Portada - Últimas noticias

Las reservas internacionales rusas ascendieron a 487.000 millones de dólares, de acuerdo con los datos publicados por el Banco Central de Rusia. Esta cifra rompe un récord que no se había alcanzado desde el 1 de abril de 2014, cuando las reservas ascendieron a 486.000 millones de dólares.

La directora del Banco Central del país, Elvira Nabiúllina, ha declarado en repetidas ocasiones que el ente tiene una política de diversificación en lo que se refiere a las reservas internacionales en oro y divisas. Se toma en cuenta los riesgos, tanto financieros, como económicos y geopolíticos a la hora de aumentar las reservas internacionales.

Así, por ejemplo, en 2018, después de la introducción por parte de Washington de una nueva ronda de sanciones contra Moscú, el Banco Central de Rusia comenzó a vender bonos estadounidenses.

Además, el organismo redujo considerablemente sus activos nominados en dólares entre 2017 y 2018. Para junio de 2017, el Banco Central de Rusia tenía el 46,3% de sus activos nominados en dólares. Un año más tarde, para junio de 2018, su porcentaje disminuyó hasta el 21,9%.

La capacidad de la ruta marítima rusa del Ártico alcanzará los 80 millones de toneladas en cinco años

El ministro ruso de Recursos Nacionales y Medio Ambiente, Dmitry Kobylkin, dijo que el transporte de carga en las aguas territoriales más al norte de Rusia superará los 80 millones de toneladas en 2024.

“Comenzamos con cinco millones de toneladas de carga, y hoy vemos envíos de hasta 35 millones de toneladas. Pero la capacidad potencial es mucho más grande que esto con una dinámica positiva garantizada «, dijo el ministro en su reciente entrevista con el diario Rossiyskaya Gazeta.

Según el funcionario, la mayor parte de la carga enviada a través de la ruta del Ártico está actualmente implementada por el sector de recursos minerales del país. Kobylkin instó al gobierno a que proporcione al Ártico una importante inversión estatal.

«Las corporaciones que trabajan en el Ártico seguramente necesitan apoyo estatal», dijo el ministro. «Las autoridades estatales deben asumir los costos de crear la infraestructura necesaria, incluida la operación de dragado, la construcción y la conexión de puertos, el mantenimiento del servicio aéreo», dijo Kobylkin.

«Un rublo invertido en los proyectos del Ártico atraería 15 rublos», agregó, subrayando que otros sectores de la economía difícilmente pueden presumir de tales retornos sobre la inversión.

El mes pasado, el Ministerio de Medio Ambiente lanzó un amplio plan sobre las perspectivas de los recursos minerales de la región ártica de Rusia. El plan, que incluye 118 proyectos, se enfoca principalmente en el procesamiento de gas natural licuado, petróleo, condensado, carbón y minerales y el envío a lo largo de la Ruta del Mar del Norte. También incluye propuestas sobre el desarrollo de áreas como la construcción naval, la ecología, el turismo y otras industrias. Según se informa, los proyectos se implementarán para 2030 a un costo total de 10.5 billones de rublos (US $ 163 mil millones).

El Ártico de Rusia proporciona la ruta marítima más corta que une la parte europea del país con sus regiones del Lejano Oriente. La ruta pasa por varios mares del Océano Ártico, incluido el Mar de Barents, el Mar de Kara, el Mar de Laptev, el Mar de Siberia Oriental, el Mar de Chukchi y parcialmente el Mar de Bering en el Océano Pacífico.

China se suma a la 'fiesta dorada' de Rusia

La segunda economía más grande del mundo ha aumentado sus reservas de oro durante cuatro meses consecutivos. ¿Qué significa este incremento para los jugadores del mercado?

Con esta movida China incrementa el optimismo en que los bancos centrales en todo el mundo continuarán aumentando sus almacenes con este metal precioso, escribe la reportera RanjeethaPakiam en su artículo para la agencia Bloomberg.

De acuerdo con la autora, el Banco Popular de China aumentó sus reservas de oro en 0,36 millones de onzas hasta situarlas en marzo en 60,62 millones. Es decir el mes pasado Pekín compró 11,2 toneladas de oro. Además, en febrero, en enero y en diciembre del 2018 el país asiático adquirió 9,95, 11,8 y 9,95 toneladas, respectivamente.

Hoy en día China es el mayor productor y consumidor de oro en el mundo, cuya economía muestra ciertas señales de ralentización a pesar de que Pekín y Washington lograron progresar en sus negociaciones comerciales.

Los últimos datos del Banco Popular de China indican que Pekín aumenta sus reservas de oro a un ritmo estable igual que lo hizo entre la segunda mitad del 2015 y octubre del 2016, incrementado sus compras del metal precioso prácticamente cada mes.

"En caso de que China continúe acumulando lingotes a este ritmo, podrá convertirse a finales del año en el mayor comprador de oro después de Rusia, que agregó 274 toneladas en el 2018", comunica la agencia.

Pakiam recuerda que hubo largos periodos en la historia de China en que las autoridades del país asiático no revelaban la información acerca de los incrementos en sus reservas de oro. Por ejemplo, en la segunda mitad de 2015  el banco central de China anunció por primera vez en seis años el aumento en un 57% de sus reservas de oro.  En aquel año sus reservas se situaron en 53,3 millones de onzas. Otra pausa en la revelación de datos tuvo lugar entre octubre del 2016 hasta diciembre del 2018.

El grupo Goldman Sachs espera que en el futuro la ‘carrera dorada' continúe y en los siguientes 12 meses el precio de oro alcance unos 1.450 dólares por onza. El 5 de abril el valor de oro para el suministro inmediato se situó en 1.291 dólares por onza.

China financiará la construcción del ferrocarril Finlandia-Estonia en el Mar Báltico con $ 15 mil millones

El mes pasado, el anuncio de que Touchstone Capital Partners de China planea extender € 15 mil millones para financiar la construcción de un túnel ferroviario que une Tallin y Helsinki,indica cómo se ha extendido la inversión china en Europa central, sudoriental y oriental, especialmente en el sector de infraestructura.

La región más amplia es parte de la Iniciativa Belt and Road (BRI), lanzada por Beijing, en virtud de la cual se están construyendo carreteras, ferrocarriles y otras infraestructuras en varios continentes, en lo que se considera un renacimiento de las antiguas rutas de la seda entre el Lejano Oriente y Europa.

Los países de Europa central y sudoriental son una parte importante de las rutas terrestres y marítimas de China a Europa occidental. Las compañías chinas y los bancos estatales se han comprometido en gran medida con los estados miembros de la UE de Europa Central, además de invertir en infraestructura que abarca los Balcanes desde el puerto de Piraeusen Grecia (controlado por COSCO chino) hasta Europa Central.

El acuerdo provisional entre Touchstone y FinEstBayAreaDevelopment, anunciado el 8 de marzo, pondría firmemente a China en la parte norte del continente, así como lo que se espera sea uno de los desarrollos de infraestructura más grandes del continente.

Una declaración de FinEst, que está liderando el proyecto para construir el túnel, dijo que Touchstone realizará una inversión minoritaria de capital y está comprometida con el financiamiento de la deuda para el proyecto. Un tercio de los fondos acordados se otorgará como inversión de capital privado y dos tercios como financiamiento de deuda, se lee en el comunicado. Los detalles del paquete de financiamiento se negociarán en los próximos seis meses. Esto se suma a la financiación relativamente pequeña de € 100mn acordada con la empresa de construcción ARJ Holding LLC con sede en Dubai a fines de 2018.

«Estamos muy satisfechos con las negociaciones y el acuerdo alcanzado. Touchstone tiene una amplia experiencia en el financiamiento de grandes proyectos de infraestructura privada similares”, dijo KustaaValtonen de FinEst en el comunicado.

“Nuestro objetivo es también asegurar inversiones de capital europeas, nórdicas y finlandesas además del acuerdo de financiamiento ya acordado. Estamos buscando una solución de financiamiento sostenible y completamente equilibrada para el proyecto”, agregó Valtonen.

El proyecto tiene un precio estimado de hasta $ 23 mil millones, según Reuters, por lo que está claro que la mayor parte de los fondos del proyecto provendrá del inversionista chino, suponiendo que el acuerdo siga adelante. Se espera que esto finalmente ponga en marcha la construcción del túnel submarino planificado que ha estado en discusión durante dos décadas. Ahora hay esperanzas de que el túnel se abra tan pronto como en 2024.

El túnel reducirá el tiempo para cruzar el Golfo de Finlandia desde dos horas en ferry hasta solo 20 minutos. Esto es importante, sobre todo porque miles de estonios trabajan en la capital finlandesa, además de los grandes volúmenes de tráfico turístico desde Finlandia hasta Estonia. Además de las líneas de pasajeros, el túnel también tendrá líneas de carga.

Kenny Song, presidente de Touchstone Capital Partners, habló en un comunicado sobre la creación de un «área metropolitana común de las regiones de Helsinki y Tallin», pero también mencionó la mayor relevancia del proyecto, ya que le daría a las dos capitales una «gran oportunidad» para convertirse en un centro de gravedad que conecte Asia y Europa «.

«La región del Mar Báltico es estratégicamente significativa para Pekín, ya que es uno de los puntos finales de la iniciativa Belt and Road», escribe Erik Brattberg, director del Programa Europa y miembro de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, en un comentario sobre Las inversiones chinas en la región del mar Báltico en febrero. «Además, China ve un potencial para vincular la región del Mar Báltico con la»ruta de seda polar«que busca establecer en la región del Ártico para conectar las rutas marítimas europeas y asiáticas».

A medida que el hielo del Ártico adelgaza, Helsinki también ha estado explorando la posibilidad de crear un Corredor Ártico, con una propuesta para un proyecto de $ 3,4 mil millones para conectar Rovaniemi de Finlandia al puerto noruego noruego de Kirkenes y, a continuación, a Rusia y China.

Los inversores chinos han expresado interés en otros proyectos en la región, incluido el proyecto Rail Baltica para conectar los tres estados y un potencial terminal de contenedores en el puerto de Klaipeda en Lituania.

«Lituania, Letonia y Estonia … se dieron cuenta de que sus rasgos compartidos servían como obstáculos para la cooperación con China por su posición geográfica (extraoficialmente conocida como el»callejón sin salida del Báltico«por los socios chinos), el pequeño tamaño de sus mercados internos y su falta de reconocimiento de China, escribió AleksandraBērziņa-Čerenkova, directora del Centro de Estudios de China de la Universidad de Riga en un comentario de 2018 publicado por el Instituto de Investigación de Política Exterior de los Estados Unidos (FRPI).

Análisis: Las 5 grandes derrotas para los intereses financieros de EE.UU. en el extranjero

Una de las promesas de Donald Trump fue impedir que su país fuese considerado "la alcancía del mundo", pero otras naciones tampoco están dispuestas a llenar la 'alcancía' de EE.UU. en su propio detrimento.

Estados Unidos sigue siendo el segundo mayor exportador del mundo después de China. No obstante, no siempre logra salirse con la suya en sus intentos de predominar en los mercados extranjeros.

La guerra con Huawei por el mercado global del 5G

Washington trató de disuadir a otros países occidentales de la colaboración con el gigante tecnológico chino Huawei en el suministro del equipo necesario para la red 5G, afirmando que Pekín podría robar datos transferidos por los dispositivos de la compañía y espiar para el Gobierno chino.

Tanto Alemania, como el Reino Unido se negaron a prohibirle a Huawei participar en las licitaciones. Berlín incluso reprendió a Washington, recordándole que tiene "sus propias normas de seguridad". Francia e Italia también continuarán usando productos de la empresa china.

La red ultrarrápida 5G proporcionará conexiones de datos no solo para móviles y ordenadores, sino con toda probabilidad para cualquier dispositivo electrónico sofisticado que pueda aparecer en nuestras casas en los próximos años.

Queda por adivinar si el fracaso del Gobierno estadounidense a la hora de convencer a los demás del posible "espionaje" de su principal rival en ese incipiente mercado se debe al hecho de que su hipótesis carece de evidencia alguna y se basa en las ganas de ser monopolista, o si el factor más importante es la imposibilidad de EE.UU. de ofrecer una alternativa que pueda competir o estar a la altura del proveedor chino de 5G.

Trabas para los gigantes tecnológicos en la UE

Desde los intentos de regular Facebook y el monitoreo del contenido de Twitter hasta la revisión de las prácticas tributarias de Amazon y la multa récord de unos 5.000 millones de dólares a Google por vulnerar las normas antimonopolio locales, la Unión Europea no ha escatimado esfuerzos durante años en los juzgados para hacer frente a los equipos legales de los gigantes estadounidenses.

A finales de marzo las autoridades antimonopolio europeas multaron a Google por 1.700 millones de dólares por bloquear publicidad de sus competidores en las búsquedas en línea, con lo cual el total histórico de las multas antimonopolio en Europa contra la compañía asciende a 9.300 millones de dólares.

Uber

Si bien la batalla por el mercado europeo puede formar parte de una gran campaña estratégica, las dificultades que afrontan empresas estadounidenses como Uber y Airbnb se asemejan más a una batalla calle por calle.

Actualmente Uber queda fuera de los mercados de China, Turquía y una serie de países de la Unión Europea, aunque las regulaciones en las partes donde operan podrían reducir de manera significativa sus ventajas frente a los taxistas convencionales. Airbnb, por su parte, afronta reacciones contrarias en muchos destinos populares, como París, Barcelona, Los Ángeles o Japón.

Mientras que para el consumidor son innovaciones que hacen la vida más fácil, diversifican la oferta del mercado y la relación calidad-precio, y permiten gastar menos, tanto en el taxi como en el alojamiento en comparación con los hoteles, algunos ven en ello competencia injusta, falta de seguridad, condiciones desfavorables para los empleados y hasta el funcionamiento al margen de las leyes en determinados países.

Luz verde para el Nord Stream 2

En el sector energético, EE.UU. apuesta por el gas natural licuado (GNL), pero para ascender hasta la cima de la nueva industria de exportación, que requiere sólidas inversiones en la infraestructura para ofrecer un producto que no siempre tiene precios competitivos, Washington ha tenido que hacer uso de todas sus destrezas de presión económica.

Cada vez que el Gobierno de Trump ha insistido en que Alemania debe abandonar el proyecto del gasoducto Nord Stream 2, que permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico y reducir el coste de energía para los ciudadanos europeos, no solo se preocupa por la dependencia económica de Berlín y sus lazos más estrechos con el Kremlin, sino también por las perspectivas de los exportadores estadounidenses de gas natural licuado.

Alemania optó por mantenerse firme en su decisión y divorciar el calentamiento de sus hogares y las preferencias en las cocinas de la política e intereses de Washington.

S-400 vs. F-35

Siendo exportador global de armamento y técnica militar, EE.UU. ha podido contar durante mucho tiempo con una fuente de ingresos fiable en forma de sus suministros a los aliados militares. De ahí surgen preocupaciones que van más allá de cuestiones económicas en relación a la suspensión por EE.UU. de sus suministros de los cazas F-35 a Turquía en protesta por la adquisición del sistema antiaéreo ruso S-400.

Si más aliados de EE.UU. ―especialmente países que no son miembros de la OTAN, como Arabia Saudita― abandonan su férrea lealtad a las armas estadounidenses y buscan otras opciones con una mejor relación calidad-precio, el Gobierno de EE.UU. podría verse obligado a gastar aún más dinero en el apoyo de sus exitosos pero complacientes gigantes como Lockheed Martin y Boeing, que últimamente tiene otros problemas.

Mientras los países miembros de la OTAN siguen rezagados en sus gastos militares, las naciones donde los presupuestos de defensa aumentan con más rapidez ―China, Rusia y la India― no dependen de los suministros desde EE.UU. o se oponen a ello de manera activa. Si bien hace 25 años podía parecer que las principales economías mundiales girarían en torno a Washington, ahora parece que el otro hemisferio se está forjando su propio camino.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente