Portada - Últimas noticias

El embajador de Canadá en Riad ha sido declarado persona non grata y tiene 24 horas para abandonar el reino.

El Ministerio de Exteriores de Arabia Saudita ha declarado persona non grata al embajador de Canadá en Riad. Al diplomático le han dado un plazo de 24 horas para abandonar el país. Al mismo tiempo, el servicio diplomático del país árabe ha convocado a su embajador en Ottawa.

Según informa Saudi Press Agency, la monarquía ha congelado todas las nuevas transacciones comerciales y de inversión que tenía previstas con Canadá.

Las discrepancias entre ambas naciones se deben a la calificación de "activistas de la sociedad civil" a varias personas detenidas en el reino. La exigencia canadiense de ponerlas en libertad fue "sorprendente" para las autoridades sauditas, y se basa en una alegación "incorrecta por completo y contraria a la verdad", sostiene el comunicado emitido por el Ministerio al respecto.

Esta situación "obliga a adoptar una posición firme para disuadir a cualquiera que trate de afectar la soberanía de Arabia Saudita". El servicio diplomático "expresa su rechazo rotundo y categórico sobre la posición del Gobierno de Canadá y confirma su compromiso con la no interferencia en los asuntos internos de otros Estados, inclusive Canadá".

Además, el servicio diplomático afirma que se reserva "el derecho a tomar medidas adicionales".

Arabia Saudí anuncia la congelación de todas las transacciones comerciales con Canadá

MOSCÚ (Sputnik) — Arabia Saudí llamó a consultas a su embajador en Ottawa y dio 24 horas al embajador de Canadá para que abandone Riad, comunicó la agencia de prensa de Arabia Saudí.

De acuerdo a este medio, el Ministerio de Exteriores saudí llamó a consultas a su embajador en Ottawa y declaró persona non grata al embajador de Canadá en Riad, dándole 24 horas para que abandone el país.

Además, Arabia Saudí anunció la congelación de todas las transacciones comerciales y de inversión con Canadá, y se reserva el derecho de emprender otras acciones.

El 2 de augusto, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, declaró sentirse "muy alarmada" por la noticia sobre el encarcelamiento en Arabia Saudí de la activista de derechos humanos Samar Badawi, hermana del bloguero saudí Raif Badawi, y llamó a poner en libertad a los dos.

Raif Badawi, creador del foro digital Red Liberal Saudí, fue arrestado en 2012 por criticar a la Policía religiosa saudí, insultar al Islam, cometer ciberdelitos y desobedecer al padre, considerado un delito en Arabia Saudí.

Badawi cumple una pena de diez años de cárcel.

Bahréin se solidariza con Arabia Saudí frente a la "injerencia" de Canadá

Moscú, 6 ago (Sputnik).- El Reino de Bahréin expresó este lunes su "total solidaridad" con Arabia Saudí y su rechazo a la supuesta intromisión de Canadá en los asuntos internos de Riad.

"El Reino de Bahréin reafirma su plena solidaridad con el Reino de Arabia Saudí frente a cualquier injerencia extranjera en sus asuntos internos, y en contra de cualquiera que trate de menoscabar su soberanía", consta en una declaración emitida por la Cancillería bahreiní.

El documento lamenta la postura de Canadá, rechaza totalmente su intervención en los asuntos saudíes y hace hincapié en la necesidad de respetar las normas internacionales y los acuerdos que rigen las relaciones entre los Estados.

El apoyo a regímenes wahabitas como Arabia Saudita son parte de la agenda imperialista del Reino Unido

El Reino Unido, de una forma u otra, ha apoyado las acciones y políticas del régimen en Arabia Saudita para avanzar en una agenda imperialista, dijo un analista político británico y académico en Londres.

«Es algo impactante que el gobierno del Reino Unido, que supuestamente es democrático, apoye, arme (y) en todos los sentidos apruebe las acciones de tal vez el régimen más autocrático y cruel del mundo, es decir Arabia Saudita», dijo Rodney Shakespeare.

El analista describió a los que dominan el régimen en Riad como «un puñado de cabrones» que apoyan el terrorismo y el takfirismo en otros lugares.

«Ese régimen en particular no es solo la fuente del wahabismo, que es la fuente espiritual y filosófica de los degolladores, sino que también es su fuente financiera », dijo, añadiendo que el Reino Unido insistió en apoyar a los saudíes mientras están involucrados en «un ataque monstruoso contra el pueblo de Yemen».

Shakespeare dijo que Arabia Saudita también actuaba en connivencia con el régimen israelí y toleraba la expansión de Israel en tierras de otros, una política, dijo, que fue dictada por el gobierno controlado por los sionistas en los Estados Unidos y los sionistas en los territorios ocupados. .

Cuestionó el apoyo de Gran Bretaña a Arabia Saudita, incluida su asistencia militar y venta de armas, y dijo que solo unas pocas personas se estaban beneficiando de un apoyo tan masivo al reino.

Shakespeare dijo que «solo unas pocas personas realmente ganan con estas ventas de armas y que ganaríamos en el Reino Unido mucho más si hubiera una distribución de riqueza adecuada en Arabia Saudita y fuera democrática y estuviéramos comerciando con ellas de manera normal».

Dijo que apoyar regímenes como Arabia Saudita era una vieja práctica de la Gran Bretaña imperialista y agregó que un gobierno podría obtener poder en el país que podría cambiar ese orden.

«El verdadero problema es que hay una mente imperial británica a la que le gusta tratar con élites en países autocráticos y usarlos para reprimir a la población local, y así es como funcionaba el Imperio Romano y ahora el Imperio Británico funcionó pero ya está fuera de control«, dijo Shakespeare, y agregó que »estamos apoyando a la escoria y espero que obtengamos un cambio de gobierno que haga algo al respecto «.

Grupos de derechos y activistas han criticado a una importante firma británica de consultoría y contabilidad por su intento de obtener un contrato militar en Arabia Saudita, diciendo que la compañía se convertirá en cómplice de los crímenes cometidos por Arabia Saudita en la guerra contra Yemen.

Price Waterhouse Coopers (PwC) dijo el martes que estaba finalizando un acuerdo con el ejército de Arabia Saudita para modernizar el ejército del reino, según un informe exclusivo de The Guardian.

El acuerdo cubrirá en su primera etapa cuestiones como la contratación, los recursos, la gestión del rendimiento y la planificación estratégica de la fuerza de trabajo, y la forma de gestionar y comunicar el acuerdo.

La compañía, sin embargo, no dijo qué garantías implementará para evitar una participación en una guerra saudí devastadora contra Yemen, que ya ha matado a 15,000 personas, la mayoría de ellas civiles.

Las Naciones Unidas estiman que alrededor de 22 millones de personas en Yemen, alrededor del 80 por ciento de la población en el empobrecido país, necesitan ayuda humanitaria como resultado de tres años de guerra ilegal dirigida por Arabia Saudita.

Muchos han criticado a los países occidentales, especialmente al Reino Unido, por su apoyo militar a Arabia Saudita, diciendo que el reino está usando armas compradas de esos países contra civiles indefensos en Yemen.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS