Portada - Últimas noticias

Los medios pesebreros de la OTAN en Occidente repiten como cacatúas las consignas de desinformación de sus dueños y patrones, intentando con ello engañar a una opinión pública que cada vez les cree menos. Obvian las versiones de uno de los lados, practican la desmemoria con la historia reciente de Oriente Medio, se niegan a ver las informaciones que llegan por medios independientes o las imágenes que se publican en la red, la ausencia de análisis solo es superada por la monserga de una pandilla de enchufados que repiten los mantras de siempre para justificar las acciones criminales de las potencias atlantistas en cualquier parte del mundo.

En medio de toda esta mugre a la que llaman pomposamente “mundo libre”, “comunidad internacional” y demás mitemas con los que buscan esconder la miseria del pensamiento occidental, el ridículo de sus líderes alcanza cotas esperpénticas… “misión cumplida” ha dicho el oligofrénico que habita en el manicomio de la Casa Blanca, y no vamos a repetir las insensateces de los representantes de la reina vieja y decrépita de Londres o del pijo repugnante que babosea su veneno de sicario de la oligarquía en los salones de París… De los demás vasallos de la UE, Canadá o las tiranías del Golfo no hay nada que decir, cualquier lector tiene su opinión bien formada.

La resaca de la “valerosa” acción sobre Siria nos deja un único diagnóstico: Los ataques de EEUU, Francia y el Reino Unido del 14 de abril contra Siria formaron parte de un gesto simbólico dirigido contra el presidente sirio Bashar Asad, como opina el periodista ruso Maxim Yusin.

Los ataques permitieron a todas las partes 'salvar la cara' y fueron incapaces de cambiar el curso de la guerra en Siria, en la que las tropas gubernamentales van ganando, escribe Maxim Yusin en su artículo para el periódico ruso Kommersant.

Tras una serie de declaraciones y promesas altisonantes de los últimos días por parte de los líderes de EEUU, Francia y el Reino Unido, finalmente fue imposible evitar que atacaran el país árabe.

"Si no hubieran atacado Siria, los políticos que estigmatizaron el supuesto ataque químico en Duma y que determinaron de forma irrefutable que las autoridades sirias habían sido los únicos responsables habrían sufrido una insoportable pérdida de reputación", enfatiza el autor del artículo.

El periodista considera que ante esta situación EEUU, Francia y el Reino Unido no querían esperar a la llegada de una comisión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas a Duma. Se les agotaba el tiempo para atacar Siria.

"Sin embargo, tras hacerlo, los líderes de EEUU, Francia y el Reino Unido pudieron salvar la cara. Habían prometido castigar al régimen sirio por el uso de armas químicas contra su propia población y cumplieron con sus promesas", recalca Yusin.

Lo más importante, según el periodista, es el hecho de que no se produjera una confrontación directa con Rusia.

"Las instalaciones militares de Rusia en Siria no eran el blanco de los ataques. Como resultado, el enfrentamiento se limitó a los países occidentales y Siria", menciona Yusin.

Los líderes del trío que lanzó los ataques no eran los únicos que pudieron defender su reputación con la intervención. Damasco también tuvo la oportunidad de no quedar mal, opina el autor del artículo. A este respecto Yusin recuerda que las tropas gubernamentales declararon que sus sistemas de defensa antiaérea habían derribado la mayor parte de los misiles lanzados contra Siria.

El experto destaca que los bombardeos fueron puramente simbólicos, a pesar de ser más potentes que los ataques que EEUU lanzó en 2017 contra la base de Shairat.

"Entre las opciones barajadas por la Administración Trump había escenarios más peligrosos para Damasco: ataques masivos y duraderos, cuyo objetivo era infligir el mayor daño posible a la maquinaria de guerra de Bashar Asad, cambiar el curso del conflicto y evitar que el Gobierno sirio ganara la guerra. Vemos que finalmente este escenario fue descartado", resume el autor del artículo.

La OTAN “comenta” el ataque de EEUU y sus aliados a Siria

BRUSELAS (Sputnik) — Una vez más se demuestra la ausencia de vida inteligente en la OTAN. Todos los miembros de la banda colonialista OTAN apoyaron la operación militar de EEUU, Reino Unido y Francia en Siria, declaró el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

Stoltenberg declaró que considera poco probable que los ataques de EEUU y sus aliados minen los esfuerzos por la solución política en Siria.

Stoltenberg no cree que los ataques de EEUU y sus aliados minen los esfuerzos por la solución política en Siria.

Reiteró que apoya plenamente los esfuerzos de la ONU "encaminados a lograr una solución política en Siria" y enfatizó que no es posible resolver la crisis siria por la fuerza.

Stoltenberg indicó también que la OTAN aplaude el trabajo de la OPAQ en Siria, cuya misión arribó el 14 de abril a Damasco para comenzar la investigación del presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma.

Al hombre se le olvidó decir algo sobre los palestinos masacrados en Gaza, los niños del Yemen, las violaciones del alto el fuego en Donbass, las provocaciones a China,… es que no puede con todo…

El gobierno italiano puso un poco de dignidad en Europa, mientras el español volvió a ser la mugre y la ignominia vendepatrias

El primer ministro de la República italiana, Paolo Gentiloni, enfatizó que Roma no ha permitido que se ataque a Siria desde su territorio, así lo declaró tras los bombardeos que Estados Unidos, el Reino Unido y Francia realizaron contra el país árabe.

"Nuestra alianza con Washington es muy fuerte y especial, pero en este momento en particular insistimos y aclaramos que el apoyo logístico que tradicionalmente brindamos a los aliados y a EEUU no quiere decir que los golpes aéreos se puedan realizar desde nuestro territorio", dijo Gentiloni.

Así, el primer ministro italiano reiteró que las bases italianas de Sigonella y Aviano no fueron utilizadas directamente para el bombardeo de Damasco y Homs el 14 de abril.

También recalcó que no es posible resolver el conflicto a través de la vía militar y recordó a los aliados la importancia de "evitar cualquier tipo de escalada de este tipo".

"No es el momento de escalar el enfrentamiento, ha llegado el momento de que la diplomacia le otorgue a Siria democracia y pluralismo después de siete años de un horrible conflicto", señaló Gentiloni.

Anteriormente, el senador italiano Matteo Salvini, líder del partido Liga del Norte y candidato a primer ministro, condenó el ataque aéreo por parte de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia.

"Todavía están buscando las 'armas químicas' de Saddam, todavía estamos pagando la locura de la guerra de Libia y alguien, con el dedo en el gatillo, está insistiendo en el uso de 'misiles inteligentes', ayudando así a los terroristas islamistas, que casi han sido derrotados. Locura total, hay que detenerse", escribió el político en su cuenta de Facebook.

Dos cazas y un buque de EEUU atacaron Siria desde bases en España

Un destructor y dos aviones estadounidenses, desplegados y operativos en bases permanentes de EE.UU. en el territorio español, participaron en la ofensiva militar de Washington, París y Londres contra Siria, según confirmó el sábado el Ministerio de Defensa de España.

El USS Donald Cook, uno de los cuatro destructores estadounidenses desplegados en la base naval de Rota, situada en la provincia sureña de Cádiz, había iniciado operaciones rutinarias en el mar Mediterráneo, muy cerca de las costas chipriotas, semanas antes de que se produjera el ataque occidental contra Siria.

Estados Unidos, junto a dos de sus aliados, lanzó la noche del viernes al sábado una ofensiva contra instalaciones militares sirias pretextando un ataque de las fuerzas gubernamentales de Damasco con armas químicas en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental, pese a que el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, había rechazado toda implicación en ese incidente.

Conforme a la publicación especializada USNI News, el destructor disparó decenas de misiles de crucero modelo Tomahawk desde las aguas del Mediterráneo contra el territorio sirio.

En abril de 2017, este mismo buque ya participó en otro asalto, junto con el destructor USS Porter, también con base en Rota, cuando Washington decidió lanzar un ataque contra el aeródromo del Ejército sirio de Al-Shairat, en Homs, esta vez con la escusa de que desde esta base se lanzó otro supuesto ataque químico contra la ciudad de Jan Sheijun (en Idlib), con un saldo de 86 muertos.

En cuanto al despliegue aéreo, EE.UU. ha contado con el apoyo logístico de dos aviones de aprovisionamiento en vuelo tipo KC-130 de la Fuerza Aérea estadounidense, con base en Zaragoza, en el noreste de España.

Tras conocerse la ofensiva militar, los dirigentes de las formaciones políticas españolas Podemos y Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, respectivamente, se expresaron contrarios al ataque liderado por EE.UU. contra Siria, tachándolo de un acto ‘ilegal’, y abogaron por una solución dialogada a la crisis siria.

Mientras tanto, países como Rusia, Irán, Bolivia y Venezuela, entre otros, condenaron esta acometida apuntando que se llevó a cabo sin contar con el aval del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y poco antes de que los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) empezasen sus trabajos in situ para reunir pruebas acerca del ataque químico no confirmado en Duma.

Siria: "Si sabían la ubicación de las fábricas químicas, ¿por qué no se lo dijeron a la OPAQ?"

El representante de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, ha denunciado que los ataques lanzados contra Siria son "otro mensaje a los terroristas" que los va a animar para usar armas químicas en sus ataques futuros.

"Mis homólogos de Francia, EE.UU. y el Reino Unido decían que han bombardeado centros de producción de sustancias químicas en Siria. Si los Gobiernos de estos tres países conocían la ubicación de los centros de producción que según ellos han bombardeado, ¿por qué no compartieron esta información con la OPAQ?", ha preguntado el representante de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, en una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad convocada por Rusia.

Jaafari ha precisado que un grupo de expertos de la OPAQ ya ha llegado a Damasco, donde va a reunirse con las autoridades sirias. "Mi Gobierno va a dar su pleno apoyo a esta delegación para que pueda llevar a cabo su misión", ha enfatizado el representante de la República Árabe.

Por otra parte, el representante de Siria ha resaltado que el edificio del centro de investigación en Barzeh que fue bombardeado había sido visitado por los inspectores de la OPAQ el año pasado. Entonces se estableció "que Siria había cumplido sus compromisos ante la OPAQ y que no había rastros de sustancias químicas en estas instalaciones". "Si los expertos de la OPAQ nos enviaron un documento oficial el año pasado en el que se decía y se daba testimonio de que el centro no se utilizaba para una actividad que pudiera contravenir nuestras obligaciones en el marco de la OPAQ, ¿cómo se puede conciliar esto con las acusaciones que se han presentado?", ha preguntado Jaafari.

Al mismo tiempo, Jaafari ha denunciado que los ataques lanzados contra Siria son "otro mensaje a los terroristas" que los va a animar para usar armas químicas en sus ataques futuros.

Asimismo, ha afirmado que la agresión occidental "no impedirá que el pueblo sirio decida su propio futuro político".

EE.UU., Reino Unido y Francia han decidido bombardear Siria la madrugada del 14 de abril en respuesta al supuesto ataque químico llevado a cabo la semana pasada en la ciudad de Duma (Guta Oriental), del que Occidente acusa al Gobierno de Bashar al Assad sin tener ninguna prueba. El Estado Mayor ruso informó que los sistemas antiaéreos sirios interceptaron 71 de los 103 misiles lanzados.

Bolivia: No se puede combatir la supuesta violación del derecho internacional violándolo

El embajador de Bolivia ante la ONU ha recordado que "toda acción unilateral es contraria a la carta de la ONU".

Rusia ha convocado este sábado una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU tras las acciones militares contra Siria que emprendieron EE.UU., Reino Unido y Francia en respuesta al supuesto ataque químico llevado a cabo la semana pasada en la ciudad de Duma (Guta Oriental), del que Occidente acusa al Gobierno de Bashar al Assad sin tener ninguna prueba.

"Hoy es un día oscuro en la historia de este Consejo. Tres miembros permanentes han tomado la decisión de, violando la Carta de las Naciones Unidas, tomar acciones unilaterales", ha lamentado el embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, y ha agregado que Bolivia "rechaza el uso o la amenaza del uso de la fuerza".

"No se puede combatir la supuesta violación del derecho internacional con la violación del derecho internacional", ha asegurado Llorenti, quien ha agregado que "Bolivia continúa exigiendo una investigación transparente e imparcial" de los supuestos ataques químicos.

"Lo que hemos visto en las últimas horas es un ataque contra la misión de búsqueda de los hechos desplegada por la OPAQ, la cual no ha podido desplegar los trabajos que tenía programados para hoy", ha recordado el diplomático.

"Es un ataque contra este Consejo y contra su tarea principal del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales", sentenció LLorenti.

"Se creen por encima de la ley"

Según Llorenti, toda acción debe ser autorizada por el Consejo de Seguridad. "Las acciones unilaterales no solo responden a intereses específicos, sino que son medidas imperialistas. Los imperios (...) se creen moralmente superiores al resto del mundo, se creen excepcionales e indispensables. Se creen por encima de la ley, del derecho internacional", ha sostenido el embajador boliviano.

El objetivo de "quienes utilizan unilateralmente la fuerza" no es "avanzar la democracia y libertad", sino "expandir su poder y su dominación", ha indicado el diplomático boliviano.

"No nos cansaremos de recordar los sucesos en Irak de 2003 y en Libia, en 2011". LLorenti encuentra sorprendente que "los miembros permanentes [del Consejo de Seguridad] dejen de lado a la ONU cuando les conviene". Además, opina que "exprimen al multilateralismo hasta que no les sirve y luego lo desechan".

No nos cansaremos de recordar los sucesos en Irak de 2003 y en Libia, en 2011

"Esos miembros permanentes que han utilizado la fuerza hace pocas horas, ¿cuánto dinero han invertido en armar y entrenar a los grupos armados en Siria? ¿Detrás de qué recursos naturales están? ¿Con qué autoridad moral podrán hablar de la Carta de las Naciones Unidas en otros casos?", se ha preguntado Sacha Llorenti, quien ha valorado el reciente reconocimiento de Jerusalán como capital de Israel por parte de EE.UU. como otro ejemplo de "falta de respeto al derecho internacional".

"¿Quiénes son los que venden armas a quienes bombardean a los civiles en Yemen? ¿Quiénes han rechazado el acuerdo de París sobre el cambio climático? (...) ¿Quiénes son los que contruyen muros?", ha continiado el diplomático y ha aseverado que "estamos viviendo las consecuencias, sobre todo en Oriente Medio, de los estragos provocados por algunas potencias hace más de un siglo y su desprecio por el derecho internacional".

"Tienen armas nucleares y también un desdén por el derecho internacional"

Nikki Haley, representante permanente de EE.UU. ante la ONU, ha destacado que EE.UU. está "listo para disparar" en caso de nuevos ataques químicos en Siria. "Escuchamos sus palabras con mucha preocupación y mucha tristeza", ha respondido Llorenti. "Sabemos que tienen portaviones, (...) misiles 'inteligentes' y un arsenal de armas nucleares. Y también tienen desdén por el derecho internacional. Pero nosotros tenemos esto, los principios y los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y al final, (...) estos principios van a prevalecer", ha concluido el embajador de Bolivia.

"Su arrogancia es peligrosa": China, preocupada por cómo EEUU provoca a Rusia en Siria

Pekín ha rechazado categóricamente los ataques aéreos llevados a cabo por Estados Unidos y sus aliados en contra de Siria.

De acuerdo con el periódico Global Times, afín al Gobierno chino, el ataque de Washington contra Siria, donde hay tropas rusas estacionadas, "constituye un serio desprecio por las capacidades militares y la dignidad política de Rusia".

El presidente de EEUU, Donald Trump, le pidió a Rusia, una de las principales potencias nucleares del mundo, que abandonara su "sendero oscuro", como si regañara a un niño, sostiene el medio. Curiosamente, Washington parece haberse vuelto adicto a burlarse de Rusia de esta manera, de acuerdo con el rotativo.

"Rusia es capaz de lanzar un ataque destructivo de venganza contra Occidente. Que Occidente provoque a Rusia de esta manera es irresponsable para la paz mundial. Los países occidentales continúan acosando a Rusia, pero aparentemente no temen un posible contrataque. Su arrogancia es peligrosa", afirma.

China, junto con Bolivia, fueron los únicos en apoyar la resolución rusa sobre el ataque que EEUU y sus aliados realizaron contra Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El analista militar residenciado en Pekín Li Jie considera que su país debería apoyar a Rusia a medida que aumenten las tensiones entre China y Estados Unidos.

"En este caso, creo que Pekín debe mantenerse firme con Moscú sobre Siria. Es poco probable que China envíe tropas a Siria, pero está en la misma línea que Rusia respecto a cuestiones como apoyar al Gobierno sirio", señaló Li Jie a South China Morning Post.

Por su parte, Li Weijian, especialista en Oriente Medio y director del Instituto de Política Exterior de la Academia de Estudios Internacionales de Shanghái, aseguró que China ha estado trabajando silenciosamente en resolver la crisis siria.

"Pekín ha estado tratando de mediar entre EEUU y Rusia. Pekín tiene buenas relaciones tanto con el Gobierno sirio como con los partidos moderados de la oposición", destacó Li Weijian.

No obstante, no cree que estos bombardeos lleguen a iniciar un conflicto a gran escala. "Ataques similares ocurrieron en abril pasado bajo un pretexto similar", recordó.

Haaretz: Ataque de EEUU a Siria fue una victoria para Al-Asad

El ataque de EE.UU., Francia y el Reino Unido a Siria fue “un fracaso para la coalición liderada por Washington y una victoria para el Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad”, ya que desveló la postura engañosa del Occidente hacia Damasco, escribe el diario israelí Haaretz.

“El presidente sirio, Bashar al-Asad, ya ha logrado otra victoria en la batalla por los corazones y las mentes de su propio pueblo y por el apoyo de todo el mundo árabe. En este contexto, el ataque de EE.UU., Gran Bretaña y Francia a las instalaciones militares en Siria fue un fracaso para la coalición liderada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y una victoria para Al-Asad”, escribe Jack Khoury en un editorial publicado este domingo en Haaretz.

Washington, Londres y París emprendieron una agresión militar la madrugada del sábado contra múltiples lugares en Siria acusando, sin prueba alguna, al Gobierno de Damasco de llevar a cabo un presunto ataque con armas químicas en una zona rebelde de Guta Oriental, cerca de la capital, algo que desmintió el Ejecutivo sirio.

El artículo señala que la “agresión tripartita” realizada contra Siria trajo a la mente de la comunidad árabe la ofensiva que perpetraron Francia, Israel y el Reino Unido en 1956 contra Egipto por la decisión del entonces presidente egipcio, Yamal Abdel Naser, para nacionalizar el canal de Suez.

“La firmeza de la nación egipcia, junto con el apoyo de la Unión Soviética, le dio a Naser una enorme victoria política que le convirtió en una figura popular en todo el mundo árabe y en muchos Estados de América Latina y Asia. La narrativa era entonces clara: una victoria del nacionalismo árabe contra las potencias colonialistas e imperialistas que inspiró a las naciones que luchan por la libertad y la independencia política y económica”, se lee en el texto.

Khoury, analista político y corresponsal de Haaretz, dice que el Occidente, encabezado por EE.UU., no puede justificar sus ataques a Siria con meras excusas de impedir una supuesta matanza de los civiles sirios a manos de su gobierno, mientras ha cerrado los ojos ante el derramamiento de sangre de civiles en Yemen.

“Si bien se enorgullece de su defensa de los derechos humanos y los valores universales, el Occidente no ha hecho nada para detener la matanza continua en Yemen. Trump continúa extendiendo su apoyo incondicional a la conducta de Israel hacia el pueblo palestino”, precisa el artículo.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ya ha logrado otra victoria en la batalla por los corazones y las mentes de su propio pueblo y por el apoyo de todo el mundo árabe. En este contexto, el ataque de EE.UU., Gran Bretaña y Francia a las instalaciones militares en Siria fue más un fracaso para la coalición liderada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y una victoria para Al-Asad”, escribe Jack Khoury en un editorial publicado en Haaretz.

El texto señala que si el objetivo de EE.UU. y sus aliados occidentales es “defender los derechos humanos, también deben prestar atención a los regímenes de Arabia Saudí y del resto de los Estados (árabes) del Golfo” Pérsico.

La sangre del pueblo sirio no es diferente a la de los yemeníes o los palestinos”, subraya el documento, que critica al Occidente por tener un “doble rasero” respecto a los derechos humanos y los acontecimientos del Oriente Medio.

Khoury critica a Trump y a sus socios porque sólo “se preocupan por sus propios intereses y los de sus aliados ricos en el Golfo (Pérsico), y no por el pueblo sirio”.

El analista continúa diciendo que “cualquiera que busque un mundo más justo y racional debe abordar primero el problema más antiguo del Oriente Medio, (es decir) la necesidad de dar a los palestinos un Estado independiente”.

Experto egipcio revela el aspecto positivo del ataque contra Siria

Las acciones exitosas de la defensa aérea siria para repeler los ataques de Estados Unidos y sus aliados van a influir de un modo positivo en la moral del Ejército sirio. Así lo cree el experto militar egipcio Gamal Mazlum, exdirector del Centro de Investigaciones de la Academia Militar Gamal Abdel Nasser.

"Sin lugar a dudas la declaración de que los sistemas de defensa aérea sirios lograron repeler semejante cantidad de misiles elevará la moral del Ejército en la guerra en curso contra los grupos terroristas", declaró el general a Sputnik.

Asimismo, señaló que Siria en un futuro próximo podría obtener de Rusia sistemas modernos de defensa aérea para fortalecer la capacidad defensiva del país.

El general egipcio observó que los ataques con misiles de los países occidentales contra Siria fueron bastante limitados.

"Creo que los golpes fueron de naturaleza limitada, ya que los tres Estados (EEUU, Reino Unido y Francia) trataron de evitar cualquier confrontación con Rusia", señaló Mazlum.

A su juicio, los golpes tenían la función de mostrar "buena cara al mal tiempo" tras las atrevidas declaraciones beligerantes de Estados Unidos y sus aliados.

Estados Unidos, el Reino Unido y Francia dispararon el 14 de abril 103 misiles de crucero contra Siria, 71 de los cuales fueron interceptados por la defensa aérea del país árabe.

Análisis: Ataque a Siria: “Justicia” por conveniencia

 

Rasoul Goudarzi

Estados Unidos, junto a sus aliados franceses y británicos, lanzó un ataque con misiles contra instalaciones de las fuerzas armadas y la infraestructura civil de Siria. Esto lo hizo sin la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

En este artículo pretendemos estudiar esta agresión, considerando la situación en Siria, el deber de la ONU y el doble estándar de Occidente respecto a los derechos humanos, como muestran los casos de Arabia Saudí en Yemen e Israel en Gaza.

Situación en suelo sirio antes del ataque

Este ataque tripartito se produjo en momentos en que las tropas sirias estaban eliminando los últimos rastros de los terroristas en su país, tras el anuncio de la derrota de Daesh en sus territorios. Además, hace una semana, lograron retomar el pleno control de la ciudad siria de Duma, su último bastión en el enclave de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, la capital de Siria. Teniendo en cuenta esta situación que se presenta en suelo sirio, huelga decir que a Damasco no le hace falta lanzar un ataque químico, más aun cuando está recuperando las últimas zonas de Duma, y menos para dar una excusa a sus enemigos para que se involucren en una guerra. Además hay que señalar que el Gobierno sirio, bajo la supervisión del Consejo de Seguridad de la ONU y la coordinación de Rusia y EEUU, entregó en 2013 todo su arsenal químico, y según los observadores carece de este tipo de armas.

Ataque sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU

Justo coincidiendo con estas victorias y avances del Ejército sirio, EEUU planteó el alegato del uso de armas químicas en Duma. Pidió una reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad para recibir así su autorización y proceder a una intervención en Siria. Cuando vio fracasar su plan, debido al veto de Rusia, trató de convencer a sus aliados para hacerlo. De esta manera recibió el visto bueno del Reino Unido y Francia, haciendo oídos sordos del anuncio de Damasco de su plena disposición para colaborar con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas en aras de despejar cualquier duda al respecto. Washington afirmó que con o sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU reaccionaría ante este caso. Lo sorprendente radica en que ni siquiera los propios EEUU tienen pruebas fehacientes de que sí ha habido un ataque químico ni quién ha sido su autor. En este contexto, el jefe del Pentágono, James Mattis, admitió en el Congreso: "Ha habido varios ataques de este tipo. En muchos casos, usted sabe que no tenemos tropas, no estamos involucrados en el terreno allí, así que no puedo decir que tegamos pruebas, a pesar de que contamos con muchos indicios de medios y redes sociales de que se usó cloro o sarín". Sin embargo, ignorando a la ONU y las advertencias de Rusia, los tres países atacaron diferentes puntos del territorio sirio con misiles que impactaron en centros de investigación y militares del país árabe.

El ataque se llevó a cabo como había prometido EEUU, sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, situación que pone en cuestión, una vez más, el rol de este consejo cuyo principal deber es mantener la paz y salvaguardar la soberanía de los países miembros e independientes.

Actuar a favor de la “justicia” para Siria, no para Arabia Saudí e Israel

Después del comienzo de los ataques, el mandatario de EEUU, Donald Trump, y la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ofrecieron sendos discursos en los que hablaron de ética y de la necesidad imperante de actuar para salvaguardar la vida de los inocentes, especialmente de los civiles, en Siria. May insistió en los más de 70 muertos en el supuesto ataque químico del pasado sábado en Duma, y lamentó que entre las víctimas hubiera muchos civiles. Sus palabras acerca de la moral y la ética de EEUU y sus aliados se producen cuando, a varios kilómetros de distancia, en el otro extremo de Oriente Medio, Arabia Saudí masacra al pueblo más pobre del mundo árabe, Yemen, y ha dejado más de 13 mil muertos.

Según Unicef, entre las víctimas mortales de este conflicto, los niños son 5 mil, y de acuerdo con la ONU, la vida de unos 20 millones de personas está en peligro. Arabia Saudí utiliza allí armas prohibidas, pero no solo no tocan este tema de la pérdida de vidas humanas, sino que también le venden armas modernas en plena guerra. Además, Siria mantiene una dura lucha contra los terroristas dentro de su propio territorio y está dispuesta a colaborar con las organizaciones competentes. Riad, por su parte, está invadiendo otro país soberano y ni siquiera hace caso a las demandas de la comunidad internacional y de la ONU.

Lo mismo pasa con el régimen israelí que está masacrando, desde hace semanas, a los ciudadanos palestinos en la Franja de Gaza, y ya ha dejado decenas de muertos y miles de heridos, sin recibir amenazas por parte de los “defensores” de los derechos humanos.

Resulta curioso que, por casualidad, estos tres países que atacaron Siria sean los mismos que hace poco recibieron la visita del príncipe heredero saudí, Bin Salman. ¿Acaso no son los petrodólares saudíes los que inician o provocan una guerra? O ¿Sigue siendo Siria el ring de las potencias mundiales?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente