Portada - Últimas noticias

Las exportaciones de gasolina y gas natural licuado de Irán batieron nuevos récords, comunicó el jefe de la Bolsa de Energía de Irán, Seyed Ali Hoseini.

Durante la semana pasada el país persa suministró a Irak, Afganistán, Turquía y Paquistán 110.000 toneladas de gasolina y 106.000 toneladas de GNL por valor de 72 millones y 30 millones de dólares respectivamente.

Según los datos estadísticos, publicados por el Gobierno iraní y citados por medios locales, la producción de gasolina superó los 115 millones de litros al día mientras que el país persa necesitaba tan solo 90 millones de litros para satisfacer sus necesidades domésticas.

El combustible iraní tiene una ventaja frente al de otros países porque contiene menos azufre y satisface los últimos requerimientos que se plantean a la gasolina en materia de protección medioambiental.

Hace más de un mes Irán empezó a deshacerse de las grandes reservas de estos productos para compensar las pérdidas que fueron causadas por las sanciones estadounidenses.  Desde noviembre del 2018 las restricciones impuestas por EEUU a Irán han estado obstaculizando los suministros del crudo iraní.

"En menos de dos años, hemos inaugurado tres fases importantes de la mayor refinería de condensados del mundo. Eso significa el fracaso de las sanciones", subrayó Hasan Rohaní a comienzos de este año.

Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde  mayo del 2018, tras la retirada unilateral de EEUU del acuerdo nuclear con Irán, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) y la imposición de varios paquetes de sanciones contra la República Islámica.