Portada - Últimas noticias

alt

JERUSALÉN (Sputnik) — Decenas de palestinos resultaron heridos durante las protestas que se desarrollaron en varios puntos al este de la Franja de Gaza.

El Ministerio de Sanidad de Gaza cifró en 83 el número de afectados, por disparos de los soldados israelíes o por inhalación de gases, en una nueva jornada de las protestas de la marcha del retorno que tienen lugar cada viernes cerca de la verja israelí desde marzo de 2018.

Según fuentes locales, varios jóvenes resultaron heridos de bala al este de Al Bureiy, en el centro de la Franja, y una niña fue alcanzada en la cabeza por una granada de humo al este de la ciudad de Gaza.

Decenas de palestinos resultaron heridos al este de la ciudad de Yabaliya, en el norte de la Franja, y al menos uno de los heridos se encontraba grave.

A primera hora de la tarde miles de palestinos —cinco mil, según algunas fuentes— se congregaron en los cinco puntos de la frontera en los que habitualmente se manifiestan los viernes, esta vez bajo el lema 'Victoria de la dignidad'.

Algunos manifestantes lanzaron piedras y explosivos contra los soldados israelíes situados del otro lado de la verja, sin que se registrara ningún herido entre los militares, según informó un portavoz del ejército.

En algunos momentos, los manifestantes corearon consignas contra el bloqueo de la Franja y contra el “acuerdo del siglo” que la Casa Blanca se propone desvelar en las próximas semanas para poner fin al conflicto entre Israel y los palestinos.

El Ejército israelí cierra a los palestinos un área histórica de la Cisjordania ocupada

JERUSALÉN (Sputnik) — El Ejército israelí cerró a los palestinos el acceso a Wadi Qana, un área turística e histórica al norte de la Cisjordania ocupada.

El cierre tuvo la intención de permitir la entrada de colonos judíos en gran número, desde las primeras horas del día.

Said Zaydan, alcalde de la vecina población de Deir Estiya, explicó que la interrupción del acceso durará todo el 5 de abril y se hizo en detrimento de los propietarios de la tierra, campesinos de la zona, y de los pastores que suelen llevar sus rebaños a pastar en esos parajes, además de los excursionistas palestinos.

El Ejército israelí permite que cientos de colonos judíos realicen recorridos por el valle durante toda la jornada ignorando quiénes son sus propietarios.

La superficie del valle, de unos cinco mil dunams (un dunam equivale a mil metros cuadrados), incluye campos de árboles frutales, cuyos propietarios  no podrán atenderlos durante todo el día.

El alcalde Zaydan dijo que la medida del Ejército se explica por el deseo de "judaizar" el valle, tal y como ocurre con otras numerosas áreas de Cisjordania.

Netanyahu: Israel podría anexionarse partes de Cisjordania en los próximos años

El mandatario anunció que, en el caso de resultar reelegido, "no dividirá Jerusalén, ni evacuará a ninguna comunidad", asegurándose de "controlar el territorio en Cisjordania".

A tres días de las elecciones generales en Israel, Benjamin Netanyahu, ha anunciado en una entrevista con Channel 12 News que extenderá la soberanía israelí en Cisjordania durante su próximo mandato como primer ministro. Sin embargo, no queda claro si Netanyahu se estaba refiriendo a toda Cisjordania o solo a parte de ella.

Tras atribuirse el mérito por el reconocimiento del presidente Donald Trump de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, el primer ministro analizó el futuro en la región. "¿Avanzaremos a la siguiente etapa? Sí. Extenderé la soberanía pero sin establecer una diferenciación entre los bloques de asentamientos y los bloques aislados, porque cada asentamiento es israelí y no lo entregaré a la soberanía palestina".

Tras la firma de los acuerdos de Oslo en 1993, Cisjordania fue dividida en tres áreas: A (ciudades bajo control palestino), B (aldeas administradas por los palestinos pero con su seguridad a cargo de Israel) y C (totalmente bajo control israelí).

"No dividiré Jerusalén, no evacuaré a ninguna comunidad y me aseguraré de controlar el territorio en Cisjordania", enfatizó Netanyahu durante la entrevista.

Los asentamientos israelíes que Israel ha levantado en el territorio de Cisjordania son uno de los temas más controvertidos en los esfuerzos por reiniciar las conversaciones de paz entre Israel y Palestina, congeladas desde 2014.

No evacuaremos "una sola persona"

En otra entrevista difundida este sábado, Netanyahu dijo que le había dejado claro a Trump que no estaba dispuesto a evacuar "una sola persona" de los asentamientos de Cisjordania y que cualquier plan de reconciliación de EE.UU. para Israel y Palestina no debe incluir la eliminación de los asentamientos de las tierras palestinas ocupadas.

Interpelado sobre el esperado reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía de Israel sobre Cisjordania, el mandatario contestó: "Esperen hasta el próximo mandato". *

Residentes libaneses cruzan a las Granjas de Shebaa, ocupadas por Entidad Sionista

El Líbano considera que la postura del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer la “soberanía israelí” sobre los Altos del Golán sirios ocupados amenaza también a los libaneses. Según el presidente libanés, Michel Aoun, la decisión estadounidense amenaza la soberanía del Estado libanés, sobre todo en lo que concierne a las Granjas de Shebaa, las Colinas de Kfarshuba y la aldea de Gayar, todos ellos territorios libaneses ocupados por Israel. Para los analistas militares, son las Granjas de Shebaa donde existe un riesgo de un primer choque militar en un territorio ocupado por “Israel” en la actualidad.

Es cierto que en el año 2000 la Resistencia libanesa logró imponer a “Israel” una retirada unilateral incondicional de la gran mayoría de los territorios ocupados. Ehud Barak, entonces Primer Ministro, decidió terminar con más de 20 años de ocupación y abandonar a sus aliados del Ejército del Líbano del Sur (ESL), retirándose del Sur del Líbano, donde “Israel” había perdido más de 1.000 soldados.

El viernes 5 de abril, manifestantes libaneses se reunieron cerca de las Granjas de Shebaa para mostrar su rechazo a la ocupación israelí, lo que provocó una alerta entre las tropas israelíes.

Por lo tanto, los “militares israelíes” entraron en alerta el viernes 5 de abril luego de que los residentes pasaran al lado ocupado de las Granjas de Shebaa y gritaran: “Shebaa es libanesa”.

Portando pancartas y documentos que prueban la pertenencia de las granjas de Shebaa al Líbano, los manifestantes corearon consignas contra la ocupación israelí.

“Israel” se retiró en 2000 de algunas áreas del Sur de Líbano. De hecho, la entidad sionista ha ocupado otras áreas, incluidas las Granjas de Shebaa, las Colinas de Kfarshuba y el pueblo de Gayar, áreas potencialmente capaces de convertirse en un frente de la lucha por la liberación.

“El Líbano nunca aceptará la Línea Azul como línea fronteriza. Continuaremos nuestros esfuerzos para liberar los territorios ocupados del Líbano. Nunca abandonaremos un pedazo de territorio libanés”, dijo el diputado socialista y sunní y miembro del Partido Baaz libanés, Kassem Hashem, a un grupo de habitantes de las Granjas de Shebaa.

La Línea Azul fue trazada por la ONU después de la retirada israelí del sur del Líbano en 2000. Pero el Líbano, que no reconoce a “Israel”, no ha suscrito ningún acuerdo fronterizo.

Esta primera manifestación de fuerza de los libaneses causó pánico en el lado israelí, ya que “Israel” pidió inmediatamente a los Cascos Azules que intercedieran. El personal de mantenimiento de la paz de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas (FPNUL) trató entonces de dispersar a los manifestantes agitando banderas de la ONU.

Para muchos analistas, se necesita solo un pequeña chispa para que el frente de Shebaa se inflame. Una guerra por la liberación del Golán podría incluso comenzar con un enfrentamiento en Shebaa. “Israel” ha tratado de promover una “zona de amortiguamiento” en el Sur de Siria como la que se creó en el Líbano en la década de 1980, con el objetivo de anexionar de facto y permanentemente el Golán y poder avanzar unos pocos kilómetros más en los territorios del Sur de Siria utilizando para ello a los terroristas.

Sin embargo, para consternación de “Israel”, el Ejército sirio y sus aliados han logrado cambiar la situación al liberar de todos los territorios del Sur de Siria. De ahí el golpe de Trump a favor de “Israel” en el Golán, que no cambia para nada el estatus jurídico del Golán ni su consideración a nivel internacional. Sin embargo, en el Líbano las cosas no sucederán de esta manera, la Resistencia ha pasado, según lo declarado por su secretario general, de una estrategia de defensa pasiva a otra de estrategia ofensiva.

Fuerzas de ocupación israelí destruyen por 142ª vez la aldea beduina de Al Araqib, en el Neguev

 alt

Las fuerzas de ocupación israelí demolieron el viernes la aldea beduina de Al Araqib, en el desierto de Negev, una operación que ya han realizado 142 veces contra esos pobladores.

Los lugareños informaron que las excavadoras israelíes, escoltadas por las fuerzas policiales, demolieron estructuras residenciales y tiendas de campaña, dejando sin refugio a mujeres, niños y ancianos.

Al igual que otras 34 aldeas beduinas ‘no reconocidas’ por Entidad Sionista, Al Araqib no recibe ningún servicio del Gobierno de Tel Aviv y está constantemente sujeta a las amenazas de expulsión y destrucción de viviendas.

Las demoliciones israelíes de Al Araqib se llevan a cabo en un intento de obligar a la población beduina a reubicarse en municipios reconocidos por el Gobierno.

No obstante, los aldeanos insisten en permanecer en su territorio, y declararon que seguirán reconstruyendo el poblado.

Estas aldeas ‘no reconocidas’ se establecieron en el Neguev poco después de la guerra árabe-israelí de 1948, después de la creación del “estado de Israel”, cuando se estima que unos 750.000 palestinos fueron expulsados de sus hogares y se convirtieron en refugiados.

Muchos de los beduinos fueron transferidos a la fuerza a los sitios de las actuales aldeas durante el período de 17 años en que los palestinos dentro de “Israel” estaban gobernados por la ley militar de ese territorio.

Esa situación terminó poco antes de que los militares israelíes tomaran Gaza, Cisjordania -incluida Jerusalén Este- durante la Guerra de los Seis Días, en 1967.

Ahora, más de 60 años después, las aldeas beduinas aún no han sido reconocidas legalmente por “Israel” y sus pobladores viven bajo amenazas constantes de demolición y expulsión por la fuerza.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente