Portada - Últimas noticias

Casi no hay compañías chinas que busquen firmar acuerdos para comprar petróleo a los exportadores de Estados Unidos, dijo el director ejecutivo de Enterprise Products Partners LP.

La guerra comercial prácticamente ha reducido a cero los envíos de crudo estadounidense a China, y es poco probable que los compradores chinos firmen acuerdos de compra a largo plazo con los exportadores estadounidenses en este momento, especificó el director ejecutivo de la estadounidense Enterprise, James Teague, durante una conferencia de la industria energética de Houston citado por Reuters.

"Cuando estuve en China, escuché dos palabras en cada reunión: 'Trump' y 'aranceles'", agregó Teague.

El director explicó que la demanda de crudo estadounidense se desplazará a otros países a medida que los productores estadounidenses generen volúmenes adicionales.

En la primera mitad de 2018, China fue el mayor importador de crudo estadounidense, con un promedio de 377.000 barriles diarios. En los seis previos a febrero, según los datos más recientes disponibles, se ha reducido a 41.600 barriles diarios, según la Administración de Información de Energía de EEUU.

Tierras raras: ¿la carta ganadora de Pekín en su pugna comercial con Washington?

La visita del mandatario chino a una instalación de procesamientos de estos materiales vitales para la industria tecnológica y armamentística ha recibido gran atención por parte de medios y mercados

El presidente de China, Xi Jinping, visitó el pasado lunes una planta de procesamiento de tierras raras, dando pie a especulaciones de que Pekín podría aprovechar estos materiales estratégicos en su guerra comercial con EE.UU.

El mandatario recorrió a instalación de la empresa JL MAG en Ganzhou, provincia de Jiangxi, junto con el viceprimer ministro Liu He, un personaje clave en las negociaciones comerciales con Washington. La visita ha sido cubierta ampliamente por los medios estatales.

La noticia provocó una subida en el valor de las acciones de esta y otras firmas de tierras raras, dejando los títulos de JL MAG un 10% por encima de su límite diario al cierre de las bolsas el lunes.

EE.UU. depende de los suministros de tierras raras desde China, que representan un 80 % de sus compras globales de estos materiales, de gran importancia para el sector de las altas tecnologías.

La visita "envía una señal de alarma a EE.UU. de que China podría usar las tierras raras como una medida de represalia mientras la guerra comercial se va acalorando", comentó a Bloomberg el analista de Pacific Securities Yang Kunhe, que señaló que Pekín podría limitar las exportaciones de este tipo de materiales al país norteamericano.

Usos e importancia estratégica

Es difícil sobrestimar la importancia estratégica de los elementos de tierras raras, que en su mayoría son metales. Son parte de la vida cotidiana de los humanos sin que uno se dé cuenta de ello. Utilizadas en la fabricación desde 'smartphones' hasta computadoras y vehículos eléctricos, las tierras raras son igualmente esenciales para la producción de armas modernas, por ejemplo, en los sistemas de guiado de misiles y en cazas.

Por este motivo, no resulta sorprendente que este tipo de minerales no haya sido incluido en la lista de los bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares para los cuales Washington ha aumentado los aranceles de importación.

Según el analista político internacional Aslessandro Bruno, las tierras raras son una de las opciones que China puede utilizar para responder a las sanciones estadounidenses.

"[China] podría imponer restricciones duras sobre las tierras raras, que son indispensables en la creación de todos tipo de equipos electrónicos, particularmente los móviles. La amenaza es significativa, porque Occidente no dispone de suministros propios", dijo a RT en inglés.

"Sangre vital" para las altas tecnologías

El medio estatal Global Times escribió hace unos días que "las tierras raras son vitales para muchas tecnologías modernas y una amplia gama de sistemas de armas utilizados por el Ejército estadounidense".

Insistiendo en que China produce actualmente alrededor del 95 % de las tierras raras del mundo, el medio subrayaba que a EE.UU. "le tomará muchos años reconstruir su industria de tierras raras y aumentar su suministro interno para reducir su dependencia de los minerales de China".

"Eso es suficiente para que China gane una guerra comercial contra EE.UU., durante la cual el monopolio de China en la producción de tierras raras ayudará a Pekín a controlar la sangre vital del sector de la alta tecnología de EE.UU.", recalcaba la publicación.

El país norteamericano era el mayor productor de metales de tierras raras en 1990, pero China le ha arrebatado el liderazgo desde entonces. En 2018, el gigante asiático extrajo 120.000 toneladas de estos materiales, un aumento de 15.000 toneladas desde el año anterior, mientras que EE.UU. produjo 15.000 toneladas en total en ese mismo periodo. Las reservas chinas cuentan con 44 millones de toneladas de estos minerales, en comparación con los 1,4 millones de reservas estadounidenses.

El enfrentamiento entre EE.UU. y China se agravó en los últimos días después de que Washington decidiera el pasado viernes incluir en su lista negra comercial al gigante de las telecomunicaciones chino Huawei, al que acusa de espiar en favor del Gobierno chino.

Grandes tecnológicas británicas vetan a Huawei siguiendo a EEUU

Algunas de las mayores compañías de tecnología del Reino Unido deciden romper lazos con Huawei tras el veto de EE.UU. al gigante chino de telecomunicaciones.

La compañía de telecomunicaciones Vodafone ha anunciado este miércoles su decisión de suspender la compra de móviles Huawei dotados de tecnología 5G, tras suspender EE.UU. negocios con el gigante tecnológico y sus empresas filiales.

“Estamos suspendiendo los pedidos preliminares del Huawei Mate 20X en el Reino Unido (…) Seguiremos esta situación”, ha declarado un vocero de Vodafone, citado por la agencia de noticias británica Reuters.

La compañía ha indicado que la decisión es provisional y durará mientras exista incertidumbre sobre los dispositivos de Huawei que llevan tecnología de telefonía móvil 5G.

Otra empresa británica más, el diseñador de chips ARM, ha instado también hoy a sus empleados a detener “todos los contratos activos, derechos de soporte y cualquier compromiso pendiente” con Huawei, según documentos internos observados por la organización mediática oficial BBC.

Estamos suspendiendo los pedidos preliminares del Huawei Mate 20X en el Reino Unido (…) Seguiremos esta situación”, ha destacado un vocero de la compañía de telecomunicaciones británica Vodafone.

Los diseños de chips de ARM se usan en millones de teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras en todo el mundo. Sin embargo, contienen “tecnología de origen estadounidense” que los somete a un decreto del presidente Donald Trump que restringe la capacidad de Huawei para acceder a tecnología estadounidense.

Una tercera entidad del Reino Unido, el operador de telefonía móvil EE, propiedad de BT Group, ha notificado en el mismo sentido una interrupción de la inclusión de los teléfonos del gigante chino en el lanzamiento de su nueva red 5G.

El operador ha destacado además que mantendrá esa posición hasta poder dar garantías a sus clientes de que el dispositivo se podrá utilizar a largo plazo. Washington ha vetado a Huawei, al que ha colocado en su lista negra junto a 70 de sus filiales por implicar una “amenaza” para la seguridad del país y para prevenir “espionaje”, acusación rechazada por la firma china.

Las mayores tecnológicas británicas toman estas medidas después de que las principales empresas estadounidenses del sector, como Google, afirmaran que dejarían de vender componentes y software a Huawei. La decisión de Trump contra el gigante tecnológico ha exacerbado aún más las tensiones económicas entre Washington y Pekín.

"EE.UU. subestima nuestra fuerza": el fundador de Huawei afirma que nadie podrá aislar al gigante chino

Huawei Technologies ha hecho las preparaciones necesarias para soportar los embates en su contra de parte de EE.UU., según afirma Ren Zhengfei, fundador y director ejecutivo de la compañía china de telecomunicaciones.

"La práctica actual de los políticos estadounidenses subestima nuestra fuerza", declaró Ren este martes ante medios estatales chinos, según informa AFP.

El ejecutivo afirmó que las restricciones impuestas a los negocios entre Huawei y compañías norteamericanas —de las que adquiere la mitad de los microprocesadores para sus dispositivos— no lograrán frenar al gigante chino. "También podemos hacer los mismos chips que los chips de EE.UU., pero eso no significa que no vayamos a comprarlos", aseveró.

Ren aseguró que Huawei se mantendrá a la vanguardia de ciertas tecnologías clave. "El 5G de Huawei no se verá afectado en absoluto. En términos de tecnologías 5G, otros no podrán ponerse al día con Huawei hasta dentro de dos o tres años", acotó el director ejecutivo.

Rusia reacciona a las sanciones de EEUU

MOSCÚ (Sputnik) — Las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Rusia son respuesta a la ayuda de Moscú a Siria para reforzar su defensa aérea, declaró la Cancillería rusa.

El Ministerio recordó en un comunicado que EEUU anunció la prorroga de las restricciones impuestas antes sobre la Oficina de Diseño de Tula y el Centro de Entrenamiento de las Fuerzas de Misiles Antiaéreos en Gátchina, así como la imposición de sanciones contra la fábrica 'Avangard' en Moscú.

La Cancillería rusa afirmó que "formalmente" Washington intenta acusar a Moscú de "violar la ley estadounidense que prohíbe la cooperación técnico-militar con Irán, Corea del Norte y Siria, que no tiene nada que ver con Rusia".

"En realidad, es evidente que se trata de un deseo de arreglar cuentas por la ayuda para reforzar el escudo antiaéreo de Siria, que Estados Unidos y algunos de sus aliados pusieron a prueba en más de una vez, al atacarlo en violación del derecho internacional", dice la nota.

El comunicado apunta que Washington impuso el 17 de mayo sanciones contra la unidad especial de respuesta rápida 'Terek' de Rosguardia (Guardia Nacional de Rusia), que se dedica a combatir contra los terroristas en Siria, "como si fuera un intento de impedir la lucha antiterrorista".

"Las autoridades estadounidenses necesitan reflexionar sobre la impresión que dan, sin mencionar el daño que sufren las relaciones ruso-norteamericanas y las posibilidades de una cooperación bilateral", agrega.

Según el Ministerio ruso, "parece que Estados Unidos se apresura a reducir a cero el ambiente positivo de la visita a Rusia del secretario de Estado, Mike Pompeo".

"Por supuesto, Rusia no se desviará de su rumbo. Le guste a Washington o no, Moscú continuará defendiendo con firmeza el derecho internacional, luchar contra el terrorismo y cooperar con los países con que decida", subrayó.

Pacto nuclear con Irán

La Cancillería también comunicó que Moscú espera que se logre evitar una escalada de tensiones con relación al acuerdo nuclear logrado en 2015 con Irán y conocido como el Pacto de Acción Integral Conjunto (PAIC).

"Esperamos que se logre evitar una escalada de tensiones… También confiamos en que Irán se abstenga de suspender sus obligaciones en el marco del PAIC", dice la nota.

La Cancillería rusa señala que depende mucho de los "colegas europeos".

"También depende mucho de nuestros colegas europeos y de su capacidad de reaccionar debidamente a las inquietudes de Irán, creando condiciones que permitan a empresas europeas mantener los nexos económicos y comerciales con Irán", subraya el comunicado.

El Ministerio de Exteriores ruso comenta al mismo tiempo que las perspectivas del PAIC "causan alarma".

"En su conjunto, las perspectivas del PAIC causan alarma, y consideramos que todas las partes implicadas deben emprender esfuerzos concretos para mantener la viabilidad y estabilidad del Plan, garantía de lo cual es el estricto cumplimiento de los compromisos del PAIC por todos sus participantes", destaca la Cancillería rusa.

Moscú también indica que prestó atención a las noticias de que Irán incrementó cuatro veces la producción de uranio poco enriquecido en su planta nuclear de Natanz.

"Pero incluso habiendo incrementado la producción, Irán se mantiene dentro de los límites establecidos por el PAIC, es decir, no se puede acusarlo de incumplir sus compromisos", dice la Cancillería rusa.

Al mismo tiempo agrega que cada vez es más evidente la necesidad de convocar una reunión de la Comisión Conjunta del PAIC.

"La necesidad de reunir a la Comisión Conjunta del PAIC es cada vez más evidente y esperemos que ya se reúne para que los países participantes del pacto puedan trazar conjuntamente las vías para normalizar la situación en interés de la preservación del PAIC", subraya la nota del Ministerio de Exteriores ruso.

En 2015, Rusia, EEUU, el Reino Unido, China, Francia, Alemania y la Unión Europea (UE) firmaron el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que estableció limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

El 8 de mayo, el presidente estadounidense Donald Trump anunció sanciones a los productos minerales iraníes.

El Consejo de Seguridad Nacional de Irán dispuso en la misma fecha la suspensión parcial de sus obligaciones en el marco del PAIC, reduciendo los compromisos nucleares alcanzados en este acuerdo para exigir que se levanten los embargos relacionados a la venta del petróleo y las sanciones bancarias interpuestas por Estados Unidos contra el país islámico.

El presidente iraní Hasán Rohaní estableció un plazo de 60 días para que las naciones europeas y los demás países firmantes del tratado tomaran una decisión: si seguir las indicaciones de Estados Unidos, o ayudar a Irán a eludir las sanciones.

Mientras tanto, ha decidido no vender uranio enriquecido ni agua pesada, que eran compromisos de Teherán para cumplir con lo establecido en el PAIC.

China no está interesada en seguir adelante con las negociaciones comerciales con EE.UU.

China puede no tener interés por el momento en la continuación de las negociaciones comerciales con EE.UU., pues cree que el enfoque del presidente estadounidense, Donald Trump carece de "sinceridad", según comentarios difundidos por medios estatales chinos.

Si EE.UU. "no realiza ninguna acción concreta" con la que, realmente, demuestre "sinceridad", entonces no tiene sentido que sus funcionarios lleguen a China y tengan conversaciones comerciales, destaca Taoran Notes, un blog de WeChat afiliado con el diario estatal Economic Daily. El medio chino hace referencia a la declaración de este miércoles del secretario de Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, que destacó que intentará viajar pronto a Pekín para continuar con las negociaciones comerciales.

Además, el medio chino comenta que Pekín ya mostró su sinceridad cuando envió al vice primer ministro Liu He, a EE.UU. para que continuara las negociaciones después de que Donald Trump decidiera incrementar del 10% al 25% las tarifas para una serie de mercancías chinas importadas a EE.UU. por valor de 200.000 millones de dólares al año. Sin embargo, Washington no modificó su postura hacia Pekín e introdujo a continuación restricciones contra la empresa china Huawei.

"EE.UU. no muestra ninguna sinceridad en cuanto a la continuación de las conversaciones. En su lugar, está extendiendo sus tácticas de presión. Por un lado, dice que participa en las conversaciones, pero, por otro lado, sigue utilizando pequeños trucos para destruir el clima de las conversaciones", según  el medio, citado por The South China Morning Post.

La guerra arancelaria entre EE.UU. y China

El pasado 10 de mayo, después de que EE.UU. aumentara del 10 % al 25 % los aranceles para una serie de mercancías chinas importadas por valor de 200.000 millones de dólares al año, el presidente estadounidense ordenó elevar las tarifas a las importaciones chinas restantes, que se valoran en unos 300.000 millones de dólares.

Por su parte, el Ministerio de Comercio de China señaló este viernes que "lamenta profundamente" el aumento arancelario de EE.UU. a sus exportaciones, y agregó que no puede hacer otra cosa que tomar contramedidas al respecto. En este sentido, China respondió al incremento de aranceles sobre sus mercancías por parte de EE.UU. anunciando un plan para introducir gravámenes sobre las importaciones estadounidenses a partir del 1 de junio por valor de 60.000 millones de dólares, informó el Ministerio chino de Finanzas.

Ni que Alemania fuera "colonia de EE.UU.": El jefe de Energía del Bundestag critica las sanciones antirrusas

Según el jefe de la Comisión de Economía y Energía del Parlamento alemán, solo a Estados Unidos interesa el mantenimiento de sanciones contra Rusia.

El presidente de la Comisión de Economía y Energía del Parlamento de Alemania, Klaus Ernst, ha acusado a Washington de comportarse como si Alemania fuera su colonia en su intento de disuadir a los países europeos para que no compren gas ruso, dando a entender que a Berlín no le interesa sancionar a Moscú.

"Las sanciones aquí no solo son contra Rusia, sino explícitamente desde el principio contra [las empresas] europeas, por ejemplo, contra las compañías alemanas que quieren participar en la construcción del [gasoducto] Nord Stream 2", declaró Ernst este jueves en una conferencia sobre la cooperación energética entre Rusia y la UE en Berlín.

El representante del Bundestag criticó el comportamiento del embajador estadounidense en Alemania, Richard Grenell, que en enero de este año envió misivas a las empresas alemanas involucradas en el proyecto de gasoducto ruso-europeo Nord Stream 2 advirtiéndoles de posibles sanciones por parte de Washington y de "serias consecuencias geopolíticas".

En este sentido, Ernst calificó de "insoportable" la manera en la que "el embajador estadounidense actúa en la República Federal de Alemania". "Se forma la impresión de que ahora nosotros aquí somos una colonia de EE.UU., así es cómo actúa", se lamentó.

La finalización de la construcción del Nord Stream 2 está prevista para este año. Entre las entidades europeas involucradas en el proyecto figuran empresas de Alemania, Francia, Reino Unido, Países Bajos y Austria.