Portada - Últimas noticias

“Ahora no hay ilusiones: después de ocho años y medio de guerra, el presidente sirio Bashar al Assad ganó la guerra civil en su país”, escribió el miércoles el periódico israelí Haaretz.

El autor del artículo acusó a los gobiernos de EEUU, Turquía e Israel de no hacer nada para evitar la victoria del Estado sirio, y agregó que la decisión de Donald Trump de dar a Ankara el visto bueno para atacar militarmente las regiones kurdas del norte de Siria, lo cual paradójicamente permitió al presidente sirio Bashar al Assad recuperar el control de estas regiones.

Haaretz predijo que la Liga Árabe pronto terminará aceptando la membresía siria nuevamente mientras que las grandes potencias, como China, se preparan para revivir su cooperación con Damasco en todas las áreas.

¿Cómo ganó la guerra el presidente Assad? Según Haaretz, el apoyo iraní a Damasco desempeñó un papel fundamental en la victoria siria sobre el terrorismo. El autor del artículo señala que Irán no ha enviado un gran contingente militar a Siria, pero los combatientes libaneses de Hezbolá han contribuido directamente al control de áreas vitales en Siria, incluido el cruce fronterizo entre Siria y el Líbano.

El texto enfatiza que uno de los factores clave en la superioridad de las fuerzas del gobierno sirio fue el poder de la Fuerza Aérea Siria, que logró controlar los cielos sirios durante más de ocho años de guerra.

Turquía ataca el norte de Siria con “agentes químicos desconocidos”

Un nuevo informe revela que el Ejército de Turquía ha utilizado “bombas químicas desconocidas” durante su asalto aéreo en las zonas norteñas de Siria.

Según informó ayer miércoles la agencia siria de noticias SANA, varias personas fueron hospitalizadas recientemente por graves quemaduras debido a un ataque aéreo de la Aviación turca en la ciudad de Ras al-Ain, en la provincia de Al-Hasaka, en el noreste del país árabe.

La agencia siria, citando algunos reportes locales, resaltó que estas lesiones fueron provocadas supuestamente por unos “agentes químicos aún desconocidos” utilizados en las armas y municiones de las fuerzas turcas.

Por su parte, las fuentes cercanas a las milicias kurdo-sirias anunciaron que el Ejército de Turquía ha utilizado un tipo de fósforo blanco —producto químico prohibido por la Convención sobre Armas Químicas— en su agresión aérea contra las zonas residenciales de la ciudad de Ras al-Ain.

Estas informaciones se producen en momentos en que el Ejército turco ha intensificado su agresión militar, iniciada el pasado 9 de octubre, contra las regiones norteñas de Siria.

Esta masiva ofensiva, ha causado la muerte de decenas de civiles sirios, incluidos niños y mujeres, así como daños materiales en los servicios públicos e infraestructuras importantes, y el desplazamiento de cientos de miles de personas.

La agresión turca se realizó con el objetivo de neutralizar las amenazas de las milicias kurdas, consideradas “terroristas” por Ankara, y establecer una “zona segura” en el norte del país árabe que contribuya al retorno de los refugiados sirios a sus hogares.

En respuesta, las fuerzas del Ejército sirio se han desplegado en los últimos días en la periferia del pueblo de Tal Tamr, al sur de la localidad fronteriza de Ras al-Ain, así como otras regiones norteñas del país, para recuperar las zonas ocupadas por las fuerzas de Turquía.

Desde el inicio de la invasión turca, varias organizaciones internacionales, así como la mayoría de los países del mundo y de la región, han advertido que las medidas de Ankara amenazan la soberanía y la integridad territorial de Siria, además de socavar el proceso de paz en el país árabe.

El Gobierno de Damasco ha condenado, por su parte, la medida turca, tachándola de una “flagrante” violación de su soberanía, al tiempo que ha prometido contrarrestarla por todos los medios legítimos.

Shaaban: No hay ninguna base para una autonomía kurda en Siria

Damasco no acepta la autonomía kurda, ya que no ve bases para ello, dijo la asesora del presidente sirio Buzaina Shaaban el 17 de octubre.

“No, ciertamente no”, dijo en una entrevista con el canal libanés Al Mayadin, al ser preguntada si Damasco podía admitir una especie de réplica del Kurdistán iraquí en su territorio.

“No hay fundamento. Nunca podemos hablar en este estilo. Siria está compuesta de varios grupos étnicos y religiosos y nunca decimos que alguien es kurdo o alguien pertenece a esa religión. […] Para nosotros, la mayoría de los kurdos son una parte valiosa de nuestra sociedad. Sin embargo, algunos kurdos han adoptado una postura política contraria a los intereses del país”, dijo.

Y agregó que el diálogo con los kurdos nunca había sido interrumpido.

Según ella, los detalles finales de la cooperación con los kurdos se discutirán más adelante.

“La esencia de esta asociación es que estas fuerzas cooperarán bajo la bandera siria y en interés de Siria”, dijo.

La organización Fuerzas Democráticas Sirias, dominados por los kurdos, anunció el 13 de octubre que había llegado a un acuerdo con Damasco por el cual el “Ejército sirio tomará posiciones en los territorios a lo largo de la frontera con Turquía para repeler la “agresión turca”.

Las tropas del gobierno ya han asumido el control de varias localidades en la provincia de Raqqa y en el norte de Alepo.

“El acuerdo de alto el fuego anunciado por EEUU y Turquía no está claro”, añadió Shaaban en la entrevista con la televisión Al Mayadin.

“En cuanto al término “zona de seguridad”, es incorrecto: lo que Turquía realmente busca es una zona de ocupación”, agregó.

¿Evacuarán los estadounidenses la base de Al Tanf?

Según la agencia oficial de noticias siria, SANA, los residentes de la provincia de Deir Ezzor, donde EEUU aún mantiene una de sus principales bases militares, salieron a las calles para celebrar las victorias del Ejército sirio y especialmente su regreso a las ciudades ocupadas durante años. Una fuerte señal para los estadounidenses, cuyas fuerzas están rodeadas en la base de Al Tanf, en las fronteras con Iraq y Jordania.

Los manifestantes se encontraron cerca del Aeropuerto Militar de Deir Ezzor, un lugar particularmente estratégico donde se llevaron a cabo cientos de ataques aéreos sirios contra terroristas durante toda la guerra. Los manifestantes llevaban banderas sirias y portaban retratos del presidente Bashar al Assad.

¿La base estadounidense en Al Tanf sufrirá el mismo destino que las bases estadounidenses en el norte de Siria? Un regreso de los kurdos de Siria a Damasco afectará a las actuaciones de las FDS en Deir Ezzor, dicen observadores que enfatizan que la liberación de la localidad de Al Tanf del yugo estadounidense abrirá el camino para que Iraq y otros componentes del eje de la Resistencia desarrollen aún más la cooperación con Damasco. La localidad de Al Tanf es el primer y, con mucho, más importante cruce fronterizo entre Siria e Iraq.

Los recientes avances del Ejército sirio en el noreste han debilitado la moral de los milicianos respaldados por EEUU, que dicen que ya no confían en las promesas estadounidenses. Moscú también desea ampliamente la liberación de Al Tanf y ha hecho todo en las últimas semanas para lograr una evacuación total del campo de refugiados de Rukban, utilizado por el Pentágono para ocultar sus operaciones de entrenamiento masivo de terroristas.

El asesor de seguridad y el comandante en jefe de Hashid al Shaabi, Faleh al Fayad estuvo el jueves en Damasco, donde discutió con sus homólogos sirios la apertura de los puntos fronterizos entre los dos países y las medidas de seguridad. Unos 10.000 miembros del personal del Ejército iraquí están desplegados actualmente en las fronteras con Siria para impedir cualquier infiltración terrorista desde la vecina Siria.

Análisis: Cómo la operación turca en Siria se convirtió en una victoria para Damasco

Yusuf Fernández

El Ejército sirio ha entrado en el Este del Éufrates y ha recuperado el control de la mayor parte de los campos de petróleo situados en esta zona, con una producción de 400.000 barriles diarios, después de la retirada de las fuerzas estadounidenses de la región, y ha establecido su control sobre las ciudades de Manbij, Raqqa, Tal Tamr y Ain al Arab (Kobané) de manos de las Fuerzas Democráticas Sirias. La rapidez y velocidad con que el Ejército sirio se ha desplegado en la frontera obedece a un plan preciso que se implementó tras la puesta en marcha de la ofensiva turca.

Además de impedir la mayor expansión de las fuerzas turcas dentro de Siria, el Ejército sirio cruzó el Río Éufrates desde la ciudad de Manbij, en la orilla oeste del río, hacia la ciudad de Ain al Arab donde entró por primera vez en años, desplegándose así justo en la frontera con Turquía. También se desplegó en Al Malikiyah, en el extremo noreste de la frontera creando así una franja fronteriza en poder del Ejército. Esto se produjo poco después de que las fuerzas estadounidenses evacuaran todas las bases y cuarteles generales cerca de Manbij y Ain al Arab.

El acuerdo entre los kurdos y Damasco ha cambiado la perspectiva de la operación turca y ha sido suficiente para trastocar las ecuaciones y los equilibrios. El despliegue del Ejército sirio en la frontera ha sido suficiente para proteger el territorio sirio y probablemente llevará a Turquía a frenar su ofensiva en las zonas donde aquel se encuentre.

En el plano político, el acuerdo llevará a los kurdos a corregir los dos errores que habían cometido en los últimos meses: uno era las demandas excesivas hacia Damasco y el segundo su confianza en los norteamericanos para protegerlos. Hace más de un año que Trump anunció su decisión de retirarse de Siria y esto debería haber sido un aviso para los kurdos, pero no lo tomaron como tal. La ofensiva turca ha puesto a los kurdos en una posición muy difícil, que podría llevar a su aniquilación a manos de un enemigo que ha movilizado a la opinión publica turca durante años contra las organizaciones terroristas kurdas. Fuentes turcas hablan de al menos 700 combatientes kurdos muertos, una cifra muy alta.

Los kurdos ahora y por primera vez han hecho la elección correcta: dar prioridad a su supervivencia por encima de cualquier proyecto separatista. El despliegue del Ejército sirio en la orilla este del Río Éufrates, su captura de algunos importantes campos petrolíferos y de varias ciudades clave ha hecho imposible en la práctica la creación de una entidad separada de Siria. Y esto no va a cambiar.

Erdogan ahora dependerá de Rusia para salir de la complicada trampa donde ha caído. Él probablemente podrá entrar a una cierta distancia en territorio sirio para salvar la cara mientras acepta la presencia del Ejército sirio en la frontera. Pero Erdogan verá también evaporarse su sueño neo-otomano de controlar partes de Siria. La decisión de Erdogan de visitar a Putin próximamente para tratar el tema de su ofensiva en Siria muestra que Rusia ostenta ahora la posición más favorable con el fin de lograr una solución a la crisis.

Los medios turcos han señalado que Erdogan ha sido involuntariamente un gran favorecedor del presidente sirio, Bashar al Assad, ya que gracias a su ofensiva ha permitido al Ejército sirio entrar en numerosas ciudades del noreste de Siria que estaban en poder de las Fuerzas Democráticas Sirias, y ejercer de facto la soberanía siria sobre estos territorios.

Por contra, dentro de Turquía el plan militar de Erdogan está siendo ampliamente criticado y la oposición pide de manera creciente la apertura de relaciones con Damasco con el fin de conjurar esta nueva crisis, que ha llevado a Turquía a un nivel sin precedentes de aislamiento exterior.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS