Portada - Últimas noticias

PRAGA (Sputnik) — El exagente ruso Serguéi Skripal viajó en secreto a Praga en 2012 y se reunió al menos una vez con agentes de los servicios secretos checos en el Reino Unido, escribe el semanario Respekt.

Después de ser amnistiado en 2010 en Rusia se estableció en el Reino Unido donde trabajó con el servicio secreto M16 en la revelación de la red de la inteligencia rusa en el exterior.

Con este fin Londres autorizó encuentros de Skripal con representantes de servicios especiales de países socios, entre ellos la República Checa.

"Al menos una vez, en 2012, Skripal visitó Praga, y aunque estuvo aquí poco tiempo su presencia fue útil para los servicios especiales locales; más tarde agentes checos se reunieron al menos una vez con Skripal en el Reino Unido", dice el texto.

Al mismo tiempo, los servicios especiales checos de ninguna manera relacionan estos hechos con el envenenamiento de Skripal en marzo de 2018.

¿Para qué visitó Skripal Estonia en 2016?

MOSCÚ (Sputnik) — El exagente ruso Serguéi Skripal viajó a Estonia en 2016 para reunirse en secreto con los servicios secretos de ese país, informó el diario The New York Times citando a un alto funcionario cercano a la situación.

La fuente confirmó que "en junio de 2016 el agente ruso se reunió en secreto con cierto grupo de empleados de los servicios de inteligencia aunque no se sabe de qué hablaron".

Agregó que los servicios de inteligencia británicos respaldaron el encuentro.

Las fuentes relatan con precaución el viaje de Skripal a Estonia y un funcionario declaró que se trata de "información muy sensible".

Asimismo, el rotativo confirmó los datos del semanario Respekt sobre el encuentro secreto que mantuvo Skripal con los servicios secretos checos en el Reino Unido en 2012.

Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia de ciudadanía rusa, fueron hallados a principios de marzo inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, el Gobierno británico responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento de los Skripal.

Londres se niega a cooperar con Rusia para investigar el caso y no permite que sus diplomáticos visiten a las víctimas.

Moscú rechaza las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y sigue reclamando acceso a las pruebas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente