Portada - Últimas noticias

alt

En una entrevista a Sputnik, Petr Hampl, sociólogo y director ejecutivo de una compañía checa de estudios civilizatorios, ha hablado sobre el feminismo en la República Checa y en el mundo en general, y ha aclarado las contradicciones acerca de este movimiento.

Según el Índice de Competitividad Global, la República Checa ocupa el puesto 77 en cuando a la desigualdad de género, quedándose detrás de Polonia, Ucrania y Rusia. Al mismo tiempo, en este país se llevan a cabo muchas acciones para promover la igualdad entre hombres y mujeres. Por ejemplo, recientemente se ha creado un servicio de taxis y vagones de tren exclusivamente para mujeres. Así que uno puede quedarse con una impresión bastante contradictoria en cuanto a la situación del movimiento feminista en la República Checa.

Para añadir un poco de claridad a la cuestión, el sociólogo checo comentó la llamada "locura feminista", y cómo está afectando a la sociedad del país. Según relató el experto, "si alguien crea un servicio de taxi para mujeres y hay interés en él, ¿para qué vamos a obstaculizarlo? Al fin y al cabo, hay gimnasios para mujeres que no le molestan a nadie. Pero si estas iniciativas se llevan a cabo con dinero público, cabría cuestionarlo, pero no podemos afirmar que sea un gran problema".

Sin embargo, el experto subrayó que el nombre de la "locura feminista" tiene sus fundamentos. Se trata de que los extremistas partidarios del movimiento ocupen puestos clave en el Gobierno, en las universidades, en varios ministerios, etc. Como consecuencia, ellos interfieren en las vidas de los ciudadanos para crear una apariencia de estar llevando a cabo acciones feministas, y así poder pedir más dinero.

Además, prácticamente han eliminado el debate libre, por lo que está prohibido hablar de problemas reales. Por ejemplo, el sociólogo checo afirmó que "no se puede hablar sobre el sistema educativo, donde miles de chicos talentosos con excelentes conocimientos y buenas aptitudes se ven 'apartados' de un sistema educativo adaptado para las chicas". Hampl subrayó que es un problema social de enorme importancia que no se resuelve por estar silenciado debido a la locura feminista.

El experto también explicó por qué el movimiento feminista moderno se ha convertido "en una auténtica locura". Hampl apuntó que dicho movimiento no se ocupa de ningún problema en particular, señalando que es la Policía la que se ocupa de la violencia doméstica y que ya no existe tal cosa como las diferencias salariales.

"Cuando no hay problemas reales, no queda más que inventarse toda clase de temas y problemas absurdos", apuntó.

Esto significa que el único verdadero objetivo de las feministas es obtener subvenciones y crear artificialmente puestos de trabajo.

Al comentar el débil desarrollo del movimiento #meeto para denunciar el acoso sexual en la República Checa en comparación con EEUU, el experto sociólogo checo ha mencionado un factor del que pocos hablan.

"La mayoría de las mujeres checas tienen una alta autoestima y son atractivas. Por otra parte, son las mujeres acomplejadas, las que se creen feas, las que son más propensas al movimiento feminista. Otro factor que contribuye al desarrollo del feminismo es un bajo cociente de inteligencia".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS