Portada - Últimas noticias

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado una ley sobre los abusos sexuales y los delitos de violación, que según algunos críticos está a favor de la pedofilia, ya que no fija una edad legal mínima de consentimiento.

De acuerdo con Le Figaro, la nueva ley federal en Francia no tiene una edad legal de consentimiento, lo que significa que los adultos que tienen relaciones sexuales con niños no serán procesados ​​por violación si la víctima no puede probar la "violencia, amenaza, coacción o sorpresa".

El proyecto de ley contra la violencia sexual y de género, conocido como la ley Schiappa, fue promulgado el 3 de agosto por el Parlamento francés, provocando indignación en el país galo cuando los padres y grupos que defienden de derechos de los niños acusaron al Gobierno de traicionar a los niños franceses.

Estos grupos criticaron al presidente Emmanuel Macron por no proporcionar una edad legal de consentimiento para proteger a los menores, refiriéndose a la reciente decisión de los tribunales franceses de negarse a enjuiciar a dos pedófilos (uno de 30 años y otro de 28) por la violación cometida contra dos niñas de 11 años, ya que sus abogados no podían probar que las menores no dieron su consentimiento.

El pasado jueves, varios grupos, incluyendo el Consejo Francés de Asociaciones por los Derechos del Niño, emitieron una declaración conjunta para expresar su "indignación" por el abandono de la edad de consentimiento tras la aprobación de la nueva ley.

"Esta debería ser la medida principal del proyecto de ley: la introducción de una edad por debajo de la cual los niños serían considerados automáticamente incapaces de consentir en tener relaciones sexuales con adultos", se lee en la declaración conjunta.

En su versión final, la ley Schiappa establece que para los niños menores de 15 años, "la restricción moral o la sorpresa se caracteriza por el abuso de la vulnerabilidad de la víctima que no tiene el discernimiento necesario para estos actos". Sin embargo, el ex ministro de derechos de la mujer, Laurence Rossignol, dice que estas nociones de "vulnerabilidad" y "discernimiento" dejan demasiado espacio para que los pedófilos escapen del castigo bajo la ley.

Comentario: Además de utilizar determinantes demasiado ambiguos, la ley presume defender los derechos del niño cuando en realidad los deja más vulnerables. Según reporta Europe1:

Abandono del principio del umbral de edad adecuado. "Esta iba a ser la medida emblemática del proyecto de ley: la introducción de una edad por debajo de la cual se consideraría automáticamente que los niños no podrían consentir relaciones sexuales con adultos", escribieron en un comunicado las asociaciones Coup de pouce, Agircontre la prostitution des enfants y el Consejo Francés de Asociaciones por los Derechos del Niño. Cualquier penetración de un niño sería automáticamente considerada violación. "Los debates se centraron inicialmente en el umbral de edad apropiado (13 o 15 años), pero la mayor controversia proviene del hecho de que el gobierno finalmente decidió abandonar este principio", deploran.

JackyCoulon, de la UnionSyndicale des Magistrats (USM, mayoría), comprende la decepción de las asociaciones, pero para él hubo "un problema de comunicación del gobierno": éste "hizo creer que era posible crear una presunción de culpabilidad cuando no lo es constitucionalmente". "El derecho penal se basa en la presunción de inocencia, un principio que se remonta a la declaración de los derechos humanos", explicó a AFP. "Si esta presunción de culpabilidad se hubiera mantenido en la ley, habría sido considerada inconstitucional por el Consejo Constitucional", según este magistrado.

"Siempre dependerá del niño probar que no consintió". La pena por la violación de un menor de 15 años de edad es de 20 años de prisión, subraya. [...] "El texto final hace una confusa referencia al abuso de la "vulnerabilidad" y a la falta de "discernimiento" de la víctima. (...) Corresponderá siempre al niño demostrar que no ha consentido el acto sexual con un adulto", denuncian las asociaciones.

Y más vale que lo denuncien, porque si bien lo hacen lucir un con rostro humano al hacer referencia a los derechos humanos, la realidad es que están tergiversando el concepto de la "presunción de inocencia". La defensa del magistrado citado es una falacia, pues, con una edad límite de consentimiento no se violaría necesariamente este principio, ya que, simplemente se presumiría que el acusado podría ser inocente pero el debate se centraría en determinar si el adulto tuvo o no relaciones sexuales con un menor, NO en el consentimiento de menor, pues tal noción estaría descartada inmediatamente al tratarse de un menor de 15 años.

Fuente: Sott

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente