Portada - Últimas noticias

El presidente iraní, Hasan Rohani, denuncia que las sanciones de EE.UU. han puesto a Irán frente a una “guerra total”, peor a la impuesta por Irak.

“Durante el tiempo de la guerra (impuesta por Irak a Irán,1980-88), no tuvimos ningún problema en la banca, la venta de petróleo o exportación e importación, la única prohibición que se nos impuso fue un embargo de armas”, subrayó el sábado el mandatario persa dirigiéndose a un grupo de activistas políticos en Teherán, capital de Irán.

Rohani dejó claro que “ceder no es consistente con nuestra cultura ni religión, la gente no lo acepta; por lo tanto, no debemos aceptar la sumisión y debemos tratar de encontrar una solución”.

De acuerdo con el jefe de Gobierno, la unidad y cohesión del pueblo iraní hará superar la enorme presión política y económica actual, sin precedentes en la historia del país, desde la victoria de la Revolución Islámica en 1979.

Desde que Estados Unidos se retiró en mayo de 2018 del acuerdo nuclear —conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, Washington ha impuesto una serie de sanciones contra Irán, la más reciente fue anunciada el pasado miércoles por el presidente estadounidense, Donald Trump, y está dirigida al sector metalúrgico.

Durante el tiempo de la guerra (impuesta por Irak a Irán, 1980-88), no tuvimos ningún problema en la banca, la venta de petróleo o exportación e importación, la única prohibición que se nos impuso fue un embargo de armas”, subrayó el presidente de Irán, Hasan Rohani.

Horas antes del anuncio de EE.UU., Teherán anunció que suspenderá algunos de sus compromisos asumidos bajo el acuerdo nuclear, es decir no exportar uranio de bajo enriquecimiento (LEU, por sus siglas en inglés) ni agua pesada durante 60 días, plazo en el cual ha invitado a sus socios europeos a dialogar.

Dado el papel clave de Irán en la estabilidad regional, en la lucha contra el terrorismo y el tráfico de drogas, los europeos se verán involucrados en breve en una profunda crisis de seguridad si no logran presionar a EE.UU. para que regrese al JCPOA y cumpla sus compromisos, según el presidente iraní.

Think tank europeo urge a UE a tomar en serio el ultimátum de Irán

Un laboratorio de ideas europeo le urge a la Unión Europea (UE) a tomar en serio el ultimátum de 60 días de Irán sobre el acuerdo nuclear y actuar al respecto.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés), advierte en un informe difundido el jueves que el bloque comunitario tiene que reevaluar su análisis sobre la situación actual del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y no malinterpretar la paciencia de Irán al haberle dado 60 días para cumplir con sus obligaciones pendientes.

“La opinión predominante en Europa ha sido que Irán cumplirá con el JCPOA hasta que se den los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2020”, se lee en el informe, para después alertar que la valoración de Europa sobre la situación actual del pacto es muy simple y hace que muchos de los países europeos decidan abstenerse de cumplir con sus obligaciones, conforme al trato, hasta el año 2020.

Según el ECFR, el plazo de 60 días otorgado por Irán debe tomarse en serio, ya que, si este ve que los otros signatarios no cumplen con el acuerdo, podría optar por abandonarlo, algo que los europeos tienen que entender y no subestimar, en especial lo referente a la seriedad de Irán de salir del JCPOA, si no ve que sus contrapartes se esfuerzan para hacer realidad sus promesas.

Con todo reconoce que Europa también tiene dificultades en materializar sus compromisos, ya que la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, sancionaría a las entidades europeas que comercien y cooperen con Irán y apunta al Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (Instex, por su acrónimo en inglés) como un buen mecanismo por el medio del cual el bloque regional pueda cristalizar sus obligaciones respecto al PIAC.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, anunció el pasado 8 de mayo que Teherán dejará de exportar su uranio de bajo enriquecimiento (LEU, por sus siglas en inglés) y su agua pesada por un plazo de 60 días, hasta que los signatarios europeos del pacto hagan frente a la presión de EE.UU., efectúen sus compromisos y otorguen a los iraníes los beneficios que se derivan del acuerdo nuclear.

La opinión predominante en Europa ha sido que Irán cumpliría con el JCPOA hasta que se den los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 de Estados Unidos”, se lee en el informe publicado por el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés).

La decisión es en realidad la respuesta de Teherán a las infracciones del convenio nuclear, cometidas por EE.UU. desde el 8 de mayo de 2018, cuando se retiró del acuerdo y restauró todos los embargos que se habían levantado.

Si los europeos no logran presionar a Estados Unidos para que regrese al pacto nuclear y cumpla sus obligaciones, no logrando así cambiar la situación actual, muy pronto se verán involucrados en una serie de crisis impredecibles y demoledoras para su seguridad, tal y como han subrayado las autoridades persas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS