Portada - Últimas noticias

BERLÍN (Sputnik) — Los Gobiernos de Alemania, Austria e Italia planean unificar esfuerzos para reducir la llegada de refugiados al continente europeo.

"Saludo la buena cooperación que queremos construir entre Roma, Berlín y Viena, una cooperación que favorecerá la reducción de la inmigración ilegal a Europa", dijo el canciller austriaco, Sebastian Kurz, en una rueda de prensa tras reunirse con el ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer.

El encuentro se produce dos días después de terminar el drama de los casi 630 refugiados que permanecían varios días a la deriva en el barco Aquarius en el Mediterráneo.

Finalmente, España ofreció el 11 de junio recibir a la embarcación que había sido rechazada por las autoridades de Italia y Malta.

Kurz defendió la cooperación con Italia y Alemania y es que los refugiados, argumentó, llegan primero a Italia, luego se trasladan a Austria y de aquí algunos van a Alemania.

El canciller insistió en que el objetivo de Austria, que desde el 1 de julio asumirá la presidencia del Consejo de la Unión Europea por medio año, es avanzar en la lucha contra la inmigración ilegal.

Kurz instó también a actualizar el sistema migratorio europeo.

Agregó que varios países comunitarios apoyan la posición de Viena de que los europeos deben decidir quien entra en su país.

El jefe del Gobierno austriaco recordó la crisis de refugiados de 2015 cuando 1,8 millones de personas llegaron a Europa huyendo de los conflictos armados y los problemas económicos en Oriente Medio y África del Norte.

"Es crucial impedir la catástrofe y tomar oportunamente la situación bajo control", apostilló.

Por su parte, el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, confirmó que su país cooperará con Austria e Italia en el marco de la lucha contra "el terrorismo y la inmigración ilegal".

Europa vive la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, provocada principalmente por conflictos armados y problemas económicos en Oriente Medio y África del Norte.

Se estima que durante el año pasado arribaron a Europa más de 172.000 personas vía marítima.

Roma ve inaceptable que París hable de cinismo e irresponsabilidad en el tema del Aquarius

ROMA (Sputnik) — Italia considera inaceptables e injustificadas las declaraciones de Francia sobre el Aquarius, el barco de migrantes que Roma se ha negado a acoger, declaró el ministro de Exteriores italiano, Enzo Moavero.

"El Gobierno italiano considera inaceptables las palabras utilizadas en las declaraciones públicas hechas ayer en París, incluido a nivel gubernamental, sobre la situación del barco Aquarius", indica la nota de la Cancillería italiana.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, reafirmó su rechazo a abrir los puertos del país a la embarcación con 629 inmigrantes a bordo.

Las declaraciones que provocaron la protesta italiana las realizó el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que tachó de "cinismo" e "irresponsabilidad" la negativa de recibir al Aquarius, gestionado por las ONGs Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterráneo.

"El ministro declaró que el Gobierno italiano espera que las autoridades francesas, después de hacer las evaluaciones apropiadas, emprendan rápidamente las iniciativas idóneas para remediar la situación que ha surgido", informó la Cancillería italiana.

Caso Aquarius: Italia cita al embajador francés

ROMA (Sputnik) — El ministro de Exteriores de Italia, Enzo Moavero Milanesi, convocó al embajador francés en Roma, Christian Masset, después de que Francia criticara duramente la negativa de las autoridades italianas a acoger al barco de refugiados Aquarius, comunicó la Cancillería italiana.

Italia no dejó entrar en ningún puerto a la nave con 629 migrantes a bordo, y Malta, país al que se redirigió el barco, también se negó a acogerlo.

A pesar de la negativa, las autoridades italianas enviaron al Aquarius dos buques con alimentos y productos de primera necesidad.

El Gobierno de España anunció el 12 de junio que está dispuesto a acoger el barco, calificando la acogida de "obligación" que ayudará a "evitar una catástrofe humanitaria".

Las declaraciones que han motivado la protesta italiana las realizó el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que tachó de "cinismo" e "irresponsabilidad" la negativa de recibir al Aquarius, gestionado por las oenegés Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée.

Por su parte, el Gobierno italiano afirmó que no aceptará "lecciones hipócritas de países que en el tema de la migración siempre han preferido mirar para otro lado".

Guardiola pagó de su bolsillo la reparación del barco de rescate de la ONG Proactiva Open Arms

El fundador de la ONG asegura que el entrenador catalán abonó los 150.000 euros necesarios para reparar la nave española dedicado al rescate de migrantes.

El exfutbolista y entrenador Pep Guardiola pagó 150.000 euros de su propio dinero para sufragar la reparación del barco de salvamento de la ONG Proactiva Open Arms cuando la nave quedó retenido en Italia, según ha explicado el fundador de Open Arms Fundation, Òscar Camps, a la emisora de radio Rac1.

"Pep nos vino a ver, incluso ha hablado de venir al barco a ayudar. Y no solo él, algunos deportistas también tienen interés en venir a echar una mano", dijo Camps.

La noticia coincide con la decisión del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de ofrecer el puerto de Valencia para recibir al barco Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo que habían sido rescatados por las ONG Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranée, tras el veto de Italia.

El buque Proactiva Open Arms se dedica también al rescate de migrantes en el Mediterráneo.

En palabras del propio Òscar Camps, "proteger la vida humana en el mar debería ser la prioridad absoluta de cualquier cuerpo civil o militar que se precie, llámese Guarda Costas, Salvamento Marítimo o Armada".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente