Portada - Últimas noticias

DAMASCO (Sputnik) — Las fuerzas gubernamentales sirias cortaron las vías de abastecimiento de los terroristas al norte de la gobernación de Hama, cerca de la frontera administrativa de la gobernación de Idlib, comunicó la agencia oficial de noticias SANA.

Los militares sirios además destruyeron unas instalaciones que servían a los francotiradores terroristas como posiciones de fuego contra tropas gubernamentales.

La operación militar, apoyada por la artillería, se desarrolló cerca del poblado de Latamin, situado a 35 kilómetros de la ciudad de Hama.

SANA también comunicó que en la zona de la operación actúan los grupos Yeish Al Izza y Hizb Al Turkistani, aliados de la organización terrorista Frente al Nusra.

Los citados grupos están formados principalmente por mercenarios extranjeros que entran en Siria desde Turquía.

Otro buque ruso viaja a Siria con una gran cantidad de tanques y equipos militares

El Syrian Express continúa funcionando a pleno rendimiento. Un buque de la Marina rusa está actualmente en camino hacia el Puerto de Tartús para entregar otra gran cantidad de suministros militares.

Según YorukIsik, del BosphorusObserver, el barco de desembarco Ropucha clase LSTM Azov 151 ha cruzado el Estrecho del Bósforo y ha entrado en aguas del Mediterráneo.

Isik informa que esta es la sexta vez este año que Ropucha clase LSTM Azov 151 ha viajado a Siria desde Rusia.

El periodista turco agregó que es probable que el buque de la Marina rusa lleve tanques y algunos otros vehículos blindados, ya que está diseñado para desembarcos en la playa y puede transportar al menos 450 toneladas de carga.

Estos nuevos equipos participarán, sin duda, en la próxima ofensiva del Ejército sirio en el norte de la provincia de Hama y la provincia de Idleb.

Grupos armados radicales detienen a decenas de opositores sirios en Idlib y Hama

Los líderes de las formaciones radicales buscan "obstaculizar los procesos de normalización" en Siria, denunció el Centro ruso para la reconciliación de las partes en conflicto.

Decenas de representantes de la oposición siria han sido arrestados en territorios controlados por grupos armados en las provincias de Idlib y Hama, informó en rueda de prensa AlexéiTsigankov, jefe del Centro ruso para la reconciliación de las partes en conflicto en Siria.

Según precisó el Centro, los opositores fueron detenidos por los líderes de los grupos armados ilegales Tahrir al Sham y el Frente de Liberación de Siria.

En opinión de Tsigankov, de esta forma los líderes de las formaciones radicales buscan "obstaculizar los procesos de normalización" en Siria y "frustrar la posibilidad de celebrar negociaciones de paz entre las partes en conflicto para resolver la situación en la zona de distensión de Idlib".

Pakistán se acerca al eje de la resistencia

Los resultados de las elecciones legislativas del 25 de Julio en Pakistán han dado la victoria al partido de ImranKhan, ex campeón de cricket, y que ha prometido “un nuevo Pakistán”. Su victoria ha supuesto un golpe político para EEUU y Arabia Saudí, señalan los analistas políticos.

Khan es el líder del partido Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI). Él ha declarado que su próximo gobierno expandirá sus relaciones con Irán y revisará sus vínculos con EEUU.

“Desgraciadamente, el Partido del Pueblo Pakistaní (PPP) está sometido a la presión de EEUU y no ha podido implementar el proyecto de gaseoducto Irán-Pakistán. Pero el PTI hará todo lo que esté en su mano para importar energía de Irán. El precio del gas iraní es más barato que el precio del gas que compra Pakistán”.

En otra parte de sus declaraciones, él reafirmó que el desarrollo de las relaciones con los países vecinos, en particular Irán, constituye la prioridad de la política exterior de Pakistán. “La promoción de las relaciones con Irán va en interés de Pakistán”, señaló.

“El incremento del comercio con Irán se encuentra igualmente en el orden del día del futuro gobierno, puesto que esta decisión se corresponde con los intereses de Islamabad”, señaló.

Más tarde en sus comentarios, hizo hincapié en que Pakistán podría mediar para amortiguar la tensión entre Irán y Arabia Saudí, cuyas relaciones se han visto empañadas debido a los complots de Israel.

Añadió que Pakistán e Irán comparten muchas afinidades y que pueden desempeñar un papel vital en la solución de los problemas de los países musulmanes, incluida la lucha contra los grupos terroristas, como el Daesh.

A los ojos de ImranKhan, los persistentes desacuerdos entre Irán y Arabia Saudí, así como entre otros países musulmanes, son una conspiración tramada por Occidente y las potencias extranjeras.

“Islamabad y Teherán pueden cooperar para neutralizar estas conspiraciones”, aseguró.

Hay que añadir a ello que Khan está en contra de toda participación pakistaní en la guerra de Yemen.

La subida al poder de Khan tiene lugar además en un momento en el que Arabia Saudí ha perdido a otro aliado, el ex primer ministro de Malasia, NajibRazak, inculpado por delitos de corrupción y que ha acabado en prisión. La subida al poder de MahathirMohamad ha sido un revés político para Riad puesto que el nuevo primer ministro malasio es un firme opositor a la guerra de agresión saudí contra Yemen.

“Trump, un idiota”

“El próximo gobierno pakistaní revisará sus relaciones con Washington y cree que los lazos entre los dos países deberían basarse en intereses comunes y un respeto mutuo”, señaló ImranKhan.

Él ha criticado las políticas “humillantes” de Donald Trump contra su país y ha respondido categóricamente a las críticas de este último, que amenazo con suprimir la ayuda de EEUU a Pakistán y que reprocha a Islamabad el no combatir suficientemente al terrorismo.

“No eres más que un idiota que empuja a Pakistán hacia el extremismo”, señaló.

Khan prestará juramento como nuevo primer ministro el 14 de agosto, día de la Independencia de Pakistán.

Graduado de Oxford, ImranKhan se embarcó en la política en 1996. Hoy, como nuevo primer ministro de Pakistán, quiere cambiar su país y convertirlo en uno de los actores clave en la región. Una tarea que sus antiguos homólogos corruptos no pudieron ni quisieron hacer.

Rusia pide a Turquía que abandone Idlib, Siria, en un mes

Rusia advierte a Turquía que, de seguir su presencia en la provincia siria de Idlib, se enfrentará a ataques de las fuerzas sirias y rusas, según un reporte.

“Si Turquía no abandona Idlib dentro de este plazo específico (un mes), será atacada por el Ejercito de Siria y sus aliados rusos”, señala un artículo publicado este martes en la agencia de noticias rusa RT, en su versión en árabe.

El texto llama a los Gobiernos de Rusia y Turquía a no permitir que se produzcan discrepancias graves entre ambos, de lo contrario, los acuerdos firmados en la reunión de Astaná (capital kazaja) para lograr la paz en Siria, quedarían completamente destruidos.

Critica también que mientras Damasco intenta reunir sus principales fuerzas cerca de las áreas del norte que están en las manos de los grupos terroristas y armados, Ankara está fortaleciendo las posiciones de estas bandas en la provincia noroccidental de Idlib.

El pasado mes de julio, en una conversación telefónica, el mandatario turco, RecepTayyipErdogan, abordó con su homólogo ruso, Vladimir Putin, la situación en Siria, y advirtió de que una ofensiva del Ejército sirio en Idlib pondría en peligro los acuerdos de paz.

Pese a la advertencia de Turquía, el presidente sirio, Bashar al-Asad, prometió recientemente liberar pronto todo el territorio sirio de manos de las bandas takfiríes y armadas, especialmente de Idlib.

En este contexto, en los últimos días, el Ejército sirio ha desplegado varias unidades militares en las inmediaciones de esta provincia noroccidental preparándose para una megaoperación con el objetivo de liberar la zona de los extremistas.

Defensa aérea siria en alerta ante cazas a baja altitud israelíes

La fuerza aérea de Israel ha estado realizando vuelos a lo largo y ancho de la frontera sirio-libanesa, según un informe militar difundido este martes.

Según medios locales sirios, citando a una fuente militar, los aviones de combate israelíes fueron vistos volando desde la gobernación de Nabatieh, en el sur de El Líbano, hacia el valle de La Bekaa, cerca de la frontera con Siria.

Si bien los aviones de guerra israelíes no cruzaron al territorio de Siria, el sistema de defensa aérea del país árabe se puso en alerta máxima, ya que esta es la ruta que Israel suele hacer para atacar instalaciones posiciones gubernamentales y militares.

Además, es conocido que los cazas israelíes realizan estas incursiones en las partes de El Líbano, donde las fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) están más activas.

Dichas incursiones se realizan tanto al norte como en la ciudad fronteriza de Hermel, sita en el valle de La Bekaa, noreste de El Líbano, que también limita con la ciudad siria de Al-Qusayr, donde las fuerzas de Hezbolá que operan contra los terroristas tienen presencia.

Los aviones militares, así como las fuerzas terrestres del régimen ocupador israelí, violan con frecuencia el espacio aéreo de El Líbano, y estas provocaciones aumentan el temor a que se desencadene una nueva guerra en la zona.

En los últimos meses se han incrementado las ofensivas aéreas y los ataques con misiles israelíes contra posiciones del Ejército sirio. Entre estos bombardeos aéreos se pueden mencionar los del pasado mayo contra regiones limítrofes con los ocupados altos del Golán, los alrededores de Damasco (capital siria) y la provincia central de Homs.

Análisis: El fin de los sueños turcos en Siria

Yusuf Fernández

Turquía acaba de realizar una nueva propuesta a Rusia para la reorganización de los grupos armados en Idleb con el fin de impedir una ofensiva allí del Ejército sirio. En realidad, existe el temor en Turquía a que las fuerzas sirias lancen un ataque sobre la última provincia, que está bajo la esfera de influencia turca y donde la oposición pro-turca dispone de una gran infraestructura.

Ankara publicó el domingo 22 de julio un comunicado donde anunció su decisión de multiplicar las patrullas a lo largo de la frontera con Siria, en Idleb, a partir del 3 de agosto.

El gobierno turco añadió que había decidido el envío de equipos militares destinados a sus fuerzas en Siria y el incremento de los dispositivos de seguridad en la frontera siria.

El comunicado de Ankara plantea su inquietud en lo que se refiere a una nueva operación militar del Ejército sirio y de sus aliados contra los grupos armados que operan en Idleb. Turquía ha puesto en guardia contra toda ofensiva del Ejército sirio en Idleb advirtiendo de que esto podría tener consecuencias indeseables en las negociaciones de Astaná.

El Ejército turco ha colocado 12 puestos de observación en Idleb y en Hama en el marco de un acuerdo firmado en el mes de septiembre con Rusia e Irán. Desde estos centros el Ejército turco puede vigilar las zonas de distensión donde el Ejército sirio y los militantes deben respetar las zonas de alto el fuego.

El centro de supervisión más cercano de Turquía se encuentra a 500 metros de la frontera turca y el más alejado está en TallSawwanah, al norte de Hama, a 88 kilómetros de Turquía.

La iniciativa turca prevé la restauración de la electricidad y el agua, la reapertura de los centros que ofrecen servicios vitales, el desbloqueo de la carretera de Alepo a Damasco y la destrucción de los puestos de control y los terraplenes en un camino que une Dar Ta’izzah a Alepo.

Turquía ha pedido a todos los grupos armados que operan principalmente en el norte de Siria y otras regiones que participen en una conferencia general sobre el futuro de Idleb, dados los recientes acontecimientos en el Sur del país. El  Frente al Nusra y la Coalición Nacional Siria se encuentran entre los grupos que tomarán parte en esta conferencia que tendrá lugar a principios de agosto.

Según fuentes cercanas al evento, “Ankara pedirá a todos estos grupos que abandonen sus armas pesadas y semipesadas  y promoverá la formación de un nuevo grupo llamado Ejército Nacional, que estará compuesto por todos los grupos armados”.

Las mismas fuentes reiteran que Turquía tiene la intención de establecer una asociación homogénea de grupos civiles con la misión de proporcionar los servicios necesarios a la población, bajo la supervisión de Ankara.

La realización de este plan turco requeriría meses y mucho esfuerzo y todo esto para que, según su objetivo, el gobierno de Ankara pueda impedir una operación militar ruso-siria en Idleb.

Esta operación de Turquía no tendrá éxito, sin embargo, y puede poner en peligro sus relaciones con Rusia, según Igor Sopotin, analista ruso, que publicó un artículo sobre este tema en el periódico NezavisimayaGazeta. Erdogan y Putin se entrevistaron en los márgenes de la cumbre del BRICS y el conflicto de Siria fue el principal tema del encuentro que también versó sobre las relaciones bilaterales.

Sin embargo, el plan turco va a fracasar por estas razones:

1) Assad lo rechaza y lo ha dejado bien claro, la última vez en una reciente entrevista la pasada semana con periodistas rusos. Erdogan todavía se opone a Assad y apoya a los grupos terroristas en el norte de Siria. Sin embargo, la posición de Assad se ha fortalecido enormemente después de la toma de la Guta Oriental, el Sur de Damasco y el Sur de Siria. Una vez que la campaña en el Sur de Siria quede completada en los próximos días, el foco del Ejército sirio irá dirigido hacia el Norte, es decir, las provincias de Alepo e Idleb.

2) Hay que señalar también que los kurdos sirios, sintiéndose traicionados por EEUU tras el acuerdo entre Turquía y EEUU sobre el control de Manbij, se han vuelto hacia Damasco, adonde una delegación de las Fuerzas Democráticas Sirias, dominada por los kurdos, llegó la pasada semana y poco después, anunció un acuerdo con las autoridades sirias, que incluye la apertura de sedes de las FDS en Damasco, Alepo, Hama y Homs. Un entendimiento entre el Estado sirio y las FDS debilita en extremo la presencia turca en el norte de Siria.

3) El perfil de los terroristas que se encuentran en Idleb hace también muy difícil o incluso imposible cualquier negociación o acuerdo, incluso para los turcos. En primer lugar, la mayoría de ellos pertenecen al Frente al Nusra y otra parte son precisamente los llegados a esta provincia procedentes de otras después de su negativa a aceptar un proceso de reconciliación con el Estado sirio.

3) Otro factor más es el rechazo de la población siria hacia la presencia turca. Los sirios, incluyendo los habitantes de Idleb y el norte de Alepo, no tienen ninguna simpatía hacia Turquía. El colonialismo otomano continúa siendo un hecho vivo en la mente de los sirios y este rechazo popular hace imposible la adopción de medidas por parte de Turquía para detener la próxima ofensiva del Ejército sirio en la región. Este sentimiento se ha reforzado con la actuación del Ejército turco en zonas del norte de Siria, como Afrin, desde el 20 de enero, que ha provocado centenares de muertos y heridos entre la población siria, la destrucción de decenas de pueblos y el desplazamiento de decenas de miles de civiles.

4) Hay que tener en cuenta aquí también el aislamiento de Turquía en el contexto regional, donde sus principales socios son los países que apoyan a Assad, es decir, Rusia e Irán.

5) La debilidad actual de la economía turca y de la lira turca no permite tampoco a Ankara plantearse el entrar en un conflicto abierto con los sirios.

El diario sirio Al Watan ha señalado que los planes de Turquía sufren ya un fracaso y sus amenazas sobre un posible hundimiento del proceso de Astaná no dan miedo al gobierno sirio, que desafió en su día las amenazas de EEUU e Israel antes del inicio de la ofensiva en el frente sur.

Esto no ha impedido las fanfarronadas de los medios turcos. Así por ejemplo, el periódico pro-gubernamental YeniSafak ha ido más allá hablando incluso de un “acuerdo” entre Rusia, Irán y Turquía para confiar la ciudad de Alepo a Turquía para su reconstrucción, una afirmación completamente disparatada y basada en un viejo sueño imperialista otomano. De este modo, Turquía mantiene el discurso de propaganda de mantener Idleb sin abandonar sus sueños sobre Alepo.

Por su parte, el periodista Safuan al Garbi escribió en Al Watan que una gran parte de Alepo e Idleb volverán al seno del Estado rápidamente y sin lucha y que el resto requeriría más esfuerzos.

Él señala que Turquía estará entre los perdedores de la operación siria de Idleb. Ankara pretende retener algunos puntos de la provincia de Alepo e Idleb, pero el Ejército sirio actuará allí y tomará el control y los turcos no podrán hacer nada por impedirlo. Muchos de los terroristas podrían huir hacia Turquía porque no tienen otro lugar al que retirarse.

El gobierno sirio ha logrado entrar en contacto con los grupos armados en Alepo a través de la base rusa de Hamaimim para estupefacción de los turcos que se creían imprescindibles en cualquier contacto o mediación entre dichos grupos y Damasco o Moscú. En realidad, el control turco sobre los terroristas se limita a los sectores más radicales, pero hay otros que están dispuestos a finalizar su lucha para la que no ven ninguna perspectiva.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente