Portada - Últimas noticias

En contraste con su viaje anterior a Rusia en abril pasado, donde recibió un regalo del presidente ruso Vladimir Putin, a saber, los restos de un soldado israelí muerto en 1982- su 13ª visita el jueves pasado en Moscú fue más que un fiasco. La humillación de Netanyahu alcanzó su punto culminante cuando esperó más de tres horas en una sala para encontrarse con Putin, quien literalmente se negó a discutir con él la presencia de Irán y sus aliados en Siria e Iraq.

El sitio web israelí Walla dijo que la reunión de Netanyahu con Putin el jueves fue precedida por la “espera de casi tres horas” de Netanyahu. “Putin hizo esperar al primer ministro israelí el mayor tiempo posible”, señala la publicación.

Ante la reprensión del presidente ruso, “Netanyahu incluso se comprometió a no violar la soberanía siria”, señaló Walla, que señaló que cuando Netanyahu regresó a Tel Aviv, tuvo que ocultar el episodio para salvar la cara, De hecho, el viaje de Netanyahu a Rusia terminó sin resultados tangibles. Peor aún, en asuntos relacionados con Irán, Rusia se negó a discutir las peticiones del primer ministro. “Netanyahu falló una vez más en lo que se refiere a cambiar la postura de Moscú en relación a la continuación de su cooperación con Irán, y se enfrentó cara a cara con la fuerte oposición de Putin”. Cuando habló de “amenazas iraníes” en Siria, Putin calificó esta expresión de “expresión repetitiva”, dejando a su interlocutor sin palabras.

El fracaso de Netanyahu en el tema de Irán se ha extendido a Iraq. Hace dos días, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí describió las relaciones con Rusia como “una convergencia real” que “permitirá a las dos partes confrontar los desafíos comunes”. El portavoz de la diplomacia iraquí, Ahmad al Sahaf, anunció la visita los días 6 y 7 de octubre de Lavrov a Bagdad, un viaje donde se abordará la cuestión de la venta de S-400 a Iraq para proteger los cielos de ese país”. De este modo, también en Iraq, Moscú desafía a Tel Aviv.

En resumen, la situación de Netanyahu durante su visita a Rusia fue demasiado humillante, tanto que Putin le advirtió contra futuros ataques contra el Líbano, Siria e Iraq. De momento, los cazas rusos Su-35 han abortado tres ataques israelíes contra el Sur de Siria y los sistemas antiaéreos rusos podrían pronto blindar los cielos de Iraq.

Netanyahu pierde su mayoría en el Parlamento

Según los informes, “Israel” está atrapado en un punto muerto político después de las elecciones generales, ya que ni el primer ministro Benyamin Netanyahu ni su principal contrincante Benny Gantz han logrado asegurar una mayoría parlamentaria, lo que aumenta la posibilidad de nuevas conversaciones acerca de un gobierno de coalición o el fin del gobierno del primer ministro.

Con el 92 por ciento de los votos escrutados en las elecciones del martes de “Israel”, el gobernante partido Likud de Netanyahu y la alianza centrista Azul y Blanca del ex jefe militar Benny Gantz no lograron obtener suficientes escaños para asegurar una mayoría parlamentaria necesaria para formar un gobierno, informaron canales de televisión israelíes el miércoles.

Diversos medios israelíes informaron que el partido Likud y la Alianza Azul y Blanca de Gantz tenían 33 escaños cada uno de los 120 del Parlamento.

Para una coalición gobernante de 61 legisladores, cada partido tendría que formar una coalición con otros partidos, incluido el partido de extrema derecha del ex ministro de Asuntos Militares, Avigdor Lieberman, Yisrael Beiteinu, que obtuvo 9 escaños en la Asamblea, según primeros resultados.

Entre los otros partidos, la alianza de la Lista Conjunta árabe se convirtió en la tercera fuerza más grande en el Parlamento con 12 escaños, según muestran los resultados.

Lieberman, que solía ser un gran aliado del primer ministro, ahora es uno de sus principales opositores. Afirmó que insistirá en un gobierno de unidad que incluya al Likud y a la centrista Alianza Azul y Blanco.

“Israel no celebrará unas terceras elecciones y las partes tendrán que lidiar con la “constelación” que surge de esta votación”, dijo.

Netanyahu dijo el miércoles que buscaría la formación de una nueva administración “sionista” que excluya a los partidos árabes.

Habrá que ver, sin embargo, si la Alianza Azul y Blanca acepta que Netanyahu, acusado por la Fiscalía de corrupción, continúe siendo primer ministro. Incluso en tal caso, Netanyahu se verá muy limitado en sus actuaciones debido a la pérdida de su mayoría.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente