Portada - Últimas noticias

The Dark Overload, nombre que reúne a un grupo de 'hackers', hizo pública una segunda tanda de documentos supuestamente vinculados con el atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, así como las claves que dan acceso a más de 7.500 archivos de lo que ha denominado 'Capa 2'.

El primer lote de los más de 18.000 documentos en total que –afirman– son datos extraídos de compañías aseguradoras, agencias gubernamentales, bancos, aerolíneas y firmas de abogados, fue publicado el pasado fin de semana como 'Capa 1', junto con sus respectivas claves de acceso.

Los documentos están disponibles en el sitio web Busy.org, que utiliza la misma cadena de bloques que la red social Steemit, donde la cuenta de The Dark Overload fue bloqueada, al igual que en Reddit, Twitter y Pastebin, en un aparente intento de silenciar a los 'hackers'.

Secretos a cambio de dinero

Los 'hackers' en cuestión se dirigieron en primer lugar a cuantos pudiesen estar preocupados por la aparición de sus nombres en los archivos filtrados, exigiéndoles un pago en bitcoines, pero luego empezaron a aceptar donaciones del público –siempre en la misma criptomoneda–, tal vez por el escaso interés de las empresas y agencias cuyos datos iban a revelar. Así, filtraron el primer lote tras haber recolectado una suma equivalente a 12.000 dólares. Ahora prometen seguir publicando los datos secretos a cambio del dinero del público.

Los documentos filtrados muestran cómo las aseguradoras pugnaron por saber quiénes podían entablar demandas tras los ataques terroristas; mientras que los abogados, en sus correos electrónicos, barajaban arremeterse contra las aerolíneas, fabricantes de aviones, la Administración Federal de Aviación, los propios terroristas o entidades extranjeras.

Según tales documentos, algunos consideraron entablar acciones legales contra Boeing por no haber equipado sus modelos 757 y 767 –utilizados en los ataques– con transmisores automáticos que podrían haber alertado a las autoridades, aunque admitían que su postura era frágil en términos legales.

También se pusieron en evidencia las discusiones de los litigantes sobre si el entonces presidente George W. Bush tuvo conocimiento de antemano de los ataques y si la familia real saudí estaba involucrada en los hechos. Fue, en definitiva, una discusión de carácter especulativo que no reveló datos sólidos.

The Dark Overload planea publicar gradualmente, en cinco lotes, los documentos que afirma tener en su poder, empezando con la información más 'inocente' y terminando con la 'Capa 5', que incluiría los datos más comprometedores e impactantes. El grupo no disimula que su único motivo es el dinero que quiere a cambio de sus revelaciones, que pretenden eclipsar lo que reveló Edward Snowden, "tanto en volumen como en impacto".

"Todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa"

MOSCÚ (Sputnik) — El proyecto gubernamental británico Integrity Initiative es uno de muchos instrumentos de la guerra mediática antirrusa, declaró a Sputnik el diputado del Bundestag (Parlamento alemán) del partido opositor Alternativa para Alemania (AfD), Hansjörg Müller.

"Una estructura más de difusión de propaganda antirrusa no cambiará el panorama existente porque todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa", dijo el parlamentario.

Al comentar las recientes informaciones del grupo Anonymous de que las campañas informativas de Integrity Initiative están financiadas a expensas de los tributarios británicos, Müller indicó que se trata de una estrategia "típica" para los gobiernos occidentales.

En noviembre pasado, los hackers del grupo Anonymous filtraron documentos del proyecto Integrity Initiative, que podría ser usado por el Reino Unido en su guerra híbrida contra Rusia y para intervenir en los asuntos internos de otros países.

Varias semanas más tarde, el grupo publicó otro paquete de documentos de Integrity Initiative, entre ellos informes relacionados con España, Alemania y Grecia, y volvió a hacer un llamado a investigar las actividades injerencistas de este proyecto en terceros países.

En una de sus páginas web, Anonymous informa que el proyecto fue lanzado en 2015 y está financiado por el Gobierno británico.

La semana pasada en el sitio web cyberguerrilla.org fueron publicados en nombre de Anonymous nuevos documentos sobre la actividad de Integrity Initiative.

La nueva filtración contiene informes analíticos sobre el trabajo de RT y Sputnik, así como las facturas por estos documentos.

Los hackers publicaron también datos sobre la actividad del proyecto británico en los países vecinos de Rusia; uno de los documentos confirmó la existencia de un departamento de desinformación en la Unión Europea (UE).

Entre otros documentos figuran datos sobre la situación en Oriente Medio, incluida Siria, así como sobre el incidente en Salisbury.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS