Portada - Últimas noticias

Durante la cumbre del G7, recientemente realizada en Biarritz, el presidente francés Emmanuel ‎Macron trató de imponer al presidente estadounidense Donald Trump una negociación sobre la ‎cuestión iraní. Para lograrlo, el presidente Macron invitó al ministro iraní de Exteriores, ‎Mohammad Javad Zarif, a viajar a Biarritz y abandonó a sus invitados del G7 para sostener con él ‎un encuentro bilateral. ‎

La iniciativa francesa iba acompañada del ofrecimiento a Irán de un crédito ascendente a ‎‎15 000 millones de dólares, para dar algo de oxígeno a la economía iraní. ‎

Según la prensa internacional, y sobre todo según la prensa francesa, el presidente Macron daba ‎así una prueba de voluntarismo para salvar la paz. Desde la Red Voltaire, nosotros señalamos ‎de inmediato que violar las reglas de la hospitalidad para tratar de imponer a un invitado una ‎forma de negociación sin haber tratado de entender antes el fondo del conflicto sólo podía ‎empeorar las cosas [1].‎

Desde hace años, el presidente estadounidense Donald Trump ha declarado repetidamente que ‎está dispuesto a reunirse con el presidente iraní Hassan Rohani, quien a su vez ha declarado –‎también repetidamente– su intención de esperar a que el Partido Demócrata estadounidense ‎regrese a la Casa Blanca para retomar el diálogo. En definitiva, la iniciativa francesa no ha ‎cambiado absolutamente nada. ‎

El 4 de septiembre de 2019, el presidente iraní Hassan Rohani anunció por televisión el reinicio de ‎la investigación y desarrollo en el sector nuclear. Se trata de la tercera etapa de la salida iraní del ‎acuerdo 5+1 (JCPOA) que se había firmado en Viena. Es probable que Irán esté abandonando ‎también el protocolo secreto bilateral que Teherán y Washington habían firmado paralelamente ‎sobre las actividades militares de Estados Unidos e Irán en el Gran Medio Oriente. ‎

Teherán rechazó además el crédito de 15 000 millones de dólares y prolongó el plazo que había ‎anunciado el pasado 7 de julio para que los firmantes del acuerdo 5+1 que aspiren a preservarlo ‎se pongan finalmente de acuerdo para ayudar a Irán a burlar el cerco económico ilegal que ‎Estados Unidos impone a la República Islámica. ‎

NOTAS

[1] «G7 en Biarritz, sólo un circo mediático», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 27 de agosto de 2019.

Irán lamenta que Europa no cumpla sus promesas sobre el PAIC

TEHERÁN (Sputnik) — Irán lamenta que Europa no logró cumplir su parte de obligaciones promesas sobre el acuerdo nuclear, afirma vicepresidente de Irán, Alí Akbar Salehí, quien también encabeza el Organismo de Energía Atómica de Irán (OEAI).

"Se suponía llenar la ausencia de EEUU [en el acuerdo nuclear], pero, lamentablemente, [los países europeos] no lograron actuar la manera de que prometieron", afirmó Salehí al reunirse con el directo general interino del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Cornel Feruta.

La declaración de Salehí fue publicada por la televisión estatal de Irán.

El 7 de septiembre el portavoz de la OEAI, Behrouz Kamalvandí, anunció que Irán aumentará el número de centrifugadoras para enriquecer uranio en el marco de la tercera etapa de suspensión de sus compromisos nucleares a partir del 6 de septiembre.

Kamalvandí precisó que el 6 de septiembre fue puesto en funcionamiento un bloque de 20 centrifugadoras IR-6 y en el futuro será puesto en marcha un bloque de 30 centrifugadoras, dijo Kamalvandí en una conferencia de prensa.

Además de las IR-6, la OEAI también comenzó a inyectar gas de uranio en 20 centrifugadoras IR-4, según el portavoz.

Indicó que el Gobierno iraní también planea poner en marcha dentro de dos meses antes de finalizar la tercera etapa 164 centrifugadoras IR-4 y 164 del tipo IR-2m.

Kamalvandí destacó que la OIEA seguirá teniendo acceso a las instalaciones nucleares de Irán.

Irán aumenta el número de centrifugadoras para enriquecer el uranio

MOSCÚ (Sputnik) — Irán aumentará el número de centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio en el marco de la tercera etapa de suspensión de sus compromisos nucleares iniciada el 6 de septiembre, anunció el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behrouz Kamalvandí.

El 6 de septiembre "pusimos en funcionamiento un bloque de 20 centrifugadoras IR-6 y en el futuro pondremos en marcha un bloque de 30 centrifugadoras", dijo Kamalvandí en una conferencia de prensa.

Además de las IR-6, la OEAI también comenzó a inyectar gas de uranio en 20 centrifugadoras IR-4, según el portavoz.

Indicó que el Gobierno iraní también planea poner en marcha dentro de dos meses 164 centrifugadoras IR-4 y 164 del tipo IR-2m.

El Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) autoriza el uso de solo 10 centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio por parte de Irán.

"Hemos empezado a levantar las restricciones para nuestra investigación y desarrollo impuestas por el pacto; eso incluirá el desarrollo de centrifugadoras más rápidas y avanzadas" destinadas a aumentar las reservas de uranio enriquecido, señaló Kamalvandí.

El portavoz agregó que el OIEA seguirá teniendo acceso a las instalaciones nucleares de Irán.

"Por el momento, no pretendemos cambiar el procedimiento del control del OIEA; los compromisos respecto a la transparencia [de la actividad nuclear de Irán] permanecerán iguales", indicó.

Asimismo, confirmó que Irán es capaz de enriquecer uranio al 20% e incluso más, pero de momento no planean hacerlo.

"El país es capaz de aumentar el nivel de enriquecimiento de uranio no solo al 20%, sino mucho más", afirmó Kamalvandí.

Sin embargo, adviritió que Teherán dejará de empobrecer uranio en el marco de la tercera etapa de suspensión de sus compromisos nucleares.

"Antes de reducir los compromisos, nuestra maquinaria avanzada fue usada para enriquecer uranio, cuyo producto volvía a convertirse en uranio natural; era un proceso automático, a partir de ahora es cesado", señaló el portavoz.

En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron el PAIC que estableció una serie de limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

A pesar de que el OIEA confirmó que Teherán cumplía con el tratado, EEUU lo abandonó en mayo de 2018 acusando a Irán de seguir desarrollando armas nucleares, y restableció desde entonces varias baterías de sanciones contra la república islámica.

Un año después de la retirada de EEUU del pacto nuclear, Irán suspendió parte de sus compromisos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS