Portada - Últimas noticias

WASHINGTON (Sputnik) — El Gobierno de EEUU ofrece poner fin a las sanciones contra oficiales superiores de las Fuerzas Armadas de Venezuela que cambien su lealtad al titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, a quien Washington reconoce como presidente, dijo el asesor de Seguridad Nacional John Bolton.

"Estados Unidos considerará remover sanciones a cualquier oficial militar superior de Venezuela que defienda la democracia y reconozca al Gobierno constitucional del presidente Juan Guaidó", dijo Bolton en su cuenta de la red social Twitter.

Agregó que "si no, el circuito financiero internacional se cerrará completamente. ¡Tomen la decisión correcta!".

Colombia confirma la llegada a su territorio de aviones con “ayuda humanitaria” para Venezuela

El responsable de la Cancillería señaló que están haciendo los trámites para que todo se concentre en Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

El canciller de Colombia, Carlos Holmes, confirmó este miércoles que ya han llegado a territorio colombiano aviones con ayuda humanitaria para Venezuela.

 

En declaraciones a la prensa, luego de un encuentro con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en Washington [EE.UU.], el canciller señaló que se están haciendo los "trámites para que todo se concentre en Cúcuta [frontera con Venezuela], donde hay un centro de acopio y, naturalmente, hay una tarea de coordinación muy estrecha".

Holmes también se dirigió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro: "Lo que tiene que hacer es no impedir que los hermanos venezolanos reciban la ayuda humanitaria que necesitan", dijo.

Tres puntos de acopio

El pasado lunes, la representación ante la OEA del diputado Juan Guaidó, quien hace dos semanas se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, convocó una conferencia en la sede de este organismo en Washington, para el 14 de febrero, con el fin de abordar el tema de la ayuda humanitaria.

Ese mismo día, Guaidó dijo que se habían habilitado tres centros de acopio para recibir esa ayuda internacional, que estarán en Cúcuta (Colombia), Brasil y una isla del Caribe.

Además, el dirigente opositor pidió a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que mantiene su apoyo al presidente Maduro, que colabore para el ingreso de la ayuda; y explicó que, una vez esta se encuentre en territorio venezolano, convocará a los ciudadanos a una movilización "para resguardar" los insumos.

Según Guaidó, "esta primera etapa de la ayuda humanitaria será destinada a los venezolanos que estén en riesgo de morir".

"Venezuela es un país digno"

Entretanto, el presidente Maduro señaló el pasado sábado que "Venezuela no es un país de mendigos" sino "un país digno".

El mandatario denunció que los insumos, por un monto de 20 millones de dólares, prometido por EE.UU. a Guaidó, es apenas una milésima parte de lo que el país sudamericano ha perdido como consecuencia de las sanciones unilaterales impuestas por Washington.

Además, en una entrevista exclusiva con RT, en la que calificó de "show político" las propuestas de ayuda humanitaria del país norteamericano, Maduro advirtió que el imperialismo no ayuda a nadie en el mundo, sino que solo "lleva bombas" y "provoca muertes" como ya ocurrió en Afganistán, Irak, Libia y Siria. "No voy a aceptar ningún tipo de intervencionismo", subrayó el jefe del Estado venezolano.

El analista político Carlos Santa María comentó a RT que "EE.UU. y Colombia están trabajando de manera conjunta, unidos" con el objetivo de "seguir ahondando la crisis que hay en Venezuela".

Maduro sugiere dos opciones para el futuro de Guaidó

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se pregunta cuál será el futuro del líder opositor, Juan Guaidó, que se ha proclamado presidente encargado del país caribeño. Según el mandatario, existen dos opciones del desarrollo de la situación.

"¿Qué va a pasar cuando se cumplan 30 días? ¿Va a continuar con su mandato virtual? ¿Hasta cuándo? ¿Hasta 2025 también? O hasta que termine en la cárcel por mandato del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela", declaró Nicolás Maduro durante un discurso el 4 de febrero.

Vladímir Travkin, editor jefe de la revista América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia, comentó a Sputnik las declaraciones de Nicolás Maduro.

"¿Qué es 'presidente virtual'? ¿Cómo dirige el país? ¿A través de un teléfono, por Skype o por WhatsApp? Está claro que es una burla. Pero Maduro tiene el derecho a una actitud irónica hacia Guaidó porque al presidente electo legítimo, que recibió el 68% de los votos y asumió el cargo recientemente, lo intentaron destituir por medio de la designación desde el extranjero de Guaidó", señaló.

El analista hizo hincapié en la reacción de Estados Unidos a la situación.

"Todos hemos prestado atención al notable hecho de que este autonombramiento de un presidente impostor fue inmediatamente reconocido por un grupo de países extranjeros liderado por EEUU".

"Creo que es la población del país quien debe elegir al presidente, y no los líderes extranjeros, no importa las potencias que representen", agregó Travkin.

Mientras tanto, el líder de la oposición Juan Guaidó tiene como objetivo actual hacer ingresar ayuda humanitaria a Venezuela. No obstante, muchos expertos opinan que es una manera de intervenir en el país.

En particular, Vladímir Zorin, analista político ruso, comentó a Sputnik que  "la ayuda humanitaria es un intento de apoderarse de palancas de control en el país".

"Su tarea principal es atraer a la población a su lado. Una cosa es cuando te apoyan desde el extranjero y otra es cuando gozas de poder en el propio país. Además, es una posible forma de enviar consultores, monitores y asistentes", señaló el experto.

Al mismo tiempo, varios analistas subrayan que en el contexto actual es crucial la lealtad del Ejército de Venezuela al presidente Maduro.

"En cuanto al apoyo del Ejército, creo que resistirá cuanto pueda. Pero la situación se complica en las condiciones de un bloqueo económico. Y además, si recordamos a Sadam Husein, las tropas le eran muy leales, pero se logró atraerlas al otro lado. Mucho dependerá del pueblo venezolano", comentó a Sputnik Zorin.

"Para los actores extranjeros lo más simple es provocar un conflicto dentro del país. Y parece que es lo que están buscando", añadió.

Los 104 eurodiputados de la dignidad

Entre los 104 eurodiputados que han votado en contra de la moción figuran la Izquierda Unitaria Europea, con Podemos e IU en sus filas, la Europa de las Naciones y las Libertades, con el partido de Marine Le Pen así como la mitad de los Verdes. Es el caso de Josep María Terricabras y Jordi Solé (ErC), Florent Marcellesi (Equo), Ana Miranda (BNG) que ha calificado de "vergonzosa" la resolución o Ernest Urtasun (IcV) que ha votado en contra porque considera que se trata de "un gesto antidemocrático e irresponsable, que compromete la imprescindible labor que tiene que realizar el Grupo Internacional de Contacto".

Durante esta legislatura el pleno del Parlamento Europeo se ha pronunciado hasta en ocho ocasiones sobre la situación en Venezuela. Ningún otro país, recordó el miércoles su presidente Antonio Tajani, ha recibido semejante atención que, según el conservador italiano, se debe al agravamiento de la situación en el país con más de 40 muertos y 900 arrestos desde la autoproclamación de Guaidó.

Mentiras al descubierto

Patricia Poleo, periodista de la oposición, en Miami, reconoce que aquí no hay niños detenidos por la policía venezolana

https://twitter.com/i/web/status/1090698742255271936

¿Por qué https://twitter.com/elpais_espana muestra una foto de protesta de taxistas en Madrid haciéndola pasar por marcha a favor de Guaidó?

Guterres, Secretario General de la ONU: "Maduro es el único presidente legítimo de Venezuela"

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas confirmó que la Asamblea General de las Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sólo reconocen a Nicolás Maduro como presidente constitucional y legítimo de Venezuela.

Un portavoz de la ONU subrayó que el reconocimiento de Gobiernos no es una función de la Secretaría General de la ONU, sino de los Estados miembros, y que en su relación con los Estados miembros respeta "las decisiones" de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad" que ya se han pronunciado inequívocamente sobre esta cuestión. El alegato, pues, del presidente español Pedro Sánchez, de que la "Comunidad internacional" no reconoce a Maduro como presidente, queda situado en el lugar donde le corresponde: es un simple embuste.

El portavoz de la ONU celebró, asimismo, la iniciativa de México y Uruguay de convocar una reunión internacional con el objetivo de lanzar un diálogo político en Venezuela.

"Obviamente la comunidad internacional puede desempeñar un papel clave para facilitar acuerdos inclusivos", dijo el portavoz, antes de explicar que aún se están esperando los detalles y que Guterres se reunirá con representantes de los dos países "en los próximos días". Según informes de prensa, la reunión tendrá lugar el 7 de febrero en la capital uruguaya, Montevideo.

Erdogan al gobierno de EEUU: ¿Es acaso Venezuela uno de tus estados?

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó el martes a EEUU y varios países europeos de intentar derrocar al líder venezolano Nicolás Maduro en abierto desafío a las normas democráticas y del derecho internacional.

“Por un lado decís “democracia, democracia, democracia” y “urnas, urnas, urnas” y luego os atrevéis a intentar derrocar al gobierno venezolano con violencia y argucias”, dijo Erdogan durante un encuentro con los legisladores de su partido gobernante en el Parlamento refiriéndose a EEUU y algunos países europeos.

Las principales potencias europeas, entre ellas Gran Bretaña, Francia, Alemania y España, reconocieron el lunes al líder opositor Juan Guaido como “presidente interino” hasta que se celebren nuevas elecciones después de que Maduro rechazara un ultimátum europeo para convocar nuevos comicios.

EEUU agradeció el reconocimiento, y el secretario de Estado Mike Pompeo instó a otros a seguir su ejemplo.

Erdogan, cuyo gobierno sobrevivió a una oferta de golpe de estado en julio de 2016, que se cree que estuvo apoyado por algunos países occidentales, ha brindado apoyo a Maduro a raíz de la crisis y le dijo en una llamada telefónica que “estaba a su lado”.

El respaldo turco para Maduro provocó la ira de EEUU, y un alto funcionario de estadounidense dijo la semana pasada que Washington estaba “decepcionado” por la postura de Ankara.

El martes, Erdogan calificó lo que sucedió en Venezuela como un “intento de golpe internacional para expulsar al líder electo del país del poder”.

Él dijo: “¿Es Venezuela uno de tus estados?” en una referencia velada a EEUU.

“¿Cómo te atreves a decirle a una persona electa que se vaya y entregue el poder a otra que ni siquiera participó en las elecciones?”, agregó.

“¿Dónde está la democracia? … ¿Es posible que vayamos a aceptar algo así?”

Análisis: Ante una posible intervención bélica: por qué Venezuela 2019 no es Panamá 1989

Se cumplen 20 años de la Operación Causa Justa, la invasión estadounidense a Panamá. Dos décadas después, el Gobierno de Donald Trump "no descarta" una intervención militar en Venezuela. Sputnik te cuenta por qué Venezuela no será una presa tan fácil como lo fue Panamá.

El 20 de diciembre de 1989 EEUU invadió Panamá con el propósito de capturar al general Manuel Antonio Noriega, que había dado un golpe de Estado y que era requerido por la Justicia estadounidense por el delito de narcotráfico. Pero también pueden haber habido otras razones.

EEUU controló la Zona del Canal de Panamá desde 1903 —cuando emprendió la construcción que une al océano Atlántico y Pacífico y que ha hecho a Panamá mundialmente conocida—, hasta 1999, cuando empezó a llamarse Área Canalera y pasó a estar en manos panameñas. Esto fue tras la entrada en vigor del tratado  firmado por el jefe de Estado panameño Omar Torrijos (1968-1981) y el presidente estadounidense James Carter (1977-1981) en 1977, en el que se acordó la devolución de la Zona del Canal a Panamá.

Cuando en 1989 EEUU llevó a cabo el operativo denominado Causa Justa (OCJ), una de sus primeras acciones fue disolver las Fuerzas de Defensa de Panamá, dejando descubierto la verdadera causa del despliegue militar: imponer un Gobierno leal para poder, por esa vía, mantener un control sobre la Zona del Canal.

El operativo, que fue condenado por la Asamblea General de la ONU y por la Organización de los Estados Americanos, produjo aproximadamente 3.000 muertos y finalizó el 31 de enero de 1990, con el juramento de Guillermo Endara como presidente de Panamá desde la base militar estadounidense de Fuerte Clayton.

Desde 1999, cuando Hugo Chávez empezó a gobernar Venezuela, la posibilidad de utilizar la fuerza militar extranjera para "salvar" al país caribeño ha sido tema de discusión internacional. En agosto de 2017, Trump acabó con las especulaciones y dijo que no descartaba una "opción militar".

Después de que EEUU reconociera al autoproclamado Juan Guaidó como presidente, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, fue tomado por las cámaras con una libreta donde se leía "5000 soldados a Colombia". El 2 de febrero de 2019 Trump volvió a referirse al tema y advirtió que la "opción militar" sigue estando.

Estos hechos se suman a las declaraciones del secretario de Estado, Mike Pence —que instan a terminar con el "diálogo" y "tomar acción" respecto a Venezuela—.

Si EEUU está preparando una intervención militar contra Venezuela, ¿será tan fácil como lo fue con Panamá?

El director de la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, José L. Delgado, escribió un artículo en la revista Military Review del Ejército estadounidense, en su edición de enero-febrero 2019, en el cual se pregunta: "¿Es una operación potencial en Venezuela comparable a la Operación Causa Justa en Panamá?"

Delgado se pregunta si las fuerzas estadounidenses están listas para desarrollar las operaciones militares necesarias para derrocar a Maduro. Para el analista, "aunque se han trazado muchos paralelos entre la situación de Venezuela en 2018 y la Operación Causa Justa (…) las situaciones son ampliamente diferentes".

Estos son los motivos señalados por Delgado:

  • En 1989 Panamá tenía 15.000 tropas, de los cuales sólo 3.500 eran soldados. Y, en cambio, EEUU tenía bases militares establecidas en toda la capital panameña, y emplearon una fuerza de más de 26.000 soldados. Venezuela tiene 115.000 soldados, además de tanques y aviones de combate.
  • Panamá tenía menos de tres millones de habitantes y un presidente legítimamente electo, listo para asumir las riendas del poder después de que Noriega fuera destituido. En Venezuela viven unas 30 millones de personas.

"Alrededor del 20% apoya al Gobierno Maduro. Estos partidarios tienen una ideología, el socialismo antiimperialista, que sirve para unificar sus esfuerzos en respuestas coordinadas a los desafíos de seguridad, y explica la resistencia política de Maduro a las presiones externas", indica Delgado.

  • Los militares venezolanos y su geografía, doctrina y capacidades, son en gran parte desconocidas para las fuerzas de los EEUU.

"Si las fuerzas [estadounidenses] inician una operación en las áreas fuertemente construidas en Caracas, o en algunas de sus otras áreas periféricas, además de tener que lidiar con las fuerzas convencionales de Venezuela, es probable que enfrenten una resistencia rígida y armada de fuerzas irregulares y oposición en múltiples formas; desde multitudes que simpatizan con Maduro y su ideología política, incluidos levantamientos armados y resistencia popular pasiva", escribe Delgado.

  • En 1989 ya había bases estadounidenses en Panamá. En el caso de Venezuela, tendría que mover una cantidad significativa de fuerzas sin tener ninguna previamente posicionada en el territorio o logística fiable, lo cual "también tendrá un efecto significativo en la logística, el tiempo y la ejecución de la operación".

Aunque las fuerzas de los EEUU han llevado múltiples invasiones en otros países desde la OCJ —Bosnia, Irak, Bangladesh, Ruanda y Haití— si se llegase a producir una invasión en Venezuela, para Delgado, hay algunos aspectos que su Ejército "debería mejorar" para sortear los obstáculos planteados. Algunos serían:

  • La naturaleza híbrida (urbana, selvática, marítima) de Venezuela "seguramente desafiará a una fuerza expedicionaria encargada de las operaciones militares".
  • EEUU no tiene experiencia en guerrillas urbanas y Venezuela "requerirá una amplia experiencia en la guerra urbana con orientación muy específica sobre el uso mínimo de la fuerza, fuego indirecto y bombardeos aéreos". En particular, debe hacerse hincapié en "la preservación de la infraestructura y los servicios públicos", ya que "serán clave para las operaciones de estabilización posteriores", señala el experto.
  • Las fuerzas militares estadounidenses no deben operar de manera independiente, sino "como parte de un esfuerzo conjunto, interinstitucional y con [apoyo] multinacional más amplio".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente