Portada - Últimas noticias

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, diciéndole que su discurso en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas "apestaba".

"Hoy hizo un discurso en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de candidato presidencial en EE.UU. Un discurso irresponsable, apestoso. ¡Apestas, Mike Pence!", dijo Maduro en un mensaje en la televisión nacional.

Maduro calificó de "anormal" la conducta del vicepresidente estadounidense, ya que demuestra la obsesión de Washington con Venezuela, al hablar todos los días del país sudamericano. Según el mandatario, Pence pareciera estar buscando posicionar su candidatura presidencial para el 2020.

El mandatario venezolano acusó a Pence de amenazar a Venezuela desde el Consejo de Seguridad con una invasión militar: "¡Nunca se había visto esto!".

El líder venezolano también afeó las palabras de Pence, quien durante su intervención en el Consejo de Seguridad, comparó al Gobierno venezolano con el nazismo, en un intento de pedir ayuda internacional para derrocar a Maduro.

"Los supremacistas, los fascistas, los racistas no están en Venezuela gobernando, están gobernando en el Norte", dijo Maduro.

"Jamás ordenaría invadir"

Tras las comparaciones con Hitler, Maduro aclaró que a diferencia de Washington, él jamás ordenaría "invadir a otro pueblo".

"No somos un pueblo con bases militares en el mundo, como ustedes, con 800 bases militares en el mundo, y ocupan, invaden, bombardean a pueblos, apoyan golpes de Estado", recordó el mandatario.

Al tiempo que Pence anunciaba nuevas sanciones contra Venezuela y denunciaba las relaciones del gobierno de Maduro con Cuba e Irán, el vicepresidente estadounidense aseguró que su país sigue "barajando todas las opciones", en alusión a una posible intervención militar.

El Consejo de Seguridad de la ONU debate por tercera vez la situación en Venezuela

Este miércoles, el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) realizó una reunión para debatir, por tercera vez desde enero, la situación política y social de Venezuela.

En la reunión, que como las anteriores fue convocada por la misión de EE.UU. en el organismo internacional, participaron el Secretario General, António Guterres –quien solo escuchó las intervenciones–, y el Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock.

La situación humanitaria

En su intervención, Lowcock dijo que, según datos recabados, tanto oficiales como de otras fuentes, 7 millones de personas en Venezuela "necesitan ayuda humanitaria".

En este sentido, señaló que la desnutrición ha ido en aumento en el país suramericano, citando una cifra de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que informó que 3,7 millones de personas habían sufrido de desnutrición en 2018.

No obstante, el Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios reconoció el esfuerzo del Gobierno venezolano por hacer llegar alimentos a la población. Así, pidió a la ONU mayores recursos para atender la situación en Venezuela e invitó a despolitizar la ayuda humanitaria.

Eduardo Stein, representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dijo, por su parte, que 3,7 millones de venezolanos han salido de su país, un movimiento de población que consideró "sin precedentes" en la historia moderna de América Latina.

"Seguimos barajando todas las opciones"

"Le pido a este órgano que defienda la democracia y el estado de derecho en este país que tanto ha sufrido", dijo, por su parte, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en su turno de palabra.

El funcionario señaló que EE.UU. considera que "Nicolás Maduro es un dictador que no tiene poder legítimo". En este sentido, recordó que su país fue el primero en reconocer al diputado Juan Guaidó como el "presidente encargado" de Venezuela, luego de su autoproclamación el pasado 23 de enero y precisó que hoy son 54, de los 193 países de la ONU, los que reconocen al parlamentario.

Además, anunció que EE.UU. aportará 60 millones de dólares extra para atender la situación del país suramericano.

Por otro lado, el funcionario denunció las relaciones de Caracas con Cuba e Irán y aseguró que EE.UU. mantendrá la presión diplomática para lograr "una transición" en el Gobierno de Venezuela. No obstante, reiteró que su país sigue "barajando todas las opciones".

Así, afirmó que Washington anunciará "pronto" más medidas contra La Habana, luego de las aplicadas recientemente, que buscan impedir el envío de petróleo desde territorio venezolano.

Respecto a Irán, Pence señaló que esta semana, Caracas recibió una delegación de Teherán "para iniciar viajes entre los dos países". En este sentido, aseguró que la aerolínea iraní que estuvo presente es una compañía "sancionada por EE.UU. por transportar armas de guerra".

"Si no intervenimos, ellos (Gobierno de Venezuela) seguirán haciéndose fuertes", dijo el vicepresidente estadounidense.

Durante su intervención, el vicepresidente estadounidense también se dirigió al representante de Venezuela en la ONU, Samuel Moncada: "Señor embajador, usted no debería estar aquí, debería regresar a Venezuela y decirle a Maduro que se ha acabado su tiempo".

Rusia critica métodos de EE.UU.

Luego de la intervención del funcionario estadounidense, le fue dada la palabra al representante permanente de Rusia ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia.

Sin embargo, en esta oportunidad, el moderador de turno, el alemán Christoph Heusgen, hizo una advertencia: "Voy a utilizar nuestro reloj de arena para nuestras intervenciones".

Ante ello, Nebenzia respondió: "Puede darle todas las vueltas que necesite a su reloj de arena, pero yo me tomaré todo el tiempo que necesite".

"Lo que está sucediendo hoy en el Consejo de Seguridad, desafortunadamente, es solo otro episodio del ataque frontal al que están sometidos Caracas y los ciudadanos venezolanos", dijo.

"La situación en Venezuela no es una amenaza. Parece que ustedes examinan la situación en la distancia, basándose en la premisa que Guaidó es la única fuente de lo que está ocurriendo allí", enfatizó.

En su intervención, el representante ruso criticó "los métodos" de EE.UU. para abordar la situación en Venezuela. En particular, condenó las sanciones y bloqueos que ha impuesto Washington contra Caracas, impidiendo al país suramericano acceder a sus recursos en el exterior, cuando, a su vez, aboga por ayuda humanitaria para los venezolanos.

"Las sanciones impiden el fin de la crisis en Venezuela", mencionó Nebenzia y, por ello, rechazó "los planes de EE.UU. que impiden el desarrollo económico" del país suramericano.

Rusia considera que la situación actual de Venezuela "solo se resolverá mediante un diálogo nacional y el autoproclamado presidente no está dispuesto a ello porque no ha recibido instrucciones al respecto".

En ese sentido, Moscú se sumó al llamado que hizo Maduro de activar el Mecanismo de Montevideo, iniciativa de México, Uruguay y la Comunidad del Caribe (CARICOM), para iniciar un diálogo en Venezuela.

"Incompatibilidad" entre las sanciones y petición de ayuda humanitaria

El representante de China, Ma Zhaoxu, por su parte, manifestó que hay "incompatibilidad" en las posiciones de algunos países en la ONU, que piden ayuda humanitaria en Venezuela, pero avalan "sanciones" contra Caracas.

Señaló que su país apoya al Gobierno de Venezuela en sus esfuerzos por preservar la soberanía nacional; y alienta la celebración de un diálogo político en Caracas. Además, dijo que Pekín se opone a una intervención militar extranjera.

"Seguiremos cooperando con Venezuela sobre la base del respeto mutuo", enfatizó Zhaoxu, y recordó que su país ha enviado medicamentos al país suramericano para paliar la crisis que presenta en materia de salud, debido a la imposibilidad de acceder a la compra de medicinas por las sanciones estadounidenses.

Defensa de Venezuela

La causa de la actual situación en Venezuela es "una guerra no convencional" económica de EE.UU. y Reino Unido para imponer un Gobierno local subordinado, dijo el representante de Venezuela, Samuel Moncada.

En este sentido, denunció que "las acciones humanas que han creado esta situación en Venezuela son parte de un plan para asfixiar a la población" y dijo que "se trata de un experimento inhumano, todo con el objeto de justificar el pillaje y el saqueo".

Moncada también indicó que las amenazas han sido claras y recordó varias declaraciones de políticos estadounidenses, como la del senador Marco Rubio, que afirmó que Venezuela "en las próximas semanas va a enfrentar un período de sufrimiento".

El representante venezolano solicitó al Consejo de Seguridad determinar cuáles son las bases legales para:

  • Que EE.UU. y Reino unido apliquen a Venezuela un programa de destrucción económica sin la autorización expresa de este Consejo.
  • Aplicar sanciones secundarias a los países que comercian con Venezuela.
  • Que EE.UU. amanece a Venezuela con el uso de la fuerza militar.
  • Que EE.UU. y Reino Unido se apropien de las riquezas de Venezuela.
  • Que EE.UU. intervenga en los asuntos internos de la jurisdicción de Venezuela.

También pidió investigar en el Consejo de Seguridad si hay una base legal para justificar una intervención militar extranjera en el país suramericano.

Maduro: "Venezuela acuerda con la Cruz Roja Internacional recibir ayuda humanitaria"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció un acuerdo con la Cruz Roja Internacional para que el país sudamericano reciba ayuda humanitaria en el marco del respeto a la "soberanía" nacional y sin "politización de ningún tipo".

"Llegamos a un acuerdo con la Cruz Roja Internacional para trabajar en toda la ayuda de carácter humanitario que puedan traer", dijo Maduro este miércoles en un acto público.

El anuncio presidencial llega justo este miércoles, cuando el coordinador de asuntos humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, dijo durante una sesión del Consejo Permanente del organismo que en Venezuela existe "un problema humanitario muy real".

António Guterres, secretario general de la ONU, respaldó la postura de Lowcock con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, que señala que en la nación caribeña "7 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, según las últimas estimaciones".

¿Cómo se llegó al acuerdo?

Maduro dijo que el acuerdo se concretó después de sostener este martes una reunión, que se extendió por más de una hora, con una delegación de la Cruz Roja Internacional encabezada por el presidente de la organización, Peter Maurer.

"Yo le dije (a Maurer). Vamos a firmar un acuerdo", reveló Maduro, quien informó que el canciller, Jorge Arreaza, trabaja con la delegación de la Cruz Roja en un documento para establecer parámetros "para que el Comité de la Cruz Roja sea el organismo rector ante todos los mecanismos internacionales que quieran venir a Venezuela con apoyo, solidaridad o ayuda humanitaria".

Caracas había reiterado su posición de trabajar con organismos internacionales para afrontar la carestía de insumos, alimentos y medicinas, pero de forma coordinada y sin "politizar" el tema. El pasado 23 de febrero, el Ejecutivo rechazó un intento de ingresar a la fuerza por la frontera con Colombia un lote de "ayuda humanitaria" que no contaba con el aval de la Cruz Roja, ni con el permiso de las autoridades venezolanas.

El Gobierno venezolano calificó el hecho de un "show" orquestado por EE.UU. para justificar una intervención extranjera.

Contrario a la jornada del 23 febrero, el jefe de Estado venezolano ratificó este miércoles que el país recibirá cualquiera ayuda humanitaria que cumpla con los protocolos internacionales de cooperación.

"Bienvenido todo (ayuda humanitaria) lo que sea legal, todo lo que sea acordado, todo lo que sea para beneficio del pueblo", enfatizó.

En ese sentido, Maduro destacó que su gobierno ya ha recibido envíos de ayuda humanitaria provenientes de China, Rusia, La India y Turquía.

Asistencia técnica humanitaria

Antes de conocerse este miércoles el acuerdo con la Cruz Roja Internacional, el pasado 18 de febrero Venezuela ya había aceptado un plan de asistencia técnica humanitaria por medio de Naciones Unidas.

En esa ocasión, el presidente Maduro precisó que la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, tuvo una "importante reunión con delegados del Grupo de Contacto de la Unión Europea que visitaron el país y (ella) procedió, en privado, a aceptar la oferta de asistencia técnica humanitaria de la Unión Europea, a través del Sistema de Naciones Unidas. Bienvenido", señaló.

El mandatario sudamericano también había solicitado la cooperación de la ONU en planes para atender áreas en materia de salud y alimentación, afectadas por las sanciones unilaterales impuestas por el Gobierno de EE.UU.

FMI bloquea el acceso de Venezuela a 400 millones de dólares

El FMI suspende el acceso de Venezuela a $ 400 millones de los derechos especiales de giro (DEG), bajo el pretexto de la situación política en el país latino.

La agencia estadounidense Bloomberg publicó el miércoles que la Administración del presidente venezolano, Nicolás Maduro, no puede acceder a ningún programa ni retirar sus reservas del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta que los Estados miembro de esta entidad aclaren qué gobierno reconocen en Caracas.

“Cualquier compromiso del FMI con Venezuela, incluida la respuesta a posibles solicitudes de transacciones financieras, se basa en el tema de la aclaración del reconocimiento del gobierno”, recogió el medio estadounidense, citando a dos fuentes del instituto financiero mundial.

Los DEG son saldos que mantienen los países en el FMI y de los que pueden disponer cuando necesitan liquidez. Fueron establecidos en 1970 y se calculan de acuerdo con un compuesto de cinco divisas mundiales para resguardarse de la volatilidad del oro o del propio dólar.

Venezuela atraviesa una crisis desde el 10 de enero, cuando el presidente Maduro tomó posesión de un segundo mandato consecutivo tras ganar las presidenciales de mayo de 2018.

Todavía el FMI no ha declarado a quién reconoce como presidente de Venezuela. Sin embargo, las reglas de esta institución establecen que el gobierno tiene que estar reconocido por la mayoría de los países miembros para poder acceder a las reservas de DEG. En este sentido, las fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que ninguna de las dos partes tiene estos requisitos.

La medida del FMI se suma a las múltiples sanciones y embargos impuestos contra Venezuela para forzar la salida de Maduro y poner en su lugar a Guaidó.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha alertado que estas medidas restrictivas contra Caracas, ordenadas desde Estados Unidos, han afectado, sobre todo, a la situación económica, política y social del pueblo venezolano.

EEUU congela las cuentas de representación de Venezuela ante ONU

Venezuela ha condenado las limitaciones impuestas contra su delegación en la ONU por parte de EE.UU. con miras a expulsarla del organismo internacional.

“Las cuentas venezolanas están paralizadas porque las medidas de extorsión ilegales de EE.UU. no permiten circular el dinero venezolano, se viola la movilidad de la representación diplomática de Venezuela”, denunció el miércoles el embajador venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada.

En una conferencia de prensa tras una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) sobre la situación en Venezuela, Moncada señaló que, debido a las restricciones de Washington, los funcionarios venezolanos no han podido acceder a sus sueldos y podrían perder la visa, si salen del territorio estadounidense.

Con estas medidas, añadió diplomático, el Gobierno estadounidense “se aleja del cumplimiento estricto” del tratado firmado con la ONU en el que aceptó que esta entidad internacional “tuviera sede en Nueva York”.

Moncada también aseguró que la campaña permanente de EE.UU. para expulsar a la delegación venezolana de la ONU, es la misma que llevó a cabo Washington en la Organización de Estados Americanos (OEA).

El martes, la OEA aprobó una resolución que reconoce como representante de Venezuela ante este bloque a Gustavo Tarre, “designado” por Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela, con el apoyo irrestricto de EE.UU., que desconoce a del legítimo Gobierno de Nicolás Maduro.

China pide ante la ONU levantar sanciones de EEUU y UE a Venezuela

El embajador de China ante la ONU dice que su país se opone a una intervención militar en Venezuela y pide levantar las sanciones unilaterales contra Caracas.

“China se opone a la intervención de fuerzas externas en los asuntos internos de Venezuela. Se opone a la intervención militar en Venezuela y se opone al uso de la llamada cuestión humanitaria para lograr fines políticos”, ha afirmado Ma Zhaoxu, representante permanente de China ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), durante una sesión celebrada este miércoles.

Ma ha denunciado el doble rasero de EE.UU. para resolver la crisis en Venezuela diciendo que, por un lado, se escucha hablar de velar por el bienestar de los venezolanos, pero, por el otro, se ven sanciones cada vez más duras contra el país. “Son (medidas) contradictorias y el motivo es dudoso”, ha añadido.

Según el diplomático chino, la historia ha demostrado en repetidas ocasiones que las sanciones unilaterales solo complican aún más las situaciones y perjudican la vida cotidiana de los pueblos que son blanco de las mismas.

En este contexto, ha instado a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) a levantar las sanciones que mantienen sobre el país y a crear condiciones normales para su “desarrollo socioeconómico”.

“China seguirá cooperando con Venezuela sobre la base de los principios del respeto mutuo, la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo común para el bienestar de nuestros pueblos”, ha señalado.

Repudian decisiones de la OEA contra Venezuela

En Caracas comenzaron los actos en recuerdo del golpe de Estado fallido contra Hugo Chávez, donde se repudió además a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Este monumento recuerda lo que pasó hace 17 años, en este mismo lugar, durante las horas previas al golpe de Estado que apartó del poder por algo más de dos días al Comandante Chávez. Con un minuto de silencio, se recordó a quienes quedaron a merced de francotiradores cuando defendían el Palacio de Gobierno.

Se recordó la reacción popular que reinstaló al presidente constitucional en el Palacio de Miraflores, pero también se habló del presente y se repudió la reciente decisión de la OEA de reconocer como representante de Venezuela a un enviado del autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

Los organizadores de estas actividades aseguran que tribunas antimperialistas como éstas se repetirán en estos días en los más de 300 municipios en toda Venezuela.

"Estamos frente a una mentira a escala global sobre Venezuela"

SANTIAGO (Sputnik) — Lo que muestran los medios de comunicación sobre la situación de Venezuela es una mentira a escala global, dijo a Sputnik el secretario general de las Juventudes Comunistas de Chile, Reynaldo Morales.

"Estamos frente a una mentira, una mentira a escala global sobre Venezuela, de la cual Chile es actor y parte de esta operación inhumana", dijo Morales.

Esta semana se reúne en Caracas el Consejo General de la Federación Mundial de las Juventudes Democráticas (FMJD), que abarca a más de 50 organizaciones juveniles de los cinco continentes, para analizar y debatir sobre el escenario político mundial.

Las Juventudes Comunistas, única organización chilena que aun integra la FMJD, decidieron participar de esta instancia para analizar la real situación que atraviesa Venezuela.

Morales aseguró a Sputnik que existe un gran contraste "entre lo que sucede en Venezuela y lo que muestran los medios de comunicación en Chile".

"Acá vemos que Venezuela tiene asegurado el derecho a la educación en todos sus niveles, mientras que en Chile la mayoría de los jóvenes están endeudados por estudiar; en Caracas la oposición se moviliza por las calles sin represión, y en nuestro país se reprime a estudiantes, mujeres y trabajadores solo por reivindicar derechos", dijo.

El dirigente chileno agregó que "en Venezuela hay un intento no menos grave de quebrar la institucionalidad y realizar un golpe de Estado, frente a lo cual el Estado ha sido extremadamente prudente en la forma de abordarlo; en Chile bombardearon [en 1973] La Moneda [sede de Gobierno], asesinaron y desaparecieron a miles de persones y hoy reprimen al pueblo mapuche por su legítima lucha".

Medios de comunicación

Morales hizo una abierta crítica a los medios de comunicación chilenos, asegurando que desde su llegada a Caracas el domingo 7 de abril pudo percibir "una distorsión gigantesca entre lo que se muestra en Chile y lo que realmente sucede".

"Acá hay una situación de crisis real, de la cual tienen responsabilidad el Gobierno y la oposición, pero las decisiones de Estados Unidos y de la Unión Europea han golpeado de manera brutal en la población", señaló.

El dirigente comunista afirmó que un ejemplo es la escasez de medicamentos, "que es de exclusiva responsabilidad de quienes impusieron este bloqueo, una decisión política que da mucha pena y de la cual el Gobierno de Chile también es parte".

Cuando concluya la reunión de la FMJD el 11 de abril, Morales participará en una serie de jornadas de solidaridad, actividades organizadas por el Consejo Mundial por la Paz que consisten en visitar barrios venezolanos junto a instituciones sociales del lugar, para recoger opiniones de los vecinos y residentes.

La FMJD se fundó en 1945 para agrupar movimientos juveniles políticos de izquierda a nivel internacional.

Su presidente es el dirigente de la Organización Unificada de la Juventud Democrática de Chipre, lacovos Tofari, y su secretario general es miembro de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, Yusdaquy Larduet.

La FMJD tiene estatus consultivo como organismo no gubernamental internacional ante el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS