Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — El resultado de la reunión del Grupo de Lima sobre Venezuela puede calificarse como una parte de la guerra psicológica entre el mandatario Nicolás Maduro y la oposición encabezada por el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, dijo a Sputnik Víctor Heifets, profesor de la Universidad de San Petersburgo.

El Grupo de Lima reunido el 4 de febrero instó a la comunidad internacional a no permitir que el Gobierno de Maduro efectúe operaciones financieras y comerciales en el extranjero y pidió a las Fuerzas Armadas venezolanas mostrar lealtad al autoproclamado presidente Guaidó.

"Estaba claro que tarde o temprano eso tenía que suceder, porque los países del Grupo de Lima, excepto México, reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela (…), es la continuación de la presión que se ejerce sobre el Gobierno de Maduro", declaró el profesor de la Facultad de Relaciones Internacionales.

El propio Maduro señalo que el proceder del Grupo de Lima le "dio ganas de vomitar y de reír".

Al comentar la situación conformada, Heifets dijo que "se libra una guerra psicológica por ambas partes, el que la gane podrá obtener un apoyo político adicional" y también constató que se ejerce presión sobre el Ejército y se intenta persuadir a la población a que apoye a una u otra parte.

El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 para hacer seguimiento permanente a Venezuela y ejercer presión sobre "el régimen ilegítimo" de Nicolás Maduro; al comienzo lo integraron 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, más tarde se les unieron Guyana y Santa Lucía.

Maduro: el último comunicado del Grupo de Lima da certeza de que Venezuela está ganando

CARACAS (Sputnik) — El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ironizó con el último comunicado emitido por el Grupo de Lima, reunido en Ottawa para tratar la crisis política en el país caribeño.

"Yo cuando leí me dio ganas de vomitar y me reí a la vez (…) pero dije le estamos ganando al cartel de Lima y todos estos gobiernos de derecha impopulares inquisidores", dijo Maduro desde la sede de la Cancillería en Caracas, ante un panel de intelectuales internacionales.

El Grupo de Lima se reunió el 4 de febrero en la capital canadiense para reafirmar su apoyo al autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, y avanzar en su estrategia para que el jefe de Estado Nicolás Maduro convoque a elecciones.

Activistas interrumpen lectura de declaración final de la reunión del Grupo de Lima

OTTAWA (Sputnik) — Un grupo de activistas interrumpió la conferencia de prensa de la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, cuando anunciaba los resultados de la reunión del Grupo de Lima que se realizó el 4 de febrero en la capital canadiense.

Al grito de "saquen las manos de Venezuela" y con una bandera con varias leyendas, varias personas interrumpieron la lectura de Freeland, quien dio una conferencia de prensa junto a su par de Perú, Néstor Popolizio, sobre los resultados de la décima reunión del Grupo de Lima.

Dos mujeres que sostenían el lienzo negro con mensajes fueron retiradas de la sala por personal de seguridad y una de ellas comenzó a lanzar papeles que parecían billetes.

Una de ellas pertenece a la coalición Hands Off Venezuela (Quiten las manos de Venezuela), grupo que participó el 4 de febrero en una manifestación de repudio al encuentro en Canadá.

Guaidó convoca conferencia en la OEA sobre la "ayuda humanitaria" a Venezuela para este 14 de febrero

El jefe del Parlamento en desacato dijo este lunes que se han habilitado centros de acopio en Cúcuta, Brasil y una isla del Caribe, para recibir los insumos.

El diputado venezolano Juan Guaidó, quien se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, convocó, para el 14 de febrero, una conferencia en la sede de la Organización de Estado Americanos (OEA) con el objetivo de discutir sobre la ayuda humanitaria internacional para el país sudamericano, informó AFP.

Más temprano, en una rueda de prensa en las afueras de la Asamblea Nacional (AN) en Caracas, Guaidó dijo que se han habilitado tres centros de acopio para la "ayuda humanitaria" internacional, que estarán en Cúcuta (Colombia), Brasil y una isla del Caribe.

"Esta primera etapa de la ayuda humanitaria será destinada a los venezolanos que estén en riesgo de morir", señaló.

En esa alocución, pidió a los soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que mantienen su apoyo al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, que colaboren para el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

También dijo que en los próximos días convocará a una movilización a los ciudadanos "para resguardar esa ayuda humanitaria", una vez ingrese al país.

"Venezuela no es un país de mendigos"

Entre la ayuda humanitaria están insumos por un monto de 20 millones de dólares, que EE.UU. prometió a Guaidó, y que representan una milésima parte de lo que el país sudamericano ha perdido como consecuencia de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington. Al respecto, el pasado sábado, el presidente Maduro señaló que "Venezuela no es un país de mendigos" sino "un país digno".

Por otro lado, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó de "cínica" la posición de EE.UU., luego que asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, informara sobre la movilización de ayuda humanitaria a Venezuela.

"Quienes emprenden guerras injustas en el mundo, arrasan con poblaciones civiles inocentes, bloquean economías, generan muerte, hambre, destrucción y sufrimiento, autocalifican sus acciones como 'humanitarias'. No hay nada más inhumano y cínico que el imperialismo", sentenció.

La mentira mediática de los apoyos

Manuel Freytas

Representan solo una MINORÍA golpista que la PRENSA IMPERIAL cómplice hace pasar como la MAYORÍA planetaria. Son los MISMOS socios USA imperiales de SIEMPRE. El desarrollo estadístico del PROCESO golpista mostró la GRAN MENTIRA de la supuesta "COMUNIDAD INTERNACIONAL" que apoya el DERROCAMIENTO de Maduro. No hay tal "Comunidad Internacional.

El apoyo al GOLPE YANQUI en Venezuela está DIVIDIDO. Solo hay un REDUCIDO grupo de POTENCIAS y países (por SEPARADO) que apoyan la operación con el diputado TÍTERE autoproclamado Presidente. Ni la ONU (que RECONOCE a Maduro como único Presidente de Venezuela), ni la Unión Europea apoyan institucionalmente al diputado MARIONETA Juan Guaidós. Italia acaba de BLOQUEAR una declaración de la UE de apoyo como institución al golpe en Venezuela. Por lo tanto, de sus 28 miembros, solo Reino Unido, España, Francia, Suecia, Dinamarca, Alemania, Austria, Portugal, Países Bajos, Austria, Lituania y Letonia, expresaron su apoyo por SEPARADO a la conspiración golpista. ¿Y quienes son estos caballeros? Nada más, ni nada menos que ¡LOS SOCIOS DE EEUU EN LA OTAN! La BANDA imperial capitalista de EUROPA OCCIDENTAL cómplice genética de los yanquis, más los dos países del Báltico, Lituania y Letonia, que albergan BASES NUCLEARES de EEUU y la OTAN FRENTE a Moscú. Son los que integran el eje EEUU-OTAN-Israel en la GUERRA INTERCAPITALISTA contra el eje RUSIA-CHINA por el REPARTO geoeconómico y geopolítico militar del MUNDO globalizado.

Y en ese tablero estratégico Venezuela (con su petróleo) es un PAÍS CLAVE en la disputa de América Latina. ¿Vamos entendiendo? Ni la MAYORÍA de los países de EUROPA ORIENTAL, Ni Asia, ni África, ni América Latina (salvo los 12 SATÉLITES encabezados por Brasil, Argentina y Colombia) se plegaron al Golpe Yanqui contra Maduro.

Los golpistas también FRACASARON en la OEA. Donde no pudieron aprobar una RESOLUCIÓN institucional contra el gobierno LEGÍTIMO bolivariano. Solo pudieron emitir una DECLARACIÓN firmada por 14 miembros (los satélites yanquis) y RECHAZADA por los restantes 21 miembros que condenan el INJERECISMO de EEUU, y solo apoyan una SALIDA PACIFICA en Venezuela.

Mientras que al Gobierno Maduro (con reconocimiento explicito o con RECHAZO al golpe) lo sostienen más del 80% de los 193 PAÍSES DE LA ONU. Encabezados por Rusia, China, la India, Turquía, Italia, Irán, Pakistán, Bielorrusia, Mexico, Bolivia, Cuba, entre una larga e interminable LISTA. Y demuestra MATEMÁTICAMENTE en la realidad, la flagrante MENTIRA mediática del apoyo de la "COMUNIDAD INTERNACIONAL" a las MARIONETAS del Golpe Yanqui en Venezuela. Y que quede CLARO: Al golpe Yanqui en Venezuela solo lo apoyan los SATELITES Y SOCIOS IMPERIALES de EEUU. Una MINORÍA estadística del Planeta. Que junto con el IMPERIO YANQUI siguen PERDIENDO la guerra en Venezuela.

Maduro en exclusiva a RT: "No voy a pasar a la historia como un hombre que le dio la espalda a su pueblo"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha concedido una entrevista exclusiva a RT en la que aborda la crisis política que vive el país latinoamericano y explica cómo se puede evitar una guerra.

"No me importa cómo voy a pasar a la historia. No voy a pasar como un traidor, como un débil, como un hombre que le dio la espalda a sus compromisos históricos, a su pueblo", sostiene el presidente de Venezuela Nicolás Maduro en una entrevista exclusiva a RT. En este sentido, subraya que su objetivo pasa por cumplir sus funciones y denunciar la agresión de Trump. "Pido a Dios que nuestro país no llegue a una invasión norteamericana", expresó.

"En Europa han reconocido algo que no existe"

Los países europeos y el Grupo de Lima han cometido un error de carácter diplomático al reconocer a Juan Guaidó, siguiendo órdenes de EE.UU., y dar un ultimátum al Gobierno electo, sostiene Maduro. "En Europa han reconocido algo que no existe", dijo en relación con la autoproclamación del pasado 22 de enero del líder opositor venezolano, subrayando que en Venezuela solo existe el Gobierno que preside.

Maduro cree que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, "está cometiendo un error de la magnitud del de José María Aznar" en la guerra de Irak, quien —dijo— "se llenó de sangre para siempre" tras ponerse al servicio de EE.UU. En este sentido, dijo que si ocurriera una invasión estadounidense en Venezuela "las manos de Sánchez se llenarían de sangre para siempre".

No habrá comicios presidenciales, sí parlamentarios

En referencia a los llamados desde diferentes países a que se celebren comicios presidenciales anticipados, Maduro hace hincapié en que no va a convocarlos, porque "en Venezuela no hay déficit de elecciones" y las únicas pendientes son las parlamentarias, que, en conformidad con el calendario electoral, deberán tener lugar en 2020.

"El problema es en la oposición, no en unas elecciones más. Hemos hecho 25 elecciones en 20 años. En los últimos 18 meses hemos hecho 6 elecciones. Las elecciones en 2018 se adelantaron por la propuesta de la oposición", concluyó.

Medidas para estabilizar la economía venezolana

El mandatario venezolano cree necesario "exigir que cese […] el bloqueo económico, financiero y comercial contra el pueblo de Venezuela" y que se liberen los recursos de este país "secuestrados por el mundo" para que se dé una recuperación nacional.

"La hiperinflación producida por un tipo de cambio paralelo criminal nos hace un daño tremendo", dijo Maduro, que se mostró optimista en relación al conjunto de políticas de mercado impulsadas por el Gobierno que —en su opinión— están empezando a dar buenos resultados.

En este sentido, explicó que su Ejecutivo contempla dos medidas en desarrollo para estabilizar la economía venezolana: la creación de nuevos parámetros de fijación del valor real de la divisa extranjera y el ensayo de unsistema de precios acordados que "no permita el impacto directo del precio a los productos". "Estamos enfrentando una guerra económica", aseveró Maduro.

Maduro explicó que "para las grandes tareas de la economía […] Venezuela va a necesitar por lo menos 10 años más en el apuntalamiento de un aparato productivo sólido que genere la suficiente diversidad en la riqueza nacional", cuyo objetivo final es que Caracas no dependa únicamente de un bien, en este caso el petróleo.

"¿El 'casus belli' de Trump contra Venezuela? Los recursos naturales"

La razón por la que EE.UU. quiere intervenir militarmente en Venezuela son los recursos naturales —como el petróleo, el oro o el gas—, ya que Caracas no tiene armas de destrucción masiva ni suponen una amenaza para Washington, sostiene Maduro. Por otro lado, incluye en el 'casus belli' contra Venezuela "la riqueza moral de la revolución bolivariana" y "acabar con una revolución que da ejemplo de independencia y justicia social".

Ayuda humanitaria a Guaidó

Maduro, que calificó de "show político" las propuestas de ayuda humanitaria a Guaidó por parte de EE.UU., advierte que el imperialismo no ayuda a nadie en el mundo, sino que solo "lleva bombas" y "provoca muertes" como en Afganistán, Irak, Libia y Siria. "No voy a aceptar ningún tipo de intervencionismo", subrayó el jefe del Estado venezolano.

¿Dispuesto al diálogo?

A la pregunta de si está dispuesto a negociar con Guaidó, el mandatario venezolano respondió que cree que el líder opositor es "un instrumento circunstancial" elegido por los opositores venezolanos "para un escenario de aventura que ellos saben que va a fracasar". Asimismo, aprovechó la ocasión para llamar al diálogo con todas las partes de la oposición y darle las gracias a aquellos gobiernos que han manifestado su posición dialogante y diplomática para resolver la actual situación política que vive Venezuela.

"Los que abandonan el país se dejan llevar por cantos de sirena"

"Muchos venezolanos se fueron con una esperanza de mejoría. ¿Y qué encontraron? Xenofobia, persecución, explotación, trabajo esclavo", explicó Maduro, interpelado acerca de los compatriotas abandonan el país bolivariano y que —en su opinión— "se dejan llevar por cantos de sirena".

Respuesta contra las sanciones de Washington: "Venezuela es autosuficiente"

Las sanciones de Washington contra Citgo y Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) son "una medida de embargo, de confiscación ilegal", según las leyes estadounidenses, por lo que Caracas ha tomado medidas legales. "Lo que han hecho no tiene nombre, nunca se ha hecho contra ningún país", denunció Maduro.

Venezuela es autosuficiente y no depende de los ingresos provenientes de EE.UU. por la venta de petróleo, al mismo tiempo que recordó que lo están vendiendo a otros países como China o la India, con el objetivo de llegar a "producir 2,5 millones de barriles" diarios a mediados de este año, aseguró Maduro.

"Pido al mundo entero que salga a denunciar y detener la locura de Donald Trump"

La diplomacia de paz y la opinión pública mundial deben ayudar a evitar una invasión norteamericana, que resultaría "impagable desde el punto de vista de costos militares y humanos" para Washington, sostiene Maduro.

"En Venezuela no va a haber guerra, ni intervención militar", recalcó el mandatario, puntualizando que eso "no quiere decir que no nos preparemos para defender nuestra tierra, que es sagrada".

 "Yo aprovecho cada medio de comunicación para pedir al mundo entero que salga en paz a denunciar y detener la locura de Donald Trump. Venezuela no se va a rendir nunca. Empieza a levantarse una ola de conciencia, de sensibilidad mundial. Y cada día que pase va a haber un repudio más grande a Donald Trump", aseveró.

La amenaza interna de golpe de Estado que se cierne sobre Venezuela y apuesta por la iniciativa propuesta por México, Uruguay y los miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) con la finalidad de "construir un escenario de entendimiento", subrayó.

En relación con las palabras del asesor de Seguridad de EE.UU., John Bolton, que sugirió a Maduro que renunciara y tuviera "una jubilación agradable y tranquila en una playa bonita", el mandatario venezolano explicó que le gustaría retirarse en Venezuela cuando cumpla 90 años, en compañía de sus "nietos, nietas y bisnietos". "Siento que nos desprecian. Donald Trump, John Bolton, Mike Pompeo, Mike Pence...", dijo el presidente de Venezuela, que denunció la "supremacía blanca imperialista" que la Casa Blanca convierte en "desprecio por todos los pueblos del mundo".

Análisis: Venezuela y el 'manual de estilo' de Occidente

Javier Benítez, Dmitri Polikárpov

La crisis en Venezuela podría convertir en vientos, los aires de Guerra Fría entre Moscú y Washington, cuyos enfoques respecto al problema interno del país sudamericano son opuestos. Y es que desde que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó como 'presidente encargado' de Venezuela, EEUU y Rusia disienten en el procedimiento.

Mientras Moscú apoya plenamente al presidente legítimo, Nicolás Maduro, Washington apuesta por Guaidó. Este hecho convierte a esta situación en especialmente interesante tras haber escuchado durante tanto tiempo las acusaciones contra Rusia por su presunta intromisión en los asuntos internos de varios países, incluidos asuntos europeos, por citar algunos ejemplos.

Los interesados todavía están buscando pruebas o 'huellas' de las 'actividades maliciosas' de Moscú. Tampoco se sabe cuál ha sido el resultado de estas presuntas interferencias, pero los medios internacionales aprovechan cualquier excusa para seguir haciendo ruido.

Y ahora vemos un intento de interferir en asuntos internos de Venezuela por parte de Occidente: nadie lo oculta, y a ninguno de los medios internacionales que tanto detestan la presunta intromisión de Rusia por todas partes, se le ocurre denunciarlo, o por lo menos constatarlo.

Para encontrar semejante enfoque crítico hay que remitirse a Telesur que destaca la división en la sesión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las posibles soluciones a la actual crisis política en Venezuela. Mientras que algunas naciones europeas y latinoamericanas apoyaron al diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó "presidente encargado", Rusia y otros países de diversas regiones reconocieron la soberanía del Estado venezolano y llamaron al diálogo.

Otra vez: lo más curioso es que a ninguno de los políticos o medios occidentales, que con frecuencia hablan de complots rusos por todas partes, se le ocurra pronunciar las palabras 'intromisión' o 'injerencia' en relación a la postura de Occidente respecto a Venezuela.

Para que el enfoque de la situación en Venezuela desde la óptica de Rusia llegue al público europeo, el embajador de la Federación de Rusia en España, Yuri Korchagin, publicó un artículo en el diario español El País.

En este sentido, la óptica rusa respecto la situación en Venezuela parece razonable, más aún porque advierte sobre interferir en asuntos internos de un país soberano, a los Estados que han demostrado mucho empeño en defender que cualquier intromisión es inaceptable. Pero parece que los principales destinatarios del artículo del embajador ruso en España no están de acuerdo.

En tanto, Rusia alertó sobre las consecuencias de una posible intervención militar en Venezuela. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, manifestó que una acción bélica sería imprudente, al reaccionar a la advertencia de John Bolton sobre las opciones que baraja EEUU.

Sin embargo, da la impresión de que el derecho internacional es lo último que preocupa a EEUU y sus aliados en el caso de la crisis en Venezuela. Thomas Posado, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad París VIII admitió que "Hay un aire de Guerra Fría", pero "es mucho menos ideológica". "La especificidad de esta crisis venezolana es que hay intereses económicos muy actuales, vinculados al reembolso de la deuda venezolana, de la que ambos países son acreedores", dijo Posado a AFP.

Algunos, como el experto británico Richard Lapper, del think thank Chatham House, consideran que el conflicto en torno a Venezuela no tiene nada que ver con una Guerra Fría, porque no hay una política anticomunista estadounidense como en los viejos tiempos, porque el comunismo ya no existe.

Las preguntas que preocupan en los titulares de algunos medios internacionales confirman semejantes interpretaciones de la crisis venezolana. ¿Está moviendo Venezuela 20 toneladas de oro del Banco Central?, se pregunta la versión en español de la CNN.

Semejantes noticias, ante todo pretenden distraer la atención de problemas y amenazas reales relacionadas con la crisis en Venezuela. Porque hay noticia, y no hay noticia. El diputado de la Asamblea Nacional y opositor José Guerra, denuncia que se pretende extraer al menos 20 toneladas de oro para ser trasladadas a Rusia. Pero no ofrece ninguna prueba.

Como reconoce el propio presentador de la CNN, el propio Guerra les dijo que era información fidedigna, pero no ofreció ningún detalle. Sin embargo, desde hace varios días el mundo está hablando de "un intento de sacar a Rusia" una parte de las reservas de oro de Venezuela.

Eso, en vez de hablar de si el Parlamento Europeo viola o no el derecho internacional al reconocer a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela. En este sentido, la agencia EFE publicó un artículo titulado "Rusia acusa al Parlamento Europeo de violar el derecho internacional al reconocer a Guaidó".

Desde la perspectiva de los responsables de campañas o guerras mediáticas, se podría concluir que con la crisis en Venezuela ha llegado el momento en el que es imprescindible resucitar el tema de la 'trama rusa' y la presunta intromisión rusa en las elecciones presidenciales en EEUU en 2016. Por lo menos para justificar lo que Occidente en estos momentos está haciendo en Venezuela.

Y la verdad es que lo han intentado, pero sin éxito: no han logrado conseguir nada mejor que volver a hablar sobre la bielorrusa Nastia Rybka [Anastasía Vashukévich] quien hace un año pidió asilo político a EEUU a cambio de información sobre la llamada 'trama rusa'. Así, la CNN tituló uno de sus reportes: "Una joven asegura tener pruebas de la interferencia rusa en EEUU y teme por su vida".

La semana anterior, la agencia EFE publicó un artículo en el que la chica reconocía que todo lo que ha hecho hasta el momento lo ha hecho por razones personales, no políticas. Y la verdad es que daba la impresión de que con esto ya era suficiente, que esta historia había acabado sin resultado alguno. Pero ahora tenemos otra versión. Ahora la joven dice que había dicho que tenía pruebas de la interferencia rusa en EEUU, no porque realmente las tuviera, sino para salvar su vida.

En ambas versiones el resultado es el mismo: la palabra pruebas sólo aparece en el titular. Pero al parecer no les parece extraño a nuestros colegas de los medios internacionales. Lo importante es volver a repetir los nombres del ex jefe de campaña electoral del presidente de EEUU, Donald Trump, en relación con el empresario ruso Oleg Deripaska. Más aun, cuando Rusia está hablando de cosas tan desagradables como la injerencia internacional en Venezuela.

Pero si ponemos atención a la entrevista de Anastasia Vasukevich con la CNN, lo único que confiesa 'en exclusiva' es que teme por su vida: algo parecido ha confesado ya también el autoproclamado presidente interino de Venezuela Juan Guaidó. Desde esta óptica hay algo que está claro: cabe esperar más 'novedades' sobre la 'trama rusa'.

AUDIO COMPLETO

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS