Portada - Últimas noticias

WASHINGTON (Sputnik) — EEUU y sus aliados en el hemisferio occidental han invocado el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra Venezuela tras la suspensión del diálogo entre Caracas y el líder opositor Juan Guaidó, dijo una portavoz del Departamento de Estado.

"Estados Unidos y nuestros aliados han invocado el TIAR/Tratado de Río, que facilita más acciones colectivas para enfrentar la amenaza que representa el antiguo régimen de Nicolás Maduro para el pueblo venezolano y para la región", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus en un comunicado.

El TIAR se aprobó en 1947 en una convención en Río de Janeiro.

El tratado establece que "un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos".

Si eso sucede, prevé el pacto, cada país firmante "se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas".

El expresidente Hugo Chávez (1954-2013) abandonó en 2013 el TIAR, alertando que este podría ser utilizado en cualquier momento para justificar una acción militar contra Venezuela.

El pasado 11 de septiembre, 12 de los 19 países integrantes de este tratado votaron a favor de llamar al órgano de consulta para analizar la situación venezolana, por petición de una comisión designada por el líder opositor, Juan Guaidó.

La Fuerza Armada de Venezuela advierte que activar el TIAR es una amenaza de guerra

CARACAS (Sputnik) — La Fuerza Armada de Venezuela advirtió que iniciar la activación del mecanismo de defensa mutuo TIAR para abordar la crisis en la nación caribeña supone una amenaza de guerra y expresó su repudio a la decisión de la OEA.

"La Fuerza Armada nacional bolivariana rechaza categóricamente la espuria e írrita activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca [TIAR] por parte de la Organización de Estados Americanos [OEA] en contra Venezuela, provocación irracional mediante la cual se pretende legalizar una intervención militar", expresó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

En un comunicado leído a la prensa, el ministro aseguró que este tratado constituye una amenaza militar contra su país.

"La insólita decisión de calificar a Venezuela como una amenaza a la paz y la seguridad hemisférica desnuda flagrantemente a los verdaderos desestabilizadores de la región, quienes apelan a este mecanismo injerencista para escalar su campaña de agresión aunada al inmoral bloqueo económico financiero, ahora asoman el uso de la fuerza a fin de alcanzar sus ambiciones", apuntó.

Además, advirtió que una agresión militar contra Venezuela tendría consecuencias en toda América del Sur.

Padrino López repudió que un sector de la oposición respalde y promueva la reincorporación de Venezuela al TIAR.

"Pretendiendo la fraudulenta incorporación de este adefesio, denominado TIAR y avalando una posible acción militar que deja ver su bajeza moral y ética, pero sobre todo su total indiferencia con los intereses del pueblo venezolano", indicó.

Justicia venezolana libera al vicepresidente del parlamento Edgar Zambrano

CARACAS (Sputnik) — El vicepresidente de la Asamblea Nacional venezolana (parlamento unicameral), Edgar Zambrano, fue puesto en libertad tras una orden librada por un juzgado, informó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en un comunicado.

"El Tribunal Especial Segundo de Primera Instancia en Funciones de Control con competencia en casos vinculados con delitos asociados al terrorismo con jurisdicción a nivel nacional y competencia para conocer y decidir delitos asociados a corrupción y delincuencia organizada ordenó la libertad inmediata del diputado Edgar José Zambrano Ramírez", dice el comunicado.

Zambrano deberá presentarse cada 30 días ante el juzgado y recae sobre él una medida de prohibición de salida del país.

El vicepresidente del parlamento de mayoría opositora había sido detenido el 8 de mayo por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y acusado de presunta participación en un golpe de Estado contra Maduro.

El parlamentario fue puesto en libertad un día después de que algunos pequeños partidos de oposición, encabezados por el diputado Timoteo Zambrano, firmaron un documento de inicio de un proceso de diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro.

En él se acordó la liberación de políticos detenidos, la renovación del Consejo Nacional Electoral, el repudio de ambos sectores a las sanciones de Estados Unidos y la defensa común del territorio del Esequibo, disputado con Guyana.

Este proceso de diálogo surge en paralelo a conversaciones que se iniciaron con la oposición, bajo la mediación de Noruega, como vía para resolver la crisis política que enfrenta la nación caribeña desde que comenzó el nuevo período (2019—2025) presidencial de Maduro.

En el texto del TSJ, se indica que a Zambrano se le sigue una causa penal por la presunta comisión flagrante de delitos que atentan contra el Estado venezolano.

Al vicepresidente de la Asamblea se lo acusó en el momento de su detención de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y al odio continuada.

La verdadera historia detrás de las fotos de Guaidó con dos Rastrojos

 

Apenas Guaidó cruzó la frontera, militares colombianos lo recibieron con honores. ¿Qué pasó antes?

Juan Guaidó recibió honores militares una vez cruzó la frontera hacia Colombia.

Durante 200 días estuvieron guardadas en un par de celulares dos fotos que esta semana pusieron a dar explicaciones al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

En un día crucial -el 22 de febrero pasado-, cuando el mundo estaba pendiente del ingreso masivo de ayuda humanitaria a su país, dos miembros de la banda criminal conocida como 'los Ratrojos' aparecen posando a su lado.

Albeiro Lobo Quintero, alias 'Brother' -señalado jefe financiero de la banda- y su lugarteniente, Jhon Jairo Durán Contreras, alias el Menor, le salieron al paso a la comitiva de Guaidó cuando se desplazaba por una trocha venezolana hacia Colombia.

"Nos tomamos fotos con muchísima gente y con mucho riesgo logramos pasar (...). Es difícil discriminar quién pide una foto", dijo Guaidó 24 horas después de que las imágenes se hicieron virales y de que fueran usadas por el régimen de Maduro para desprestigiarlo y abrirle una investigación formal.

La versión difundida al otro lado de la frontera señala que el desplazamiento de Guaidó habría sido apoyado por esa banda, calificada como narcoparamilitar, y responsable de masacres, casas de pique y control territorial en la frontera.

EL TIEMPO investigó la historia detrás de las fotos y documentó que ese viernes una comitiva del Gobierno colombiano acordó esperar a Guaidó por el paso de Guaramito, dado que solo podía hacerse responsable de él apenas cruzara la frontera.

Siguiendo protocolos oficiales -reservados para jefes de Estado- se trasladó hasta la zona a un grupo de soldados de la Guardia Presidencial, a miembros de la seguridad de Casa de Nariño y hasta un tapete rojo, para darle la bienvenida en una polvorienta cancha de fútbol.

Además, se desplazó el helicóptero FAC0006 y una Toyota blindada de placas MPT 926 de Bogotá, para movilizar a sus acompañantes, entre ellos, su esposa, Fabiana Rosales.

"El Gobierno no participó en la logística del traslado del presidente Guaidó desde Caracas hasta la frontera con Colombia, ni tuvo ningún rol en su paso por los sitios conocidos como trochas, usados por él y su equipo", dijo el viernes la Cancillería colombiana en un comunicado.

Y, de manera exclusiva, reporteros de EL TIEMPO obtuvieron fotos del recibimiento que militares colombianos le dieron a Guaidó una vez cruzó la frontera.

Y el concejal cucuteño del Partido Conservador, Juan Felipe Corzo, le aseguró a EL TIEMPO que ese operativo se coordinó con Roberto Marrero -asesor de Guaidó, hoy preso por el régimen- y se gestionó en tan solo 48 horas.

"No hubo apoyo de grupos ilegales. Todo lo coordinamos con Marrero desde Cúcuta. Cuando Guaidó llegó a Aguas Claras fuimos a recibirlo la Policía, un grupo de seguridad de la Casa de Nariño y sectores de la oposición venezolana", dijo Corzo.

¿Que pasó al otro lado?

EL TIEMPO recogió testimonios y revisó videos y fotos inéditas de lo que pasó antes de que Guaidó pisara suelo colombiano.

El mandatario interino se desplazó un tramo en una Toyota Hilux 4x4 de color azul y otro, a pie.

En ese vehículo -que es el que, al parecer, se ve en la foto con 'Brother'- también iban un chofer, una mujer y un hombre que no han sido identificados.

Wilfredo Cañizares, cabeza de la Fundación Progresar -quien reveló las fotos-, insiste en que una travesía así no puede darse sin el visto bueno de las bandas de la zona.

"En esa parte hay una disputa entre 'los Urabeños', 'los Rastrojos' y el Eln por el control de rutas del narcotráfico. Gente de la zona dijo que, incluso, hubo un toque de queda el día que pasó Guaidó", puntualizó Cañizares.

Pero tanto Guaidó como su embajador en Bogotá, Humberto Calderón, negaron ese respaldo.

Y sobre la especulación de que 'Brother' llevaba una pistola, Calderón advirtió que "por la situación de frontera, en esos pasos irregulares conocidos como trochas, todo el mundo anda armado; extraño sería que no".

EL TIEMPO estableció que después de que 'Brother' se entregó y el 'Menor' fue capturado, no hablaron nada de ese episodio.

Y fuentes cercanas al caso dijeron que uno de sus escoltas fue quien tomó y filtró las fotos, sin que aún se sepa su propósito y por qué se demoró 7 meses en mostrarlas.

En una segunda referencia a las fotos, que se viralizaron en redes, Guaidó dijo este sábado que no pide antecedentes para tomarse fotos con alguien; que el vicepresidente del régimen de Venezuela, Tereck El Aissami, está acusado de narcotráfico internacional; y que Nicolás Maduro tiene familiares presos, acusados de narcotráfico y enriquecimiento ilícito.

Además, que es Maduro quien tiene amparados a los exguerrilleros de las Farc 'Iván Márquez' y 'Jesús Santrich'.

"El régimen quiere distraer la atención de los problemas de Venezuela", dijo, a manera de cierre de la polémica que desataron las imágenes.

¿Quiénes son los de la foto?

Los dos sujetos que aparecen posando en fotos con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, son reconocidos miembros de la banda criminal de 'Los Rastrojos'.

Albeiro Lobo Quintero, alias 'Brother', quien aparece con el brazo de Guaidó sobre su cuello, lleno de gruesas cadenas de oro, figuraba desde hacía meses en el cartel de los delincuentes más buscados por la Policía.

Según fuentes de esa institución, era el presunto cabecilla financiero de 'Los Rastrojos', banda residual de la mafia del Norte del Valle que opera en la frontera con Venezuela.

"Se encargaba del manejo del dinero que cobraban a comerciantes de Cúcuta por extorsión, y recogía el producto de las vacunas a capos de la zona", dijo una fuente local.

En la foto se ve a 'Brother', con objetos colgados en su cintura, al lado de la 4x4 y de Guaidó, que lleva la misma vestimenta con la que horas después recibió los honores militares al otro lado de la frontera.

"Cuando atravesó el puente limítrofe corriendo, Guaidó perdió la gorra que se le ve en las fotos. Era tanto el afán, que no se devolvió a recogerla", narró a manera de anécdota uno de los presentes ese día.

El sujeto se entregó el 18 de junio, en Guaramito, zona de frontera, a soldados de la Trigésima Brigada. En su momento, se informó que además del delincuente, ubicaron una caleta con material de guerra.

Su sometimiento se produjo cuatro meses después de posar para la foto y a tan solo horas de que se registrara una masacre al otro lado de la frontera.

EL TIEMPO reveló en julio un informe sobre los decapitados que están apareciendo en la frontera y su nexo con la disputa de rutas de narcotráfico y economías ilegales.

En efecto, ese mismo día, la Policía confirmó la captura de otros dos miembros de 'Los Rastrojos' que huían de un tiroteo en Venezuela. El episodio, registrado la madrugada del 18 de junio, dejó doce personas muertas y más de 15 heridas.

Los hechos se presentaron en el corregimiento de Boca de Grita, en el Estado Táchira a cinco minutos del municipio de Puerto Santander, en el área metropolitana de Cúcuta.

Uno de los detenidos resultó ser Jhon Jairo Durán Contreras, alias 'El menor', el otro que aparece en fotos con Guaidó.

Al momento de su captura, el sujeto vestían prendas de uso privativo del Ejército y portaba una pistola y un fusil. Con él estaba Gerson Gregorio Rosario Aquino, alias 'Torombolo'.

Según la Policía, minutos antes de su detención habían tenido una confrontación armada con otro grupo en el sector de Boca de Grita, en el estado venezolano de Táchira.

De hecho, alias 'el Menor' estaba herido de bala y tras su recuperación, fue trasladado al centro carcelario y penitenciario de Cúcuta.

Fuente: El Tiempo

Análisis: Un movimiento audaz que puede evitar una guerra en Latinoamérica

José Negrón Valera

El maestro de ajedrez Max Euwe solía decir que "la estrategia requiere pensamiento" pero la "táctica requiere observación". ¿Cómo podemos reintepretar dicha frase en el contexto político de una nación como la venezolana?

La nación suramericana ha sido víctima de un asedio continuado y de un chantaje que ha llevado las negociaciones políticas a un callejón sin salida. Washington se ha obsesionado con la salida de Nicolás Maduro y ha hecho lo indecible para provocarlo. Incluso, el propio Abrahams ha llegado a imponer quiénes pueden o no ser candidatos del chavismo en unas posibles elecciones presidenciales que solo existen en los deseos del Departamento de Estado.

El Gobierno venezolano no la ha tenido fácil. Se enfrenta a una nación que ha demostrado durante más de cien años que no le tiembla el pulso para llevar la guerra a cualquier lugar del planeta. Con excusas difusas fue a la primera guerra mundial, y ya sin excusas y sin explicaciones bombardea Oriente Medio cuando le viene en gana. Así que más allá de contar con modernos equipos, una disposición moral en la fuerza armada y el partido, y la razón de defensa de la soberanía, Nicolás Maduro se ha empeñado en que no hay que transitar otro camino que no sea la paz. Una actitud que requiere una visión estratégica. Guste o no, a propios y extraños.

​Ahora bien, luego de que explotara el escandaloso y macabro vínculo narcoparamilitar de Juan Guaidó, ficha de turno del Pentágono en Venezuela, y de que se empiece a escribir el epílogo de este vergonzoso episodio titulado 'la autoproclamación', el Gobierno ha entendido que si la facción violenta de la oposición venezolana no quiere jugar el juego de la política, pues simplemente, se cambia de tablero. Eso es un movimiento táctico que denota una inteligente observación de la coyuntura.

Así como el llamado a la Constituyente le cerró el paso a la guerra civil en Venezuela durante el año 2017. El acuerdo firmado el 16 de septiembre entre el Gobierno de Nicolás Maduro y una parte de la oposición venezolana, puede significar no solo desbloquear los obstáculos para la paz, sino rediseñar el mapa de actores para los próximos años en Venezuela.

​Desde el chavismo analizan la situación: "Estamos obligados a recuperar la Asamblea Nacional"

Conforme escuchaba los puntos de la agenda negociada entre el Gobierno bolivariano y un sector de la oposición política, no pude dejar de pensar en dos entrevistas pasadas.

Elías Jaua afirmaba en diciembre de 2018 que era necesario "reconstituir el Parlamento" para así "destrabar el juego político". Consideraba que era posible que Venezuela fuese "víctima de despojo de sus activos" y que Gobierno y oposición debían llegar a acuerdos para evitar una 'hecatombe'. Casi todos los escenarios se han cumplido.

Al contactarlo para saber sus impresiones sobre la actual coyuntura, no dudó en afirmar que las corrientes patrióticas y el pueblo todo estaban "obligados recuperar la Asamblea Nacional para la estabilidad política de nuestro país y para la defensa de la soberanía".

Pero además del momento presente, la Asamblea Nacional debe servir a juicio de Jaua para "defender y expandir los derechos de nuestro pueblo, el derecho al salario, al trabajo, a la tierra, al ejercicio protagónico de la democracia, para el desarrollo de una economía mixta bajo regulación del Estado con participación de todos los sectores, privados, públicos, comunales y sociales en general", concluyó.

— Hay sectores de la oposición con mucha fuerza mediática y financiera que han estado en contra de los acuerdos. ¿Qué piensa que debe ocurrir para blindar este acuerdo de quienes busquen entorpecerlo?

— Hay que dotarse de mucha valentía especialmente los actores de oposición que han firmado el acuerdo. Hacerlo transparente, en segundo lugar. Que el país conozca todos los pasos que se vayan dando, para que no haya posibilidad de manipular y tergiversar de lo que se esté acordando en función del interés nacional. Y en tercer lugar, asumir con mucha conciencia, el deseo de la voluntad de la mayoría de venezolanos y venezolanas de recuperar el derecho a vivir en paz, de tener un normal desenvolvimiento de las instituciones del país.

— ¿Cuál debe ser el papel del PSUV de cara a su militancia, a partir de este momento?

— Hoy más que nunca debe reunificarse. Y quienes están al frente del PSUV deben hacer un esfuerzo por reunificar la amplia base plural que constituye el chavismo, la unidad en torno a los principios programáticos, éticos, políticos e ideológicos para poder enfrentar con éxito cualquier escenario electoral que venga en el futuro, en especial el que está previsto para el año 2020.

— ¿Cree que Estados Unidos respaldárá este acuerdo, o por el contrario, buscará boicotearlo?

— La dirigencia del Gobierno de Estados Unidos es muy impredecible. Habrá que esperar sus reacciones y sobre la base de eso plantearse una estrategia que permita un diálogo directo con la presidencia de Estados Unidos para esperar que se respete este esfuerzo que se ha iniciado el día de hoy entre los venezolanos .

— En muchas ocasiones la oposición y el Gobierno han buscado lograr acuerdos, pero han resultado infructuosos. ¿Usted piensa que ahora será diferente? ¿Qué le hace pensar eso?

— Creo que por primera vez, hay un desprendimiento de una parte de la dirigencia opositora que asume con responsabilidad anteponer los intereses nacionales y de nuestro pueblo, y eso es positivo. Porque el país esperaba desde hace mucho tiempo que era un paso de la dirigencia opositora, hoy se ha dado. Ahora, hay que apostar que este primer paso se mantenga, y si no fuese así, pues habrá que intentarlo, una y las veces que sean necesarias para devolver la paz a la familia venezolana.

— La pérdida de la Asamblea de 2015 fue analizada muchas veces como una respuesta errada del pueblo a los efectos de la Guerra Económica. Una especie de voto castigo para el chavismo. ¿Puede volver a repetirse una derrota similar? ¿Qué hacer para evitarlo?

— Siempre parto de que los pueblos, tienen la razón de molestarse y de expresar su malestar respecto a determinadas situaciones. Creo que más que el pueblo, somos quienes estamos en la dirigencia revolucionaria los que tenemos que someternos a procesos de revisión de nuestros métodos y políticas, y de rectificación donde haya que rectificar. De cara a un proceso electoral, el Gobierno bolivariano debe tomar medidas muy urgentes, contingentes, con respecto a la recuperación del salario, del poder adquisitivo de los venezolanos, y debe trabajar en función de proteger nuestra moneda y de una política sostenida y de inversión en bolívares en materia de producción agrícola, el desarrollo de obras públicas para incrementar el empleo. Se requiere retomar el papel regulador que la constitución le da al Estado venezolano en materia económica, para evitar situaciones que agraven la condición de nuestro pueblo y con ello se produzca un malestar político e ideológico que pueda generar de nuevo un revés en las elecciones parlamentarias.

La perspectiva opositora: "El Gobierno venezolano está atrincherado y debe cumplir su palabra"

En un diálogo con Sputnik, Enrique Ochoa Antich ya consideraba hace unos meses, que la intención de Juan Guaidó de activar el TIAR era una vergüenza, pues era inconcebible que la Asamblea Nacional avanzara en una "estrategia que cifraba su éxito en la presencia de ejércitos extranjeros en nuestro suelo patrio". Tiempo después, Juan Guaidó no solo pedía la activación de dicho mecanismo de injerencia militar, sino que además dejó bien en claro que está dispuesto a liarse con el narcoparamilitarismo colombiano, si se trata de alcanzar el poder político en Venezuela.

​Ochoa Antich se mantiene optimista en que el reciente acuerdo "abrirá una nueva época en la relación Gobierno/oposición". Sin embargo, era necesario preguntar qué se podía hacer para evitar que dichos avances fuesen torpedeados por quienes buscan una salida violenta a la crisis política en Venezuela.

"Para blindar los acuerdos, creo que el país democrático debe aislar a los dos extremos: al extremo perpetuacionista del Gobierno que no considera siquiera la idea de la alternabilidad republicana y el extremo de la oposición que para llegar al poder tienta la idea de una invasión extranjera, un golpe militar, una guerra civil y sanciones y más sanciones", apuntó el político y escritor venezolano.

Ochoa Antich, quien fuese secretario ejecutivo nacional de uno de los partidos de oposición más importantes, Un Nuevo Tiempo, piensa que se deben garantizar condiciones mínimas para revestir de legitimidad este nuevo acercamiento.

"Debe producirse la libertad de los presos políticos; la habilitación de todos los partidos y el regreso de los exiliados; un nuevo CNE que rescate la confianza en el voto; debe asegurarse atender a los que más sufren el hambre, la carencia de medicamentos y el caos en los servicios, comenzando por el de la electricidad y el agua. Quizá hay que pensar en instalar, como ha propuesto la Alianza por el Referendo Consultivo, una mesa económica y social autónoma de la mesa política", agrega.

— ¿Cuál debe ser el papel de este sector de oposición de cara a su electorado?

— La oposición extremista seguramente se dedicará a descalificar estos acuerdos. La oposición democrática debe defenderlos, argumentarlos, discutirlos con el país, y disponerse a seleccionar democráticamente a sus candidatos para ofrecer los mejores nombres para la nueva AN. Debe, además, idear y proponer caminos para la irrupción del pueblo en la solución del conflicto. El protagonismo del depositario de la soberanía nacional resulta crucial si quiere legitimar estos acuerdos. Allí está la figura del referéndum consultivo como un instrumento idóneo para lograrlo.

— ¿Y Estados Unidos? ¿Qué posición cree que tomará?

— Es evidente que en EEUU existen sectores extremos que procurarán boicotear los acuerdos. La oposición democrática e incluso el Gobierno deben aprovechar esta coyuntura de la destitución de Bolton para hablar directamente con el Gobierno de Trump. En vez de hacer, como Chávez y Maduro hasta ahora, que torpemente provocan una reacción imperial extrema de EEUU, Gobierno y oposición democrática deben ambos, como Evo, Lula, Correa, Pepe Mujica, etc., aislar a los guerreristas gringos que tan bien representan a Bolton.

Se trata de ofrecer opciones al imperio que, sin comprometer nuestra soberanía, permita una coexistencia pacífica. Lo primero es demandar el levantamiento de las sanciones. Y para ello apoyarse especialmente en la ONU, México, Uruguay, la futura Argentina de Alberto Fernández, y, claro, Europa.

— ¿Piensa que estamos ante un 'déja vu'? Me refiero… ante tantos diálogos fracasados ¿Qué puede hacernos pensar que este será diferente?

— No puedo asegurarlo. Creo que este Gobierno, acosado por todos lados, atrincherado en Miraflores para defenderse y sin poder adelantar una mínima obra económica y social, está obligado a cumplir su palabra. Y creo que esta oposición, esta tercera opción, está deslindada del Gobierno pero también deslindada claramente de la oposición clásica, comprometida con la ruta democrática para un cambio de Gobierno, también está en la disposición de cumplir. Pero esa credibilidad entre ambos se construye, no se decreta. La historia por venir habrá de decirnos hasta dónde las buenas intenciones se hagan realidad.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente