Portada - Últimas noticias

Los expertos advierten sobre una catástrofe que podría sacudir la economía mundial. Entre las señales alarmantes destacan las guerras comerciales, nuevas tarifas, el aumento de los tipos —tasas— de interés y la caída de las ventas minoristas.

Los economistas opinan que los grandes bancos y los Gobiernos ya vislumbran la próxima 'catástrofe' y se dedican a acumular dinero físico.

Según el director ejecutivo de First Majestic Silver y First Mining Gold, Keith Neumeyer, los carteles siguen manipulando los precios de los metales preciosos y ahorran oro y plata.

El empresario indica que las inversiones en oro resultarán satisfactorias cualquiera que sea la situación del mercado.

Al mismo tiempo, el financista subraya que los precios de oro están aumentando y los Gobiernos continuarán imprimiendo dinero en exceso. El economista supone que para finales de año nos enfrentaremos a un aumento extremadamente rápido del precio del oro, que podría duplicarse.

Mientras tanto, los Gobiernos se verán obligados a lidiar con sus deudas externas, que han alcanzado máximos sin precedentes, según añade Neumeyer.

El analista opina que algunos Gobiernos, incluidos los de Rusia y China, se dan cuenta de la próxima catástrofe económica y por eso aumentan sus reservas de oro.

Los especialistas destacan también que, durante los últimos 10 años, los analistas financieros y los grandes bancos no pusieron el foco en la inversión en oro y plata.

Sin embargo, ahora los economistas coinciden en que los metales preciosos son una inversión segura, concluye Neumeyer.

Rusia y China deben abandonar el dólar y el euro en el comercio

Rusia y China han intentado constantemente reducir su dependencia del dólar estadounidense y las decisiones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos y la Reserva Federal, en un intento por equilibrar los flujos de comercio y pagos transfronterizos.

Moscú y Pekín deberían intensificar su cooperación financiera y pasar a las transacciones en sus monedas nacionales para minimizar el impacto de las sanciones occidentales, dijo Zhou Liqun, presidente de la Unión de Empresarios Chinos en Rusia.

Zhou Liqun cree que las sanciones de Estados Unidos y Europa han dado a Rusia y China la oportunidad de aumentar su comercio y otra cooperación económica.

«Hay sanciones y hay problemas, por supuesto, pero también hay esperanza y oportunidad», dijo Zhou.

Añadió que, aunque muchas empresas en Rusia y China tenían problemas con los pagos, las compras y las ventas, políticamente las sanciones podrían ayudar a acercar a los dos países.

«Nuestros líderes deberían buscar formas de mejorar las relaciones bilaterales y aumentar la cooperación, especialmente en finanzas. ¿Por qué hacer pagos en dólares o euros? ¿Por qué no en rublos y el yuan? «, Dijo Zhou Li al Sputnik al margen de una conferencia ruso-china organizada por el club internacional de discusión Valdai en Shanghai.

Rusia y China han ido abandonando gradualmente el dólar y el euro en su comercio bilateral con el nueve por ciento de los pagos de las importaciones rusas a China en 2017 en rublos y las empresas rusas que pagan el 15 por ciento de las importaciones chinas en yuanes.
Hace solo tres años, las cifras eran dos y nueve por ciento, respectivamente.

A principios de este mes, Estados Unidos reveló un nuevo lote de sanciones contra Rusia que apuntan a varios empresarios, compañías, bancos y varios altos funcionarios.

OK, ¿Dólar? Rusia estudia comercio con China e Irán en monedas nacionales
Sus activos en los EE. UU. Serán congelados y los estadounidenses tendrán prohibido hacer negocios con las firmas rusas incluidas en la lista negra.

Moscú dijo que se reserva el derecho de responder a las nuevas sanciones de EE. UU. Y puede revisar los acuerdos comerciales y proporcionará apoyo a las compañías que fueron blanco de la nueva ronda de sanciones de Estados Unidos.

¿Nepotismo? Rothschild nombra al sucesor de su imperio mundial

alt

La junta directiva del holding financiero Rothschild & Co ha nombrado a Alexander de Rothschild como el máximo administrador del banco de inversión, en lugar de su padre David de Rothschild.

El liderazgo de la casa bancaria ahora es reemplazado por la séptima generación de los Rothschild. David de Rothschild, de 75 años, se convertirá en presidente del consejo de supervisión en la junta de accionistas del 17 de mayo, dijo la compañía el martes.

Alexander, de 37 años, se unió a la empresa familiar hace diez años para centrarse en la división comercial y bancaria después de trabajar en otras firmas financieras.

Bajo la dirección de su padre, el banco cambió su estructura corporativa al unir sus unidades francesas y británicas para crear Paris Orleans SA, una empresa parisina que pasó a llamarse Rothschild & Co en 2015. Recientemente, el prestamista ha tratado de expandir sus operaciones en el país. Estados Unidos.

«Alexander, con sus 15 años de experiencia, demostró un profundo conocimiento de todas nuestras empresas y su capacidad para construir relaciones», dijo David de Rothschild en un comunicado. «Creo que quienes hacen que nuestra empresa tenga tanto éxito están igual de satisfechos con la continuidad familiar al frente de la empresa, como yo. »

El presidente entrante de Rothschild opta por su presencia en EEUU

El nuevo presidente del banco de inversión franco-británico se muestra dispuesto a incrementar la presencia del grupo en Estados Unidos.

"Nuestro negocio es muy sólido en este momento, por lo que se trata más de una evolución que de una transformación que se hace coincidiendo con el nombramiento", explicó el dirigente entrante, Alexandre de Rothschild.

El banquero va a sustituir a su padre, David de Rothschild, en el mes de mayo. A su vez, Rothschild padre presidirá el consejo supervisor del banco.

El cambio coincide con dos procesos. Por una parte, el banco se enfrentará con una mayor competencia en Francia, por otra, con un posible cambio de ciclo en las fusiones y adquisiciones (M&A), tras superar los tres billones de dólares durante cuatro años consecutivos.

"En Rothschild, los socios siempre han hecho piña en torno a la carismática figura de David. Alexandre va a heredar un negocio que está en la cúspide en este momento. Cuando el mercado cambie, tendrá que hacer un esfuerzo por mantener la cohesión y los sueldos de los socios", explicó un banquero, citado por el medio Expansión.

En cuanto a los objetivos que se plantea el nuevo dirigente, cabe mencionar que planea ampliar la gestión de activos, de patrimonio y banca comercial y dedicarse a las compras selectivas.

Además, Alexandre de Rothschild tiene previsto fortalecer la presencia del banco en EEUU. La organización tiene oficinas en Nueva York ya hace 70 años, pero su colaboración de momento no es muy estrecha.

"Seguramente hayamos cometido errores en EEUU en el pasado y, dado que en nuestra cultura intentamos una estrategia durante cierto tiempo, hemos tardado más en corregir esos errores", comentó el ejecutivo.

Al mismo tiempo, el presidente entrante admitió que para la empresa resultará difícil competir en Estados Unidos debido a la abundancia de bancos grandes.

Rothschild & Co. es el holding financiero que agrupa todos los intereses bancarios de la familia y abarca la banca de inversión, la banca corporativa, su capital privado, la administración de sus activos y los servicios de banca privada. Sus ingresos en el último semestre llegaron a los 852 millones de euros —1.050 millones de dólares—.

La empresa tiene aproximadamente 2.800 empleados repartidos en 40 países, según informa su sitio web.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS