Portada - Últimas noticias

En una reunión el miércoles 10 de abril con el ministro de Comercio iraquí en Damasco, el primer ministro sirio subrayó la necesidad de acelerar el trabajo para reabrir el puesto fronterizo entre Albu Kamal y Al Qaim. Pero estos dos puntos de cruce particularmente estratégicos están en camino que ofrecerá al eje de Resistencia el tránsito en ambas direcciones desde el Golfo Pérsico al Mediterráneo y viceversa, lo cual preocupa a EEUU y también a Israel.

Desde la reunión entre responsables sirios, iraníes e iraquíes centrados en la reapertura de este cruce, EEUU se ha asustado, reconociendo la “soberanía israelí” de los Altos del Golán ocupados o colocando en su lista negra a Al Nuyaba o a los Guardianes de la Revolución. Pero es demasiado tarde: este camino se abrirá, ya le guste a EEUU o no.

El ministro de Comercio iraquí, Mohammad Hashim al Ani, se reunió con el primer ministro sirio, Imad Jamis, al margen de la novena sesión de la comisión mixta sirio-iraquí celebrada el miércoles en Damasco.

Jamis dijo que Iraq y Siria mantienen relaciones fraternales en todos los niveles, y que ambos países salieron victoriosos en el campo de la guerra contra el terrorismo e hicieron muchos sacrificios para enfrentarse a él.

Más adelante, en sus declaraciones, el primer ministro sirio subrayó la necesidad de acelerar el proceso de reapertura del puesto fronterizo de Albu Kamal / Al Qaim.

“Iraq desempeña un papel vital en la región y en el mundo y, debido a sus recursos, este país es uno de los principales actores económicos de la región”, dijo, por su parte, el ministro de Comercio iraquí.

“La nueva política iraquí se basa en la interacción. Estamos implementando los acuerdos anteriores como parte de nuestra política con nuestros vecinos Siria, Jordania, Irán y Kuwait”, dijo el ministro iraquí.

La comisión conjunta sirio-iraquí ha decidido firmar varios acuerdos económicos, culturales y comerciales y reabrir el cruce Abu Kamal – Al-Qaim, enfatizó.

El Ejército sirio anunció en octubre de 2017 que había asumido el control total de Abu Kamal, la última ciudad que estaba en manos del grupo terrorista Daesh en Siria.

“Apoyadas por las fuerzas auxiliares y aliadas, las unidades del Ejército sirio han liberado la ciudad de Albu Kamal, ubicada en el sureste de Deir Ezzor”, según un comunicado militar.

El Ejército iraquí y las Fuerzas de Movilización Popular (Hashid al Shaabi) también lograron liberar en noviembre de 2016 el puesto de control fronterizo de Al Qaim en la provincia de Al Anbar. La ciudad siria de Albu Kamal se encuentra en el Río Éufrates, cerca de la ciudad de Al Qaim, en Iraq. El lunes 8 de abril, el jefe de personal iraquí, Uzman al Ganemi, dijo que la reapertura del cruce de fronteras Albu Kamal / Al Qaim se realizará en “los próximos días”.

La reapertura del puesto fronterizo de Al Qaim, que Iraq cerró en 2013, fortalecerá los lazos comerciales entre Iraq y Siria y ayudará a restaurar las economías de los dos países devastados por la guerra.

Irán, Irak y Siria se unirán a través de una línea ferroviaria

El Ministerio de Transporte iraquí anunció que está considerando un proyecto propuesto por Teherán para construir una línea ferroviaria entre Irán, Siria e Irak.

Según informó el viernes la agencia iraquí de noticias Alsumaria News, la Cartera iraquí está coordinando una reunión conjunta entre las autoridades de los tres países para abordar el plan iraní de crear una conexión ferroviaria en Teherán (capital persa), Damasco (capital siria) y Bagdad (capital iraquí).

Por su parte, el jefe de los ferrocarriles de Irak, Taleb al-Huseini, ha afirmado que su país ha superado todos los obstáculos y restricciones que impiden aumentar el intercambio comercial entre Teherán y Bagdad.

“De momento, se han finalizado los preparativos para celebrar una reunión tripartita para examinar la posibilidad de implementar el plan de conexión ferroviaria entre los tres países”, ha indicado Al-Huseini, en una reunión de la comisión económica conjunta Irak-Siria en Damasco.

El anuncio se produce casi una semana después de que el primer vicepresidente iraní, Eshaq Yahanguiri, informó los planes de construir nuevas carreteras y ferrocarriles para conectar los Estados del Golfo Pérsico con Siria y la región del Mediterráneo.

De momento, se han finalizado los preparativos para celebrar una reunión tripartita para examinar la posibilidad de implementar el plan de conexión ferroviaria entre los tres países”, ha indicado el jefe de los ferrocarriles de Irak, Taleb al-Huseini.

“Conectaremos el Golfo Pérsico a Irak, Siria y el Mediterráneo a través de vías férreas y carreteras”, dijo Yahanguri, durante una cita mantenida el pasado domingo con el primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, en Teherán.

Teherán y Bagdad han acordado crear una zona de libre comercio para promover sus cooperaciones en el sector económico y están decididos a elevar el monto del comercio bilateral hasta 20 000 millones de dólares anuales, pese a presiones de EE.UU. a Irak para acatar sus sanciones contra Irán.

Por su parte, el Gobierno sirio pide reforzar las cooperaciones bilaterales con Irán y ha pedido una mayor participación de la República Islámica en todos los proyectos de reconstrucción de Siria tras la derrota total de las bandas terroristas del país árabe.

Irán saluda la retirada de Egipto del proyecto de la OTAN árabe

Irán saludó el viernes la decisión de Egipto de declinar su participación en la llamada OTAN árabe diseñada en contra de Irán, Rusia y China.

El vocero de la cancillería, Bahram Qasemi, refirió que se analizan informes relacionados con la negativa de El Cairo a integrar esa organización que, de ser ciertos, apuntó, recibirán una bienvenida.

‘Egipto es uno de los países importantes y poderosos del mundo árabe y musulmán, que puede desempeñar un papel notable en la paz, estabilidad y seguridad en la región de Asia occidental’, señaló.

Qasemi consideró que El Cairo puede desempeñar un papel eficaz y apropiado para contribuir a la convergencia y la unidad del mundo musulmán.

Los comentarios del vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores siguen a informaciones propaladas en Washington según las cuales las autoridades egipcias confirmaron su retirada del proyecto de la llamada Alianza Estratégica del Medio Oriente.

Esa organización, propuesta en 2017 por Arabia Saudí, estaría orientada a contrarrestar la influencia de Irán, Rusia y China en Medio Oriente, según los analistas.

Estados Unidos se apropió de la iniciativa y de alguna manera la decisión adoptada por Egipto resulta un golpe a la política antiiraní del presidente Donald Trump.

Egipto se retira de la iniciativa anti-iraní de la “OTAN árabe”

Egipto se ha retirado de la iniciativa de EEUU para forjar una “OTAN árabe” con aliados árabes clave, según cuatro fuentes familiarizadas con la decisión, en un golpe a la estrategia de la administración Trump para “contener” el poder de Irán, Rusia y China en Oriente Medio.

Egipto transmitió su decisión a EEUU y otros participantes en la propuesta Alianza de Seguridad de Oriente Medio, o MESA, antes de una reunión celebrada el domingo en Riad, la capital saudí, dijo una fuente.

El Cairo no envió una delegación a la reunión, la última celebrada para promover el esfuerzo liderado por EEUU para obligar a los aliados árabes a unirse a un pacto de seguridad, político y económico para contrarrestar a Irán, dijo la fuente.

Egipto se retiró porque dudaba de la seriedad de la iniciativa, todavía no había visto un plan formal, y debido al peligro de que el plan aumentara las tensiones con Irán, dijo una fuente árabe que, como las demás, habló con la condición de anonimato.

La incertidumbre sobre si el presidente de EEUU, Donald Trump, ganará un segundo mandato el próximo año y si un sucesor podría abandonar la iniciativa también contribuyó a la decisión egipcia, dijo la fuente árabe.

“No se está moviendo bien”, dijo otra fuente saudí sobre la iniciativa.

La iniciativa, que Arabia Saudí propuso por primera vez en 2017, también apunta a limitar la creciente influencia regional de Rusia y China, según un documento clasificado de la Casa Blanca revisado por Reuters el año pasado.

La Embajada de Egipto en Washington y la Casa Blanca no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Además de EEUU y Arabia Saudí, los participantes de MESA incluyen los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein, Qatar, Omán y Jordania. Qatar mantiene, sin embargo, buenas relaciones con Irán al igual que Kuwait y Omán.

El asesinato del periodista disidente Yamal Khashoggi, en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, del que los funcionarios turcos y algunos legisladores de EEUU han acusado al Príncipe Mohamed bin Salman, ha supuesto otro obstáculo para la alianza.

Otros obstáculos han sido las disputas entre los aliados árabes, especialmente el boicot económico y político dirigido por los saudíes contra Qatar.

Jordania tampoco está a gusto con la iniciativa, en especial tras la decisión de Trump de reconocer la soberanía israelí sobre la ciudad palestina ocupada de Al Quds.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente