los militares estadounidenses de la base aérea Al Asad, en Irak, supieron el pasado miércoles que Irán preparaba un ataque con misiles contra su posición y lograron esconderse en búnkeres dos horas y media antes de la ofensiva, según lo han explicado a CNN empleados de esta instalación militar.

Parte del personal fue evacuado de las bases por aire, mientras que otros militares que permanecieron en territorio de la base se refugiaron en búnkeres. Según el medio, lo único que los uniformados no sabían era de qué forma actuaría Teherán.

Trump: "No podría importarme menos si Irán se pone a negociar"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha manifestado que la decisión de negociar con su Gobierno depende "totalmente" de Irán, pero ha aseverado que decidan lo que decidan, "nada de armas nucleares" y que "no maten a sus manifestantes" en las protestas antigubernamentales.

"El asesor de Seguridad Nacional sugirió hoy que las sanciones y protestas han asfixiado a Irán y lo forzarán a negociar. En realidad, no podría importarme menos si negocian", ha señalado Trump en su cuenta de Twitter.

Este domingo, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Robert O'Brien, declaró en el programa 'Fox News Sunday' que, a su modo de ver, "la campaña de máxima presión está funcionando" mientras que "Irán se está asfixiando" y "no va a tener más remedio que sentarse a la mesa [del diálogo]".

Pompeo insta a Irak a castigar a los responsables del ataque contra otra base con soldados de EE.UU.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha expresado su indignación por el ataque de este domingo contra la base militar de Balad en Irak, utilizada por soldados de EE.UU., y ha instado al Gobierno iraquí a "hacer rendir cuentas a los responsables de este ataque".

"Estas continuas violaciones de la soberanía de Irak por grupos no leales al Gobierno iraquí deben terminar", ha agregado Pompeo en su cuenta de Twitter.

Irán insta a Trump a que deje de "deshonrar" la lengua persa

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Abás Musaví, se ha hecho eco de los recientes tuits de Donald Trump escritos en persa y lo ha instado a que deje de usar ese antiguo idioma.

"Manos y lenguas ensuciadas con amenazas, sanciones y terror contra la nación iraní no tienen derecho a deshonrar el antiguo idioma persa", escribió Musaví en su cuenta de Twitter este domingo, quien preguntó al presidente de EE.UU. si realmente "está a favor" de millones de iraníes cuyo héroe acaba de asesinar o está "en su contra", haciendo referencia a su primer tuit en persa.

En la publicación en cuestión, Trump afirmó estar con el "valiente y sufrido pueblo de Irán" desde el inicio de su presidencia, alabó su coraje "inspirador" y prometió pleno apoyo de su Administración, así como seguir de cerca las protestas antigubernamentales.

En el siguiente tuit el presidente de EE.UU. constató que "el Gobierno de Irán debe permitir que los grupos de derechos humanos monitoreen y reporten los hechos desde el terreno sobre las protestas de los iraníes en curso". "No puede haber otra masacre de manifestantes pacíficos o el corte de Internet. El mundo está mirando", aseveró.

  • Trump volvió a escribir en persa en dos ocasiones más. En un mensaje, dirigido directamente al Gobierno de Irán, instó a que Teherán no mate manifestantes, devuelva a la gente el acceso a Internet y deje trabajar a los reporteros, recordando que "el mundo está mirando".
  • En el último mensaje en el antiguo idioma el mandatario estadounidense tradujo su tuit que constataba que no le podría importar menos si Teheran se pone a negociar tras sentirse "asfixiado" por las sanciones de Washington y las protestas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19