Portada - Últimas noticias

En Caracas hubo varias manifestaciones para rechazar la postura de países de la UE contra el Gobierno de Maduro en un día de homenaje al líder Hugo Chávez.

En el amanecer del lunes en Caracas se conoció la noticia sobre los países de Europa que decidieron desconocer a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. La respuesta de la Cancillería venezolana no tardó en llegar.

Muy cerca, cientos se congregaron en un acto con la Milicia Nacional Bolivariana, para respaldar a Nicolás Maduro.

En la plaza histórica de Caracas y frente a la estatua del Libertador Simón Bolívar, aquí hubo un juramento de que no se permitirá una invasión extranjera, que termine con la Revolución Bolivariana.

Un juramento a viva voz, que siguió luego en el Cuartel de la Montaña, donde hace exactamente 27 años, Hugo Chávez dirigió una rebelión que lo llevó directo al corazón de millones de venezolanas y venezolanos.

HispanTV accedió a esta ceremonia privada con los jefes de aquella rebelión en el mausoleo del comandante bolivariano.

Un homenaje emocionado, que finalizó con otro juramento, el de los que se alzaron en armas con Hugo Chávez y que, ahora dicen, no se rendirán.

Colombia instala en frontera puesto de mando para coordinar ayuda humanitaria a Venezuela

BOGOTÁ (Sputnik) — La estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) de Colombia anunció que se instalará en la ciudad de Cúcuta (nordeste) un puesto de mando unificado para coordinar el proceso logístico para la recepción y el almacenamiento de ayudas humanitarias destinadas a Venezuela.

De acuerdo con el organismo, el puesto servirá para recibir la ayuda humanitaria enviada por "gobiernos del continente y entidades de asistencia humanitaria del Gobierno de Estados Unidos", luego de que el autoproclamado presidente interino de Venezuela, el diputado opositor Juan Guaidó, expresó la necesidad de contar con "asistencia internacional inmediata".

"Llegado el momento, la entrega de las ayudas humanitarias se llevará a cabo en territorio venezolano; no está prevista la entrega de ninguna ayuda en Colombia dentro de esta iniciativa puntual", señaló la UNGRD.

Asimismo, precisó que la logística para la entrega se realizará en coordinación con "Guaidó y su equipo de trabajo", de modo que se logre "de manera eficiente y segura".

La UNGRD precisó que el Gobierno colombiano mantendrá los programas de asistencia humanitaria para los migrantes venezolanos que ya se encuentran en el país.

El ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela es el principal objetivo de Guaidó y la oposición frente a la negativa de la administración de Nicolás Maduro de recibirla, argumentando que se trata de un mecanismo para intervenir en su país.

Guaidó ha aprovechado la ayuda para reiterar su llamado a las Fuerzas Armadas de Venezuela a que lo reconozcan como presidente encargado.

Grecia no reconoce a Guaidó y rechaza injerencia en Venezuela

Grecia rechaza cualquier injerencia en los asuntos internos de Venezuela e insiste en el diálogo de las partes como solución a la crisis en el país bolivariano.

El ministro alterno de Relaciones Exteriores de Grecia, George Katrougalos, ha manifestado la oposición de Atenas a cualquier forma de interferencia extranjera en Venezuela y ha subrayado que los venezolanos son los únicos que pueden decidir el futuro de su país.

“Una solución democrática significa que el pueblo de Venezuela decida su propio futuro. Se debe evitar cualquier tipo de interferencia extranjera”, ha puesto de relieve Katrougalos en un comunicado publicado este lunes.

De acuerdo con el ministro griego, la comunidad internacional debe limitarse a ayudar a que se reduzcan las tensiones en el país suramericano y garantizar la celebración de “elecciones justas”; además de facilitar el diálogo del Gobierno con la oposición; tal como ha propuesto varias veces el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

No obstante, en una postura claramente contraria a la Unión Europea (UE), se ha negado a reconocer al jefe de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela —controlada por la oposición y declarada en desacato en 2016—, Juan Guaidó, como “presidente interino” del país latinoamericano.

Aunque ha asegurado que, a su juicio, Europa puede tener un papel constructivo en la crisis en Venezuela, si es que se esfuerza para rebajar las tensiones y facilitar una solución pacífica y democrática. “Algo que todos quieren”, ha dicho.

No hay unanimidad entre los Veintiocho sobre Venezuela, si bien un grupo de países apoya a Guaidó, Grecia e Italia se muestran reticentes a reconocer al líder golpista y abogan por la no injerencia extranjera en los asuntos de la República Bolivariana.

Bolivia, Cuba, México, Rusia, Irán, China, Turquía, Corea del Norte, El Salvador y Siria, entre otros países, se han posicionado al lado de Maduro. Moscú y Pekín bloquearon en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) un proyecto de declaración pro-Guaidó, promovida por Washington.

Además, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha rechazado posicionarse a favor de Guaidó y dice que reconoce a Maduro como presidente constitucional y legítimo de Venezuela.

El presidente de Bulgaria no apoya la posición mayoritaria en la Unión Europea sobre Venezuela

El presidente de Bulgaria, Rumen Radev, ha afirmado que su país "debería abstenerse" y no sumarse a la posición común sobre Venezuela que han propuesto casi todos los líderes de la Unión Europea, según ha comunicado su servicio de prensa este 4 de febrero.

Este mandatario ha reconocido que "los acontecimientos en Venezuela son alarmantes e inquietantes", pero ha estimado que "para conseguir una resolución pacífica" en ese país latinoamericano "resulta crucial mantener un diálogo entre las autoridades y la oposición", mientras que "la propuesta sobre una posición común europea no conduce a esa resolución".

Erdogan acusa a la UE de desafiar a la democracia al querer desalojar a Maduro

El presidente de Turquía se ha manifestado un día después que varios países europeos reconocieran all líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha acusado este martes a la UE de "desafiar a la democracia" al querer desalojar a Maduro por la fuerza, informa AFP.

"¿Es Venezuela su instrumento? Allí el presidente llegó a través de las elecciones, y ¿qué derecho tienen a designar a otro? ¿Y dónde está la democracia? ¿Cómo se puede aceptar esto?", se preguntó Erdogan.

Además, el presidente subrayó que Turquía no acepta el mundo donde los que son más fuertes tienen razón. "La UE apareció inmediatamente. Usted está hablando de democracia, pero está a favor de una decisión equivocada. No aceptamos un mundo donde el que es más fuerte tiene razón, estamos en contra de tal posición imperialista", afirmó el mandatario turco.

El pasado 4 de febrero, el Reino Unido, España, Francia, Alemania y otros países europeos han reconocido al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, al agotarse este domingo el plazo de 8 días impuesto por varios países europeos al mandatario Nicolás Maduro para que convoque elecciones presidenciales "justas, libres y transparentes".

Erdogan: Los lazos de Turquía con el FMI se han roto y no se recuperarán

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha anunciado este martes 5 de febrero que no solicitará más préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI), informa Daily Sabah. El presidente turco ha recordado la ruptura con la institución en 2013.

"El libro de contabilidad de Turquía con el IMF está cerrado y no se abrirá de nuevo", ha zanjado el jefe de Estado turco durante una reunión del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP).

El ministro de Energía de Venezuela denuncia ataques simultáneos en dos estados

 

Una de las acciones dejó sin electricidad a la ciudad de Barcelona, capital del estado Anzoátegui, en el nororiente del país.

El ministro venezolano de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó que este lunes hubo dos ataques simultáneos al sistema eléctrico en los estados Miranda y Anzoátegui.

Motta Domínguez afirmó que la acción en Barcelona, capital del estado Anzoátegui, en la región nororiental de Venezuela, dejó sin energía eléctrica al 80% de la ciudad. "Ya se han recuperado puntos claves", adelantó el funcionario, que añadió que corresponden al hospital Luis Razetti, el servicio de telecomunicaciones y la central hidroeléctrica.

Según el funcionario, el presunto ataque contra las dos subestaciones "coincide con las amenazas hechas por Donald Trump en usar la fuerza" contra Venezuela.

En la subestación de Barcelona, se encuentran funcionarios de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), quienes realizan las acciones necesarias para "transferir la mayor carga posible a las subestaciones cercanas", según Motta, tras un incendio que fue controlado por las autoridades y el cuerpo de bomberos.

En cuanto a la afectación en el estado Miranda, resultó afectada la subestación Diego de Losada, en los Valles del Tuy, subregión de la zona central cuyas localidades sirven como ciudades dormitorios.

Análisis: Lo que oculta el Pentágono sobre una posible intervención militar en Venezuela

José Negrón Valera

La visceralidad con que Donald Trump maneja su política exterior, lo ha llevado a un callejón sin salida en Venezuela. Arrastrado por sus operadores político-militares en el eje Miami-Bogotá-Madrid, se encuentra a las puertas de una nueva derrota diplomática que hundirá aún más su precario liderazgo internacional.

Una guerra, librada a través de sus aliados en Suramérica parece ser la única opción, pero una cosa es el marketing mediático y otra muy distinta la realidad operacional.

Lo que no quieren que sepas

La Fuerza Armada Bolivariana se mantiene cohesionada en torno a la Constitución del país y del liderazgo de su Comandante en Jefe, Nicolás Maduro. A pesar de individualidades sin ningún peso real dentro del aparato militar, no existe nada que nos indique que el bastión que define la estabilidad del sistema político en Venezuela, vaya a derrumbarse.

Gina Haspel, experta en operaciones encubiertas, ha sido la gran artífice de la campaña para intentar quebrar la voluntad de la Fuerza Armada Bolivariana. Su objetivo es organizar y alimentar al ejército paralelo que se está preparando en Colombia y que ya ha sido denunciado por el Gobierno venezolano. Para tal fin, cuenta con amplios perfiles de los oficiales que han sido dado de baja por actos ilegales o anti éticos, además de información sobre aquellos que poseen dinero, familiares y propiedades fuera de Venezuela. Cualquier elemento es usado como punto de presión.

Haspel necesita una vanguardia mediática, pues no puede mostrar a las cámaras de televisión el grueso del ejército paralelo, conformado mayoritariamente por paramilitares y elementos de bandas criminales ligadas fundamentalmente al narcotráfico. Sin embargo, a pesar de la cruenta guerra de intimidación, no se ha logrado más que puntuales y tímidas declaraciones desconociendo a Nicolás Maduro. Si pensamos en que la FANB cuenta con más de 500.000 efectivos y en estos momentos, se aproxima a incorporar más de dos millones de milicianos a la defensa del territorio, lo que ha logrado Haspel luce absolutamente insignificante.

Otro aspecto se corresponde con la realidad interna de cada uno de los países que serán usados como punta de lanza para la agresión bélica.

Colombia vive en guerra desde hace más de cincuenta años. En estos momentos, fracasadas las conversaciones con Ejército de Liberación Nacional (ELN) y con el incumplimiento de los acuerdos de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército colombiano reconoce que dejaría amplias vulnerabilidades en su propio territorio si se comprometiera en un conflicto fuera de sus fronteras.

A ello, le sumamos la imposibilidad que tiene Colombia para hacerle frente a los desplazados que provocaría un conflicto militar con Venezuela.

Brasil, no se encuentra mejor. En estos momentos se especula muchísimo sobre el verdadero estado de salud del presidente Jair Bolsonaro. La narrativa oficial, atribuyen la operación a la que fue sometido hace más de una semana, al evento aún no aclarado del todo, en el que fue apuñaleado mientras era candidato presidencial. Una lucha por la sucesión del poder parece abrirse paso en Planalto. Si le agregamos a esta tensión, los señalamientos de corrupción que ha recibido Flávio Bolsonaro y la negativa del ejército brasileño a aceptar una base militar norteamericana en su territorio, podemos atestiguar que las condiciones políticas en Brasil no son del todo propicias para quienes desean involucrarlo en la guerra.

¿A qué le teme Estados Unidos?

El 3 de octubre de 1993, rebeldes somalíes derribaron dos helicópteros Black Hawk, asesinando a más de 18 soldados de las fuerzas especiales e hiriendo a otros 73. Las imágenes transmitidas por cadenas de noticias como CNN, en la que se podían apreciar como los rebeldes desfilaron por las calles de Mogadiscio con los cuerpos de los soldados, generó tal rechazo en la opinión pública de Estados Unidos, que la Administración de Clinton tuvo que verse forzado a retirar sus tropas de Somalia unos meses después.

En una época de amplísima interconexión digital, Estados Unidos no puede darse el lujo de someterse a más derrotas que serán viralizadas instantáneamente. Por esta razón, ha optado por subsidiar la guerra a través de mercenarios, como lo hizo en Siria y Libia, pero además, en hacer que otros países la peleen por ellos. No obstante, el problema sigue latente: ¿está dispuesta la población brasileña y colombiana, ver a sus soldados morir por un conflicto cuyo único beneficiario, tal y como lo ha expresado abiertamente John Bolton, serán las empresas petroleras estadounidenses?

A través de la propaganda mediática, se ha querido vender la idea de que una guerra contra el país suramericano, sería una especie de "operación quirúrgica" al mejor estilo de las películas hollywoodenses. Sin víctimas, más allá de los combatientes militares y civiles que se opongan a que Nicolás Maduro sea apartado del poder, y con los partidarios de la oposición escondidos cómodamente en sus casas, siguiendo todo en tiempo real a través de las redes sociales.

El Pentágono ha hecho un análisis exhaustivo de las capacidades armamentísticas venezolanas, y sabe que miente cuando afirma que la intervención será corta y que además no encontrará resistencia.

Yuri Liamin, experto militar, considera que la prioridad de Estados Unidos es fracturar las Fuerzas Armadas Bolivarianas, para no tener que enfrentarse al armamento ruso que incluye sistemas de defensa aérea de largo alcance S-300VM Antey-2500, Buk-M2E y el Pechora-2M de mediano alcance, así como un gran número de tanques T-72B1V, BMP-3, BTR-80A, SAU Msta-S, armas autopropulsadas Noah-SVK, MLRS Grad y Smerch.

Liamin, apunta especialmente al poder aéreo del Estado venezolano, que cuenta con aviones de combate Su-30MK2, lo cual lo ubica como uno de los primeros de suramérica.

Otra complejidad para Estados Unidos, son las fuerzas terrestres venezolanas, equipadas con sistemas Igla-S MANPADS y ZU-23 / 30m1-4, así como los comandos de operaciones especiales, especialmente los grupos de francotiradores altamente entrenados y apertrechados con fusiles Dragunov SVD, capaces de detener por sí solos a un contingente entero de soldados enemigos.

Pero quizá, el mayor de los obstáculos de aquellos que claman por un desenlace militar en Venezuela, es precisamente la propia doctrina militar de defensa integral del país, que contempla "la guerra de todo el pueblo", así como un ágil y poderoso sistema de adiestramiento conocido como el Método Táctico de Resistencia Revolucionaria.

Si se cumplen las expectativas del Gobierno venezolano de fortalecer la Milicia Bolivariana con dos millones de miembros antes de abril, y de organizarlos en unas 50.000 unidades de defensa a lo largo de todo el territorio nacional, es posible generar un poderoso elemento de disuasión (y quizá de conciencia) para quienes no quieren un desastre militar de escala continental.

El asedio psíquico como último recurso

Entendiendo la realidad operacional, Estados Unidos ha optado durante las últimas horas por mantener saturadas las redes sociales, de noticias falsas y rumores sobre la entrada de la 'ayuda humanitaria' en Venezuela. La intención es tratar de quebrar la unidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y del propio pueblo venezolano que apoya el proyecto bolivariano.

Mientras los partidarios de la oposición se encuentran aterrorizados en sus casas, presos de los últimos audios o mensajes que proclaman el fin del mundo, quienes desean la paz del país deben comprometerse a una opción que libere la 'mente colectiva' del asedio que se le quiere imponer.

Esto no implica tomar un camino pasivo o desatender la amenaza, sino dotarla de nuevos significados: repolitizar a la población en torno a la necesidad del proyecto político, organizarla y formarla para la defensa del territorio, lograr el mayor consenso y diálogo entre todos los sectores que se opongan a la guerra y a la intervención militar; y por último, vencer la agresión económica a la que se ha sometido al pueblo venezolano.

​En estos momentos, el enemigo se llama desesperanza y su arma más potente es la que busca hacernos creer que Venezuela es un país aislado, desvalido, sin posibilidad de respuesta ante una agresión y que espera de manera resignada el apocalipsis que le ofrecen. Nada más ajeno a la verdad.

Recuérdese que hace 200 años, este mismo país venció para el momento al que era el imperio más poderoso de la tierra. Ojalá, no haya que demostrar, de nuevo, de qué es capaz y se le permita, al igual que lo piden los versos de la poeta palestina, Suheir Hammad, una vida lejos de la tragedia bélica.

 

"No bailaré al ritmo de su tambor de guerra.
No prestaré mi alma y mis huesos a su tambor de guerra.
No bailaré a su ritmo.
Conozco ese ritmo, es un ritmo sin vida.

Conozco muy bien esa piel que usted golpea.
Estuvo viva aún después de cazada, robada, expandida.
No bailaré al ritmo de su tambor de guerra. 
Yo no voy a odiar por usted, ni siquiera voy a odiarlo a usted.

No voy a matar por usted. Especialmente, no moriré por usted.
No voy a llorar la muerte con asesinato ni suicidio.
No bailaré con bombas porque todos los demás están bailando.
Todos pueden estar equivocados.

La vida es un derecho, no un daño colateral o casual.
No olvidaré de dónde vengo. Yo tocaré mi propio tambor.
Reuniré a mis amados cercanos y nuestro canto será danza.
Nuestro zumbido será el ritmo. No seré engañada.

No prestaré mi nombre ni mi ritmo a su sonido.
Yo bailaré y resistiré y bailaré y persistiré y bailaré.
Este latido de mi corazón suena más alto que la muerte.
Su tambor de guerra no sonará más alto que mi aliento".
 

 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS