Portada - Últimas noticias

La época del unilateralismo estadounidense toca a su fin y los intentos de Washington de desestabilizar la región del Asia Occidental no llevarán a nada, señaló el experto en geopolítico ruso y teórico de la unión de Eurasia, Alexander Duguin.

Dugin calificó de “paso importante” la alianza Rusia-Irán-Turquía para el restablecimiento de la paz en la región, y especialmente en Siria. Él declaró que “este triángulo geopolítico ha sabido abortar los complots de las fuerzas imperialistas”.

Irán y Rusia: La inevitable alianza

Duguin ha señalado que las relaciones entre Rusia e Irán no son solo bilaterales: su dimensión y su impacto geoestratégico a la luz de los cambios en las esferas internacional y regional se han acrecentado.

Centrándose en el hecho de que la Unión Euroasiática juega un papel clave en la nueva estrategia en marcha en Oriente Medio, el teórico y asesor político más influyente de Putin dijo que Eurasia cambiará el futuro del mundo porque con la finalización exitosa de los proyectos relacionados con la consolidación de este nuevo polo de poder internacional que es Eurasia, la comunidad internacional experimentará un nuevo orden mundial que será multilateral y que contribuirá al debilitamiento del sistema unipolar dominado por EEUU, que se manifiesta en una injerencia abierta en los asuntos internos de otras naciones.

Duguin reiteró la necesidad de reducir el peso y la influencia de EEUU en el mundo.

Él se refirió a la aparición de nuevos actores en la región, incluido Irán, que en su opinión es uno de los socios más cercanos de Moscú en Eurasia,

“Irán es un aliado estratégico de Rusia en el nuevo orden multipolar y los intereses estratégicos de los dos países en la región de Asia Central van en la misma dirección”, agregó.

Rusia e Irán, garantes del alto el fuego en Siria, continuarán coordinando sus esfuerzos para combatir el terrorismo y resolver el conflicto sirio.

Volviendo al papel clave de la Resistencia en los desarrollos regionales, Duguin enfatizó el potencial militar de cinco ejércitos en la región, a saber, Rusia, Irán, Siria, Iraq y Hezbolá, que provocó, por su cooperación militar coordinada, el fracaso de los grupos armados extremistas activos en la región, que se benefician del apoyo saudí y estadounidense.

Refiriéndose al papel crucial de Hezbolá en los acontecimientos regionales y sirios, el geopolítico ruso dijo que el movimiento de Resistencia libanés se encuentra hoy en una posición de fortaleza, lo que se ha demostrado por los resultados de las recientes elecciones legislativas en Líbano. donde Hezbolá y sus aliados han conseguido la mayoría de los escaños. “La Resistencia libanesa ha reclamado la victoria porque el pueblo libanés ha comprendido la realidad de que la salvaguarda de su integridad territorial está vinculada a la supervivencia de Hezbolá” dijo el consejero político de Putin.

Casi un tercio de los residentes de Estados Unidos creen que habrá una guerra civil en los próximos 5 años

Alrededor de un tercio de los votantes estadounidenses cree que podría librarse otra guerra civil en los Estados Unidos en unos pocos años debido a la violencia política y los problemas de inmigración, según muestra una nueva encuesta.

La encuesta de RasmussenReports encontró que el 31 por ciento de los encuestados cree que es «probable» que Estados Unidos experimente una segunda guerra civil en algún momento de los próximos cinco años, y el 11 por ciento dice que es «muy probable».

Alrededor del 28 por ciento de los encuestados blancos, el 44 por ciento de los afroamericanos y el 36 por ciento de otras minorías se encontraban entre los que expresaron su preocupación por la guerra civil.

La encuesta también encontró que el 59 por ciento de los votantes estadounidenses están preocupados porque los opositores a las políticas del presidente Donald Trump recurrirían a la violencia.

Alrededor del 53 por ciento dijo que estaba preocupado de que la violencia ocurra por parte de los críticos de la cobertura de los medios informativos de Trump. Alrededor de la mitad de los encuestados culpan a Trump por su mala relación con los medios de comunicación.

Los votantes también son más desconfiados de las noticias políticas que están recibiendo de lo que han sido en años.

Desde la elección de Trump en noviembre de 2016, la mayoría de los votantes, el 55 por ciento, cree que Estados Unidos se ha convertido en una nación más dividida.

La encuesta se produce en momentos en que la administración de Trump se enfrenta a una dura reacción contra su política de inmigración de «cero tolerancia» que comenzó a principios de mayo.

La política ha llevado a la separación de más de 2.000 niños de sus padres acusados ​​de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Trump firmó una orden ejecutiva la semana pasada que apuntaba a poner fin a las separaciones familiares mientras mantenía su estricta política de enjuiciar penalmente a los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México.

Las separaciones familiares provocaron una condena generalizada en los Estados Unidos y en el extranjero, incluso dentro del propio Partido Republicano de Trump.

Aunque Trump emitió una orden ejecutiva el 20 de junio para poner fin a las separaciones familiares, contenía «lagunas» y no hizo mucho para solucionar el problema, de acuerdo con la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU).

El mundo 'Trumpiano' cobra fuerza: un exconsejero de EEUU tacha a la OTAN de "obsoleta"

Christian Whiton ejerció de consejero de Estado durante la Administración Bush y durante el Gobierno de Donald Trump. En un artículo para The National Interest, reconoce que a la OTAN ya no le quedan enemigos y que por tanto está obsoleta. Su recomendación: que EEUU pase a centrarse en la región Indo-Pacífica, donde sí tiene rivales.

"Después de que la Alianza se formase en 1949, su primer secretario general, Hastings Ismay, resumió su propósito de manera concisa: 'Para mantener a los rusos fuera, a los estadounidenses dentro y a los alemanes bajo control'", recuerda Whiton en The National Interest.

Por el contexto histórico de entonces se pueden entender sus palabras, pero los tiempos han cambiado y la OTAN está obsoleta. Rusia —ya no la Unión Soviética— ya no representa una amenaza y, desde la caída de la URSS, la Alianza no parece haber hecho mucho.

Si bien es cierto que tras el 11 de septiembre de 2001 la OTAN invocó el Artículo 5 de defensa mutua, el respaldo de los países miembros a la llamada de auxilio estadounidense no acompañó a la teatralidad del momento. En cualquier caso, EEUU no lo necesitaba: invadió Afganistán él solo.

"Hoy, los burócratas de la Alianza y algunos Estados miembros destacan que Rusia representa una amenaza [y presentan a esta] como una razón para mantener viva la organización", destaca. Algo que, a la vez, contrasta con el gasto en defensa de los miembros de la Alianza. De entre los 29 países que forman parte de ella, "solo Estados Unidos se toma en serio" las obligaciones expresadas en el Artículo 3 y gasta aproximada el 3,5% de su PIB —700.000 millones de dólares— en defensa.

El Reino Unido y Polonia son la excepción que confirma la regla y cumplen con el compromiso del 2% que una y otra vez Donald Trump se ha encargado de recordar a los países europeos. Canadá solo se gasta el 1% de su PIB (20.000 millones de dólares) y Alemania un 1,2%.

"La realidad es que no hay un enemigo ruso que sea verdaderamente capaz de representar una amenaza para Occidente. Rusia tiene un millón de uniformados en su Ejército, el segundo más grande del mundo después de EEUU, pero la Unión Europea podría fácilmente permitirse el lujo de igualarlo con sus economías combinadas de 17 billones de dólares, diez veces más que la de Rusia", reflexiona Whiton.

Ahora que en el siglo XXI la OTAN ha dejado de tener razón de ser, lo que debería hacer Trump, prosigue Whiton, es quitarle importancia a la OTAN, reducir los esfuerzos del país en la organización y que el Ejército estadounidense no tenga tanta presencia en las fronteras de Europa del Este bajo el paraguas de la organización.

Ahí ha dejado de existir un enemigo.

"EEUU debe trasladar la mayoría de los recursos que utiliza en Europa y en el Atlántico a la región Indo-Pacífica, donde China e Irán representan amenazas reales para Estados Unidos", recomienda Whiton. Países ajenos hasta ahora a la OTAN.

Reino Unido revela un nuevo plan para reforzar la presencia en el Atlántico Norte para contrarrestar a Rusia

La Marina del Reino Unido está siguiendo el ejemplo de Washington, que reactivó su flota hace dos meses en un intento por contrarrestar lo que consideran el resurgimiento de Rusia.

Se establecerá un nuevo Área Conjunta de Operaciones en el Atlántico Norte, el Almirante Sir Philip Andrew Jones, el Primer Lord del Mar y jefe de personal naval, según declaró a Sky News en una entrevista de televisión. Esto significa que las fuerzas navales y aéreas de guerra del Reino Unido se desplegarán en la zona con mucha más regularidad.

El Primer Lord del Almirantazgo dijo que la acumulación militar en el Atlántico Norte fue impulsada por lo que llamó un «resurgimiento de capacidad y escala que no necesariamente vimos venir hace 10 años», refiriéndose a la Armada rusa.

«Hemos tenido que responder a eso, también es muy moderna, es muy capaz», afirmó.

El almirante Jones describió la movilidad y la capacidad de las embarcaciones rusas como «muy impresionantes». «Claramente han estado invirtiendo en investigación y desarrollo para poder hacer esto», agregó.

El jefe de la Marina Británica citó preocupaciones sobre la capacidad de Rusia para «detectar y trabajar en» cables submarinos de fibra óptica, una vasta red de comunicaciones que apuntala Internet y lleva $ 10 billones en transacciones financieras diarias, según Sky News.

«Tenemos que rastrear lo que están haciendo, tenemos que controlar lo que están haciendo tanto sobre como debajo de la superficie, y buscamos hacer eso», comentó el Almirante Jones.

La medida se produce antes de una cumbre de la OTAN que se realizará en Bruselas esta semana, ya que la alianza enfrenta una creciente presión del presidente estadounidense Donald Trump, quien reiteradamente exhorta a los aliados de Estados Unidos a aumentar sus gastos de defensa.

El gabinete del Reino Unido alienta a los Estados miembros de la OTAN a alcanzar el objetivo del 2% de gasto en defensa

A principios de mayo, la Marina de los EE. UU. también anunció que resucitaría la Segunda Flota para vigilar a los barcos rusos y chinos en la costa este de los EE. UU. y el Atlántico Norte, citando «preocupaciones del entorno de seguridad».

El Atlántico Norte ha visto una serie de enfrentamientos entre el Reino Unido y Rusia en los últimos años. En el último encuentro de enero, la fragata HMS Westminster tuvo la tarea de realizar el seguimiento de cuatro naves rusas que navegaban por el Canal de la Mancha.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente