Portada - Últimas noticias

Los secretos de los nuevos aviones de combate F-35 del Reino Unido se han filtrado luego de que se hackeara el perfil de una aviadora británica.

El perfil de una aviadora de la Real Fuerza Aérea británica (RAF, por sus siglas en inglés) en la aplicación de Tinder fue pirateado, permitiendo que un espía, haciéndose pasar por la piloto, contactara a los soldados británicos y revelara detalles sobre el caza F-35 Lightning II, reportó el domingo el diario local Daily Mail.

“En la última semana, un miembro en activo de la RAF tuvo su perfil en línea pirateado. Posteriormente se supo que el perpetrador intentó entonces hacerse amigo de otro miembro en activo de la RAF para aparentemente obtener comentarios y detalles sobre el F-35”, dice un memorando interno de la Fuerza Aérea del Reino Unido.

La nota, sin embargo, señala que como consecuencia del hackeo, se divulgó poca información y que ha entrado en vigor una rápida acción de seguimiento e investigación.

De momento se desconoce los datos del responsable de la piratería, si bien la RAF ha indicado que un poder extranjero podría haber estado involucrado.

Esta piratería informática se produjo semanas después de que el Reino Unido recibiera el 7 de junio sus primeros cuatro aviones F-35 —cada uno con valor de 92 millones de libras—. El Ejército británico planea comprar un total de 138 aviones de combate de la compañía Lockheed Martin de origen estadounidense.

The Daily Mail ha planteado por su parte, la probabilidad de que la sospecha se centre en los servicios de inteligencia de Rusia y China.

Días antes, el jefe del Estado Mayor Conjunto británico, el general Nick Carter, afirmó que Rusia representa una “amenaza en términos de ataques cibernéticos”.

Rusia, por su parte, considera que las acusaciones del Reino Unido sobre la creciente amenaza de ciberataques rusos tienen como objetivo la provocación y, además, son un claro ejemplo de la política de infundios y demagogia que practica el Gobierno de Londres en relación con Moscú.

‘Una espía rusa trabajó 10 años en embajada de EEUU en Moscú’

Un nuevo informe indica que una supuesta espía rusa trabajó durante una década en la embajada de EE.UU. en Moscú antes de ser despedida el año pasado.

La mujer rusa, aún en condición de anonimato, mantuvo reuniones periódicas no autorizadas con miembros del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) —la principal agencia de inteligencia rusa—, cuando trabajaba en la sede diplomática de EE.UU., según informó el jueves el diario británico The Guardian.

Conforma a la revelación periodística, la presunta espía tenía acceso a los sistemas de Intranet y correo electrónico del Servicio Secreto estadounidense, lo que le permitía acceder a datos potencialmente sensibles, incluidas las agendas del presidente y vicepresidente de EE.UU.

En 2016, investigadores de contrainteligencia se dieron cuenta de que en el seno de la embajada de Estados Unidos en Moscú tenían a una espía rusa. La mujer fue despedida el verano de 2017 luego de que el Departamento de Estado norteamericano revocara su autorización de seguridad.

“Suponemos que todos ellos están hablando con el FSB, pero ella les estaba dando mucha más información de la que debería tener”, indica un funcionario consultado por la cadena estadounidense CNN.

Suponemos que todos ellos están hablando con el FSB (Servicio Federal de Seguridad de Rusia), pero ella les estaba dando mucha más información de la que debería tener”, indican un funcionario consultado por la cadena estadounidense CNN, sobre una supuesta espía rusa que trabajó durante una década en la embajada de EE.UU. en Moscú.

Mientras tanto, The Guardian subraya que el Servicio Secreto de EE.UU. intentó ocultar “el fallo de seguridad” dejando ir a la mujer cuando Rusia ordenó la remoción de 750 miembros de la embajada estadounidense durante una disputa diplomática que siguió a acusaciones de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU.

Esta revelación tiene lugar dos semanas después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una reunión con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, presentara su interés de mejorar las relaciones entre Moscú y Washington.

Los servicios de inteligencia estadounidenses afirman que Rusia ayudó al triunfo de Trump en las presidenciales de 2016. Por su parte, Moscú refuta dichas acusaciones y considera que se trata de un invento para deslegitimar al magnate republicano.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente