Portada - Últimas noticias

BOGOTÁ (Sputnik) — El grupo paramilitar colombiano Águilas Negras amenazó de muerte a diferentes líderes indígenas del departamento del Cauca (suroeste) tras la protesta que mantuvieron los nativos por 27 días y durante la cual bloquearon la vía Panamericana, denunciaron las comunidades.

"Hoy 8 de abril se conoció la circulación de un panfleto firmado por las Águilas Negras que circula por el norte del Cauca, donde amenazan de muerte a los dirigentes de las organizaciones del CRIC y la ACIN, señalándolos de guerrilleros, secuestrados y de extorsionar, intimidar, matar y de perturbar la movilidad en la vía Panamericana", indicó el Comité Regional Indígena del Cauca (CRIC) a través de un comunicado.

De acuerdo con la denuncia, el grupo paramilitar ofrece 100 millones de pesos (unos 32.000 dólares) a quien asesine a consejeros, gobernadores y coordinadores de la guardia indígena.

"Este panfleto invita al asesinato sistemático de los distintos líderes del suroccidente como una forma de acabar con los procesos organizativos del Cauca", destacó la denuncia, también suscrita por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y por el Programa Defensa de la Vida y los Derechos Humanos Consejo Regional Indígena del Cauca.

Tras conocer del panfleto, los nativos del Cauca pidieron a los organismos de control y defensores de Derechos Humanos, así como a otras comunidades indígenas, fortalecer las estrategias de protección para las etnias que habitan en esa región del país.

"Rechazamos enfáticamente este panfleto y dejamos claro a sus autores que el respeto a nuestras comunidades y autoridades no es negociable. Somos defensores de la vida y no permitiremos que nos la sigan arrebatando", finalizó la denuncia de los líderes indígenas.

El lunes, más temprano, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que el martes se reunirá con los indígenas que mantuvieron la protesta y que fue levantada el pasado sábado tras lograr un acuerdo con una comisión del Gobierno central, con la que se reunieron durante 12 días en diferentes poblaciones del Cauca.

Los manifestantes, que afirmaban que solo despejarían la carretera si el Gobierno accedía a sus exigencias, piden 4,6 billones de pesos (unos 1.484 millones de dólares) en ayuda económica para las comunidades y 41.000 hectáreas más para los nativos que habitan en el Cauca.

El Gobierno reiteró que en la actualidad se tramita en el Congreso un Plan Nacional de Desarrollo que incluye un capítulo dedicado a los indígenas que contempla inversiones por cerca de diez billones de pesos (unos tres mil millones de dólares) para los próximos cuatro años.

Bajo ese escenario, en la madrugada del pasado sábado, las partes lograron un acuerdo mediante el cual se levantó la manifestación y se despejó la vía Panamericana.

Según manifestó el Gobierno en un comunicado, se acordó asignar 800.000 millones de pesos (unos 258 millones de dólares) para las comunidades indígenas del Cauca, los cuales constituyen el 17,5% de los 4,6 billones de pesos (unos 1.484 millones de dólares) que exigían las comunidades indígenas.

El cierre de varios tramos de la vía Panamericana, por la que transitan unos 50.000 vehículos al día, dejó pérdidas para varios sectores económicos calculadas en 60.000 millones de pesos (unos 19,3 millones de dólares) y desabastecimiento de alimentos y combustibles para ciudades cercanas al Cauca, como Cali (Valle del Cauca) e Ipiales (Nariño).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente